Category Archives: Bizcochos

Bizcocho de Yogur

Bizcocho de Yogurt 003

El Bizcocho de Yogur es un clásico en muchísimos hogares, lo probé por primera vez en casa de mi suegra hace muchos años.  Ella y sus hermanas lo hacían divino, les salia muy crecido y jugoso, estaba buenísimo, todavía las tías siguen haciendo un bizcocho fantástico.

Nos aficionamos a el y las tartas de los cumpleaños de mis hijos pasaron del clásico bizcocho genovés, a llevar de base este bizcocho.  Cuando eran adolescentes, seguía haciendo las  tartas de los cumpleaños de mi hija con el y pasaron a ser las favoritas de las amigas de mi hija y de nuestros amigos.

No hemos cambiado de gustos, sigue siendo nuestro bizcocho  favorito, aunque ahora me dedico más a hacer dulces pequeños como Profiteroles o Galletas para picar algo pequeño y dulce con el café.

Paseando por la red vi esta fórmula y me gusto más que la que lleva solamente el yogur ;  debo decir que yo había hecho la mía  añadiendo 100 ml. de nata y batiendo las claras a punto de nieve, pero me decanto por esta receta que saqué del blog la cocina de Auro;   lleva el yogur  más  la leche y sale más ligero, espero que os guste y preparéis uno para esta tarde para que  podáis disfrutarlo con la familia o amigos frente a un chocolate caliente,  ya que con el frío invernal que nos sacude y la cercanía de la Navidad parece que el tiempo nos  invita a quedarnos en casa  bien calentitos.

Bizcocho de Yogurt 002

Ingredientes:

  1. 4 huevos
  2. 100 gr. de azúcar (para montar las claras)
  3. 80 gr. de azúcar (para montar las yemas)
  4. 1 yoghurt
  5. 1 cubilete de aceite (yo le pongo girasol, es mas suave)
  6. 50 gr. de leche
  7. 230 gr. de harina
  8. sal
  9. 1 cdita rasa de impulsor (levadura tipo Royal)
  10. 1/2 cdita. de bicarbonato
  11. Ralladura o aroma de limón
  12. Azúcar glass para adornar el bizcocho con plantilla

Preparación:

  • Preparar un molde(el mío mide 24 cm. x 8 cm) forrar la base con papel especial de horno y engrasarlo todo con la ayuda de una brocha, espolvorear la base con azúcar  y reservar
  • Precalentar el horno a 180º
  • Separar claras de yemas.
  • Montar las claras con una pizca de sal, batir a mano o con batidora eléctrica y  cuando empiecen a montar, añadir 100 gr. de azúcar sin parar la batidora (si se hace en amasadora lo mismo) hasta que veamos que se ha formado un merengue firme y reservar.
  • Montar las yemas con el azúcar, cuando las yemas blanqueen, añadir el yogur y la ralladura de limón, batir hasta que quede bien incorporado.
  • Seguidamente hacer lo mismo con el aceite y la leche, hasta que quede una masa homogénea.
  • Añadir la harina con la levadura y el bicarbonato, batir hasta que veamos los “ojos de la masa” entonces tendremos la masa en su punto de batido.
  • Verter este preparado sobre el merengue y con unas batidor de mano ir integrándolo, con movimientos envolventes (no bruscos) el resultado será como si batiéramos una mousse.
  • Verter la masa en el molde preparado e introducir en el horno que ya tendremos precalentado.
  •  Como estrene ayer el horno, estuve pendiente de la cocción los 45 minutos que tardo en estar hecho el bizcocho.
  • Precalente el horno calor abajo y arriba y mantuve el bizcocho así 7 minutos, pase a calor abajo porque pensé que cogería excesivo color.  Estuvo 25 minutos con calor abajo y los 13 minutos restantes con calor abajo y aire para conseguir el color deseado.

De momento esta es mi experiencia con los tiempos del horno, todo es cuestión de hacer pruebas hasta que encuentre el tiempo y el modo de cocción correcto y adecuado para cada cosa.

El bizcocho no ha llegado a tarta decorada, a la hora del desayuno y con un chocolate muy caliente  ha reconfortado  el cuerpo y el espíritu de los deportistas super-madrugadores de la casa.

Feliz domingo

Tronco de Navidad con Sabayon de Cava

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Tronco de Navidad, es mi postre favorito.

Tras una fatídica semana, aquejada por un ataque de ciática de lo más brutal e inoportuno la Navidad esta pasando ya su primer puente.

A pesar de el citado problema mi familia y yo hemos disfrutado juntos de la alegría que nos da la Navidad, he recibido la visita de personas a las que quiero y por supuesto he recibido la llamada de mis amigas, también hemos echado de menos, a los que faltan y ya no estarán nunca con nosotros físicamente, pero siempre estarán en nuestro corazón, pero esto es la vida y la vida debe seguir.

Este año he  tenido ayuda en la cocina, es un buen cocinero, hablo de mi hijo y gracias a el todo ha salido según lo previsto.  La receta que sigue a continuación sera la del postre, Tronco de Navidad; llevo ya varios años que los dulces de Navidad los hago yo, no compro nada dulce, les gusta más mi mazapán o el tronco, los cocos, mantecados y otras fruslerías, además otra de las razones por la que hago los dulces es que  me encanta hacerlos, por lo tanto seguiré poniendo en el blog estas cosas en días sucesivos, para subsanar el retraso que llevo debido al problema del que os he hablado.

Este tronco esta hecho con el bizcocho de yogur, receta que he utilizado muchas veces para tartas en los cumpleaños de mis hijos y que siempre gustaba muchísimo.  La manera de elaborar este bizcocho era batir todos los ingredientes juntos, pero yo batía siempre, en primer lugar, los huevos con el azúcar y después añadía el resto de los ingredientes de uno en uno.

En esta receta podréis ver que el proceso también es diferente, pero mejora los resultados finales, pues queda un bizcocho de lo más jugoso, os lo recomiendo, podéis encontrar la receta original aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes:

  1. 4 huevos
  2. 180 gr. de azúcar
  3. 1 pizca de sal
  4. 1 yogur natural ( el vaso del yogur será la medida utilizada para el aceite)
  5. 1/2 vasito de aceite de girasol o aceite sin sabor
  6. 50 ml. de leche
  7. Ralladura o aroma de limón
  8. 230 gr. de harina
  9. 1 cucharadita de impulsor (levadura tipo Royal)
  10. 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

Elaboración:

  • Si queremos hacer una tarta redonda enmantecar y enharinar un molde de 24×8 cm. en este caso el molde es especial para tener la forma de  tronco de árbol.
  • Precalentar el horno a 180º
  • Separar las claras de las yemas y montar las claras con una pizca de sal, cuando empiecen a estar duras y montadas añadir la mitad del azúcar hasta conseguir unas claras a punto de nieve, cuando estén montadas y tengamos el merengue bien firme, se podrá poner el bol hacia abajo y no se moverán ni se caerán, reservar .
  • En otro bol montaremos las yemas con el azúcar hasta que doblen su volumen, en ese momento añadimos el yogur, mezclamos, añadimos la leche, el aroma de anís y el aceite seguir batiendo hasta que obtengamos una mezcla lisa y homogénea.
  • Mezclar  la harina con la levadura química y el bicarbonato, pasarlo por un cedazo, jarra o colador que la airee poco a poco hasta incorporarla toda  a la masa.
  • En ese momento dejar la batidora eléctrica y con un batidor o pala de goma, manualmente,    añadiremos con movimientos envolventes y suaves, las claras a punto de nieve hasta que todo quede bien mezclado, tendrá la textura de una mousse.
  • Poner la masa en el molde y hornear, alrededor de 40 minutos, como siempre digo cada una conoce su horno a la hora de cocer bizcochos, cuando lleve 20 minutos apagar la parte de arriba y seguir solo con el aire(turbo) otros 20 minutos más, utilizar un palito de brocheta para saber si está cocido en el centro.
  • Mi horno es viejo y siempre tapo los bizcochos al principio,  para evitar que se oscurezcan demasiado pronto, y me da buenos resultados.
  • Una vez frío el bizcocho lo baño de chocolate de cobertura para bañar tartas y le agrego algún adorno y lo acompaño de un Sabayon al cava, resulta exquisito, vale la pena tener paciencia y hacerlo.  En mi caso lo hago a mano y nunca se ha cortado.

Espero que os guste y os atreváis a hacerlo, me lo agradeceréis.

 

 

 

 

 

 

Rosas de Navidad

 

 

Hoy os traigo una receta muy rica y especial para estos días, unas Rosas de Navidad.

Para estas fiestas que se nos avecinan hay innumerables postres y dulces, nacionales y de otros países pues actualmente gracias a la literatura gastronómica y a Internet, disfrutamos de mucha información sobre este tema.

A mí me encanta hacer dulces y probar diferentes sabores y estas me han cautivado por el toque de sabor que le dan las especias más la mantequilla, son deliciosas a solas o con un café, té o mejor aun, un chocolate, con esto último ya sería, sublime.

Pero si que es el complemento perfecto para una merienda, en estos días fríos para compartir con las amigas, el día que celebre mi cumpleaños, que va a ser muy pronto.

 

 

INGREDIENTES:

  1. 250 gr. de mantequilla ablandada
  2. 175 gr. azúcar de caña
  3. 375 gr. de harina
  4. 1 sobre de levadura Royal
  5. 1 cucharadita de canela molida
  6. 1 cucharadita de nuez moscada
  7. 1 cucharadita de jengibre molido
  8. 3 cucharadas de miel
  9. 4 huevos
  10. 150 gr. azúcar glasé

ELABORACIÓN:

  • Precalentar el horno a 180º
  • Mezclar la harina con la levadura, canela, nuez moscada y jengibre.
  • Batir los huevos hasta que doblen su volumen, mezclar con la mantequilla fundida.
  • Añadir la mezcla de harina y especias y batir a baja velocidad hasta que todo este bien mezclado.
  • Pincelar el molde con mantequilla y poner la masa en los moldes.
  • Meter al horno, cocer a 170º de 18 a 20 minutos.
  • Comprobar si está cocidas con un pincho de brocheta.
  • Una vez frías, des-moldar y espolvorear con azúcar glass.

Otra opción de servicio de estas rosas de Navidad es acompañadas de una copa de un buen cava, un vino de Jerez, un Oporto o un Pedro Ximénez.

Los muñecos y detalles para colgar del abeto, son de fieltro y también me dedico a ese tipo de trabajos manuales.

 

 

 

 

 

 

Muffins de chocolate y naranja

 
La pasta o dulce favorito en nuestra casa a la hora del desayuno son las madalenas.  En nuestra panadería era la estrella de todas las  pastas que se producían en el obrador, eran muy solicitadas, pues la fórmula era la que siempre habían utilizado nuestras madres, abuelas y bisabuelas en nuestro pueblo.

Se amasaban a mano en terrizos de barro cocido, cantidades de 2 y 3 kg. de huevos, mas azúcar, harina y  aceite y suponía un tremendo esfuerzo, pero entonces las cosas eran así, todo era hecho a mano, despues se hacian cajitas como las que llevan actualmente los sobaos de Cantabria,  se llenaban de masa con cuchara y eso costaba horas y horas de trabajo.

Despues llegó la moda de llenar la masa en capsulas de papel tal y como las conocemos hoy y para mayor comodidad nuestra, el llenado cambio  más o menos en 1965 cuando se empezaron a llenar con manga pastelera y tres o cuatro años después, ante la elevada producción de madalenas se  compro una llenadora automática.

A pesar de la mecanización, el producto siguió teniendo la misma calidad pues la materia prima siempre era de primera, por ese motivo quien las probaba siempre repetía y se hacía consumidor habitual.   Lo bueno era que cuando alguien de fuera del pueblo las probaba en casa de familiares o amigos, siempre volvían de vez en cuando al pueblo, a  comprarlas, para llevar a su casa y así es como se extendía el consumo de nuestras magdalenas, mantecados o roscones.

El que tenía amigos o familia en Barcelona, Francia, Madrid y muchos otros lugares, el regalo habitual era llevar pastas del pueblo y hoy pensando en aquella época me siento feliz, a pesar de lo que me costaba pasarme todas las tardes en el obrador, sobre todo en verano, con el calor que hace en esta bendita tierra.

Hago madalenas en mi casa muy a menudo, pero no había hecho ni muffins ni cupcakes y por fin hoy empiezo con uno de estos dulces, los muffins.

El origen de los muffins esta en Inglaterra, se empieza a encontrar referencias de este postre en 1703 y su nombre deriva de la palabra moofin, palabra que deriva de una adaptación de la palabra francesa moufllet (pan suave) y se servia en desayunos o tentempiés incluyendo sabores como fruta o frutos secos, especias y chocolate.

A partir de la década de 1950 se comenzaron a comercializar distintos paquetes de muffins, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, en distintas cafeterías, pastelerías y tiendas de alimentación.

El muffin guarda similitudes con la madalena, pero es un pastelito distinto, debido a que presenta un sabor menos dulce y guarda otro tipo de elaboración, ingredientes, y sabores de toda clase. Se consume habitualmente en el desayuno o merienda.

 

INGREDIENTES:

1.     200 gr. de harina
2.     150 ml. de nata liquida con el 35% de grasa
3.     125 gr. de azúcar de caña
4.     75 gr. de mantequilla
5.     2 huevos grandes
6.     Naranja confitada, cantidad al gusto (opcional)
7.     25 gr. de cacao amargo  marca Valor
8.     . Una pizca de canela molida
9.     Gotas de chocolate
10.   1 una cucharada  de bicarbonato
11.   1 cucharada de levadura Royal

 

La receta original,  lleva ½ cucharadita mezclada de especias, entre ellas  Macis, pimienta, canela y clavo, todo molido
50 gr. de chocolate sin leche en trocitos
La piel rallada de una naranja
La cantidad de chocolate en polvo y sin azúcar es de 50 gr.

ELABORACIÓN:

·       Mezclar los huevos y el azúcar y batir hasta que doble el volumen.
·       Fundir la mantequilla en el microondas en la posición de descongelar durante   un minuto y añadirla  al bol.
·      Seguidamente añadir la harina, las especias al gusto de cada uno, en este caso la canela, el cacao en polvo y Seguir batiendo.
·       Añadir la nata liquida, la naranja confitada, el bicarbonato y la levadura.
·       Seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.
·        El resultado es una masa muy manejable y con brillo
·        Rellenar capsulas de madalena con la masa que hemos obtenido,  adornar con gotas de chocolate incrustándolas un poco en la masa y añadir un trocito de naranja confitada encima.
·       Precalentar el horno a 180º y cocer de 15 a 18 minutos.

Estoy encantada con esta receta, si probáis la masa es un peligro, esta tan rica que te la comerías a cucharadas, los muffins han salido del horno perfectos de altura,
bien cocidos y eso que mi horno me da problemas para cocer bizcochos.

Han salido 15 del horno a las 13 horas, son las 15,24 horas y entre los cuatro de casa quedan 9, son un peligro para la operación bikini, lo advierto, estos será mejor
comerlos en otoño, cuando empiezas las sesiones de gimnasio y así no se quedan tan pegados a la cadera.

Como podéis ver he hecho algunos cambios en la receta original, espero que entendáis las explicaciones que añado sobre los ingredientes originales de la receta  y si
no os queda claro me podéis mandar un mail y os la enviare.
¡Están riquisimossssssssssss!

 

 

!