Paté de centollo sin centollo

 

 

Estamos a las puertas de la Navidad y ya tengo cerrada la carta de menús que  haré estos días.

En una de nuestras comidas es obligatorio incluir el ternasco de Aragón, asado,  lo que en otras comunidades llaman cordero.  En el resto de platos ya libertad para incluir lo que yo quiera, pero me gustan los platos tradicionales como el pato, el pavo y los canalones de pescado que son los favoritos de mi familia.

Por supuesto que habrá pescado y desde luego que alguna tapa, y he pensado que una que nos encanta y que desde que la vi en Webos fritos la hago muchas veces cuando tengo invitados, es el Paté de centollo sin centollo, esta de muerte, de bueno.  Lo he probado en varias recetas, como relleno de merluza al horno, en croquetas y otras varias que ya os daré a conocer.

Pero mi receta favorita es la que ellos proponen, comerla como paté para untar en tostadas, a todos nos encanta y en esta Navidad volverá a estar en mi mesa.

No creo que haya alguna persona que no conozca su blog, pero si la hay, solo tiene que pinchar aqui podrá conocer de cerca un montón de cosas interesantes.

 

 

Ingredientes para 5 personas:

  1. 1 lata de anchoas
  2. 1 lata de mejillones al natural, es imprescindible, no deben ser en escabeche o con otras salsas, si son naturales hechos en casa al vapor mejor.
  3. Palitos de surimi frescos sin congelar yo utilizo los de Krisia
  4. 2 cucharadas de mayonesa
  5. 1/4 de cebolla dulce pequeña
  6. 1 vasito de chupito de vino fino seco
  7. Se puede añadir 1 huevo duro picado
  8. Palitos de pan para formar la charlota de presentación

Elaboración:

  • Lavar las anchoas si consideráis que pueden tener exceso de sal y si es el caso, dejarlas escurrir el agua sobrante.
  • Poner en el vaso de la batidora la misma cantidad de palitos de surimi, anchoas y mejillones, mas el trocito de cebolla.  Batiremos hasta conseguir una textura espesa apropiada para untar en tostadas.
  • Añadir la mayonesa y el vino y volver a mezclar con la batidora o a mano, como queráis.
  • El siguiente paso es cortar 4 palitos más en trozos muy pequeños, muy pequeños, añadir a la mezcla y remover con una cuchara, ya no se debe utilizar la batidora, debe quedar los trocitos a la vista para dar la sensación de gusto y de vista, de que se trata de la carne de un centollo.
  • Si se quiere añadir huevo duro ahora es el momento, probarlo y ver si el sabor es de vuestro gusto.
  • Para mí la proporción es la adecuada, todo depende del gusto personal de quien lo hace.
  • Puedes servir el paté en una bonita rabanera o recipiente de cristal rodeado de tostadas, si tienes el caparazón de un centollo o buey de mar ya la sensación de autenticidad sera total o en chalotas como la que veis aquí.
  • Yo me decanto por las chalotas, resulta muy original como presentación, colocar el paté en un aro de presentación engrasado, guardarlo tapado en el frigo, esto hará que endurezca un poco y facilitara el desmoldado, es aconsejable hacerlo el día de antes de comerlo.
  • Por último desmoldarlo en una fuente y rodearlo de palitos, se puede añadir un adorno, y acompañarlo con tostadas en otra fuente.

Como podéis comprobar por las fotos, son de años diferentes, siempre repito este aperitivo porque es éxito seguro.

 

 

 

 

One Response to Paté de centollo sin centollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *