Category Archives: Dulces Típicos

Chocolate Caliente para beber

 

Chocolate caliente para beber

Una vez al año no hace daño, por eso el Roscón de San Valero se toma con Chocolate caliente para beber.

Me encanta el chocolate, pero no me conviene comerlo a la taza, resulta algo pesado y por eso lo limito muchisimo, y así como el Roscón de Reyes siempre va  a la mesa relleno de nata, el de el día 29 de Enero, día de San Valero, siempre hay uno más pequeño sin rellenar para comerlo con chocolate a la taza.

Este año la receta de chocolate ha sufrido unas variaciones ya que hace tiempo cayo en mi mano una receta de Chocolate caliente para beber de Martín Berasategui y decidi que tenía que probarlo.  Ha pasado mucho tiempo de eso y seguía sin hacerlo hasta que hoy buscando entre libretas viejas llenas de apuntes !voila! ha aparecido.  La he hecho pero con algunas variaciones como os voy a explicar.

El chocolate para mi marido tiene que tener un punto medio, ni liquido ni espeso, siempre que toma uno en alguna cafetería, lo sirven espesito, se lo toma porque le encanta, pero el punto que le gusta solo lo toma en casa.

Esta receta me parece ideal las proporciones, porque esto me ha permitido que añadiendo media cucharadita de maizena he obtenido el punto deseado, la receta original lleva mantequilla, pero la cantidad me ha parecido excesiva y solo he añadido una poca y como siempre le he puesto mi punto de especias que le ha dado un toque genial de aroma y sabor, una maravilla de chocolate.

Las  recetas  de Roscón las tenéis aquí y aquí

Vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 400 grs. de leche
  • 50 gr de chocolate negro para cobertura (70 % de Cacao)
  • 50 grs. de Cacao en polvo sin azúcar de Valor
  • 1/2 cucharadita de Maizena de tamaño café
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 grs de mantequilla ( la receta original lleva 120 grs.)
  • Un toque de Canela
  • Un toque de Vainilla

Elaboración:

  1. Poner en un cazo la leche y el azúcar y hervir a fueco suave tres u cuatro inutos, sacar a un vaso un poco de leche caliente y añadir el cacao en polvo de Valor y la media cucharadita de Maizena, remover para disolverlo con facilidad.
  2. Si queréis tomarlo de manera liquida, prescindir de la Maizena.
  3. Añadir el cacao y la maizena disueltos en leche y  el chocolate de cobertura al cazo de leche caliente, yo he añadido un poco de Canela y una punta de cucharilla, de pasta de Vainilla Bourbon (podéis añadir unas gotas de vainilla liquida) remover hasta que tengamos el chocolate de pastilla disuelto.
  4. Cuando el chocolate tenga 50º es decir cuando este caliente pero podamos tocarlo con el dedo sin quemarnos, entonces añadir la mantequilla, remover con un batidor manual hasta que quede perfectamente integrada.
  5. Para tomarlo en perfectas condiciones de temperatura os aconsejo qu ecalentéis las tazas de servicio en el Microondas, servir el chocolate, tomarlo y disfrutar de tan maravillosa y reconfortante bebida.

Este chocolate ha sido para tomarlo con el Roscón como os decía al principio del post, pero hay otras maneras igualmente estupendas para tomar.

Se puede acompañar de una crema Chantilly coronandola con unas cucharadas de granizado de café……. no os parece una propuesta deliciosa y brutal, el colmo del goloso.  Pura gula diría yo, algo exquisito.  Sera para la próxima vez.

Aclaración:

El toque de especias, será el que cada una quiera añadirle, no todos tenemos el mismo gusto en estas cuestiones de sabores y aromas

 

 

 

Nevaditos

 

Nevaditos (2)

 

Inmersos en la cuenta atrás de la Navidad llega a este Fogón Ilustrado esta receta tradicional de mantecados o Nevaditos envueltos en Azúcar; los dulces pequeños son en mi casa el anuncio de que la Navidad está a la vuelta de la esquina, hemos dejado atrás, desde hace años, el consumo de Turrones comprados ya que también estos últimos, soy yo quien los elabora en casa.

Estos Nevaditos han dejado en mi cocina un aroma increible y tengo la intención de que los días que faltan, en mi cocina  se siga produciendo el mismo milagro, unos cuantos puñados de harina, un cazo de azúcar acompañados de una manteca iberica o una mantequilla de Asturias, Soria o cualquier punto de España y en este caso un vino muy especial de Cariñena, den como resultado un bocado dulce y delicioso.

No está debidamente aclarado el lugar de procedencia de los dulces Navideños; el origen de estos dulces se cree con muchas posibilidades de ser cierto, que el Mazapán y todos los dulces que llevan un alto porcentaje de miel, así como la almendra, en su formula, es de origen arabe, solo hay que viajar hasta Toledo y comprobar con asombro las famosas y artísticas Anguilas de Mazapán, joyas de los  Obradores  pasteleros de la ciudad .

Estos Nevaditos tambien puede afirmarse que son de origen Judio o cristiano ya que uno de sus ingredientes más importantes es la manteca de cerdo; todos conecemos los Nevaditos de la marca Reglero de toda la vida, los hemos visto desde que eramos pequeños, en los colmados y tiendas de barrio y en los supermercados actualmente.

Son unos mantecados como los de siempre, pero con ese punto de alegría que le da el vino, una delicia;  vamos con la receta.

Ingredientes:

  1. 120 gr. de Manteca de Cerdo Ibérico
  2. 50 g. de Azúcar(yo he utilizado azúcar glass)
  3. 1 cucharada de  AOVE Arbequina del bajo Aragón
  4. 75 ml. de Vino dulce Gran Ducay D.O Cariñena
  5. 330 de Harina
  6. 1 pizca de sal
  7. Azúcar Glass para envolver los Nevaditos

Elaboración:

  • Añadiremos todos los ingredientes a un bol y amasaremos hasta conseguir una masa homogenea suave y lisa
  • Le damos forma de bola la metemos en una bolsa de congelación y la dejamos en  el frigorifico 1 hora (en mi caso la amase por la noche y la deje en el frigo hasta la mañana siguiente)
  • Todas las masas que lleven grasas como la manteca o la mantequilla es obligado dejarlas unas horas en frio para que tengan una consistencia firme y la masa no se desmorone al entrar en  contacto con el calor del horno.
  • Cuando vayamos a cortar nuestros Nevaditos encendemos el horno y lo precalentamos hasta tener una temperatura de 180º
  • Sacamos la masa y la colocamos sobre un papel blanco de horno, ponemos encima otra lámina de papel de cocina o papel flim.
  •  La estiramos y para cortarlos utilizamos un cortador redondo, dejamos a la masa un grosor de 1 centimetro y medio.  Los colocamos en una bandeja con papel de horno algo separados para evitar que  se peguen al cocer.
  • Hornear durante 30 minutos, si os gustan con un poquito de color que sean 35 minutos, recordar  !Cada horno es un mundo!
  • Sacar del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla, cuando estén fríos espolvorearlos o envolverlos en azúcar glass, si teneis que guardarlos unos días hasta consumirlos lo ideal es guardarlos en una lata o un envase de cristal cerrado para que no se endurezcan demasiado.

Nevaditos

Nota:

El vino que habitualmente se utiliza es un vino blanco, pero puede añadirse el vino a gusto del consumidor.  Puede ser un vino dulce local o un oloroso.

En esta ocasión he utilizado un vino Moscatel Gran Ducay de las Bodegas San Valero de Cariñena.

La Nota de Cata es la siguiente:

Color Amarillo Oro pálido,con brillantes reflejos doraods. Marcados aromas de variedad moscatel bien arropados con tonos florales y suave fondo mieloso.

Limpio y sabroso en boca con un final largo y muy persistent, donde se recuperan sus aromas en nariz.

 

Españoletas

Españoletas

Llevaba mucho tiempo pensando en hacer “Españoletas” ya que en nuestra casa se hacían a diario, pero no se porque hago siempre lo mismo, cuando la receta es fácil la puedo llevar en la cabeza tropecientos días y no le encuentro nunca el momento de meterme en la cocina y acometer la tarea,  hasta que por fin me digo !de hoy no pasa!  y así ha sido con las Españoletas, en otros lugares de España llamadas Mostachones.

Hice la primera masada de Españoletas hace 20 días, desde entonces, hoy, 16 de Noviembre es la 4ª vez que hago y desaparecen como por arte de magia, tanto que la foto que cuelgo en el blog es de hoy, las anteriores no les llegaba el momento adecuado por varias razones, una de ellas es que anochece muy pronto y mis fotografías están hechas con luz natural, en la Terraza.

La elaboración es facilisima, los ingredientes todo el mundo, creo, los tiene en casa para llegar y ponerse manos a la obra, como es un producto de pastelería casera que nos llega de muy atrás en el recetario popular español;  los ingredientes, los que había por casa, huevos de las gallinas de casa, la harina también era un ingrediente que tenían algunas familias de los pueblos, donde se cultivaba el trigo y al finalizar la cosecha se dejaba una cantidad para la molienda y posterior consumo en forma de pan o dulces para el mantenimiento de la familia.

Pertenecen a ese grupo de dulces que se elaboraban para celebrar fiestas del pueblo, Navidad, Bautizos, Bodas Comuniones etcc… eventos que había que celebrar e invitar a familiares y amigos o vecinos.

Llegados los años 1960 todas estas cosas ya se hacían a diario para la venta al público en las Panaderías, la industrialización de todo el País  y los puestos de Trabajo que surgían hizo que todo cambiara, como el comercio en general y las tiendas de Alimentación incluidas las Panaderías.

Españoletas (2)

Ingredientes:

  • 250 gr. de Huevos ( sin cáscara)
  • 250 grs. de Azúcar
  • 250 grs. de Harina
  • 8 grms. de Levadura Química

Elaboración:

  • En un bol poner los huevos y el azúcar, batir a mano o batidora hasta que los huevos blanquéen, la masa tiene que doblar su volúmen.
  • Mezclar la Levadura Química con la harina, la ponemos en una jarra de tamizar o cernir harina y vamos añadiendo a velocidad baja poco a poco la harina hasta que  tengamos una mezcla homógenea, a esta mezcla sabemos que está bien batida cuando salen los “Ojos”, esos agujeros que  nos indican que esta bien batida y aireada, esto permitira que el bizcocho salga tierno y esponjoso.
  • Una vez batido todo, dejarlo reposar 20 minutos tapado.
  • Preparar las bandejas de horno cubiertas con papel blanco especial hornos y pasar la masa batida a una manga pastelera con boquilla ancha y si no tenéis boquilla nacha y lisa cortar la manga pastelera en la punta del ancho que más os guste.
  • Formar tortitas redondas , no muy grandes, y separadas entre si,  porque la masa durante la cocción crece y se expande bastante.
  •  Precalentar el horno a  190º y el tiempo, según el horno, entre 10 y 15 minutos.
  • Meterlas al horno y cuando empiecen a tener color sacarlas ya, pues como no son muy altas, se pueden tostar con facilidad.
  • La receta ya esta lista, se pueden tomar con mantequilla y azúcar(Pecado de gula) o con una crema de chocolate de las de untar de toda la vida.

Espero que os gusten, son muy sencillas de hacer y sobre todo muy rápidas y si tenéis en casa niños o personas mayores son ideales.

Técnica: Tamizar

La harina se puede “Tamizar o Cernir” con cedazos de pastelería o coladores de metal o plástico de los que todos tenemos en nuestras cocinas;  se recomienda la Jarra Tamizadora ya que lleva un muelle en su asa, que mueve la harinay le dá más aire cuando la añdimos a nuestro batido, este  procedimento beneficia el amasado y hace que el resultado final del  bizcocho sea mucho más esponjoso.

 

Orejas de Carnaval

 

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Despues de varios años de blog y muchos más comiendo estas pastas caseras tan sencillas y ricas, por fin las traigo al blog para seguir recopilando los dulces propios de estas fechas de Cuaresma y Semana Santa.

En algunos sitios se conocen como Orejas de Carnaval y en la Panadería de mi familia las vendiamos como Orejas de Fraile, la masa super sencilla, la elaboración más sencilla todavía y el resultado estupendo, de no parar de comer, cuando cojes una es un vicio, por eso es mejor hacerlas algo pequeñas para repetir sin que nos amargue despues la conciencia.

No hay que abusar de las frituras y las masas aceitadas, el aceite de oliva es sano pero como todo en la vida en su justa medida, así que un día en estas fechas siempre hago una excepción, y hago una masadita de orejas para disfrutar de estos dulces tan clásicos en nuestro mapa gastronómico.

Una manera de eliminar el aceite sobrante es ponerlas sobre papel de cocina cuando salen de la sartén, estoy segura que ya lo ponéis en practica en vuestra cocina cuando hacéis frituras de todo tipo.

Os deseo feliz Domingo y que disfrutéis de estas Orejas de Fraile con un buen café  o una copita de vino de Jerez o un vino de Oporto y mejor compañía.

Tambien aconsejo el vino dulce local, cada Comunidad  de nuestro país produce muy buenos vinos de cualquier clase y entre ellos los vinos dulces.

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Elaboración:

  1. 100 ml. de agua
  2. 75 ml. de anis
  3. 1 huevo grande
  4. unas gotas de esencia de anís
  5. 80 gr. de manteca de cerdo derretida
  6. 100 gr. de azúcar glass
  7. Ralladura de un limón
  8. 425 gr. de harina
  9. Según la harina se necesitan 25 gr. más ( total. 450 gr. de harina)
  10. Para manejar mejor el rodillo pintarlo con aceite, no añadir más harina a la mesa o las manos

Para envolverlas

  1. Azúcar y Canela

Elaboración:

Elaboración manual:

  • Formar un volcán con la harina y depositar en el centro el huevo batido y lo mezclamos con la ayuda de un batidor o lengua de silicona.
  • Agregar el agua, la ralladura de limón, la sal y el anís, si el anís no es del fuerte, añadir un poco de esencia de anís.
  •  A continuación, añadimos la manteca derretida y tibia.
  •  Con la ayuda de un tenedor, unimos los ingredientes hasta obtener una pasta ya elástica que se pueda amasar.
  •  Formar una bola y guardar en una bolsa de plastico de cocina en el frigorifico unas dos horas.
  • Preparar una sartén profunda con aceite al gusto, puede ser girasol o aceite de oliva suave.
  • Cortar la masa en trocitos y formar bolitas, con la ayuda de un rodillo untado con un poco de aceite para que no se agarre la masa, vamos estirando cada pieza hasta obtener una lámina a la que daremos un poco de forma de oreja manualmente o con el borde de cualquier utensilio de cocina como una brocheta etc…
  • Freir un poco de piel de limón en el aceite y proceder a freir las orejas, cuando tengan el color apropiado sacar a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  • Rapidamente pasar por un plato que tendremos con azúcar y envolverlas.
  • En mi caso también añado al azúcar un poco de canela.

Elaboración con Panificadora:

  • Poner en la cubeta de la panificadora el huevo batido, el anís, el agua, la manteca derretida y las gotas de esencia de anís.
  • Programa nº 7 (15 minutos) cuando empiece a mezclarse los liquidos añadir el azucar glass hasta que se integre bien.
  • Añadir encima la harina con la pizca de sal y la rralladura de limón, dejar terminar el programa de 15 minutos.
  • Formar con la masa una bola y guardar en una bolsa de congelación en el frigorifico durante dos horas más o menos.
  • Hacer bolitas pequeñas y con el rodillo pintado de aceite estirar la masa lo más fina posible, dando forma de oreja y fréir en aceite de girasol o de oliva suave, al gusto de cada uno.
  • Al sacarlas de la sartén depositarlas en un plato con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite y rapidamente pasarlas a un plato con azúcar y canela.
  • Si os parece mucha cantidad de masa, se puede hacer la mitad y congelar el resto de la masa para otro día.

Es un buen postre, es barato y lo mejor de todo es que pertenece a nuestra cultura gastronomica más antigua.

 

Turrón de Mazapán de Nata y Nueces

Turrón de nata y nuez (3)

Por primera vez hago en casa este turrón y eso que tengo la receta desde hace unos cuantos años; la trajo una compañera a una merienda que hicimos un grupo de vendedoras  que por aquel entonces trabajábamos en Stanhome.

Con el transcurso de los años el turrón de Mazapán y otros dulces Navideños a base de este delicado dulce se ha convertido en el favorito de todos nosotros y debo reconocer que me encanta hacerlo en casa, he hecho otras “dulzainas” que irán apareciendo por aquí poco a poco ya que he tenido muy poco tiempo para pasarlo al blog, estos tiempos que vivimos son demasiado rápidos y yo cada día estoy más comprometida en otros asuntos y me vuelvo más lenta, pero no pierdo las ganas ni lo más importante en la vida, la ilusión, este como este el panorama de cada día.

El Turrón de Mazapán de Nata y Nueces está buenísimo, es muy sencillo de hacer y merece la pena pasarte un ratito en la cocina porque al final tienes tu recompensa. Después de haber probado varias recetas la que más me gusta es la de Mar y Javier ya que al elaborar un almíbar para trabajar la almendra el turrón resulta más fino.

Turrón de Nata y Nuez

Ingredientes:

  1. 200 gr. de azúcar glass
  2. 50 gr. de agua
  3. 50 gr. de leche en polvo
  4. 80 gr. de nata para montar al 35 % de materia grasa
  5. 200 gr. de almendra molida clase Marcona
  6. 100 gr. de nueces picadas (150 gr. según vuestro gusto)
  7.  unas gotitas de extracto de vainilla
  8. 3 ó 4 nueces enteras para adornar el turrón

Elaboración:

  • En un bol poner la almendra molida y reservar.
  • En un cazo poner el azúcar glass y el agua y dejar hervir hasta que alcance 112º de temperatura, cuando llegue a ese punto reservar.
  • Seguidamente en otro cazo poner la nata con la leche en polvo y hervir, remover con un batidor para que quede una mezcla fina y sin grumos de la leche, hay que cocerla un par de minutos evitando que se nos agarre al fondo del cazo
  • Antes de añadir el almíbar a la almendra molida comprobaremos que tiene 112º de temperatura y lo verteremos mezclandolo hasta conseguir una pasta.
  • El siguiente paso es añadir la nata y volver a mezclar hasta que quede bien integrado, añadir las nueces picadas y observar que quedan bien repartidas por la masa de nuestro turrón.
  • Elegir un molde y forrarlo de papel vegetal.
  • Verter la masa de Mazapán con nata y nueces en el molde y aplanarla bien con una cuchara o espátula, cubrir el turrón con el papel vegetal y colocar un peso encima para que la masa se comprima bien y quede compacto, así evitaremos que se deshaga en migas al cortarlo.
  • Recomiendo hacerlo y esperar a consumirlo nunca antes de las primeras  24 horas.

Hacer los turrones en casa es una satisfacción tanto para ti como para tu familia y si los hacéis en compañía de los hijos, mucho mejor, es importante  compartir el trabajo y la experiencia de esa manera lo podrán transmitir a sus hijos y esas costumbres son las que hay que cuidar.