Gazpacho con brocheta de langostino

Gazpacho con brocheta de langostino
 

 Como en todas recetas tradicionales creo que habrá tantas maneras de hacer un gazpacho como cocineras o cocineros lo elaboren.

  Yo aprendí a hacerlo hace ya 35 años por lo menos, me enseño a hacerlo mi amiga Paquita y desde entonces mi marido, mi hija y yo somos adictos a esta sopa fría.  En el momento en que empieza el calor a agobiar por estas tierras aragonesas, para nosotros no hay nada más refrescante y delicioso que un buen vaso de gazpacho bien frio.
  He ido modificando la receta, adaptándola a nuestro gusto, no le pongo pan, los tomates, cuando empieza el verano los utilizo de rama; cuando ya está entrado el verano y hay tomate cultivado en las huertas de Zaragoza, compro mucha cantidad de golpe, para dejar que maduren en casa y tener tomate bien rojo para el gazpacho, otra parte para darme el gusto de poner algún bote de tomate frito y por último una tercera parte para hacer mermelada de tomate, ya que es una de mis favoritas.
  Ahora en el mes de Julio, es cuando se recoge lo mejor de estas huertas y hay que sacarle provecho, ya sea en ensaladas o licuado en una buena sopa fría.
  Ayer ya me trajo el novio de mi hija tomates de los que cultiva su padre y eso es un manjar, es una delicia, solo al cortarlos ya se aprecia la diferencia entre un tomate cultivado al sol en el huerto casero y lo que se vende en algunos sitios.
  El gazpacho es un compendio perfecto para cubrir tres cosas fundamentales que nos acechan en este tiempo, el hambre, la sed y la lucha contra el calor.
  Cuando tuve tienda de pan y pastelería, tenía de vecina a una Sra. mayor llamada Antonia, ella era de Jaén y me hablaba de cosas y costumbres de su tierra; aunque llevaba muchos años en Zaragoza, nunca dejo de añorar su pueblo y uno de los platos que recordaba cuando me hablaba de los años difíciles de su juventud, era una, llamémosle sopa fría, que se hacía con agua, aceite, vinagre y trozos de pepino pequeños y hojas de hierbabuena, que se tomaba con trozos de pan.
Este pan, era habitualmente el que sobraba a diario y al quedar duro se comía remojado; esta sopa  refrescaba, alimentaba y no se desaprovechaba nada de nada, eran tiempos difíciles y había que agudizar el ingenio para poder comer.
  Actualmente también se hacen gazpachos de sandia, cerezas y de más cosas, pero eso lo dejaremos para otro momento !ah! y el Salmorejo que esta riquísimo y es otro de mis platos favoritos del verano.
Gazpacho con brocheta de langostino (2)
INGREDIENTES:
  1. ¼ de cebolla tierna, de tamaño medio
  2. ½ pimiento verde tipo italiano
  3. 1 diente de ajo, sin el germen
  4. ½ pepino
  5. 8 tomates de rama maduros, de los mas grandes
  6. 2 tomates para licuarlos
  7. Sal,
  8. 4 cucharadas de Aceite de oliva Virgen Extra,
  9. Vinagre de Jerez o de vino blanco(de 4 a 6 cucharadas, según el gusto de cada uno)
  10. Huevos duros de codorniz, 1 por comensal y copa
  11. Langostinos cocidos
  12. Hojas de albahaca fresca
  13. Aceite de albahaca
ELABORACIÓN:
  • Lavar el pepino, el pimiento verde, los tomates y dejar escurrir.
  • Pelar la cebolla y el diente de ajo, quitar el germen del ajo pues repite e incluso a veces amarga un poco, cortar todo en trozos y añadirlo al vaso de la batidora.
  • Pelar y trocear el pepino, limpiar de pepitas y nervios el pimiento verde y trocearlo, trocear los tomates, yo los añado con piel y pepitas porque despues de estar todo batido lo paso por el chino o colador.
  • Batir todo junto hasta dejarlo muy fino, Añadir la sal, 3 cucharadas de vinagre y el aceite, volver a batir y probar para comprobar si el punto de sal y vinagre esta a vuestro gusto.
  • Una vez batido, pasarlo todo por el chino o un colador de malla fina ayudándonos de la maza o mano de un mortero para colar todo, yo siempre añado agua, hay que saber encontrar el punto ideal para que no quede excesivamente liquido pues perdería sabor.
  • Probar y rectificar si hace falta más sal o vinagre.
  • Pasar por la licuadora los dos tomates restantes y poner el jugo que hemos obtenido, en las cubiteras, meter al congelador, también se puede hacer granizado si tenéis robot de hacer helado, y servirlo enmedio de la copa.
  • Cocer los langostinos y los huevos de codorniz.
  • Poner dos langostinos y un huevito duro en una brocheta y colocar en el borde de la copa, adornando con unas hojitas de albahaca y unas gotas de aceite de albahaca.
  • De esta manera serviremos el gazpacho y la tapa todo a la vez.  
  •  Espero que os guste y lo disfruteis en estos dias de calor.

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>