Patatas bravas

  La tapa por excelencia en cada bar de este país es sin duda las  tan solicitadas patatas bravas, con una variante importante, según la Comunidad donde se consuman, la salsa.
  Como ya dije en la receta de la salsa brava, en Madrid es solo de tomate y picante, en Aragón son con mayonesa de ajo o alioli y salsa de tomate picante por encima, bueno en algunos bares hasta les ponen kétchup o unas gotas de tabasco  y en Cataluña van acompañadas de un alioli y por encima suelen poner un majado de aceite con guindilla pimentón y vinagre.
  Junto al bocadillo de calamares es, o era las tapas más demandadas en la zona de bares denominada “El Tubo” de Zaragoza, zona de tapeo tradicional, en pleno corazón de nuestra ciudad, situado entre la Calle de Alfonso, Plaza de España, Calle Don Jaime y Calle Méndez Núñez.
  Es un entramado de calles estrechas, restaurado recientemente, tanto los edificios como alguno de sus locales como El Plata, café teatro de variedades y el Restaurante Casa Lac el más antiguo de la ciudad, de España y posiblemente de Europa pues como he leído en uno de los periódicos locales data su apertura de 1825.
  Estoy segura que todo viajero que nos visite no se marchara de aqui sin visitarlo.
  En la foto de abajo se puede ver que he hecho las patatas en forma de cubo y huecas por dentro, a la hora de servirlas las he rellenado de mayonesa de ajo y he puesto un boton de salsa brava encima.
Quedan bonitas ¿verdad? pero lleva muchisimo tiempo hacerlas, asi que al final opte por presentarlas a la manera tradicional.
INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS:
  1. 4 patatas grandes
  2. 1 bol de salsa brava casera
  3. 1 bol de mayonesa de ajo
  4. Aceite de oliva Virgen extra del bajo Aragón
  5. Sal
ELABORACION:
  • Pelar y lavar las patatas, secarlas y cortarlas de manera irregular pero de tamaño parecido.
  • En una sartén y a fuego bajo confitamos las patatas hasta que comprobemos que empiezan a estar blanditas.
  • En ese punto es cuando daremos más fuerza al fuego y las freiremos hasta que tengan un color doradito medio.
  • Las colocamos en un escurridor para que suelten aceite y las colocaremos en un plato con la salsa mayonesa de ajo y unos chorreoncitos de salsa brava.
  Una buena manera de relajarse en estos días veraniegos es salir a la terraza con una cerveza bien fría, unas patatas bravas, buena compañía y dejar pasar  el tiempo como si el verano no fuera a terminar nunca.
  Que lo disfrutéis.

Post relacionados

One Response to Patatas bravas

  1. […] Las salsas que acompañaban las patatas son salsa tártara y salsa brava. De esta última salsa, me he enamorado porque también es un buen comodín para muchas cosas no solo para acompañar patatas bravas. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *