Pastel de Tortillas

PASTEL DE TORTILLAS 066

Aunque este Pastel de Tortillas  bien podría pertenecer a la etiqueta “A la Ya…quelim” no lo es, viene de muy lejos en mi recetario, años 70, vista en una revista dominical de un periodico, aunque debo decir que  los ingredientes y la presentación de este que véis aquí, no tienen nada que ver con aquel primer pastel de Tortillas.

No hay nada en la cocina que nos facilite y resuelva alguna cena improvisada como unas Tortillas, estas serán con cualquier alimento que se nos pueda ocurrir, desde las sobras de unas Verduras o Patatas asadas a unas Salchichas, Pollo asado o Pescado, en fin creo que los huevos, las patatas, el jamón y el pan hacen un fondo imprescindible de nevera y despensa y yo añadiría el tomate y las latas de conserva, en fin, todo un festín venga quien venga y a la hora que se le apetezca.

En este caso quiero aclarar que incluí la Tortilla de Bacalao porque en este momento tenía Bacalao desalado en el congelador.  Tengo la costumbre de comprar Bacalao entero y desalarlo en casa, para guardarlo en el congelador y poder utilizarlo cuando surge una receta o una situación en que este pescado nos apetece.

Ingredientes:

Para las Tortillas:

  • 9 Huevos (3 huevos para cada una)
  • 1 paquete de Espárragos Trigueros
  • 1 Manojo de ajos tiernos
  • 1/2 cebolla tierna mediana
  • 1 Pimiento verde Italiano
  • 1 ajo tierno
  • 1 cebolla tierna pequeña un manojito de perejil fresco
  • 300 gr. de Bacalao desalado
  • 1 Calabacín
  • 1 cebolla tierna
  • 1 patata mediana
  • Sal, Aceite de Oliva Virgen extra

Para decorar las Tortillas:

  • 1 bolsa de Brotes de ensalada
  • Gambas Langostineras o Langostinos cocidos
  • Esparragos Trigueros
  • Salsa Rosa
  • Pan de ajo casero

PASTEL DE TORTILLAS 068

Elaboración:

Primera Tortilla: Esparragos Trigueros y ajetes

  1. Pelar los espárragos trigueros, cortar y deshechar las puntas duras, cocer al vapor 3 minutos para ablandarlos un poco, sacar y reservar pues terminaran de hacerse en la sartén.
  2. Limpiar los ajetes, cortarlos en trozos pequeños junto a los espárragos trigueros. Rehogarlos en la sartén con aceite de oliva Virgen Extra, comprobar el punto de sal.
  3. Cuando estén pochados, escurrir el aceite sobrante (si lo hay) y volcarlos en un bol.
  4. Batir 3 huevos y añadirlos al bol de los espárragos y ajetes, estos deben estar tibios, para evitar que el huevo cuaje en el bol.
  5. Añadir la mezcla a la sartén y cuajar la tortilla por los dos lados a fuego medio, para que la tortilla se haga bien por el centro.
  6. Una vez cuajada la tortilla, sacarla de la sartén y pasarla a un plato y reservar hasta el montaje del pastel.

Segunda Tortilla: Cebolla tierna, Calabacín y Patata

  1. Cortar en láminas finas la cebolla, la patata y el calabacín con la mandolina, si no tenéis mandolina con cuchillo bien afilado.
  2.  Rehogamos todo junto en una sartén con aceite de Oliva Virgen Extra y cuando esté todo pochado, escurrir el aceite sobrante (si lo hay) y volcarlos en un bol.
  3. Batir 3 huevos y añadirlos al bol con la patata, cebolla y calabacín.
  4. Añadir la mezcla a la sartén y cuajar la tortilla por los dos lados a fuego medio, para que la tortilla se haga bien por el centro.
  5. Una vez cuajada la tortilla, sacarla de la sartén y pasarla a un plato, reservar hasta el montaje del pastel.

Tercera Tortilla: Bacalao desalado y Pimiento verde

  1.  Aquí os dejo el enlace a la elaboración de la tortilla de bacalao.
  2. Una vez cuajada la tortilla por los dos lados, sacarla de la sartén y pasarla a un plato, reservar hasta el montaje del pastel.

Montaje del Pastel de Tortillas:

  1. Colocar en el fondo de la fuente de presentación la tortilla de calabacín, ajetes y patata, cubrir con una ligera capa de lactonesa casera.
  2. Encima colocar la tortilla de bacalao y cubrir con un poco de lactonesa.
  3. Por último colocamos encima la tortilla de Espárragos trigueros y ajetes.
  4. Adornamos los bordes del Pastel de Tortillas con brotes de lechugas, y toataditas de pan de ajo caseras, aquí os dejo el enlace a la receta.
  5. Encima del pastel colocar las gambas cocidas y una cucharadita de Huevas de Mujol.

Como podéis ver es facíl y versatil, todo dependera de los ingredientes que queráis usar vosotras y vosotros.

Este pastel es ideal en verano como otros de los que hay en el blog, son aptos para meriendas y cenas informales e incluso cumpleaños, barbacoas y todo tipo de celebraciones, es apetitoso y atractivo a la vista y gusta a todo el mundo.

Espero vuestros comentarios, El Fogón Ilustrado y yo estamos en Facebook, Google+ y Pinterest.

 

 

 

 

 

 

Pizza Mexicana

029

Dada nuestra afición y gusto por las pizzas caseras estas tienen que ser tamaño grande, tamaño bandeja de horno, en nuestra casa siempre son rectangulares y las porciones generosas.

Esta Pizza Mexicana esta hecha con la misma forma o presentación que las que se ven en Roma y muchas otras ciudades italianas y que venden por raciones.   “Pizza al Taglio” como la llaman los italianos (traducido Pizza al corte) o Pizza Rústica, esta es horneada en grandes bandejas rectangulares y es muy popular en Italia por ser una forma rápida de alimentarse y además barata ya que la original solo suele llevar salsa de tomate y queso. Es la comida rápida de los Italianos,  muy popular en Roma, Sicilia y sobre todo en Génova.

Por supuesto ahora se hace con todo tipo de alimentos como verduras, hortalizas, carne picada salchichas, salami y cualquier ingrediente que pueda apetecernos.

En casa, ya sabéis que las Pizzas las incluyo en mi etiqueta “A la Ya… quelim” pues esta será, según lo que en ese momento y día, haya en mi nevera.
Hoy toca una Pizza Mexicana, esto no quiere decir que haya una pizza especifica de esta nacionalidad, simplemente me he inspirado en algunos de los ingredientes tipicos de esta cocina y especialmente en la receta de Fajitas que tanto nos gustan y que aún no he colgado en el blog.
Además hace tiempo que quiero meterme en la gastronomía de este país donde tengo tantos lectores y a los que les estoy muy agradecida, por seguir las recetas e incidencias de este Fogón Ilustrado.

026

Ingredientes:

  • 4 filetes de pechuga de Pollo grandes
  • 2 pimientos verdes italianos
  • 1/2 pimiento rojo  (de los de asar)
  • 2 dientes de ajo (sin el germen)
  • 1 cebolla morada pequeña
  • 1/2 cebolla dulce de tamaño grande
  • 1 vaso de tomate triturado
  • 1 Cayena (opcional)
  • 1/2 cucharadita de pimenton picante (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y Pimienta
  • Orégano, Albahaca y Cilantro o Perejil

Elaboración:

La masa:

La receta de la masa la encontraréis aquí 

Las cantidades de los ingredientes y el procedimiento serán los mismos, pero eliminaremos el paso de añadir hierbas provenzales a la masa.

Elaboración de las verduras y Pechugas de Pollo:

  1. Cortamos los pimientos en tiras un poco gruesas y las cebollas en tiras finas.
  2. En una sartén poner un chorreón de aceite de oliva virgen extra y añadir las cebollas, saltear y cuando veais la cebolla que comienza a ablandarse, retirarla bien escurrida de aceite, a un plato y reservarla.
  3. En la misma sartén añadir las tiras de los pimientos y un poquito más de aceite si hace falta y saltear los pimientos unos 10 minutos, sacar bien escurridos del aceite y reservar.
  4. Cortar las pechugas en tiras, salpimentar y cuando la sartén este muy caliente añadirlas tiras de pechugas y dar unas vueltas hasta que empiecen a tomar color, sacar y reservar.
  5. El siguiente paso es hacer la salsa de tomate para fondear nuestra pizza, añadimos un poco de aceite si es necesario y rehogamos los dientes de ajo triturados o cortados muy menuditos, añadimos el tomate triturado, la sal, la pimienta, el pimentón picante y la Cayena más las hierbas aromáticas cortadas muy finitas o en su defecto hierbas aromáticas secas.
  6. Freir nuestra salsa de tomate 10 minutos, dejar enfriar en un bol.

Montaje de la Pizza:

  1. Enharinar la mesa de trabajo y poner la masa para estirarla con las manos, si queremos acelerar el proceso de estirado, lo mejor es coger un rodillo. Dar la forma que más os guste, redonda o rectangular.
  2. Ayudaros del rodillo para trasladar la masa a la bandeja. Lo mejor es estirar la masa sobre un papel de horno donde coceremos la Pizza.
  3. Una vez estirada la masa es cuestión de ir poniendo los ingredientes:
  4. En primer lugar la salsa de tomate casera, encima un puñado generoso de queso de fundir, mejor mozarella, pero sirve cualquiera.
  5. Pondremos las tiras de cebolla y las de pimientos y encima las tiritas de pechuga fritas, añadimos otra capa de queso y espolvoreamos un puñado de hierbas aromáticas por encima, en mi caso han sido secas o deshidratadas, estas nunca me faltan aunque hay mucha diferencia de sabor con las frescas.
  6. He añadido un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra por la Pizza y al horno precalentado a 190º

Añadir Cayena y Pimentón picante a la salsa de tomate es opcional, es lo tipico de la cocina Mexicana pero si hay niños no es aconsejable, en casa nos gusta pero con moderación.

Aquí os dejo el enlace al resto de Pizzas que tengo en el blog

Estaba buenísima, acompañada por una ensalada de lechuga Trocadero tierna, con vinagreta de aceite de Oliva v. e. y vinagre de Módena y para beber nada como una Cerveza Coronitas, como no.

Espero que os decidáis a probarla, seguro que os encanta, espero vuestros comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pakoras

Pakoras, Salmorejo Cordobés y Libritos de Pechuga de Pollo

Hoy como aperitivo empezamos con unas Pakoras, unos deliciosos buñuelos especiados de la Gastronomía Hindú, cuya peculiaridad esta en que la harina que se usa es de garbanzo y son condimentados con una mezcla de sus ricas especias como el Garam Masala.

Son, ni mas ni menos, que unos buñuelos con verduras de todo tipo como las espinacas, zanahorias ralladas, berenjena, tomate calabacín etc.. puedes rallar las verduras y mezclar varias, como he hecho en esta receta o puedes hacer la masa con la harina de garbanzo y rebozar en ella una sola verdura, las que se hacen solamente con de cebolla se llaman “bhajis” pero también  pueden hacerse de pollo o de queso, eso si, hay que tener claro que es un plato muy calorico pero no debe importaros, no váis a comerlo todos los días ¿verdad? pues a disfrutarlo, que de vez en cuando que no hace daño.

Siempre recomiendo que ya que cada día tenemos que comer, que sea mezclando sabores, texturas o presentaciones nuevas, ahora lo tenemos fácil pues se encuentra de todo en los super.  Con la comida es importante mantener cierta curiosidad por descubrir recetas nuevas, tanto de nuestro país como de otros, con los mismos alimentos de cada día y enriquecemos nuestro bagaje cultural y Gastronómico.

Ahora vamos con las Pakoras, estas pueden servirse como snak para comenzar una comida acompañadas de salsa picante u de yogur, pero también nos sirven como acompañamiento de platos de carne o pescado.

En esta ocasión las he presentado como podéis ver con unos libritos de Pechuga de Pollo y un Salmorejo fresquito, que les apetecía más que una salsa picante, con el calor que hace no era lo más aconsejado.

Ha sido  Miriam El Invitado de Invierno quien me ha dado la idea, pero midiendo las cantidades a mi manera.

Ingredientes:

  • 6 cucharadas grandes de harina de garbanzo
  • 3 de harina de arroz
  • 1 cucharada de bicarbonato o levadura tipo Royal, yo prefiero esta última
  • sal.
  • Agua fría la que admita
  • Especias: Semillas de cilantro macahacadas, comino, nuez moscada, chile en polvo o en su defecto 2 cayenas secas sin las simientes, clavo y gengibre rallado fresco.
  • Zumo de limón (2 cucharadas)
  • Brócoli cocido al vapor
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 trozo de calabacín rallado ( a vuestro gusto)
  • 1/4 de cebolla dulce o tierna

Elaboración:

  1. En primer lugar tamizar y mezclar en un bol las harinas, la sal y las especias machacadas en un mortero y añadir agua la que admita, debe quedar una masa algo espesa, tipo tortitas o creps, reservar 30 minutos.
  2. Cortar y lavar los ramitos de brócoli y cocerlos 5 minutos en agua hirviendo, (mejor en una vaporera) sacar enfriar y reservar.
  3. Pelar y rallar la zanahoria con la mandolina y el trozo de calabacin que teniamos reservado, (yo no pelo el calabacín nos gusta su piel verde igual en cremas que rebozado o frito)
  4. Cortar la cebolla en brunoise.
  5. Mezclar en el bol todas las verduras cortadas y ralladas  con la masa que tenemos preparada.
  6. Con una cuchara de helado (o dos cucharas soperas) coger la masa y freir en una sartén honda o cazo con aceite de girasol o mantequilla clarificada (ghee) las Pakoras, es importante que el aceite este muy caliente para  que queden crujientes al sacarlas de la sartén.
  7. Freirlas 2 ó 3 minutos por cada lado, al sacarlas de la sartén colocarlas sobre papel absorbente, debemos evitar que quede la fritura aceitosa. Con este método conseguiremos unos fritos crujientes.

Y ya tenemos nuestras ricas y deliciosas Pakoras.

Si tenemos en casa alguien a quien la verdura no le gusta mucho, esta es una buena receta y ocasión para que lo haga, os encantará y no dejaráis ni una en el plato.

También puede utilizarse el calabacín o berenjena en rodajas, yo utilice varias verduras y hortalizas porque nos gusta más este tipo de mezcla.

Es una buena opción para poner en la mesa en estas noches de verano en esas cenas informales con amigos, también os dejo enlaces a otras recetas que os gustarán, eso espero.

 

 

 

 

 

Espirales de Pasta con Mejillones en Salsa de Vieiras

ESPIRALES CON MEJILLONES EN SALSA DE VIEIRA 007

Una receta de Pasta con mayúsculas, Espirales con Mejillones en Salsa de Vieiras, un plato estupendo para recibir a la familia o invitados, la pasta gusta a todo el mundo y este plato será muy bien recibido, tiene la cualidad de que esta hecho con ingredientes de primera, de manera muy rápida y con un excelente resultado.

Ya sabéis que en este país tenemos muy buenas conservas y que esto abre un mundo lleno de posibilidades en la cocina, no solo para poder hacer en casa un picoteo, sino para hacer otras elaboraciones.   Una buena conserva de Menestra de calidad o de Espárragos de Navarra (en bote de cristal, siempre tengo alguna) me soluciona un primer plato en días en que mis actividades me limitan el horario que quiero dedicarle a la cocina.

Tenemos las mejores conservas de pescado del mundo, somos una Potencia mundial, sin olvidarnos de esas conservas de Caza o de Lomos y Costillas de Cerdo en aceite que han arreglado muchos pucheros, los inviernos de nuestras familias a lo largo de toda la vida.  Los grandes cocineros Españoles han incorporado a sus creaciones las conservas, desde Ferrán Adriá, a Quique dacosta, Paco Roncero, Andrés Madrigal Marcelo Tejedor y muchos otros.

Tener una despensa bien provista de latas es todo un acierto, siempre tendremos un día un poco especial en que ya por capricho o por algún imprevisto las conservas son la luz o la solución para cocinar buenos platos, en mi caso el Arroz Negro con Sepia de playa, es mi especialidad, pero siempre hay latas de Calamar en su tinta como solución a un arroz negro rápido.

Os aconsejo que probéis a tener en cuenta las conservas para salvar muchos de estos apuros, son una gran solución.

Una de esas conservas que va muy bien hacer en casa, es la de bonito, estamos en época de bonito y no cuesta tanto tiempo como parece, aunque este verano asusta el pensar o hacer planes de poner conservas por las temperaturas tan altas que estamos soportando, pero vale la pena un poco de esfuerzo y tener la despensa bien abastecida en invierno.

Aqui os dejo una receta rápida y estupenda.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 ó 2  latas de mejillones en salsa de vieiras.
  • 150 gr. de Espirales de pasta (75 gr. por persona de espirales de pasta, o 100 gr. según calculemos el apetito de nuestra familia) )
  • Media cebolla.
  • Medio pimiento rojo.
  • 1 tomate maduro
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
  • Caldo de pescado.
  • Azafrán en polvo.
  • 1 pizca de pimentón rojo (dulce o picante, al gusto de cada uno)
  • Perejil fresco.

Elaboración:

  1. Poner una olla con agua abundante y 7 gramos de sal por comensal.  Hervir los minutos que indique el fabricante en el paquete, debe quedar al dente, si se pasa de cocción nos quedara una pasta pegajosa y blanda.
  2. Saltear las gambas en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, reservar hasta que estén frías y se puedan limpiar de cabeza y cáscara.
  3. Poner al fuego una sarten con aceite de oliva virgen extra y saltear el ajo, la cebolla y el pimiento rojo todo ello cortado en brunoisse.  Añadir el tomate pelado, pespepitado y pasado por un rallador o batidora, sguir rehogando 2 minutos más.
  4. Cuando este todo bien pochado, añadir la salsa de vieira que hay en las latas de los Mejillones, la pizca de pimentón dulce y la pizca de azafrán disuelta en unas cucharadas de caldo de pescado.   Remover, la salsa no debe quedar muy espesa o seca.
  5. Añadiremos las piezas de mejillones, más las gambas rehogadas y limpias en el último momento y removeremos bien para que la salsa envuelva la pasta.
  6. Una vez cocida la pasta colarla y no pasarla por el agua del grifo, directamente añadirla a la salsa y remover en el fuego 2 minutos más.
  7. Servir directamente decorando con perejil fresco.

Cuando queremos hacer platos de pasta lo ideal es tener la salsa hecha con anterioridad.  Mejor del día de antes o de unas horas antes.

La Pasta para comerla en su punto debe calcularse el tiempo de cocción que indica el fabricante, si este indica 8 minutos la coceremos en agua 6,  pues una vez cocida la colaremos y la añadiremos a la sartén u olla donde tengamos la salsa y allí terminara su cocción.

 

Victoria Sponge Cake

Bizcocho Victoria 043

Una de mis tartas favoritas ha sido siempre la Tarta de Nata y Fresas, la versión Española, con bizcocho genovés o bizcocho de yogur, rellena en el centro de nata y mermelada de fresas y despues cubierta de más nata y más fresas encima, me entusiasma, pero desde que navego por Internet y conocí la Victoria Sponge Cake me declaro adicta total a esta tarta de Nata y Fresas.

El origen Real y Aristocratico de esta tarta la ha hecho famosa en el mundo entero.   Esta Tarta era la preferida de la Reina Victoria de Inglaterra, ya que se servía en Palacio todos los días a la hora del té, de ahí que tomara tanta fama y se sirviera en todos los salones glamurosos y aristocraticos de toda Europa y el resto de las Colonias Inglesas.

Aunque por la red pueden encontrarse diferentes versiones, la tarta tiene como base dos bizcochos entre los cuales se pone una capa de mermelada de Fresas o Frambuesas y una capa muy generosa de crema de nata azucarada.  La superficie del bizcocho que queda encima se cubre con azúcar glass y a veces unas fresas o Frambuesas frescas para dar la nota de color rojo que llama tanto la atención, en este caso la cubierta de la tarta también lleva nata y esto es porque en casa gusta más que el azúcar glass.

El bizcocho es jugoso y la fórmula no puede ser más fácil, su fórmula es  muy sencilla y casera.  ¿Que aficionado a la cocina, no tiene en casa harina, azúcar, aceite o mantequilla, huevos y levadura? el peso de sus cuatro ingredientes debe ser el mismo, escepto la levadura que logicamente debera ajustarse al peso de la cantidad de harina y eso es algo fácil de calcular ya que en los sobrecitos de levadura nos indica que cantidad lleva y es necesaria para la harina que vayamos a utilizar.

Por si no os queda claro el tema de la dosificación de la levadura es la siguiente:

Unos 5 gramos por cada 100 gr. de harina.

Un sobrecito de Royal tiene 16 gramos: esto es suficiente para bizcochos de unos 300 gr. de harina. Pero se ha de tener en cuenta siempre la cantidad ındicada en la receta. No se puede agregar más levadura pensando que nuestro pastel subira mucho más, esto es un error.  Si se agrega demasiada el resultado será, que después del horneado el bizcocho se hundira en el centro apelmazandose y quedando un bizcocho apretado e incomestible.

Y sin más consejos que dar, espero que probéis esta deliciosa Tarta Victoria Sponge Cake !ah! en esta ocasión hago la fórmula de Alma Obregón que lleva como materia grasa aceite de oliva virgen extra de graduación baja para que no predomine el sabor a aceite.

No soy partidaria de mezclar aceites pero si no tenéis aceite de oliva suave, podéis mezclar la mitad de oliva y la mitad de girasol, yo lo he hecho en recetas de Magdalenas y queda muy bien.

Esta receta se hace con dos moldes de igual medida, 20 cmts. se divide la misma cantidad de masa para cada uno y se obtienen dos bizcochos de igual peso y diametro;  en mi caso he utilizado un solo molde de 24 ctms. una vez frio partí el bizcocho por el medio para rellenarlo. Tener moldes para toda la repostería que se esta viendo por la red es muy bonito pero a veces imposible por el espacio de almacenamiento que se necesita.

Bizcocho Victoria 045

Ingredientes:

  • 150 ml. de aceite de oliva v.e. suave
  • 150 grms. de azúcar
  • 150grms. de harina
  • 1 1/2 cucharadita de levadura química
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla Bourbon

Ingredientes para el relleno y decoración

  • 1 bote de mermelada de fresas
  • 1 caja de nata para montar de 500 mlgs.
  • Fresas al gusto
  • 4 cucharadas de azúcar glass

Elaboración de la nata montada:

  1. Poner en el congelador el recipiente y las barillas con que vamos a montar la nata, cuanto más frío esté mejor montará y  más consistencia tendrá la nata.
  2. Cuando lo tengamos frío es aconsejable poner el bol dentro de una olla o recipiente más grande para rodearlo de cubitos de hielo, de esta manera la nata monta mucho mejor.
  3. Añadir la nata al bol y comenzamos a batir, cuando comience a tomar cuerpo añadimos el azúcar glass.  La nata coge mas cuerpo con el azúcar y en unos segundos, cuando este bien integrado, dejamos de batir y la reservamos en el frigorífico bien tapada.
  4. No conviene pasarse mucho tiempo batiendo la nata pues corremos el riesgo de que se corte y tendremos mantequilla por un lado y el suero por otro, pero esto también puede aprobecharse, aunque de eso hablamos en otro momento.
  5. Yo particularmente os aconsejo batir la nata en dos veces para evitar salpicaduras al montarla, con menos trabajo queda mucho más consistente.

Elaboración del bizcocho:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos y enharinamos los moldes, en mi caso 1 solo molde de 24 cm de diámetro o los rociamos con spray desmoldante que es mucho más cómodo.
  2. En un bol, tamizamos la harina y la levadura química y reservamos.
  3. Por otro lado, en otro bol, batimos el azúcar y los huevos y cuando comiencen a espumar añadimos el aceite hasta que estén bien integrados.
  4. Incorporamos la vainilla y la harina y mezclamos a velocidad baja hasta que la masa sea homogénea.
  5. En caso de utilizar dos moldes, pesamos la masa y la repartimos equitativamente entre los dos moldes engrasados .
  6. En mi caso añadí toda la masa a un solo molde de 24 ctms.
  7. El tiempo de horneado dependerá del tamaño del molde. Se puede abrir el horno par apinchar la masa con una brocheta a partir de los 20 minutos para evitar que la masa se baje al abrir la puerta del horno.
  8. Horneamos 25-30 minutos a 180ºC o hasta que los bordes del bizcocho se separen ligeramente del molde y al introducir un palillo salga limpio.
  9. Dejamos enfriar y desmoldamos cuando el molde esté templado al tacto y depositamos el bizcocho sobre una rejilla.
  10. Igualar el bizcocho con ayuda de un cuchillo de sierra o una lira si nos ha quedado abultado en el centro.
  11. Abrimos el bizcocho por la mitad y le añidimos una capa de nata abundante, y encima una capa de mermelada de fresas.
  12. Colocamos la otra parte del bizcocho encima y añadi otra capa generosa de nata.
  13. Meterla al frigorifico y colocar las fresas de adorno 15 minutos antes de servir la tarta, justo par ala sesión de fotos.

Espero que la probéis, os encantará