Tag Archives: Agua de Azahar

Culeca II día de San Marcos

 

Nuevamente este año traigo al blog las imágenes de la Culeca como la llamamos aquí o Mona de Pascua en Cataluña o Toña en Murcia.
El día 25 de Abril es el día en que nos reunimos en la ermita del pueblo y esta dedicado a,San Marcos, “El rey de los charcos”  y allí disfrutamos de esta golosina que representa el fin de la abstinencia de la Cuaresma, la fecundidad, la prosperidad y la esperanza de que la primavera traiga abundancia en las cosechas, por eso el sacerdote del pueblo celebra una misa y bendice los campos y el pan que se regala a todos los asistentes al acto.

La procedencia del nombre no esta clara, unos dicen que su origen es musulmán  y que proviene de a palabra munna que significa “provisión de la boca” y otros, que procede del griego, de la palabra munus que significa “regalo”;  proceda de quien proceda, si que es un regalo para el paladar de mayores y sobre todo de niños si la servimos adornada de plumas y huevos de chocolate, en esta ocasión esta hecha según la costumbre local, aunque añadiéndole algún azúcar de colores.

Es de gran tradición en todo el mediterráneo desde hace siglos.  Los cristianos pintaban los huevos de color rojo para recordar la Sangre de Cristo, aunque otros países de tradición pagana ya registran este tipo de panes dulces como antesala de la llegada de la primavera

 

Un año más nos reunimos las mismas personas y lo celebramos como mejor sabemos, en torno a una mesa comiendo, bebiendo y como no riendo y disfrutando el momento, aunque este año el sol no quiso acompañarnos y estuvo toda la mañana el cielo de lo más gris, pero fue una mañana feliz como siempre, en la foto todavía falta el conejo al ajillo y las empanadas.

En esa mesa somos unas 24 personas a comer, más los chicos de la charanga que comen al final, cuando el personal ya toma el café y están más relajados y dispuestos para los juegos de sobremesa, entonces ellos otra vez se dedican a animar con su música el evento.

 

 

Os dejo  el enlace a la entrada del blog del año pasado, donde está la receta de la Culeca o Mona de Pascua.
Os dejo las imágenes de la que hice aquel día y de la que hice ayer por la tarde, esta es la última de las fotos y esta hecha con un solo huevo.

Aunque yo utilizo la panificadora para masar los brioches,  el tiempo de amasado a mano es de 15-20 minutos en la mesa, estirando la masa hasta que el gluten se desarrolle y quede una masa bien fina y elástica.
Ánimo, el resultado vale la pena es una receta muy fácil de hacer.

Roscón de Reyes

 

Un año más llego el día de mi dulce favorito, el Roscón de Reyes. 

Como ya os explique el año pasado en mi casa se empieza la campaña de los roscones el día de Navidad en que ya hago los 2 primeros, se sigue el día 1 de Enero, el día 6 de Enero, el día 29 de Enero por ser la festividad del patrón de nuestra ciudad, San Valero y termina el 3 de Febrero que está dedicado de toda la vida a San Blas; día que aunque no sea festivo,si se celebra comiendo roscón y se sigue con la costumbre de ir a una parroquia en concreto, a bendecirlo,  para que San Blas nos guarde de los males de garganta, ya sabéis, costumbres muy antiguas.

Aunque este año y por causas que ya os he explicado, mi baja forma me impidió empezar la campaña en las fechas habituales, así que estos son los dos primeros; pero seguiremos con el mismo empeño de cada año hasta Febrero y contando con que tengo que regalar alguno, me quedan por hacer 6  roscones más.

Este año, a pesar de que los que he hecho en años anteriores, recetas que encontrareis aquí y aquí, salían muy buenos, he hecho la receta a mi manera, la experiencia me ha servido para encontrar las proporciones  y los tiempos de amasado justos para obtener un roscón de sabor y textura a mi gusto y en menos tiempo que otros años.

Aunque veáis el mismo fondo del año pasado, el roscón es de hoy, es un detalle del que me he dado cuenta al colgar la foto.

Ingredientes:

Masa madre:

  1. 150 gr. de harina de fuerza (Mercadona)
  2. 40 gr. de levadura fresca (de panadero)
  3. 80 ml. de leche tibia

Elaboración:

  • Calentar la leche, solo debe estar tibia y desmenuzar en ella la levadura
  • Añadir la harina y amasar hasta hacer una bola.
  • Llenar un bol con agua templada, con un cuchillo bien afilado hacer dos cortes en forma de cruz en la bola de masa madre y ponerla en el cubo de agua tibia.
  • Esta caerá al fondo y cuando suba a la superficie la masa madre estará en condiciones de utilizarla para nuestro roscón, aproximadamente entre 20 ó 30 minutos.

Ingredientes para la masa de roscón:

  1. La bola de masa madre
  2. 3 huevos de los más grandes
  3. 110 gr. de mantequilla
  4. 30 ml. de agua de azahar
  5. 10 ml. de ron
  6. vainilla, al gusto
  7. la ralladura de 1/2 limón
  8. la ralladura de 1/2  naranja
  9. 90 gr. de azúcar
  10. 10 gr. de sal
  11. 450 gr. de harina de fuerza (Mercadona)
Decoración del roscón:
  1. Huevo batido para pintar el roscón
  2. Frutas escarchadas o confitadas en azúcar
  3. Azúcar
  4. Opcional, almendras laminadas

Elaboración en panificadora:

Seleccionar el programa 7, solo amasado

Añadir a la cubeta la masa madre, los huevos batidos, la ralladura de los cítricos  el ron, el agua de azahar, la vainilla, el azúcar y la mantequilla muy blanda.

Poner en marcha la panificadora y amasar los ingredientes anteriormente citados durante 5 minutos.

Pasados los 5 minutos añadir la sal y la harina poco a poco, dejando que cada vez que añadimos la harina sea absorbida por la masa antes de añadir la siguiente dosis.

Una vez añadida toda la harina dejaremos amasar 10 minutos y pararemos la máquina.

Dejaremos reposar la masa 10 minutos y volveremos a poner la máquina en marcha en el programa numero 7, volveremos a amasar durante 10 minutos y pararemos la máquina definitivamente.

Dejamos que haga la masa el primer levado dentro de la panificadora, aprovechando el calor de la máquina, este levado será rápido entre 20 y 30 minutos, la masa habrá doblado de volumen.

Sacamos la masa a la encimera de trabajo, la dividiremos en dos trozos; la bola de masa pesaba 1,180 gr. por lo tanto he hecho dos roscones de 580 gr. cada uno.

Bolearemos la masa, (esta es una de las cosas que más me gusta practicar y que no he olvidado de mis años de panadera), dejar reposar las bolas tapadas 5 minutos.

Pasados los 5 minutos hacer el agujero e ir dando forma al roscón poco a poco con paciencia, para que no se deforme el redondel, es muy fácil.

Una vez hecho el redondel a vuestro gusto, colocar el regalito dentro del roscón por la parte de abajo , procurando no deformarlo, para evitar que se den cuenta de cual es el punto en que se encuentra.

Si tenéis 22º de temperatura en la cocina, solo debéis tapar los roscones con un paño de tela blanca o poner encima un papel film pintado ligeramente con aceite de semillas sin sabor, para no añadir más sabores de los necesarios a la masa, yo prefiero a la antigua usanza, el paño blanco.

Dejar reposar tapados, 30 minutos o hasta que doblen su volumen, estos roscones han hecho el segundo levado, con la temperatura ambiente que os indico.

Pintar con el huevo batido y colocar encima las frutas escarchadas de vuestro agrado, cereza, naranja confitada y el azúcar, hay pasteleros que añaden almendra laminada, pero yo no he añadido nunca, quizás es porque en mi casa no se hacía y me gusta guardar la tradición.

Precalentar el horno a 180º y cuando este caliente bajarlo a 175º .

Cocerlo durante 15 minutos y ya está vuestro maravilloso roscón, bueno la mejor expresión sería delicioso roscón

Que lo disfrutéis.

 

 

Culeca o Mona de Pascua

 
  Esta torta es la clásica Mona que se consume en toda España para el domingo de Pascua.
  En esta ocasión y en este lugar, que es el pueblo de mi marido, le llaman Culeca, por ser el pan dulce acompañado de huevos duros, con el que se celebraba la llegada de la primavera y se honraba el día 25 a San Marcos, al que se le pedía ante todo, que fuera generoso con la lluvia, para que las cosechas dieran el fruto necesario para hacer la vida más feliz y tranquila.
  En la época de nuestros abuelos,  había que alimentar muchas bocas en cada casa y se dependía de la generosidad de la tierra.   Los trabajos eran mucho más duros que ahora y en tierras de secano la lluvia es muy necesaria, para mantener la economía de cada familia.  De esa necesidad surge la tradición de las rogativas a San Marcos. 
  Hace tiempo estas tierras dejaron de ser zona de secano pero la tradición de las rogativas se sigue manteniendo, el objetivo de las mismas ya no es pedir lluvia.  Sino darnos un buen homenaje, disfrutando de la compañia de familia, amigos, comida y la música.
 Comida que nos tiene ocupados hasta el mediodía, despues hay juegos para niños y mayores y por la tarde se celebra un encierro de vaquillas para diversión de vecinos y forasteros.  Los encierros son espectaculos muy arraigados en todo el valle del Ebro incluyendo a los pueblos de La Rioja y Navarra.

  En el grupo de familia con quien nos reunimos, todos llevamos la comida que nos apetece, pero luego en la mesa compartimos lo que llevamos.  Pongo parte de la mesa, faltaban los dulces y el café, es un día fantastico, muy divertido, día muy especial en el que me reencuentro con compañeras de colegio, con tías y primas, de encuentro con amigos que hace tiempo que no ves, un día feliz.
   

INGREDIENTES:
Masa de arranque
  1. 35ml. de leche
  2. 65 gr de harina
  3. 1 cucharadita de Azúcar
  4. 5 gr. de levadura
Masa final:
  1. 30 ml. de leche
  2. 35 gr. de mantequilla
  3. 1 huevo grande
  4. 60 gr. de azúcar, glass o molido en la batidora
  5. 10 gr. de levadura fresca.
  6. Ralladura de una naranja
  7. 10 ml. de agua de azahar.
  8. 225 gr. de harina.
  9. Una pizca de sal
ELABORACIÓN:
  • Preparar el prefermento, mezclamos la leche tibia con la levadura y añadimos la harina, mezclamos bien y formamos una bola con la masa le hacemos un corte con una cuchilla en forma de cruz.
  • Llenamos un bol con agua templada y metemos dentro la bola de masa, esta caerá al fondo, pasados 10 minutos, cuando la masa suba a la superficie ya podemos empezar a hacer la masa de la Culeca o Mona en la  máquina .
  • Hay que poner en la cubeta de la panificadora la masa madre, el huevo batido, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la leche la ralladura de naranja y el agua de azahar.
  • (Este último ingrediente, para mi es indispensable en este tipo de masas, me encanta su aroma y sabor, lo utilizo  muy a menudo en los brioches.)
  • Programo la panificadora en el número 7, con un amasado de 15 minutos, cuando ya empiezan a mezclarse estos ingredientes, añado la harina y cuando lleva diez minutos de trabajo añado la levadura  desmenuzada.
  • Una vez terminado el amasado, la dejo reposar diez minutos dentro de la cubeta de la panificadora, para aprovechar el calor residual de la maquina, de esta manera se acelera el primer proceso de levado de la masa.
  • Sacar la masa, aplastarla para sacar el gas que tiene y darle forma redonda.
  • Colocar el huevo duro en el centro y con dos tiritas de masa adornar y sujetar el huevo para que no se mueva.
  • Tapar con un paño blanco de algodón y dejar que la masa doble su volumen.
  • Pintar con huevo batido y poner azúcar por encima, también se puede adornar con azucares de colores, queda más alegre y vistosa y está riquisimaaaaaaa.  
  •  Si mirais bien la foto, vereis que la masa crecio tanto que casi hay que adivinar que el huevo esta escondido en el centro de la torta o Culeca.

Roscón de San Valero y Reliquias de Santa Agueda

 
Este dulce o postre, Las Reliquias de Santa Águeda, es para conmemorar el día dedicado a esta santa patrona, de las mujeres, a la cual siempre se acude para rezar y pedir que aleje de nosotras el cáncer de mama.

Siempre se ha celebrado su fiesta, da igual que el calendario indique que es lunes o sábado. En mi juventud se celebraba una misa por la tarde el día 5, y las chicas que se habían casado el año anterior, elegían cada año a uno de los panaderos del pueblo y elaboraban en el horno unas planchas de bizcocho, que partían en trozos y las envolvían en papel de seda. Posteriormente las repartían en la misa de la tarde del día 5 y llevaban también a las mujeres mayores o enfermas que no podían salir de casa y visitar a la santa, en la iglesia, en su día.

Todavía se sigue celebrando dicha fiesta y esa costumbre de obsequiar al resto de las mujeres del pueblo.

La reliquia de Santa Águeda es un dulce, que los pasteleros de Zaragoza crearon, para honrar a la santa y a las mujeres que lo celebran.

El invierno es la época más dulce del año, pues desde que comienza Navidad todo son fiestas que hay que celebrar con dulces.

 

 

Los turrones en Diciembre, en Reyes los primeros roscones, después de de Reyes quedan dos fechas señaladas para nosotros, el 29 de Enero que se celebra San Valero, patrón de nuestra ciudad y el 3 de Febrero San Blas, que también se celebra con roscón, seguidamente tenemos el día 5 a Santa Águeda y ya para finalizar un invierno goloso, nos queda San Valentín el día 14 de Febrero, en que el pastel especifico son corazones de hojaldre rellenos de nata adornados de una flor comestible y una figurita de cupido no comestible, aunque yo prefiero un corazón de bizcocho relleno de mermelada de fresas y cubierto de nata .

Este año, hice los primeros roscones de la temporada el día 28 de Diciembre, hasta la fecha de hoy llevo hechos 13, más estas dos reliquias de Santa Águeda que veis.

Para elaborar las reliquias siempre he utilizado esta receta, la que utilizo para mis roscones; difiere de la receta de Webosfritos en que lleva más mantequilla y yo tambien añado ron, como se hacía en mi casa.  Con la cantidad de masa que sale, hago un roscón de 600 gr. y dos reliquias o tetas de 250 gr. a 280 gr.

Si queréis hacerlas de tamaño individual su peso es de 30 gr. y se puede rellenar de nata, trufa o crema pastelera.

La próxima celebración es el día 16 de Febrero, principio de los Carnavales, día de comer la tortilla con longaniza en un panecillo, acompañada de fruta, naranja, y plátano es lo más tradicional, el mejor lugar para la celebración siempre ha sido en el campo, al aire libre y a ser posible cerca del rio Ebro en sus arboledas o mejanas,

Ingredientes:

Para la masa de arranque:

  • 10 gr. de azucar
  • 10 gr. de levadura
  • 130 gr. de harina de fuerza
  • 80 ml. de leche

Elaboración:

  1. Templar la leche, debe estar tibia, y deshacer en ella la levadura y el azúcar.
  2. Mezclar con la harina y formar una bola.
  3. Con un cuchillo, hacer unos cortes en forma de cruz en lo alto de la bola de masa.
  4. Poner en un bol lleno de agua tibia la bola de masa, pasados 10 minutos aproximadamente, la bola subirá a la superficie.
  5. No olvidéis que si utilizáis agua demasiado caliente, esta matara la levadura y la masa no fermentara.

Para la masa final:

  • ½ kg. de harina de fuerza
  • 125 gr. de mantequilla
  • 130 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 25ml. de ron
  • 25 ml. de agua de azahar
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 80 ml. de leche
  • Si amasáis a mano reservar 50 gr. de harina para trabajar la masa en la mesa, yo lo amaso en la panificadora y añado toda la harina de una vez a la máquina.

Para decorar el roscón:

  • 1 huevo batido
  • Frutas confitadas
  • Azúcar húmedo

Para decorar la teta o reliquia:

  • Chocolate fundido, una guinda y granillo de chocolate.
  • Con esta cantidad de masa salieron 1 roscón y dos reliquias o tetas de 250 gr cada reliquia el resto de la masa fue para el roscón.

Elaboración:

  1. Yo utilizo para amasar la panificadora Bifinet.
  2. En la cubeta pongo en primer lugar la masa madre, la leche tibia, los huevos batidos, la mantequilla muy blanda, el ron, el agua de azahar, y la ralladura de los cítricos, el azúcar en un lado y la sal en el rincón opuesto de la cubeta.
  3. Programa nº 7 duración del amasado 15 minutos.
  4. En esta ocasión hice la masa como la he visto hacer durante años. Dejar amasar esto durante 7 minutos, para mezclar bien la masa de arranque con la mantequilla. En ese momento añadir la harina y la levadura desmenuzada a la cubeta de la panificadora, dejar que termine el programa; añadir 15 minutos más de amasado.En total 30 minutos.
  5. Cuando ha terminado el amasado, la dejo reposar 40 minutos dentro de la cubeta, para que la masa suba más rápido, aprovechando el calor residual de la maquina, siempre los hago por la tarde ya que la temperatura de la cocina es la ideal este tipo de masas necesita que haya en el ambiente unos 20 – 24º para levar sin problemas.
  6. Sacar la masa y des gasificar, trabajar en la mesa.
  7. Cuando la masa doble su volumen, sacarla a la mesa y desgasificarla, dividir la masa, para el roscón una bola con un peso de 600 gr. y para las reliquias dos bolas más de 250 gr, aproximadamente cada una.
  8. Poner un poco de mantequilla en las manos y formar el roscón, colocar en la bandeja de horno y tapar con un paño blanco.
  9. Dar la forma redonda a las reliquias, colocar en la bandeja de horno y tapar, dejar reposar hasta que hayan doblado su volumen; dejar en un lugar de la cocina donde no haya corrientes de aire.
  10. El tiempo que necesita la masa para doblar de volumen puede oscilar entre 2 horas o un poco más; pintar el roscón con huevo batido y adornar con azúcar húmedo y con frutas glaseadas.
  11. Pintar las bolas con huevo batido, en lo alto se coloca si se quiere un redondel de crema y encima una guinda. Yo he preferido pintarlas solo con el huevo y cuando estaban frías pintarlas con chocolate y colocar encima la guinda.
  12. Hornear el roscón a 180º de 15 a 18 minutos.
  13. Hornear de 7 a 10 minutos las piezas de 30 gr. a 180º
  14. Las piezas de 250 gr. de 15 a 18 minutos con horno más bajo para que salgan bien cocidas por dentro y que no se quemen por fuera, pues dada su forma redonda podrían quedar poco hechas en el centro.
  15. Una vez frías, se abren con un cuchillo de sierra por la mitad, para rellenarlas podéis poner lo que más os guste, nata montada, trufa, o crema pastelera.
  16. También una capa de nata y otra encima de trufa, a gusto del consumidor.
  17. En esta ocasión las he rellenado de Crema Pastelera, pues después de tantos roscones como he hecho ya están algo saturados de nata.
  18. Pintar la base de la teta de chocolate y un redondel en lo alto del pastel.
  19. Se pueden adornar la base con granillo de chocolate y dar más brillo al bollo con almíbar o gelatina dulce.