Pastel de carne picada y patata

Pastel de carne picada y patata

La receta de este Pastel de carne picada con patatas, es como la mayoría de las que traigo al blog, viene de mis recuerdos lejanos de infancia y juventud, pues era un clásico dentro de dias señalados o de fiesta en muchas casas, sobre todo donde había niños y hombres con buen apetito,  gustaba a todos y esto evitaba protestas y malas caras a la hora de ponerse a comer.

Recuerdo comerla en casa de mi tía Pilarin y me encantaba por la costra crujiente que dejaba el queso gratinado.

Es ideal para hacer la receta desde cero, pero también sirve para aprovechamiento de unas sobras de Ternera guisada, a la  que podemos añadir alguna cosilla más como unos guisantes o unas pechugas de Pollo o Pavo asadas, o a la plancha, bien picadas para hacer un pastel grande.

Este tipo de pasteles proceden de la gastronomía Inglesa, pero el guiso de la carne de ternera es un Ragout, y este procede de la cocina Italiana.  Sabemos que es mundialmente famoso; gracias a la emigración al nuevo Mundo, los Irlandeses e Ingleses llevaron su Pastel de carne y patatas Shepherd’s pie o pastel del Pastor, aunque ellos lo hacian con carne de cordero.

Según algunas fuentes, en las Islas Britanicas se da otro Pastel este es el cottage pie, hecho con carne de Vaca, originalmente, difería por llevar las patatas en rodajas en vez del puré. Recibe ese nombre porque las rodajas de patata daban un aspecto similar al de las tejas de la cabaña o cottage, y de ahí el nombre, a pesar de que hoy en día es más común preparar este pastel con puré.

Espero que os guste esta receta y os aficinéis a comer este rico pastel, puedes preparar por separado los ingredientes de un día para otro, para dejar solo el montaje y gratinado para  hacerlo un poco antes de que lleguen los invitados a casa, os encantará y si queda un poco para el día siguiente, mejor.

 

Ingredientes:

Para el puré de patatas

  • 600 gr. patatas chascadas
  • sal
  • 60 gr. leche
  • 15 gr. mantequilla o aceite oliva
  • 60 gr. queso rallado Cheddar
  • pimienta
  • nuez moscada
  • queso parmesano rallado para espolvorear

Relleno de Carne:

  • 1/2 cebolla dulce mediana
  • 3 zanahorias
  • setas de cardo frescas o boletus deshidratados
  • 2 dientes ajo sin germen
  • aceite de oliva virgen extra
  • 5oo gr. carne picada mezcla
  • sal y azúcar al gusto
  • Tomillo, albahaca, romero, orégano y perejil una pizca de cada uno
  • 6 cucharadas de salsa de tomate frito casero
  • ½ vaso de Vino blanco o en su defecto una copita de coñac( no se pone alcohol si van a comer niños pequeños)
  • Un poco de pan rallado
  • Queso Parmesano rallado, al gusto

Elaboración del Puré:

  1. Cocer las patatas sin pelar, para que no absorban más agua de la necesaria, añadiendo media cucharadita de sal, unos 20 minutos o hasta que la spinchemos y comprobemos que están en su punto
  2. Las dejamos atemperar  unos 5 mintos para poder quitarles la piel sin miedo a quemarnos.
  3. Cortarlas en trozos y pasarlas al pasa-purés, o escacharlas con el tenedor si no os gusta un puré muy fino.
  4. Añadir la leche, mantequilla o aceite, queso rallado Chedar, pimienta y nuez moscada y mezclar.
  5. Reservar en un bol tapado con film, en mi caso, en manga pastelera con boquilla rizada.

Elaboración de la carne:

  1. Cortar en brunoise las hortalizas; Cubrir el fondo de una sartén con aceite de oliva virgen extra y comenzamos por pochar a fuego lento la cebolla, seguidamente añadimos zanahoria y ajos bien picaditos hasta que estén blandos, de 10 a 15 minutos a fuego lento-medio.
  2. Seguidamente añadimos las setas frescas cortadas también en brunoise, remover y dejar unos 3 minutos.
  3. Salpimentamos la carne, le añadimos las hierbas y especias elegidas y la sofreiremos removiendo constantemente para que nos quede suelta , unos 10 minutos, hasta que cambie de color.
  4. Agregamos el vino blanco o coñac y dejamos evaporar el alcohol, otros 10 minutos a fuego medio bajo.
  5. Agregamos el tomate frito casero; Si añadimos salsa de tomate casero el tiempo se reduce pues ya lo tenemos cocinado.
  6.  Seguimos manteniéndola en el fuego otros 10 o 15 minutos más, hasta que la salsa quede bien ligada y no rezume aceite ni grasa(si mientras la cocinamos, vemos que la carne,quedara un poco seca, añadir un poco de caldo de pollo)
  7. Si al finalizar este paso nos queda demasiada grasa, debemos escurrir ese exceso de liquido y grasa.
  8. En una fuente engrasada y espolovoreada de un poco de pan rallado, ponemos en el fondo la primera capa de carne, cubrimos seguidamente de una capa de Puré de patata, alisándola con una espátula .En mi caso la he puesto con una manga y boquilla rizada pastelera. Espolvorear con queso parmesano rallado.
  9. Meter a horno pre-calentado a 200º, unos 10 minutos o hasta que el puré tome color.

 

Nota:

Si añadimos tomate fresco rallado, añadiremos una pizca de azúcar y sal y lo cocinaremos dejando reducir el agua que soltará el tomate fresco, unos 15 minutos más.

Mi consejo es tener siempre unos botes de salsa de tomate casera y también unos botes de sofrito, pues nos saca de muchos problemas de última hora.

Espero que disfrutéis la receta

 

Mil hojas de pasta brick con crema Pastelera y Frambuesas

Mil Hojas de Pasta Brick con crema Pastelera y Frambuesas (6)

Un Domingo sin postre, es como un día de Playa sin Sol y eso en mi casa no mola nada, así que la solución más rápida fué estos Mil hojas de pasta brick con crema pastelera y frambuesas; cuando hay invitados y el menú se lleva más tiempo del que pensabas, descubres que solo te queda media hora para preparar un postre ¿que hago en media hora? pues una tartaleta grande con hojaldre que guardas en el congelador, relleno de crema pastelera y fruta fresca encima o un mil hojas como este; ya que tenía los ingredientes en mi frigo y dicho y hecho, “habemus postre” en un plis plas.

La Pasta brick se guarda bien en el frigorífico, siempre que la mantengamos en el mismo envase en que se compra y este, esté cerrado hermeticamente, pues esta pasta se seca rapidamente y al trabajarla podría quebrarse con facilidad.

También podéis congelar las hojas que os sobren después de abrir el paquete eso sí, en el cajón de hacer hielos de manera que quede la bolsa zip muy plana.  Esta pasta es de origen Tunecino y Marroquí, es de sémola y a la hora de utilizarla con comodidad, se aconseja utilizar un spray de agua o mantequilla derretida sobre todo en los bordes de las obleas o cuadrados.

El segundo ingrediente de la receta, también contribuyo por su elaboración, a que el resultado del postre fuera tan rápido. En esta ocasión utilice el microondas para hacer la Crema Pastelera, nada más y nada menos que en 7 minutos, así de fácil, si probáis a hacerla, ya no volveráis al método tradicional.

Con lo mal que llevamos la gestión del tiempo, leer esta esta técnica de elaborar la crema en el blog de Ester Clemente, fué una revelación, es rápida, te ahorra un monton de tiempo y el resultado es el mismo; con la ventaja que mientras enfria la crema para pasarla a la manga pastelera, vas preparando la fruta o el azúcar glass.

Montar los Pasteles es coser y cantar, todo muy rápido y con un resultado fantástico, tanto de presencia como de apetitoso a la hora de comerlo.

Solo queda ver la cara de sorpresa y satisfacción de tu Familia o Invitados.

Ingredientes para 4 personas:

  • Pasta Brick(3 cuadrados por pastel)
  • Mantequilla fundida
  • Crema Pastelera
  • Frambuesas
  • Azúcar glass

Elaboración de la Crema Pastelera rápida:

Ingredientes:

  • 500 ml. de leche entera
  • 1 pizca de canela
  • La ralladura o piel de un limón sin pesticidas
  • 2 ó 3 yemas de huevo tamaño L(al gusto, yo pongo 3)
  • 100 gr. de azúcar
  • 40 gr. de Maizena
  • Esencia de Vainilla al gusto

Elaboración:

  • Batido 2 m
  • Cocción 5 m
  • Tiempo total 7 m
  1. Hechar en una jarra o bol alto, la leche, las yemas de huevo, el azúcar, la maizena, la vainilla y la pizca de canela y batir con la batidora hasta que todos los ingredientes se integren y que de un batido bien homogéneo.
  2. Pasar el batido a un bol apto para el microondas (yo utilizo de cristal) pero pasarlo por un colador, para evitar grumos de última hora.
  3. Programar 3 minutos al micro a 800 w de potencia, abrir el micro y remover con un batidor mezclándolo bien y programar otros 2 ó 3 minutos más a la misma potencia.
  4. Sacar del micro y volver a remover con el batidor para dejarla cremosa y fina.
  5. Tapar con papel flim a piel (pegado a la superficie de la crema) y cuando este tibia dejarla en el frigorífico o pasarla a una manga pastelera  para montar los pasteles.

Elaboración del mil hojas:

  1. Sacar con mucho cuidado la pasta brick del paquete y extenderla sobre una superficie plana, pintar las hojas con mantequilla derretida y cortar en cuadrados iguales.
  2. Meter a horno precalentado a 160º hasta que coja un poco de color, si se tuesta demasiado puede partirse facilmente ya que es muy frágil.
  3. Una vez frías, colocar un cuadrado de pasta brick, poner con una manga la Crema Pastelera y una capa de frambuesas encima, colocar otro cuadrado de pasta brick y de nuevo una capa de Crema pastelera y otra de frambuesas, hasta formar el mil hojas de la altura que a vosotr@s más os guste.

Solo me queda desearos un feliz Domingo saboreando este fácil y estupendo postre

Sopa de Verduras, Pollo y Fideos

SOPA DE VERDURAS POLLO Y FIDEOS (2)

Preparar el menú de la cena es mucho más sencillo que el de mediodía, esta claro, muchas noches incluyo una sopa o crema de verduras, de lo que sea, nos encanta.  Además en estos días de Otoño e Invierno alegra el cuerpo, nos da el calor necesario para soportar los días lluviosos y húmedos en los que el frío te cala muy dentro.

Esta Sopa de verduras y Pollo es un básico de la cocina,pero ya sabéis que los ingredientes varian según existencias en el Frigorífico, puedes añadir Jamón de Teruel para dar un sabor más intenso, unos ramilletes de Brocolí, guisantes, no hay límite para los ingredientes.

El caldo de verduras hay que tenerlo preparado en el frigo o congelador si no es así, siempre está la solución de tener en la despensa unas cajas de caldo comprado de verduras o Pollo, pero yo soy partidaria de hacerlo en casa, los caldos comprados pueden llevar un nivel alto de sal y tanto la sal, como el azúcar, hay que limitar su consumo por nuestra salud.

Ingredientes:

  • Carne de redondo de Pollo ( puede ser pechuga o contramuslo, lo que tengáis en casa)
  • 1 Patata grande
  • 1 Tomates mediano o dos cucharadas de tomate triturado
  • 1 Nabo tamaño mediano
  • Un trozo de Calabaza
  • 1/2 rama de Apio
  • 1 Zanahoria
  • 1/2 Calabacín
  • 1 Puerro (la parte blanca
  • 1 cebolleta tierna
  • Fideos gordos o pasta de conchas etc…
  • caldo de verduras ( 500 ml. )
  • sal
  • aceite de oliva vírgen extra

Elaboración:

  1.   En primer lugar lavar y secar las verduras (cebolleta, puerro, patata, calabaza, zanahoria, nabo, apio, y calabacín) y procederemos a cortarlas en cubos más bien pequeños todas ellas.
  2. Poner una olla o cazo al fuego con aceite de oliva Virgen Extra, y saltear la carne de Pollo (en este caso era Pollo asado y lo hice al final, despues de las verduras) cortada en cubos, la salteamos y reservamos en un plato.
  3. Seguidamente añadimos las verduras al aceite y salteamos unos minutos hasta ver que la cebolla empieza a estar transparente, añadir las cucharadas de tomate triturado y seguimos dando unas vueltas a todos ingredientes.
  4. Añadir el caldo de verduras y llevar a ebullición; en ese momento añadir la pasta y el Pollo y dar el punto de sal a la sopa.  Cocer en Sopera normal 20 minutos.  En olla a presión 10 minutos.
  5. También podéis aromatizar la sopa con azafrán, o hierbas como el Tomillo, el Perejil etc…
  6. Solo queda servirla y disfrutar de su calor, sabor y aroma.

Feliz cena.

 

 

 

 

 

 

 

Patatas con Jamón de Teruel y EspárragosTrigueros

Patatas con Jamón de Teruel y Espárragos Trigueros (3)

Nunca agradeceremos lo suficiente, a los Conquistadores de Ámerica, el regalo que trajeron al mundo conocido, las patatas.

Las patatas llegaron a España entre 1580 y 1585 y procedian de las regiones Andinas de America del Sur; llegaron primero a España y desde aquí se extendio su cultivo por toda Europa.

Este túbérculo tan humilde que ha sido comida de Reyes ( Luis XIII de Francia fué el primero en probalas e introducirlas en su dieta, más tarde Luis XVI implanto y popularizo su cultivo y consumo en toda Francia)  se convirtio en un alimento tan importante en la dieta de los Europeos que entre 1841 y 1851,   la plaga de “tizon tardío” o “Mildiu”  mato u obligo a emigrar a otros Paises a 2000.000 de personas solo desde Irlanda.

Si os interesa el tema lo encontraréis en este enlace https://es.wikipedia.org/wiki/Gran_hambruna_irlandesase h

Son versátiles y tienen un papel importante en la cocina,  de las más variadas formas y maneras.  En esta receta van cocidas y este guiso de Patatas con Jamón de Teruel y espárragos trigueros, es uno de esos platos de cuchara que harán las delicias de nuestra familia en estos días de frío.

Para los guisos de patatas estas deben llevar un corte especial, al que llamamos “patatas chascadas”. por si alguien se preguntara que es chascar las patatas hay que decir que es muy sencillo, Lo que tenemos que hacer es en lugar de cortar, partirlas rompiendo el final de cada trozo. Es decir, comenzamos el corte con el cuchillo y a mitad de este las “arrancamos” separándolas, empujando el final del trozo, en lugar de seguir cortando con el cuchillo.
Con este procedimiento ayudamos a que los estofados o guisos de patatas espesen gracias al almidón que contiene la patata liberándolo poco a poco durante el cocinado del guiso.

 

Ingredientes:

  • 1/2 kg. de Patatas
  • 1 manojo de Espárragos trigueros o verdes
  • 1 cebolla pequeña o 1/2 grande
  • 3 ajos tiernos
  • 50 gr. de Jamón serrano o ibérico
  • 1 vaso de vino (Manzanilla o Fino de Málaga)
  • 1/2 litro de agua
  • 50 ml. de nata de cocinar o leche evaporada
  • Aceite de oliva Virgen Extra
  • sal, pimienta blanca
  • Perejil

Elaboración:

  1. Pelar y cortar los espárragos en trozos y cocer hasta tenerlos al dente, reservar el caldo de coerlos para añadir a las patatas y sacar los espárragos a un bol con agua con hielos, dejar reposar.
  2. Cortar en brunoise la cebolla y los ajos tiernos y el perejil, resevar.
  3. Pelar las patatas lavarlas y “chascarlas” ya que por este procedimiento, sueltan el almidón que contienen y engordan el caldo o salsa del guiso, reservarlas.
  4. Comenzamos poniendo una cazuela al fuego con aceite de oliva virgen extra, sofreimos la cebolla, el ajo verde y el perejil que teniamos cortado, dar unas vueltas y cuando este pochado añadir el jamón cortado, rehogar y añadir las patatas, salpimentar.
  5. Seguir rehogando junto a la cebolla y ajos, añadir el vaso de vino Manzanilla o Fino, dejar evaporar el alcohol y seguidamente incorporar el agua de hervir los espárragos, deben estar cubiertas, dejar cocer hasta ver que las patatas están casi hechas.
  6. Añadir los esparragos y la nata o leche evaporada, (un par de cucharadas nada más) dejar cocer 5 minutos más. Rectificar de sal ai hace falta.
  7. Las setas las he pasado por la plancha nada más y las he colocado como complemento en este plato.
  8. Si tenéis otro tipo de seta más carnosa, podéis rehogarla y añadirla a las patatas el mismo tiempo que los espárragos
  9. Espolvorear el plato al servirlo, si se quiere, con un poco de cebollino cortado en brunoise.

Espero que os haya gustado esta receta, es fácil y os gustará

 

 

Nudos de pan con ajo y queso Parmigiano

Nudos de Pan de ajo y queso Parmigiano (1)

El día 16 de Octubre se celebra el Día mundial del Pan, y para celebrarlo hice estos nudos de pan con ajo y queso, una manera diferente de comer buen pan hecho en casa, aromatizados con un buen aceite de oliva Virgen Extra variedad Arbequina, ajo y coronados con un queso Parmegiano que quita el sentido, aunque podéis elegir cualquier tipo de queso curado y Español, claro está.

A diario en muchisimos barrios de las ciudades, comemos la conocidísima baguette, esa que cuando Ana Biscayene le muestra a un Francés autentico en el programa sobre el Pan de el Comidista, este Señor se horroriza al ver ese ese producto al que llamamos Baguette, aquí, en nuestro pais.

Una Baguette es una barra que mide, según los canones de la Panadería Francesa, unos 5 o 6 centrimetros de ancho, por 3 o 4 de alto y 85 centimetros de, máximo, de largo; su corteza es crujiente  no se reblandece con el paso de las horas y se convierte en chicle, y con una miga esponjosa.

Por eso recomiendo que deberíamos saber más del mundo del Pan, pero del de cada día, sin chorradas, de lo que le cuesta a un Panadero levantarse y sacar un buen producto despues de estar toda la noche currando y así día tras día para mantener un oficio ancestral y necesario cada día.

Me va este mundo, me encanta comer buenos panes y desde luego, aún sin tener los mejores utensilios o el mejor horno, consigo sacar buen pan en mi cocina.
Esta receta esta hecha por el método directo, sin prefermentos o masa madre, esta sacada de este blog , es muy conocida en la red.

Con harinas de supermercado y una fermentación en nevera, este es el resultado, más fácil imposible.

 

Nudos de Pan de ajo y queso Parmigiano (4)

Ingredientes:

  • 200 g de agua
  • 360 g de harina, mitad de fuerza, mitad panadera
  • 25 g de aceite de oliva virgen
  • 5 g de levadura de panadería liofilizada
  • Media cdta. de sal
  • Un diente de ajo
  • Un huevo batido para pintar
  • Queso parmesano rallado al gusto

Elaboración:

  1. Mezclamos el agua con la harina de fuerza y la harina común, y dejamos reposar 20 minutos. Este reposo facilita el amasado posterior.
    Pasados los 20 minutos, agregamos a continuación la levadura de panadero, la sal y el aceite, y amasamos a mano o con robot, como más os guste hasta que se la masa absorba todo el aceite.
  2. Pelamos el ajo y lo majamos en un mortero o lo pasamos por un prensa ajos ya que este gachet de cocina lo deja muy prensado y fino.
  3. Lo agregamos a la masa. Seguimos amasando hasta que el ajo se incorpore por completo a la masa y esté fina y elástica. Hacemos una bola con ella y la ponemos en un bol engrasado, tapada con plástico p àño de algodón y la dejamos en la nevera toda la noche.
  4. A la mañana siguiente sacarla del frigorífico y dejarla en la encimera para que la masa coja calor 30 minutos, la pasamos a la mesa o encimera y la desgasificamos aplastándola con la mano.
  5. La masa pesará unos 600 g. Podéis dividirla en 12 trozos de 50 g si son para hacer pequeños bocadillos o 2n 25 gr. para que sea panecillos de un solo  bocado.
  6. Yo los he  cortado en trozos de 60 gr. para hacer con ellos unos bocadillos un poquito grandes.
  7. Boleamos o rodamos cada trozo de masa sobre la encimera para hacer un cilindro de unos 22-25 cm.
  8. Formamos un nudo con cada rollo de masa y los vamos poniendo en un papel de horno sobre una bandeja, dejamos un buen espacio entre ellos para que no acaben pegándose al levar.
  9. Espolvoreamos los nudos con un poco de harina y los tapamos con un paño. Esperamos que doblen su volumen; pueden tardar por lo menos un par de horas más o menos.
  10. Cuando los nudos estén fermentados los pintamos con el huevo batido y los espolvoreamos con el queso tecien rallado, el queso tendrá más aroma y saldra más grueso, de esa manera evitaremos que se tuesten demasiado.
  11. Metemos la bandeja a horno precalentado a 210º C y cocemos los nudos 12-13 minutos (sin aire) en el nivel bajo del horno, sacar cuando empiecen a tener color doradito.
  12. Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.

Los nudos de pan de ajo son tiernos por dentro y tienen una corteza crujiente al primer bocado, su sabor a ajo no es excesivo y el aceite aconsejo la variedad Arbekina, son una delicia.