Muffins de chocolate y naranja

 
La pasta o dulce favorito en nuestra casa a la hora del desayuno son las madalenas.  En nuestra panadería era la estrella de todas las  pastas que se producían en el obrador, eran muy solicitadas, pues la fórmula era la que siempre habían utilizado nuestras madres, abuelas y bisabuelas en nuestro pueblo.

Se amasaban a mano en terrizos de barro cocido, cantidades de 2 y 3 kg. de huevos, mas azúcar, harina y  aceite y suponía un tremendo esfuerzo, pero entonces las cosas eran así, todo era hecho a mano, despues se hacian cajitas como las que llevan actualmente los sobaos de Cantabria,  se llenaban de masa con cuchara y eso costaba horas y horas de trabajo.

Despues llegó la moda de llenar la masa en capsulas de papel tal y como las conocemos hoy y para mayor comodidad nuestra, el llenado cambio  más o menos en 1965 cuando se empezaron a llenar con manga pastelera y tres o cuatro años después, ante la elevada producción de madalenas se  compro una llenadora automática.

A pesar de la mecanización, el producto siguió teniendo la misma calidad pues la materia prima siempre era de primera, por ese motivo quien las probaba siempre repetía y se hacía consumidor habitual.   Lo bueno era que cuando alguien de fuera del pueblo las probaba en casa de familiares o amigos, siempre volvían de vez en cuando al pueblo, a  comprarlas, para llevar a su casa y así es como se extendía el consumo de nuestras magdalenas, mantecados o roscones.

El que tenía amigos o familia en Barcelona, Francia, Madrid y muchos otros lugares, el regalo habitual era llevar pastas del pueblo y hoy pensando en aquella época me siento feliz, a pesar de lo que me costaba pasarme todas las tardes en el obrador, sobre todo en verano, con el calor que hace en esta bendita tierra.

Hago madalenas en mi casa muy a menudo, pero no había hecho ni muffins ni cupcakes y por fin hoy empiezo con uno de estos dulces, los muffins.

El origen de los muffins esta en Inglaterra, se empieza a encontrar referencias de este postre en 1703 y su nombre deriva de la palabra moofin, palabra que deriva de una adaptación de la palabra francesa moufllet (pan suave) y se servia en desayunos o tentempiés incluyendo sabores como fruta o frutos secos, especias y chocolate.

A partir de la década de 1950 se comenzaron a comercializar distintos paquetes de muffins, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, en distintas cafeterías, pastelerías y tiendas de alimentación.

El muffin guarda similitudes con la madalena, pero es un pastelito distinto, debido a que presenta un sabor menos dulce y guarda otro tipo de elaboración, ingredientes, y sabores de toda clase. Se consume habitualmente en el desayuno o merienda.

 

INGREDIENTES:

1.     200 gr. de harina
2.     150 ml. de nata liquida con el 35% de grasa
3.     125 gr. de azúcar de caña
4.     75 gr. de mantequilla
5.     2 huevos grandes
6.     Naranja confitada, cantidad al gusto (opcional)
7.     25 gr. de cacao amargo  marca Valor
8.     . Una pizca de canela molida
9.     Gotas de chocolate
10.   1 una cucharada  de bicarbonato
11.   1 cucharada de levadura Royal

 

La receta original,  lleva ½ cucharadita mezclada de especias, entre ellas  Macis, pimienta, canela y clavo, todo molido
50 gr. de chocolate sin leche en trocitos
La piel rallada de una naranja
La cantidad de chocolate en polvo y sin azúcar es de 50 gr.

ELABORACIÓN:

·       Mezclar los huevos y el azúcar y batir hasta que doble el volumen.
·       Fundir la mantequilla en el microondas en la posición de descongelar durante   un minuto y añadirla  al bol.
·      Seguidamente añadir la harina, las especias al gusto de cada uno, en este caso la canela, el cacao en polvo y Seguir batiendo.
·       Añadir la nata liquida, la naranja confitada, el bicarbonato y la levadura.
·       Seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.
·        El resultado es una masa muy manejable y con brillo
·        Rellenar capsulas de madalena con la masa que hemos obtenido,  adornar con gotas de chocolate incrustándolas un poco en la masa y añadir un trocito de naranja confitada encima.
·       Precalentar el horno a 180º y cocer de 15 a 18 minutos.

Estoy encantada con esta receta, si probáis la masa es un peligro, esta tan rica que te la comerías a cucharadas, los muffins han salido del horno perfectos de altura,
bien cocidos y eso que mi horno me da problemas para cocer bizcochos.

Han salido 15 del horno a las 13 horas, son las 15,24 horas y entre los cuatro de casa quedan 9, son un peligro para la operación bikini, lo advierto, estos será mejor
comerlos en otoño, cuando empiezas las sesiones de gimnasio y así no se quedan tan pegados a la cadera.

Como podéis ver he hecho algunos cambios en la receta original, espero que entendáis las explicaciones que añado sobre los ingredientes originales de la receta  y si
no os queda claro me podéis mandar un mail y os la enviare.
¡Están riquisimossssssssssss!

 

 

!

Post relacionados

One Response to Muffins de chocolate y naranja

  1. He descolgado un trocito de cielo
    Para que al mírate en su espejo
    Sea la felicidad la sonrisa de tu reflejo.

    Buen fin de semana
    Sin distanciarse del optimismo
    Ni asociarse con el pesimismo.

    Un abrazo para saludarte
    Y un beso para despedirte

    María del Carmen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>