Galletitas de naranja y especias

 

  Llevo muchos días sin hacer cosas dulces, tampoco panes y ya tengo el gusanillo metido en el cuerpo que no me deja en paz,  por lo tanto me he metido en faena y ha valido la pena, el resultado muy bueno, pero muy peligroso, las galletitas están !riquisimas!  bueno, estaban, porque han desaparecido de inmediato.

Son muy sencillas de hacer, no llevan huevo, ni leche o nata, por lo tanto menos calorias.  El tiempo de elaboración, aproximadamente 30 minutos, pero quiero explicaros que yo las amase por la noche y deje la masa en el frigorifico hasta la mañana siguiente, ya que con el calor que hacese cortan mejor y no se estropean al colocarlas en la bandeja de horno.

Estas galletas se las recomiendo a mi amiga Laura, le gustaran mucho a su familia, a sus nietos sobre todo y su elaboración no le quitara mucho tiempo libre.
Espero que las probeis porque desde luego, enganchan.

INGREDIENTES:

  • 175 gr. de mantequilla fría

  • 250 gr. de harina

  • ½ cucharadita de especias, jengibre molido, canela, nuez moscada

  • La ralladura de una naranja

  • 75 gr.  de azúcar blanquilla

  • 2 cucharadas de agua fría

ELABORACIÓN:

  1. En un bol poner la harina, la mantequilla, la piel rallada de la naranja y la cucharadita de especias.
  2. Trabajar todos los ingredientes de igual manera que la masa quebrada, mezclando con los dedos hasta conseguir que quede como migas
    de pan finas.
  3. Incorporar el azúcar y el agua y seguir amasando hasta formar una bola con la masa, con todos los ingredientes bien integrados , en este paso
    se puede utilizar el robot o batidora con barillas de amasar.
  4. Formar con  la un par de rollos y envolverlos en papel film, meter en la nevera una hora.
  5. Cuando vayamos a cortar y cocer las galletas, al estar la masa esta dura por efecto del frio, solo necesitaremos un cuchillo bien afilado para
    cortar la masa en discos, que colocaremos en la bandeja, no hace falta pintarlas con huevo o clara, van al horno tal cual.
  6. Meter al horno precalentado a 200º y cocer durante 12 minutos o hasta que empiecen a coger color.
  7. Sacar del horno y con una espátula pasarlas con cuidado a una rejilla para que no se rompan y se enfríen.
  8. Coger un colador pequeñito y espolvorear con azúcar glass y cacao en polvo encima.

!Ummmm! están riquisimas, crean adicción.  Con té frio o una horchata fresquita están de muerte, espero que os gusten.

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *