Category Archives: Carnes guisadas

Albóndigas a la griega

 

Leyendo el nombre de la receta de hoy, ya se sabe cual es su procedencia o inspiración, Albóndigas a la griega, receta mediterránea total, procedente de una cocina basada en alimentos sencillos, como son verduras y hortalizas, carnes y pescados, añadiendo condimentos imprescindibles como el ajo, el limón, las especias y por supuesto el aceite de oliva, esto hace que sus platos combinen a la perfección la tradición mediterránea y los aromas de una gastronomía tan importante como es la turca y oriental.

Con estas albóndigas y su relleno vuelvo a un plato que nos gusta muchísimo que es la Mousaka, y para la salsa me he inspirado en una salsa típica de la gastronomía griega, llamada Avgolemono, menudo nombrecito, la salsa esta hecha con yemas de huevo crudo y zumo de limón.

He utilizado los ingredientes para la salsa a mi manera como podéis ver más adelante y el resultado ha sido muy bueno, diferente a las salsas a las que están acostumbrados, pero les ha gustado.

Más recetas con berenjena aquí, aquí,

 

Ingredientes:

  1. 500 gr. de carne picada de ternera
  2. 2 huevos
  3. miga de pan (al gusto)
  4. 125 ml. de leche
  5. 1 pellizco de ajo deshidratado
  6. pimienta blanca
  7. perejil picado
  8. sal
  9. Harina para envolver las albondigas
  10. Para el relleno:
  11. 1 berenjena asada
  12. queso feta

Elaboración:

  • Encender el horno o parrilla y asar la berenjena entera, tiempo entre 30 y 40 minutos si es grande.
  • Sacarla una vez este asada y taparla con papel hasta que este fría, entonces procederemos a partirla verticalmente y sacar la pulpa en tiras, desechando la piel.
  • Cortamos el queso feta en cuadraditos y reservamos.
  • En un bol mezclamos la carne picada, la sal, pimienta, el ajo deshidrato  el perejil picado, los huevos batidos y la miga de pan remojada en la leche, si no tenéis miga de pan se puede añadir pan rallado.
  • Mezclar con una espátula y cuando tengamos todo bien amalgamado, dejar reposar 30 minutos para que se mezclen bien los sabores.
  • Pasados los 30 minutos empezar a formar bolas con la mezcla de carne dejando un hueco en el centro que rellenaremos con berenjena asada y un trocito de queso feta, añadiremos más carne picada para terminar de formar la albóndiga y pasaremos por harina, reservamos.
  • Una vez tengamos todas albóndigas formadas, pondremos una sartén honda con aceite de oliva virgen extra, suave y freiremos en ella nuestras albóndigas.

La salsa:

  1. 1/4 de cebolla
  2. perejil picado
  3. 1 cucharada de harina
  4. 2 yemas de huevo cocido
  5. Caldo de pollo
  6. 1 cucharada de zumo de limón

Elaboración:

  • Poner a cocer dos huevos durante 10 minutos, una vez cocidos sacar las yemas y picarlas con un tenedor y reservar.
  • Cortar en brunoise o en la picadora eléctrica, 1/4 de cebolla tierna (de Fuentes) y unas ramitas de perejil.
  • En una sartén añadimos aceite de oliva V.E. y lo rehogamos, cuando ya este rehogado añadimos una cucharada de harina removemos y mezclamos bien, añadimos la cucharada de limón y el caldo de pollo, dejamos hervir 5 minutos. 
  • Rectificar de sal, añadir las yemas de huevo duro y añadir más caldo si fuera necesario, añadir las albóndigas y dejar cocer 5 minutos más. 

Una vez más espero que os guste y espero vuestros comentarios.

 

Conejo con setas al aroma de tomillo y romero

 

Conejo con setas al aroma de tomillo y romero.

Ya estamos terminando el otoño y a las puertas del duro invierno y lo que apetece en la cocina son platos guisados y más condimentados por eso de aportar más calorías al cuerpo; también es tiempo de setas, frutos secos, que con hierbas aromáticas, todo ello como acompañamiento de cualquier carne nos proporcionara un plato contundente y lleno de sabores que disfrutaremos a tope para cargar pilas y afrontar los cambios de tiempo que esta época del año nos trae.

Tengo muchas recetas de conejo que a lo largo de los años he ido elaborando y que voy a ir colocando en el blog poco a poco. Esta es una carne muy apreciada por aquí, pues estaba presente en los montes cercanos y en las pequeñas granjas que había en cada casa de mi pueblo y que eran la base de la alimentación de cada familia, junto con gallinas, pollos y cerdos.

El tomillo también es traído y posteriormente secado y guardado en un frasco, del monte cercano a mi pueblo.

Cuando se vive lejos del mar la dieta es eminentemente carnívora  siempre acompañada de verduras, hortalizas y frutas endémicas de la zona en la que se vive.  Eso cambio ya hace muchos años desde que se propago el cultivo de verduras etc. en invernaderos y así podemos disfrutar todo el año de más variedad de vegetales.

 

INGREDIENTES:

  1. 1 conejo cortado en trozos medianos
  2. chalotas o cebollita francesa
  3. 250 gr. de setas variadas, Champiñón, Níscalo,Seta de cardo etc..
  4. 1 tomate grande pelado y sin pepitas, triturado
  5. 2 zanahoria
  6. Aceite de oliva V.E.
  7. Sal, pimienta negra
  8. 1 bouquet garnie (laurel, tomillo, romero)
  9. 1 copita de brandy
  10. 2 cucharadas de harina

PICADA:

  1. 6 almendras, una cucharadita de piñones
  2. 1 rebanada de pan frito

ELABORACIÓN:

  • Limpiar la zanahoria y cortarla en rodajas gorditas.
  • Limpiar las setas y trocearlas.
  • Para facilitarnos la tarea de pelar las cebolletas, poner un cazo con agua a hervir, añadir las cebolletas  dejarlas dentro un minuto.
  • Retirar el cazo del fuego y cuando estén tibias peladlas.                                                                                                                                                                                                                                                  Salpimentar los trozos de conejo y envolverlos ligeramente en harina, poner aceite de oliva en una sartén, freír y dejar que cojan un color doradito, a fuego no muy alto, pues hay que evitar que el aceite se queme ya que lo aprovecharemos para freír las setas y el resto de los vegetales .
  • Retirar los trozos de conejo a un plato y añadir a la sartén las cebollitas , la zanahoria y las setas rehogar  unos minutos.
  • Añadir el tomate triturado,seguir rehogando unos minutos más y añadir la copita de vino de brandy y dejar evaporar el alcohol.
  • Añadir el ramillete de hierbas aromáticas y rectificar de  sal y pimienta si hace falta.
  • Freír la rebanada de pan y las almendras y piñones, sacar de la sartén a un mortero, majarlo todo junto, añadir 250 ml. de agua caliente removerlo bien y añadirlo a la cazuela donde hemos puesto el conejo con el sofrito de verdura y setas .
  • Tapar y cocer a fuego bajo 40 minutos, removiendo de vez en cuando y si es necesario añadir más liquido a la cazuela, poco a poco.
  • El conejo debe estar muy tierno y la salsa reducida y con cuerpo.

Acompañarlo de  un buen vino tinto de la tierra y !QUE APROVECHE! os parecerá estar comiendo en el monte absorbiendo esos olores y sabores.

Conejo escabechado

 

El conejo escabechado es una receta muy común en muchas otras páginas web, porque esta en el recetario español de todas las comunidades autónomas de este país  era y es, una de las mejores maneras de conservar algunas piezas de caza, junto a las terrinas o embutidos.  Hay pueblos y restaurantes que es su especialidad, aunque ya no son conejos cazados en el monte, si no criados en granjas debido a la gran demanda de esta carne tierna y blanca.

La forma de elaborar la receta de hoy es al estilo que tenían mi madre y otras tías  amigas etc.. el más conocido y el más popular en todas las cocinas, pero hay un pueblo en la provincia de Zaragoza el cual es famoso por que el proceso para elaborar esta receta es diferente pero con unos resultados exquisitos, eso lo dejaré para una próxima receta.

Además de la acidez del vinagre de Jerez  lo que me encanta de esta receta es el sabor y el aroma a las hierbas de monte que lo acompañan, me recuerda a los olores del monte del Castellar, plagado de romero y tomillo donde tenemos a nuestra patrona en su ermita  pero desgraciadamente es un lugar al que no se puede acceder cuando uno quiere, hace unos años se convirtió en campo de maniobras de la  OTAN.

Lugar cargado de historia.   Todavía quedan las ruinas del castillo que  se levanto como fortaleza en el año 1080 en lo alto del monte, ante la confluencia del río Jalón con el río Ebro.

En el año 1091 se le concedió la carta de pueblo  ya que a su cobijo, se acogió una población numerosa; en el año 1111 fue prisión para la reina Doña Urraca, reina de Castilla y León, esposa de  ALfonso I el Batallador fue el mismo rey quien la recluyo tras sus muros por cuestiones de poder y sucesión.   Fue rescatada por sus fieles vasallos los gallegos,  tras ese acontecimiento el rey enfermó y murió sin descendencia, dando lugar a unos hechos y a una  época apasionante y muy interesante de la historia de Aragón y del resto de España.

Espero no aburriros con estas informaciones, pues este blog se trata de recetas de cocina, pero a veces mi imaginación se va dispersando hacia otros derroteros que directa o indirectamente tienen algo que ver con el tema principal.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

1 Conejo

2 zanahorias

1 cebolla

1 ramillete de hierbas aromáticas( laurel, romero, tomillo)

4 dientes de ajo sin pelar

1/2 l. de aceite de oliva virgen extra

125 ml. de vino blanco

125 ml. de vinagre de Jerez

sal, pimienta negra en granos

agua la suficiente para cubrir el guiso.

ELABORACIÓN:

Cortar el conejo en trozos no muy grandes, salpimentar y poner en una sarten a fuego vivo y freír  cuando estén dorados , retirarlos a una fuente y reservarlos.

En la misma sartén o cazuela que hemos frito el conejo, sofreiremos la cebolla, la zanahoria, y los dientes de ajos enteros y sin pelar.

Una vez sofrita la verdura, añadimos el laurel, el romero y el tomillo más  los granos de pimienta.

Cuando tengamos la cebolla y la zanahoria pochadas añadimos el vino blancos  el vinagre.

Ponemos los trozos de conejo en la cazuela, los cubrimos de agua, tapamos y dejamos a fuego suave 40 minutos.

Este guiso hay que dejarlo reposar 24 horas mínimo para que la carne adquiera todo el sabor del vinagre y de las hierbas aromáticas.

La cantidad de vinagre que pongo es menor de la que he visto poner a tías o amigas, pues en casa a la mayoría no le gusta que el guiso este demasiado fuerte.

Si el conejo queréis guardarlo más días, se puede poner en botes con cierre hermético y guardarlo más tiempo.

Espero que os guste y que lo disfrutéis  hay quien dice que es plato de invierno. Sinceramente creo que es un plato para disfrutarlo cualquier día del año.

 

 

Albondigas a la Jardinera

 

 

 

Plato casero donde los haya, comida de la abuela, de la madre, de la suegra; un plato de los que se hacian con mucho tiempo y con mucho amor y que en mi caso, tambien tiene su anécdota.

Te casas y quieres ser la mejor ama de casa del mundo, te enteras de cuales son los platos favoritos de tu flamante marido y uno de ellos son las albondigas  -!que bien, esta chupado! con lo ricas que le salen a mi madre y el mogollon de veces que he visto como las hacia voy a triunfar-  “JA, JA”…  le preparas las albondigas con mucho mucho tiempo y más amor y cuando les inca el diente ?… ! esto esta demasiado blando! !esto no son albondigas, son esponjas!  y  ¿como las hace tu madre?  pues duras, como siempre,como tienen que ser;  en su casa, en la mía creo que queda claro que nos gustaban blanditas.

Bueno, ni la sangre ni las lagrimas llegaron al rio.  Aunque me empeñe en conseguir unas albondigas como las de mi suegra, por cierto, maravillosa suegra y buena cocinera,  mis albondigas no conseguian el aprobado de mi marido.

Tuvo que pasar un tiempo hasta que comprendí que daba igual como estuvieran, de momento las mejores, siempre serian las de su madre, solo habia que tener algo de paciencia y al final las mejores serian las mias, y así fué.

Las albondigas es uno de los platos favoritos de todos nosotros, acompañadas de salsa de tomate, a la jardinera, con salsa verde da igual están estupendas y el punto de textura desde hace muchos años,  intermedio, ni duras ni blandas.

Son buenas aliadas en nuestro frigo, mejor dicho, en nuestro congelador, si preparais el doble de cantidad de las que vais a consumir en una comida, el resto puede ir al congelador y aliviarnos las prisas y falta de tiempo para otro día.

 

 

 

INGREDIENTES:

  1. 1 kg. de carne picada, 600 gr. de ternera-400gr. de cerdo
  2. 3 huevos
  3. 1 diente de ajo picados
  4. Pan rallado (a vuestro gusto o discreción)
  5. 1 chorrito de salsa de soja
  6. 125 ml. de leche
  7. sal, pimienta negra, perejil picado
  8. Harina para envolver las albondigas
  9. Aceite de olia V.E.

PARA LA SALSA:

  1. Aceite de oliva V.E.
  2. 1/2 cebolla pequeña
  3. 2 ajos verdes tiernos
  4. 1 pimiento verde mediano
  5. 1 zanahoria grande
  6. 6 champiñones
  7. medio bote de setas en conserva (en este caso rovellones)
  8. 100 gr. de guisantes
  9. 1 vaso de salsa de tomate casera
  10. 1 chorrito de vino blanco
  11. caldo de pollo

Espárragos de Navarra

ELABORACIÓN:

LAS ALBONDIGAS

  • En un bol mezclar las carnes con los huevos ligeramente batidos, el ajo picado muy menudito, el perejil, la sal,  la pimienta,el pan rallado, la leche y el chorrito de salsa de soja.
  • Amasar la mezcla y una vez este todo bien mezclado o amalgamado lo reservamos en la nevera unos 15 minutos.

LA  SALSA

  • Cortamos las verduritas en brunoise y empezamos a pocharlas en una sartén con aceite de oliva.  En primer lugar, ponemos la cebolla , los ajos verdes, el pimiento verde y la mitad de la zanahoria, rallada.  El resto lo cortamos en rodajitas y las añadimos.
  • Una vez pochado esto, añadir los champiñones troceados y las setas o rovellones, frescos o de conserva, cuando estén  pochadas las setas,  añadir la salsa de tomate mezclar bien y añadir el vino blanco, dejar que evapore el alcohol, añadir el caldo de pollo o el agua con una pastilla de caldo concentrado y cocer la salsa 15 minutos más, reservar.

FINAL DEL PLATO:

  • Sacar la mezcla de carne del frigo,  formar las bolas , pasarlas por harina y freirlas en aceite de oliva V.E.
  • Colocarlas las albóndigas en una olla o sopera y añadir la salsa hasta cubrirlas,  esparcir  los guisantes por encima,  volver a cocer 15 ó 20  minutos aproximadamente.
  • Añadir unos espárragos cinco minutos antes de servir y listas.

Están riquisimas, la salsa, ! peligrosa! sobre todo si tienes a mano un buen pan crujiente y os da por hacer barquitos.

Bueno, que aproveche.

 

 

Ternera en Menestra

La ternera en menestra es un plato contundente, un buen aliado para combatir el frío siberiano que nos azota sin piedad, estos días. Un plato que en casa es tradicional desde siempre, mi madre ya lo hacía, con tiempo, despacito para que la ternera se deshiciera en la boca al primer bocado.
El acompañamiento de este plato de carne ha sido siempre la cebolla, ajo, tomate, guisantes y zanahoria pero a mí me gusta añadir setas, soy fans de las setas y me gusta ponerlas en cualquier guiso y cocinarlas de muchas maneras.
Ingredientes:

  1. 600 gr. de morcillo de ternera
  2. 1 zanahoria grande
  3. Media cebolla grande, de Fuentes (dulce)
  4. 3 dientes de ajo
  5. 1 trocito de jengibre rallado
  6. 1 tomate grande pelado y despepitado, cortado en brunoise
  7. Setas de dos clases a vuestro gusto, yo he utilizado de cardo, fresca de cultivo, seta ostra fresca
  8. Sal
  9. Un toque de 5 pimientas
  10. Perejil
  11. 1 vaso de vino de hierbas, Gran chef
  12. 2 vaso de caldo de pollo y jamón
  13. Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

  • La ternera debe estar limpia de nervios y grasas, y cortada en tacos.
  • Salpimentarla y pasarla por harina, sacudiéndola para evitar que coja harina en exceso.
  • Poner aceite en una sartén y cuando esté bien caliente saltear la carne a fuego vivo, e ir pasándola a una sopera o cazuela.
  • Cortar la cebolla y el ajo en brunoise, añadirla al mismo aceite de freír la carne. Sofreír la cebolla, el ajo y el jengibre rallado y cuando empiece a coger color dorado añadir las zanahorias cortadas en rodajas o cuadraditos.
  • Cuando cojan un poco de color, añadir el tomate cortado o triturado en la batidora, y seguir rehogando.
  • Añadir una cucharada de harina, remover bien y añadir el sofrito a la cazuela de la carne.
  • Poner la cazuela de la carne en el fuego y cuando este calentándose añadir el vino, dejar que evapore el alcohol, añadir los vasos de caldo, y dejar cocer 15 minutos.
  • Añadir los guisantes,el perejil cortado y dejar cocer otros 15 minutos, si los guisantes son frescos o congelados; si son de lata hay que añadirlos al final, cuando se añadan las patatas.
  • Mientras troceamos las setas y las salteamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva v.e. y las añadimos al guiso.
  • Dejar que siga a fuego bajo.
  • Cortamos las patatas en cuadrados, las freímos; las sacamos de la sartén y ponemos sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  • Añadir las patatas al guiso, mezclar bién, dejar en el fuego 5 minutos más y apagar el fuego, servir caliente.
  • Puede ser necesario añadir algo mas de agua o  caldo al guiso.