Mejillones al vermut

mejillones-al-vermut

Los mejillones al vermut es una delicia del mar con sabor italiano, ya que su salsa esta hecha con un vermut de marca muy conocida por todos nosotros, sobre todo sus chicos y chicas Martini, todos muy guapos.

Según la pagina web de Turismo de Galicia, el mejillón gallego se ha convertido en el primer producto del mar que consigue tener denominación de origen en la Unión Europea. Galicia es, junto con los Países Bajos, el mayor productor mundial.

El consumo humano de los mejillones, se remonta al origen de los tiempos. He visto en algunos documentales, y he leído en algunas revistas, que se han encontrado conchas en yacimientos prehistóricos; eso nos prueba que eran consumidos en abundancia.

Para nosotros es uno de los productos que da el mar y que más nos gusta, tiene muchas posibilidades, se pueden cocinar de muchas maneras, en Suquet, Paellas, Tortillas, Bullabesa etc. y su precio es otra de las ventajas que le acompañan.

Son ideales en dietas de adelgazamiento, tienen pocas calorías, aportan muchas proteínas y son bajos en grasas e hidratos de carbono, tienen mucho hierro, calcio, potasio, fósforo y cobre pero en cuestión de vitaminas, solo tienen una: la vitamina A.

La campaña natural del mejillón era de Abril a Noviembre, pero ahora al extenderse su crianza en bateas, se puede consumir todo el año, para deleite de nuestros paladares.

Esta receta me la dio mi amiga Paquita, buena cocinera, con la que comparto la misma afición.

tapa-de-mejillones-al-vermut

 

Ingredientes:

  1. 1 kg. de mejillones
  2. Aceite de oliva V. E.
  3. ½ cebolla de Fuentes
  4. 2 dientes de ajo
  5. La parte blanca de un puerro
  6. 3 tomates grandes maduros
  7. 2 cayenas
  8. 1 copita de vermut
  9. 2 cucharadas de pan rallado
  10. 1 vaso de los de agua, de fumet de pescado
  11. Perejil fresco picado menudito
cucharas-de-mejillones-al-vermut

Elaboración:

  • Cortar en brunoise la cebolla, los dientes de ajo, el puerro y reservamos.
  • Hacer con un cuchillo un corte en forma de cruz a los tomates y escaldarlos en agua hirviendo para poder pelarlos posteriormente con facilidad.
  • Cuando están fríos los pelamos, los abrimos y retiramos las pepitas, cortamos en cuadraditos y reservamos.
  • En una olla poner los mejillones con un poquito de vino blanco, los abrirmos para asegurarnos que no hay ninguno en mal estado con barro o suciedad.
  • Quitarlos rápidamente de la olla para evitar que se cuezan demasiado, hay que pensar que luego deberán cocer unos minutos con la salsa.
  • En una sartén poner aceite de oliva y rehogar las verduras.
  • Cuando están pochadas añadir el tomate y seguir cocinando hasta que el tomate se nos deshaga.
  • Cuando tenemos la salsa casi hecha añadimos el vermut y dejamos evaporar el alcohol.
  • Añadimos las cucharadas de pan rallado, removemos y añadimos los mejillones.
  • Añadir el vaso de fumet y dejar 3 ó 4 minutos más en el fuego y listo.

Acompañar esta receta de un pan de Panaderia, crujiente,  hecho del día. Queda prohibido comer estos mejillones con salsa de vermut, con una de esas barritas artificiales que venden en cualquier sitio, me lo agradecereis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>