Monasterio de Guadalupe

Desde la vuelta de nuestro viaje por tierras extremeñas he necesitado unos días para poner en orden varias cosas, entre ellas mis fotos y notas sobre el viaje y todavía no he terminado pues este viaje me ha reportado muchas vivencias y experiencias, y necesitaré varios post para plasmarlas aquí.

Los monumentos, la historia que ha quedado reflejada en sus piedras y en sus gentes amables y el paisaje, pisar las mismas piedras que pisaron los romanos y los hispanos de hace 2000 años, es apasionante.
Daré comienzo con la visita realizada al Monasterio de Guadalupe en la población del mismo nombre, el segundo día de nuestro viaje.

 

El Monasterio fue declarado por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad en 1993. En su interior se aprecia el estilo gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico, es decir, desde los siglos XIII al XVIII. Todo en el está perfectamente ordenado, los museos están dedicados a la pintura, los ropajes dedicados al culto, la escultura y los libros miniados, todo ello hecho por los monjes Jerónimos que lo habitaron desde el 22 de Agosto de 1389 fecha en la que se hacen cargo los monjes de la orden de San Jerónimo  hasta que en el siglo 19 son expulsados y despojado el monasterio de sus bienes artísticos, cuando entra en vigor la desamortización de Mendizabal.  actualmente lo habitan los monjes franciscanos.

 

 

Su historia se remonta a 1389, cuando siendo prior seglar del monasterio Juan Serrano,1 el rey Juan I de Castilla otorgó un privilegio por el cual entregaba a la Orden de San Jerónimo la iglesia del santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, lugar en el que, según la leyenda, había sido hallada una imagen de la Virgen a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV, por un campesino de nombre Gil Cordero. La imagen habría estado siglos atrás junto al cuerpo de San Lucas, expuesta en Roma y en Sevilla, hasta que en 714, en plena conquista musulmana de la península ibérica, la imagen fue escondida junto al río Guadalupe, que quiere decir “río escondido”, donde permaneció hasta su descubrimiento por Gil Cordero. Os dejo el enlace a la wikipedia para que podáis leer más sobre la historia de este monasterio.

 

 

El monasterio es una inmensa construcción en la que destacan cinco partes. Podemos ver sobre la plaza mayor (desde el sur): el templo-basílica con su atrio; a su derecha el edificio del auditorium; detrás del templo, el claustro mudéjar, y a continuación, más al norte, el claustro gótico. La mayordomía se encuentra junto al templo en su esquina sudoeste. Ocho torres coronan el conjunto de edificios entre las que destacan la de Santa Ana y la de Portería que enmarcan la fachada del templo, mientras que la de las Campanas domina el conjunto.

 

El día de nuestra visita fue muy lluvioso y frío pero no por eso dejamos de admirar el interior de la basílica  los maravillosos bordados de las ropas ceremoniales de los priores, sus pinturas, esculturas y sus libros miniados, pero lo más extraordinario para mí fue la visita a la sacristía estancia adornada de pinturas en la bóveda  y los muros, mi expresión fue ” Esto es la Capilla Sixtina española” una vez en casa me he dedicado a recabar información y veo que esta calificada como tal.  la adornan 8 cuadros de Zurbaran todos dedicados a enseñar a los novicios las cualidades o principios que representan para alcanzar la perfección en su vida monástica. Para más información aquí os dejo un enlace.

Así como el joyero de la virgen y sobre todo el camarín de la virgen de Guadalupe. También son dignos de ver sus dos claustros y las pinturas colgadas en sus paredes.
Un visita interenatisima y un descubrimiento, la provincia de Cáceres, verde muy verde y una nueva gastronomía  aunque sus productos de primera calidad ya son conocidos y consumidos en mi casa desde hace tiempo, como el jamón, salchichón ibérico o la maravillosa torta del casar.

Me gusta, me apasiona, esta es la expresión adecuada, visitar estos lugares donde se ha desarrollado la historia de este país, me siento tan a gusto en sus claustros, que me quedaría horas y horas imaginando las cosas que pasaron allí.   Guadalupe me impresiono,por todo, como centro histórico y sobre todo como centro de veneración Mariana.

Otros Monasterios o catedrales que me han gustado son Poblet, Santa Mª la Real en Nájera, la Catedral de Gerona o Palma de Mallorca, los claustros me atraen pero en el que mejor me siento, quizás por su cercanía, es en el de el Monasterio de Veruela al que he visitado muchas veces por tenerlo cerca de mi casa, allí me gustaría quedarme una temporada.

También quiero recomendar la visita a la catedral de Roda de Isabena o a la Colegiata de Alquezar, las dos situadas en la provincia de Huesca dos joyas arquitectónicas y cargadas de historia.

El siguiente post será una receta de las que hemos degustado allí, llamada Prueba, carne de cerdo guisada.

Post relacionados

2 Responses to Monasterio de Guadalupe

  1. CancunSteve dice:

    Es muy interesante conocer acerca de las diferentes veneraciones a la Virgen María con nombres homónimos en España y después aquí en América, como lo es Virgen de Guadalupe pero no es sorprendente del todo, ya que ella es la misma, ¨ Madre del Verdadero Dios por quien se vive ¨ como se dio a conocer a San Juan Diego en México, y en la actualidad no solo ha traspasado literalmente “el mar” sino también el conocimiento de ella en diferentes idiomas.
    Por otro lado de la madre patria España no solo nos ha llegado el nombre de la Virgen de Guadalupe, sino los deliciosos platillos que se ofrecen en este magnifico sitio del Fogón Ilustrado .
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>