Category Archives: Sopas Veraniegas

Salmorejo

 

  Sé que este plato es como todos los platos regionales, variables, según la región o la cocinera que lo elabora, pues en cada casa le damos el punto de ajo o de vinagre que más le gusta a nuestra familia.  Tanto el Gazpacho como el Salmorejo  los  hago tal y como me enseño mi amiga Paquita cuya familia procede de Andalucia y esa fórmula coincide con otra que tengo en un libro que coleccione, junto a unos fascículos con El Periódico de Aragón, hace mogollón de años.

  Es una crema fría que para cenas en días calurosos va muy bien, pero aunque es dieta Mediterránea total,  no es apta para los que quieran llevar dieta, por su alto contenido en aceite y pan, más el pan con que lo llevas a la boca, bueno,muy calorico  pero está tan rico, que una vez al año, o más, no hace daño.
 Siempre que hablo de platos así o de dulces, digo lo mismo, después de uno de estos platos, una caminata y quitaremos las calorías de más que hemos consumido.  Además ahora da gusto madrugar y salir muy pronto de casa, las orillas del rio y el Parque del Agua están llenas de Lavandas y huele la mañana de maravilla.
 Sé por amigas que han visitado Andalucía, que lo han comido con diferentes acompañamientos, como decía al principio, según el gusto del cocinero que lo prepara, con ingredientes más comunes como el atún o con ingredientes más sofisticados como mariscos, bueno yo me decanto por la manera tradicional , el huevo duro picado y el jamón, en este caso pasado por el micoondas.
 INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:
  • 1 kg. de tomates maduros
  • 3 cucharadas soperas de vinagre de Jerez
  • 150ml. de aceite de oliva Virgen Extra
  • 2 dientes de ajo
  • 150 gr. de miga de pan redondo
  • Sal
  • 1 huevo duro
PARA LA DECORACIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO DEL PLATO:
  • 1 huevo duro, por plato
  • Jamón de Teruel
ELABORACIÓN:
  1. Pelar los tomates, retirar las semillas y guardar el agua que sueltan los tomates en un plato
  2. Picarlos en trozos junto con los dos dientes de ajo y ponerlos en el vaso de la batidora y batirlo hasta conseguir un puré.
  3. Quitar la corteza al pan y remojar la miga en el agua que han soltado los tomates, añadirlo al vaso de la batidora y seguir batiendo todo junto hasta que quede bien fino.
  4. Yo también añado un huevo duro cortado en trocitos, la sal, el vinagre y el aceite poco a poco como si se tratara de una mayonesa, para que liguen bien todos los ingredientes y nos quede una pasta o crema fina.
  5. Meter al frigorífico y cuando lo vayamos a servir, pondremos el huevo duro picado encima y unas lonchas de jamón, en este caso de Teruel, puede ser Ibérico o de la zona donde viváis.
  Si queréis poner el jamón crujiente, solo tenéis que meterlo al microondas 10 ó 20 segundos, para darle ese punto y después colocarlo en el plato en virutas o troceado, yo lo he pasado por el micro por eso ha quedado tiesillo al colocarlo en la crema.
 Como a la crema hay que añadirle agua, decidi guardar el agua que tiene la piel y las semillas del tomate, así los restos que quedan al pelarlo los puse en el chino para que escurriera el agua y  evitar que cayera alguna semilla.  En ella remoje el pan, de esa manera se consigue realzar el sabor de nuestro Salmorejo.

Gazpacho con brocheta de langostino

 

 Como en todas recetas tradicionales creo que habrá tantas maneras de hacer un gazpacho como cocineras o cocineros lo elaboren.

  Yo aprendí a hacerlo hace ya 35 años por lo menos, me enseño a hacerlo mi amiga Paquita y desde entonces mi marido, mi hija y yo somos adictos a esta sopa fría.  En el momento en que empieza el calor a agobiar por estas tierras aragonesas, para nosotros no hay nada más refrescante y delicioso que un buen vaso de gazpacho bien frio.
  He ido modificando la receta, adaptándola a nuestro gusto, no le pongo pan, los tomates, cuando empieza el verano los utilizo de rama; cuando ya está entrado el verano y hay tomate cultivado en las huertas de Zaragoza, compro mucha cantidad de golpe, para dejar que maduren en casa y tener tomate bien rojo para el gazpacho y otra parte para darme el gusto de poner algún bote de tomate frito y de hacer mermelada de tomate ya que es una de mis favoritas.
  Ahora en el mes de Julio, es cuando se recoge lo mejor de estas huertas y hay que sacarle provecho, ya sea en ensaladas o licuado en una buena sopa fría.
  Ayer ya me trajo el novio de mi hija tomates de los que cultiva su padre y eso es un manjar, es una delicia, solo al cortarlos ya se aprecia la diferencia entre un tomate cultivado al sol en el huerto casero y lo que se vende en algunos sitios.
  El gazpacho es un compendio perfecto para cubrir tres cosas fundamentales que nos acechan en este tiempo, el hambre, la sed y la lucha contra el calor.
  Cuando tuve tienda de pan y pastelería, tenía de vecina a una Sra. Mayor llamada Antonia,  que era de Jaén y me hablaba de cosas y costumbres de su tierra, aunque llevaba muchos años en Zaragoza, nunca dejo de añorar su pueblo y uno de los platos que recordaba cuando me hablaba de los años difíciles de su juventud, era una, llamémosle sopa fría, que se hacía con agua, aceite, vinagre y trozos de pepino pequeños y hojas de hierbabuena, que se tomaba con trozos de pan, que por tener varios días, estaba ya duro; esta sopa  refrescaba, alimentaba y no se desaprovechaba nada de nada, eran tiempos difíciles y había que agudizar el ingenio para poder comer.
  Actualmente también se hacen gazpachos de sandia, cerezas y de más cosas, pero eso lo dejaremos para otro momento !ah! y el Salmorejo que esta riquísimo y es otro de mis platos favoritos del verano.

INGREDIENTES:
  1. ¼ de cebolla tierna, de tamaño medio
  2. ½ pimiento verde tipo italiano
  3. 1 diente de ajo, sin el germen
  4. ½ pepino
  5. 8 tomates de rama maduros, de los mas grandes
  6. 2 tomates para licuarlos
  7. Sal,
  8. 4 cucharadas de Aceite de oliva Virgen Extra,
  9. Vinagre de Jerez o de vino blanco(de 4 a 6 cucharadas, según el gusto de cada uno)
  10. Huevos duros de codorniz, 1 por comensal y copa
  11. Langostinos cocidos
  12. Hojas de albahaca fresca
  13. Aceite de albahaca
ELABORACIÓN:
  • Lavar el pepino, el pimiento verde, los tomates y dejar escurrir.
  • Pelar la cebolla y el diente de ajo, quitar el germen del ajo pues repite e incluso a veces amarga un poco, cortar todo en trozos y añadirlo al vaso de la batidora.
  • Pelar y trocear el pepino, limpiar de pepitas y nervios el pimiento verde y trocearlo, trocear los tomates, yo los añado con piel y pepitas porque despues de estar todo batido lo paso por el chino o colador.
  • Batir todo junto hasta dejarlo muy fino, Añadir la sal, 3 cucharadas de vinagre y el aceite, volver a batir y probar para comprobar si el punto de sal y vinagre esta a vuestro gusto.
  • Una vez batido, pasarlo todo por el chino o un colador de malla fina ayudándonos de la maza o mano de un mortero para colar todo, yo siempre añado agua, hay que saber encontrar el punto ideal para que no quede excesivamente liquido pues perdería sabor.
  • Probar y rectificar si hace falta más sal o vinagre.
  • Pasar por la licuadora los dos tomates restantes y poner el jugo que hemos obtenido, en las cubiteras, meter al congelador, también se puede hacer granizado si tenéis robot de hacer helado, y servirlo enmedio de la copa.
  • Cocer los langostinos y los huevos de codorniz.
  • Poner dos langostinos y un huevito duro en una brocheta y colocar en el borde de la copa, adornando con unas hojitas de albahaca y unas gotas de aceite de albahaca.
  • De esta manera serviremos el gazpacho y la tapa todo a la vez.  
  •  Espero que os guste y lo disfruteis en estos dias de calor.

Sopa fría de tomate y sandía

 

Hoy quiero poner esta Sopa de tomate y sandía para poder aliviar estos rigores veraniegos.
Hace tres días estaba por la tarde en el médico de guardia, con una fortísima contractura de cuello, sin poder coger nada con la mano izquierda, estaba desesperada, pero ayer que la escala de dolor era más soportable, me metí en la cocina para hacer algo que llevara poco trabajo pero que sirviera como siempre, de panacea para dominar la mente con algo positivo.
Lo más importante para dominar estas situaciones de dolor crónico es tener la mente ocupada en algo positivo, tener una afición que te llene, que te reconforte y te de tal satisfacción que olvides por unos momentos, lo que te agobia e incluso lo que puede cambiar tu carácter.

Tengo la suerte de tener muchas aficiones y disfrutar con ellas, incluso algunas me aportan algún ingreso adicional, como la costura, o los cuadros que hago a punto de cruz.

Quizás más adelante haga otro blog para mostrar estos trabajos, aunque de muchos de ellos ya es difícil recuperar alguna imagen pues han sido regalos que he hecho y de los que no tengo fotografías.

Pero sigamos con la sopa fría que esta buenísima y consigue hacer más llevaderas estas temperaturas tan altas, pero lógicas en estas fechas; además no hay calor que valga teniendo cerca una piscina o incluso una buena ducha y una sombrilla o mejor aun la sombra de un buen árbol.

Ingredientes:

Para 2 personas

  1. 1 trozo de sandia
  2. 2 tomates hermosos
  3. 1 cebolleta tierna
  4. 2 dientes de ajo cocidos
  5. 1 ramita de apio ( opcional)
  6. 4 anchoas en aceite
  7. Paté de aceitunas
  8. Aceite de oliva V.E.
  9. Vinagre
  10. Sal
  11. Pimienta blanca
  12. Agua
  13. Albahaca fresca

Elaboración:

  • En primer lugar poner una cazuela con agua a calentar con sal y la ramita de apio.
  • Introduce los tomates con la piel cortada en forma de cruz, y déjalos 2 minutos en al agua desde que empiece a hervir.
  • Sácalos y pásalos a un bol con agua fría.
  • Una vez fríos quítales la piel y las pepitas y añádelos al vaso de la batidora.
  • En un cacito pequeño pon a cocer en agua los 2 dientes de ajo, 2 minutos desde que comience el agua a hervir, sacarlos y pasarlos a agua fría
  • Rehoga la cebolleta, escurre bien el aceite y añádela al vaso de la batidora junto al tomate, los dientes de ajo y la sandia cortada en trocitos y sin pepitas, sal, pimienta y un chorrito de vinagre y el aceite de oliva V.E.
  • Bate bien estos ingredientes y guardalos en una jarra en el frigorifico unas horas, para conseguir una sopa bien fría

Decoración del plato

  • Corta unos trocitos de sandia con forma cuadrada
  • Escaldar y pelar unos tomatitos cherry.
  • Abre una lata de anchoas y extiende de dos en dos y úntalas de paté de aceituna negra, enróllala.
  • Tritura la albahaca con aceite de oliva y reserva

Emplatado:

  • Poner la sopa en el plato y colocar a vuestro gusto, los tacos de sandia, los tomatitos, las anchoas enrolladas y unas gotas de aceite de albahaca.
  • Sopa fresca y deliciosa por la mezcla de sabores.

Espero que os guste y me gustaría saber vuestra opinión sí os decidís a probarla.