Tag Archives: ajos

Pollo con nectarinas y canela

Este Pollo con Nectarinas y Canela en una de las recetas propias de esta época ya que va ligado a las frutas de Junio que para mi gusto personal, son lo mejor del año, me encanta ver en los mercados las cerezas, albaricoques, nectarinas, paraguayos, higos y más tarde el melocotón de Calanda, disfruto comiéndolos frescos pero es un buen momento para hacer acopio de mermeladas y también de utilizarlos en algún guiso de carnes, son un buen acompañamiento dan otro punto diferente, desde un pollo normal a todo tipo de aves y sobre todo a la caza y aves propias de la época de Navidad.

Esta receta de Pollo con nectarina y canela la hacia hace años con melocotón de Calanda (Teruel) pero no se bien porque ya llevaba varios veranos olvidada, por fin ayer la rescate y dejo encantados a mi familia, el toque de la fruta y la manera en que sus azúcares y la mantequilla ayudaron a ligar la salsa fue decisivo para un toque final perfecto.

Ingredientes

  1. 1 pollo
  2. 1 cebolla tierna entera
  3. 1 tomate grande entero.
  4. 3 dientes de ajo.
  5. 1 palo de canela
  6. 2 hojas de laurel
  7. 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  8. 4 cucharadas de manteca de cerdo ibérico
  9. harina
  10. 1 copa de coñac
  11. caldo de pollo
  12. 2 nectarinas
  13. 1 plátano
  14. sal, pimienta negra
  15. 2 cucharadas de mantequilla

Elaboración:

  • En una cazuela poner el aceite y la manteca.
  • Trocear el pollo en trozos más bien grandes, lavar secar con papel de cocina y salpimentar, espolvorear un poco de harina sobre los trozos y pasar a freírlos a la cazuela junto a la  cebolla cortada en brunoise y el tomate pelado y despepitado y cortado en trocitos pequeños, los dientes de ajo sin germen, las hojas de laurel y el palo de canela.
  • Cuando el pollo coja algo de color añadir el coñac y dejar que cocer un momento para que evapòre el alcohol, entonces añadir el caldo de pollo hasta cubrirlo y dejar cocer a fuego medio-bajo hasta que el pollo este cocido pero no deshecho.
  • Lavar la fruta y cortar en rodajas Pelar el plátano y hacer rodajas gordas.
  • En una sartén añadir la mantequilla y rehogar la nectarina y por último el platano ligeramente.
  • Puede servirse el pollo y las frutas salteadas o añadirlas a la cazuela y dejar cocer 3 ó 4 minutos.
  • Al jugo que nos ha quedado en la sartén al saltear las frutas, añadiremos el caldo de cocción del pollo y dejamos que de unos hervores, los azúcares de la fruta y la mantequilla espesaran la salsa y queda una salsa aterciopelada y espectacular de sabor.

Solo falta ya que deis el pistoletazo de salida !A comer! os lo agradecerán, el plato es sencillo pero el resultado una maravilla.
Se puede cambiar la nectarina por melocotones, albaricoques o higos según el gusto de los comensales.

Barquitas de patata con escalibada de pimientos y huevo

 

Este mes el Recetario Mañoso ha puesto sobre la mesa las patatas como ingrediente de su e-book del mes de Mayo y es uno de los alimentos que más me gustan, mejor rendimiento da en la cocina y que nunca es rechazado por nadie, es muy versátil, hay mil y una maneras de prepararlas, ahora hasta hacemos recetas muy ricas de pan con este tubérculo que llego de tan lejos y que ha sido y es, una parte muy importante en la alimentación humana.

Por ese motivo y a última hora después de hacer mi pan de patata de Cella, me lié con un par de recetas que tuvieran la patata como ingrediente principal o algo parecido.

Las patatas rellenas es una de las cosa que llevo haciendo hace muchos años, rellenas de cualquier cosa, todo nos vale, pues siempre salen buenas y son bienacogidas.

Estas son para aprovechar unos pimientos que estaban buscando donde meterse y acompañándolas de un huevo, resulta una buena receta para una cena, siempre acompañadas de una ensalada verde como acompañamiento.   Es muy fácil hacerlas y el resultado es muy bueno

Ingredientes:

  1. 1 Patata por persona
  2. 1 pimiento rojo asado
  3. 2 pimientos italianos grandes y verdes, asados
  4. 1 cebolla tierna asada
  5. 1 cabeza de ajos asados
  6. 1 huevo por persona
  7. sal,
  8. aceite de oliva virgen Extra
  9. Reducción de vinagre de Modena

Elaboración:

  • Cocer las patatas en abundante agua, deben estar cubiertas, añadir sal y un chorrito de vinagre, este se añade al agua para que la patata salga entera, con este truco se evita que la patata al cocerse de deshaga y quede con mal aspecto.
  • Cocer 30 minutos, retirar del fuego y sacar el agua caliente, cortar la cocción pasándolas por el grifo de agua fría.
  • Poner en una fuente de horno los pimientos verdes y rojos, en la misma fuente se pone la cebolla envuelta en papel de aluminio y una cabeza de ajos sin pelar de igual manera, esto es para que no se quemen o se sequen durante el asado.
  • Dar la vuelta a   los pimientos para que se asen de igual manera por los dos lados.
  • Sacar del horno y tapar los pimientos con un papel o paño de cocina, con este truco conseguimos que la piel se levante por si sola al conservar la humedad que tienen.
  • Sacar la cebolla del papel de aluminio y cortar en tiras, reservar.
  • Sacar la cabeza de ajo de su envoltorio y sacar la carne asada del ajo simplemente apretando cada diente del ajo saldrá suavemente su carne, reservar.
  • Cuando tengamos las patatas casi frías cortaremos la tapa de encima y vaciaremos  la patata con una cuchara de café o un saca-bolas, añadimos sal y procedemos a rellenarlas con las hortalizas asadas dejando en el centro un hueco para verter un huevo.
  • Salpimentar, rociar de aceite con el spray y meter al horno hasta que cuaje el huevo.

Con los trozos de patata que he sacado del interior, he hecho un puré espeso, añadiendo 1 clara de huevo, aceite y dos dientes de ajo asados, sal, pimienta más  un toque de aceite de cayena .

Batirlo como si se tratase de una mayonesa y con una manga pastelera formar las patatas duquesa en una bandeja de horno,  poner bajo el gratinador, retirar cuando empiecen a coger color.

El resultado el de unas Patatas duquesa, pero sin yema de huevo y con un toque picante.

 

 

 

 

Caballas en escabeche

 

Esta receta, las Caballas en escabeche, llevaba tiempo queriendo subirlas al blog y ahora le ha llegado el turno, pues se lo he prometido a un amigo bloguero de google+, el es Juan Hernández de Cocina por afición, aprovecho para decir aquí que estoy en google+ como El Fogón Ilustrado, dentro de poco estarán los botones de Google+ en su sitio

Me gusta el pescado azul, al horno lo encuentro muy sabroso y no menos en escabeches, son mi debilidad.

Su precio siempre es bajo, pero si esta fresco y encuentro alguna oferta o bajada de precios, entonces aprovecho para llevar más cantidad y poner algún bote de conserva.

Las caballas también las he utilizado en calderetas o Marmitako y tengo que decir que no desentonan para nada.  Os recomiendo que las incluyáis en vuestra dieta, son sanisimas, su consumo ayuda a controlar y bajar el colesterol, tienen ácido omega 3. esto quiere decir que ayudan a controlar la presión sanguínea arterial,  mejoran el  ritmo cardíaco y reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, así también recordaremos que en este apartado de peces sanos está el atún, el salmón, las sardinas, los arenques, el congrio, el cazón, el rodaballo, el pez espada y sobre todo el hígado de bacalao.

Este último lo he encontrado en el super, en lata pequeña, para untar como un paté y me encanta; así pues estos peces tienen todo a su favor, las caballas es un pescado rico, nutritivo, sano y barato ¿a que estáis esperando?

Para esta receta la caballa debe estar limpia, sin espina por lo tanto si no queréis trabajar en casa, pedir en la pescaderia que os la dejen preparada.

Os dejo un enlace aquí muy importante pues habla de la necesidad de aportar Omega 3 en la dieta de los niños para evitar el colesterol, la diabetes y la obesidad por el excesivo aporte de omega 6 en su dieta causado por es abuso de grasas que lleva la bolleria industrial y otros alimentos que se dan hoy a los niños.

 

Ingredientes:

  1. 2 caballas
  2. 4 dientes de ajo
  3. 1/2 cebolla grande
  4. 4 zanahorias
  5. 80 gr. de harina
  6. 3 hojas de laurel
  7. 1 cucharada de pimienta negra y rosa en grano
  8. 200 ml. de aceite de Oliva Virgen Extra
  9. 200 ml. de vinagre de vino blanco
  10. 200ml. de agua
  11. sal

Elaboración:

  • Pelar los dientes de ajo y reservar
  • Pelar la cebolla y cortarla en cuartos, reservar
  • Pelar las zanahorias y cortar en rodajas o cuadrados
  • Pasar los lomos de la caballa por harina y sacxidir el exzceso para que al freir no se tueste y deje el aceite sucio
  • Freirlos hasta que estén ligeramente dorados
  • Escurrirlos y pasarlos a un recipiente de cristal
  • Colar el aceite y ponerlo de nuevo en la sartén, cuando esté caliente añadir los dientes de ajo enteros, la cebolla en cuartos y la zanahoria en dados.
  • Rehogar 5 minutos
  • Fuera del fuego añadir las hojas de laurel, las bolitas de pimientas y el vinagre más el agua.
  • Poner nuevamente al fuego y dejar qu ehierva retirar y volcar sobre los lomos de caballa
  • Una vez frio meter a la nevera, mantenerlo en frio 24 horas
  • Para comer disponer el pescado en los platos calentar elescabeche y salsear la caballa con su escabeche, acompañandola con las verduras de la cocción.

Espero que os guste, muy buena para acompañar ensaladas.

Caballas a la Provenzal

 

Últimamente me está inspirando La Provenza Francesa a la hora de meterme entre mis fogones y en esta ocasión me decanto por unas Caballas a la Provenzal, acompañadas de una buena cama de patatas, cebollas y tomates carnosos y rojos, de la clase que lleva rama, por supuesto aliñado todo ello con hierbas provenzales y un buen aceite de oliva virgen extra.

El método de cocción, el horno, con la tartera de barro tapada, para evitar que el pescado quede seco, se asa de igual manera, pero el pescado queda jugoso, con todo su sabor y también llega a tostarse según el tiempo de horno que le deis.

Esta receta muestra mi particular manera de interpretar el estilo provenzal, pero hay más maneras de prepararlo, seguramente mas puristas o personales según el cocinero local, puesto que la región de Provenza tiene unos 300 kilómetros de costa, y además está formada por seis departamentos (equivalentes a provincias españolas), de los cuales tres son interiores. Por eso, a pesar de tener muchos elementos en común, cada departamento de la Provenza aplica en sus recetas algunas variantes a la hora de elaborar sus platos de pescado.

Si acompañamos este plato con una ensalada de lechugas variadas, tendremos un menú variado y completo, verdura, patatas,(hidratos de carbono) y pescado (proteínas) y como postre podemos añadir un lácteo, en definitiva una buenisima y completa comida.

El conjunto de Hierbas Provenzales está compuesto por: romero, orégano,tomillo,albahaca y lavanda.

 

Ingredientes:

  1. 2 caballas
  2. 4 patatas grandes
  3. 2 tomates
  4. 1 cebolla tierna
  5. 1 vaso de vino blanco
  6. 3 dientes de ajo
  7. sal, pimienta
  8. Hierbas provenzales
  9. 3 ramas de romero fresco
  10. Aceite de oliva Virgen Extra, aromatizado con romero.

Elaboración:

  •  Pedir en la pescaderia que os preparen las caballas como si fueran para hacer al Orio, es decir abiertas en forma de libro pero con la espina a un lado, esto le da más gusto al pescado, salpimentar las caballas y reservar.
  • Pelar y cortar en rodajas la patata, el tomate y la cebolla, salpimentar e ir colocando en la fuente o bandeja de horno, intercalando las verduras, añadir vino blanco, aceite de oliva virgen extra y una pizca de hierbas provenzales.
  • Precalentar el horno a 180º aire o 200º arriba y abajo.
  • Tapar la fuente con papel de aluminio y meter al horno, dejar las patatas 25 minutos.
  • Sacar la fuente del horno, retirar el papel y colocar encima de las patatas, las caballas, saladas y salpimentadas, añadir un chorrito de aceite y una rama de tomillo fresco.
  • meter al horno y dejar 25 minutos más.
  • Mientras está el pescado en el horno, pelar tres dientes de ajo y cortarlos en rodajas, freírlos, cuando están con un color dorado los retiramos y dejamos templar.
  • Comprobamos que el pescado ya está hecho y sacamos la fuente del horno, cogemos un poco de la salsa que tiene la bandeja y mezclamos con el aceite de freír los ajos ligamos esta salsa y salseamos el pescado al poner en los platos y listo.

 

 

El aroma que proporciona el romero o tomillo fresco cuando se utiliza para platos hechos al horno, es muy superior al que proporcionan las hierbas secas que compramos en botes.

Es aconsejable comprar las hierbas aromáticas en maceta , duran más tiempo que las que compramos frescas pero ya cortadas, además servirán para perfumar nuestra cocina.

En este caso utilicé aceite perfumado con ramas de romero, siempre me gusta tener una botella para los asados, ya sea de carne o pescado azul.

Ratatouille

 

Aunque la Ratatouille es un plato es de sobra conocido, no quiero dejarlo fuera de mi blog, es uno de los platos de hortalizas que más hago en casa, ya sea en versión francesa, o la versión aragonesa que es la fritada y que subiré en otra ocasión.

La Ratatouille tiene su origen en Niza, sobre todo en la región de Provenza, pero esta presente en todos los países europeos con diferentes nombres, claro está, adaptados al lenguaje de cada país.

El mejor momento del año para esa receta es el verano, si se tiene la suerte de tener un huerto propio o un hortelano de confianza, al que compraremos las hortalizas recién cogidas de la mata, para ir a nuestra mesa.

Yo le añado a la Ratatouille, hierbas Provenzales como mandan los cánones  y un poco de semillas de hinojo molidas, me gusta el hinojo fresco pero no siempre encuentro o simplemente no me acuerdo de comprar cuando voy al mercado, me gusta la cocina  Provenzal porque es mediterránea total, sana, natural y creo no equivocarme al decir que la cocina de Niza es cocina de huerto, como la cocina aragonesa.

Mi presentación es la original, la de siempre, actualmente a raíz de la famosa película Ratatouille, se utiliza la forma de cortar las hortalizas en discos, creo que es una manera más vistosa de presentar el plato, con los mismos resultados.

Ingredientes:

Para 2 personas

  1. 1 pimiento verde
  2. 1 pimiento rojo
  3. 1 pimiento amarillo
  4. 1 cebolla mediana
  5. 1/2 calabacin grande
  6. 1/2 berenjena grande
  7. 2 tomates grandes, maduros, sin piel ni pepitas
  8. 3 dientes de ajo
  9. Aceite de oliva Virgen Extra
  10. sal, pimienta, semillas de hinojo, hierbas provenzales

Elaboración:

  • Cortar las hortalizas en cubos o cuadrados y dejarlas por separado en una fuente, la berenjena dejarla en un plato, a de salarse para que sude y suelte el sabor amargo que tiene, también se pueden cortar en rodajas, pero yo las prefiero así.
  • Preparar una sartén con aceite de oliva virgen extra, cuando este caliente freír por separado cada hortaliza, primero, la cebolla con los dientes de ajo troceados entre 5 y 7 minutos removiéndolas hasta que comiencen a ablandarse, retirar a un plato y reservar.
  • Freír los pimientos durante 10 minutos aproximadamente, escurrir bien el aceite, retirar a un plato y reservar.
  • Seguir los mismos pasos con la berenjena y el calabacín, les escurrimos el aceite y  reservamos una vez fritos.
  • Por último freír los tomates cortados en cubos sin piel ni pepitas, sin dejar que se conviertan en salsa de tomate.
  • Cuando tengamos todas las hortalizas ya fritas las juntamos en una cazuela, añadimos la sal, la pimienta, las hierbas provenzales y las semillas de hinojo molidas y dejamos 15 minutos más despacito, para que poco apoco se mezclen sus jugos y sabores.
  • La ratatouille es aconsejable hacerla de un día para otro, los sabores se potencian y los cánones mandan comerla fría, en  Niza es un plato típico del verano.
Me gusta que la Ratatouille no quede demasiado blanda o deshecha, he visto en algunas revistas o paginas de internet algunas fotos en que más parece un pisto que otra cosa.
Ya tenemos nuestra Ratatouille lista para comer sola o acompañando carnes o platos de pasta.
Bon appétit.