Champiñones rellenos

  Las tapas se han convertido en uno de los platos básicos de cualquier casa, y desde luego de todos los establecimientos de restauración, por eso traigo aquí estos champiñones rellenos.
  Ofrece la posibilidad de probar varios platos o guisos en miniatura, a la vez que tiene la ventaja, de que su precio es mínimo y permite alargar el presupuesto de una noche de fiesta con los amigos.
  Ayer salí a dar un paseo, y me fijaba en que el reclamo de todas tabernas, cervecerías o bares de toda la vida, es el consabido letrero,  “Hay tapas”
  Lejos quedan ya, los años en que salías un sábado por la noche y cenabas dos platos y postre y estaba todo lleno, si bien ahora, siguen estando llenos los locales, a pesar de la crisis, pero las cenas han cambiado, a la ensalada o a las tapas con las cervecitas.
  La moda, que nos lleva y nos trae como quiere, y en cuestiones gastronómicas, hay que dejarse llevar, porque eso nos permite conocer nuevas y muy agradables cosas.
INGREDIENTES:
  1. 4 champiñones grandes
  2. 100 gr. de jamón de Teruel
  3. 1 puerro
  4. Los troncos de los champiñones
  5. 1 patata cocida, hecha puré
  6. Jengibre  fresco rallado (opcional)
  7. Sal pimienta y aceite de oliva Virgen Extra
  8. Cebolla caramelizada
  9. Queso rallado para gratinar
ELABORACIÓN:
  • Lavar y limpiar bien de tierra los champiñones
  • Quitar los troncos, cortarlos muy menuditos, reservar
  • Cortar el puerro menudito, reservar
  • El jamón cortarlo en taquitos muy pequeños
  • Poner una olla con agua y cuando empiece a hervir echar los sombreros de champiñón, dar vueltas para que se ablanden en el agua hirviendo durante 7 minutos.
  • Sacar y enfriar en agua helada, poner a escurrir para que suelten el agua que hayan absorbido.
  • Mientras escurren los champiñones, rehogar en el aceite de oliva el puerro,  los trocitos de champiñón y el jengibre rallado.
  • Cuando estén casi hechos añadir el jamón y rehogar un minuto más y retirar.
  • Añadir la patata  hecha puré, mezclar fuera del fuego y reservar.
  • Cuando esté un poquito más frio rellenar los sombreros de champiñón con esta farsa y poner un montoncito de cebolla caramelizada encima, meter al horno 10 minutos, sacar y servir.
  Para ablandar los champiñones, he utilizado el sistema de escaldarlos en agua. 
  También podéis hacerlo en aceite a fuego bajo, pero he querido eliminar una cantidad de grasa adicional y dejar solo la que se necesita para el sofrito del puerro y el jamón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *