Tag Archives: Bacalao

Escalivada con Bacalao confitado y tostadas con olivada de Borja

Escalibada con Bacalao confitado y tostadas con olivada de Borja

Escalibada con Bacalao confitado y tostadas con olivada de Borja

Tenemos la suerte, de tener en la familia a personas que aman los productos naturales que da nuestra tierra y fuera de su trabajo habitual, su aficción, es tener un huerto, y les estoy enormemente agradecida por haberse acordado de nosotros y habernos hecho un regalo tan rico y especial, para mi, recibir cajas de hortalizas sembradas, plantadas y cosechadas en casa, me parece un regalo fantástico.

Este año he disfrutado de lo lindo con las maravillas que han traido del huerto a mi mesa.  Como cada verano, la Escalibada esta presente en nuestros menús, sola o acompañando unas truchas o unas costillas, da lo mismo carne o pescado, siempre nos parece un plato completo.  Este año ha sido esta variación la que he querido traer al blog.

La primera vez que la probe, tal cual se hace en Cataluña, fue en una excursión que hicimos, con mi hijo pequeñito y mis queridos amigos de Badalona, es más, la idea fué de ellos, pues querían llevarnos y enseñarnos el Monasterio de Montserrat.

Fué un día inolvidable, todo fue perfecto, el viaje, la visita al Monasterio y la comida a base de cocina típica Catalana.  Yo elegí como segundo, una trucha con Escalivada;  desde ese día, es una receta fija en mi recetario de verano, al igual que puede ser el Marmitako, el  Salmorejo  o el Gazpacho.

La Escalivada es uno de los platos básicos y clásicos del recetario catalán.  Se compone de hortalizas, como berenjena, pimientos, cebolla, dientes de ajo y a veces tomate, todo asado en brasas y  aliñadas con un poco de aceite de oliva de la Tierra a ser posible, es uno de esos platos que se hacen con los productos locales, los que están en los huertos de casa, pero no por eso dejan de ser platos importantes y deliciosos, que han pasado de generación en generación, para nuestro disfrute hoy día. La palabra o expresión Escalivada, viene del verbo escalivar, que en catalán significa “asar al rescoldo”

Como mejor se degusta es cuando las hortalizas estan asadas a la brasa, pero en este caso tenemos que hacerlo en nuestro horno y no por eso nos gusta menos.

Ingredientes para dos personas:

  • 1 Berenjena
  • 1 Cebolla de Fuentes
  • 2 Pimientos rojos
  • 1 cabeza de ajo
  • La parte gruesa de un lomo de Bacalao
  • Guindilla o cebollino
  •  Perejil
  • Pan tostado en casa y pate de aceitunas negras u olivada de Borja (Aragón)

Elaboración:

La Escalibada

  1. Lavar las hortalizas, secar y colocarlas en la bandeja de horno pintandolas con aceite de oliva virgen extra del Campo de Borja asándolas aproximadamente unos 40 minutos a 170º
  2. Una vez asadas, sacarlas del horno y taparlas con papel o un paño de cocina tupido para que “suden” esto permite que la piel de los pimientos y de la berenjana se desprenda con más facilidad.
  3. Una vez limpias, cortar en tiras todas ellas y reservarlas en una fuente, aliñandolas con una chorrada de aceite de oliva virgen extra y dos dientes de ajo muy picados; también se puede utilizar pasta de ajo asado.

El Bacalao:

  1. Tendremos preparado un lomo de bacalao o unas migas de bacalao desmigado y desalado durante 48 horas, con cambios de agua cada 8 horas.
  2. En un cazo ponemos aceite de oliva virgen extra, cortamos los ajos en láminas y también la guindilla.
  3. Introducimos los ajos laminados y la guindilla.  Esta última al tratarse de un producto seco sin humedad, hay que sacarlo inmediatamente para evitar que se queme. Cuando las anillas estén doradas, retirarlas  y colocarlas  sobre papel de cocina absorbente, para eliminar el exceso de grasa.
  4. Repetimos la acción con las láminas de ajo y reservamos junto a las guindillas para decorar.
  5. En este mismo aceite que ya ha quedado aromatizado por el ajo confitamos el bacalao, que debe estar con la piel hacia arriba; el aceite debe estar a menos de 60º y esta es la temperatura máxima,  que debe tener el aceite mientras se cocina el bacalao.
  6. Tiempo de cocción 10 minutos según el grosor del lomo , sacamos y pasamos a un plato, esperando que baje la temperatura para manipularlo sin quemarnos.

Montaje:

Con un aro en un plato de servicio montaremos capas de Berenjena, Cebolla asada, y pimiento morrón, presionaremos con una cuchara para colocar encima el bacalao en lascas presionamos con cuidado de no romperlas y hacemos 1 o más pisos, según vuestro gusto.

Añadimos un poco de aceite de cocinar el bacalao, con un poco de perejil triturado, en el plato, unas tostadas de pan con una quenelle de olivada, (aceituna negra de Aragón) y un poco de cebollino picado por encima con unas rodajitas de ajo confitado o frito para que sea más crujiente, eso a gusto de los comensales.

En este plato no añadí la guindilla, ultimamente cuido un poco el tema de los picantes.

Espero que esta receta, sea una de vuestras favoritas de verano, si no lo es, todavía.

 

 

 

Empanada de Bacalao con pimientos del piquillo de Lodosa

Empanada de bacalao y pimientos del piquillo

Una receta pendiente de traer al blog era una Empanada de Bacalao, pero no la clásica Empanada Gallega que lleva pasas y piñones, en casa la que gusta es la que lleva como acompañamiento pimientos del Piquillo de Lodosa, auténticos, puro sabor, bien asados, con una carne fina y compacta, algo ásperos y picantes como a mí me gustan,  una maravilla.

Por lo tanto esta receta de hoy es una Empanada de Bacalao con pimientos del Piquillo de Lodosa, al gusto de la familia. Aunque en esta receta el producto estrella es el Bacalao, haré más incapié en el pimiento del Piquillo por ser un ingrdiente muy habitual en mi despensa, ya que lo consumimos de muchas maneras.

Estos pimientos se reconocen por su color rojo vivo, su  tamaño pequeño (8-10 cm. de largo), su forma es plana y triangular y tiene la peculiaridad de tener la  punta ligeramente curva. El peso medio del fruto es de 35-50 gr. y su carne es fina y compacta. Lo mejor es su sabor ya que en el proceso de elaboración el pimiento es asado en llama directa y pelado a mano, uno por uno, sin que sean lavados por el agua u otros ingredientes naturales o químicos, de ahí viene ese sabor tan auténtico. os dejo un enlace a la página web de la denominación de origen del Pimiento del Piquillo de Lodosa.

Cuando pensamos en hacer una receta con Bacalao el primer paso es poner a desalar el bacalao; el tiempo de desalado o remojo en agua fría, dependerá de si utilizáis  cortes mas pequeños y delgados o tacos de lomo grueso.

Si son delgados con 24 horas será suficiente, si son lomos gruesos deberá estar a remojo 36 horas antes de utilizarlo en cualquier receta. Es aconsejable hacer un par de cambios de agua al día sobre todo si tenemos tajadas grandes y mantenerlo en la nevera, sobre todo en verano.   Si vamos a utilizar migas de bacalao, sólo necesitamos mantenerlo en remojo la noche de antes.

En esta ocasión también me he decantado por una receta nueva para la masa.  Siempre utilizaba la que viene en la página web de la Empanada Gallega, pero hoy traigo la receta que hace una de mis amigas, Nieves;  la de ella lleva como ingrediente líquido la Cerveza.

Esta  masa no sube tanto como la que lleva levadura de panadero, esto es , una vez cocida, la masa queda más delgada  pero mucho más crujiente, es la que más nos ha gustado de todas las empanadas caseras que hemos probado hasta ahora , por lo tanto esta receta de masa de empanada se queda en mi recetario particular, al gusto de los consumidores.

Empanada de bacalao con pimientos del piquillo

Ingredientes para la masa:

  • 500 gr. de harina
  • 1  lata de cerveza a temperatura ambiente
  • 200 ml. de aceite templado
  • Sal y Pimentón dulce al gusto

Ingredientes para el relleno:

  • 500 gr. de migas de Bacalao desalado sin piel ni espinas
  • 1 cebolla de Fuentes (son tiernas y dulces, no pican)
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo sin germen
  • 2 tomates maduros o unas cucharadas de salsa de tomate casera
  • 1/2 lata de pimientos del piquillo de Lodosa

Elaboración del relleno:

  1.  En primer lugar debemos tener el bacalao remojado y desmigado o cortado en lascas si es de taco de lomo
  2. Cortamos la cebolla en pluma, el pimiento verde y los dientes de ajo (sin germen) en trocitos pequeños; rehogar en un sartén hasta que todo esté pochado pero sin tomar color dorado.
  3. Pelar y despepitar el tomate, cortarlo en brunoise y añadirlo a la sartén del sofrito; dejarlo sofreir 5 minutos más, también podemos añadir salsa de tomate casera unas cucharadas al gusto de la cocinera o cocinero.
  4. Añadimos el bacalao en lascas, pochar unos minutos junto a la cebolla y añadir el pimiento del piquillo cortado en tiras, remover para mezclar bien y reservar. Podéis añadir un poco de pimentón a la mezcla, a mi me gusta añadir también a la masa.
  5. Es importante hacer primero el relleno, ya que este debe estar frío al ponerlo encima de la masa.

Elaboración de la masa:

  1. Calentamos el aceite en la sartén y añadimos el Pimentón, removemos y retiramos rapidamente para evitar que se queme el pimentón.
  2. Dejamos reposar hasta que este tibio y se pueda trabajar a mano sin quemarnos.
  3. Mezclar en un bol la cerveza del tiempo, el aceite con pimentón y la sal, añadir la harina poco a poco con el tamizador y mezclar con una cuchara de palo que sea larga.  Cuando ya se hayan mezclado harina y liquídos, pasar a la mesa y trabajar hasta conseguir una masa homogénea y fina.
  4. Colocar en un bol y tapar, dejar reposar 30 minutos.
  5. Cuando la masa esté fría, cortar la masa por la mitad y extender la mitad sobre la mesa enharinada, aplanarla con el rodillo y colocarla sobre un molde o bandeja de horno.
  6. Extender el relleno frío y dejar una parte del borde libre de relleno para doblarlo y evitar que salga el relleno al cocer.
  7. Cubrirlo con la otra parte de masa estirada y cerrar los extremos enrollándolos, pintarla con huevo batido.
  8. Si os sobra masa, es costumbre ponerla en forma de tiras, hojas, o en forma de conchas para adornarla un poco.  También hay que tener en cuenta que debemos pinchar la masa para que respire e incluso hacer un pequeño agujero con un corta pastas en el centro para que salga el vapor al cocerse.

Espero que os guste, estamos en tiempo de cenas al aire libre con amigos, excursiones familiares y también porque no, para tener en casa una buena empanada que llevarse a la boca a la hora de cenar con una ensalada de hoja verde, el claor que pueda provocar el encendido del horno bien vale un buena ración de empanaday el relleno…. el que tu imaginación te dicte.

Feliz semana y felices vacaciones

 

 

 

Croquetas de bacalao y gambón argentino

Croquetas de Bacalao y gambón argentino

Vuelvo con uno de los bocados que más me gustan, mejor dicho que más gusta en casa, unas croquetas, en esta ocasión unas croquetas de Skrey y Gambones Argentinos.
Las croquetas de bacalao es una más de mis especialidades pues este pescado es otro de los ingredientes que siempre tengo en mi frigo o despensa, ya sea congelado o salado.

En esta ocasión era un trozo de Skrey fresco, nó, lo siguiente, fresquisimo y con una carne que quitaba el sentido solo al mirarlo y unos gambones argentinos enormes.

Siempre explico o busco algún truco en la elaboración de las recetas para conseguir ir un punto más allá que la vez anterior y así para mejorar el sabor del producto final que vamos a consumir y en esta ocasión la elaboración ha sido diferente, por eso tanto el bacalao como los gambones los he preparado confitados para potenciar el sabor.

En otras ocasiones ya he comentado, que actualmente hay como una revolución en torno al mundo de la croqueta, se va trás la búsqueda de la croqueta perfecta y hay muy buenos y famosos cocineros tras ello y muy buenos locales de restauración en cada ciudad de este país.

Habitualmente no los busco, aunque en alguna ocasión los he visitado, pero es que como soy una gran aficionada a las croquetas prefiero informarme a través de la lectura sobre como las elaboran los grandes y después probarlas yo en mi casa, es para mi una gran satisfacción aprender cosas nuevas y conseguir un producto tan delicioso como estas croquetas.

Ingredientes:

  • 300 gr. de Skrey (bacalao fresco)
  • 6 gambones argentinos
  • 2 dientes de ajo sin germen
  • 1/4 de cebolla tierna
  • ramas de perejil fresco
  • 60 ml. d aceite de confitar el pescado
  • 60 gr. de harina
  • 400 ml de leche
  • 100 ml de caldo de pescado (hecho con espina de bacalo)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Un toque ligero de Nuez moscada (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra para la fritura

Elaboración:

La cantidad de aceite para confitar el pescado:

  • Debéis calcular que cuando introduzcáis el pescado, este debe quedar cubierto, aunque pueda pareceros mucha cantidad no importa, ya que después el aceite que sobre lo utilizaremos para guisos de pescado o paellas.

La leche de la bechamel:

Con dos cucharadas de aceite rehogar las cabezas de las gambas y sin nada de aceite añadirlas a un cazo donde pondremos la leche y al fuego, cuando empiecen a hervir la retiramos y dejamos infusionar unas horas.

El Fumet:

El Fumet podéis hacerlo con espinas y recortes de la parte alta del lomo del bacalao de la manera habitual, aquí os dejo el enlace a la receta de fumet

La Bechamel de bacalao y gambones:

  • En un cazo poner aceite, en mi caso puse aceite Arboleda, mezcla de la variedad Empeltre y Arbequina del bajo Aragón.
  • Calentarlo hasta llegar a una temperatura de 80º , en ese momento introducimos el bacalao y los gambones limpios de cáscara e intestino.
  • Tapamos el cazo dejando que se cueza o confite el pescado fuera del fuego, en el calor del aceite y dejamos reposar hasta que este frío.
  • Una vez frío sacamos del aceite y separamos las lascas del pescado, dejándolo limpio de espinas si las hubiera y de piel.  En este caso lo trocearemos en trozos más pequeños al igual que los gambones y lo reservaremos.
  • Para hacer el roux de la bechamel utilizaremos el aceite de confitar los pescados, lo pondremos en una sartén y cuando este caliente añadimos la harina, removemos bien hasta que este tostada ligeramente y añadimos la leche y el fumet de bacalao.
  • Removemos rapidamente y sin parar para evitar que se hagan grumos, añadimos el pescado troceado y seguimos cociendo la bechamesl 20 minutos a fuego medio-bajo.
  • Debe quedar cremosa, tirando a blanda, hay que tener en cuenta que la pasta que nos queda hay que taparla a piel, con un papel film y meterla al frigo, allí con el frío, se endurecera un poco.  De esa manera cuando la vaymos a trabajar será mucho más fácil.
  • Una vez que este fría haremos porciones y las rebozaremos en harina (muy poquita) y huevo batido más una capa de pan rallado y las volveremos a meter en el frigorífico hasta el momento en que las vayamos a freir para servir.
  • Esto hará una cobertura crujiente y un interior cremoso.
  • El tamaño de la croqueta debe ser a gusto del consumidor, hay quien aconseja que sea del tamaño de dos bocados y otros prefieren una croqueta bien grande, depende de vuestro gusto.
  • Mi consejo es freirlas en aceite de oliva virgen extra, este aceite resiste altas temperaturas sin descomponerse, por lo tanto el aceite crea una capa crujiente alrededor del alimento evitando que penetre el aceite en el interior.
  • Freir a 160 ó 180 grados, sacarlas a un cestillo de metal para que suelten el exceso de aceite o a un plato donde pondremos papel de cocina para que lo absorba.
  • Servir y disfrutar.

Para conseguir una buena fritura y bonito color el recipiente adecuado debe ser un cazo de acero inoxidable que sea profundo, de esta manera el alimento dará la vuelta sobre si mismo al freír y quedara un color uniforme y bonito.

Recordad que la fritura en aceite de oliva favorece la digestión de los alimentos ya que no resulta pesada ni agresiva para el estómago. Al menos en casa consumamos salud a través de un buen aceite.

Espero que sean de vuestro agrado.

 

 

Pastel de Tortillas

PASTEL DE TORTILLAS 066

Aunque este Pastel de Tortillas  bien podría pertenecer a la etiqueta “A la Ya…quelim” no lo es, viene de muy lejos en mi recetario, años 70, vista en una revista dominical de un periodico, aunque debo decir que  los ingredientes y la presentación de este que véis aquí, no tienen nada que ver con aquel primer pastel de Tortillas.

No hay nada en la cocina que nos facilite y resuelva alguna cena improvisada como unas Tortillas, estas serán con cualquier alimento que se nos pueda ocurrir, desde las sobras de unas Verduras o Patatas asadas a unas Salchichas, Pollo asado o Pescado, en fin creo que los huevos, las patatas, el jamón y el pan hacen un fondo imprescindible de nevera y despensa y yo añadiría el tomate y las latas de conserva, en fin, todo un festín venga quien venga y a la hora que se le apetezca.

En este caso quiero aclarar que incluí la Tortilla de Bacalao porque en este momento tenía Bacalao desalado en el congelador.  Tengo la costumbre de comprar Bacalao entero y desalarlo en casa, para guardarlo en el congelador y poder utilizarlo cuando surge una receta o una situación en que este pescado nos apetece.

Ingredientes:

Para las Tortillas:

  • 9 Huevos (3 huevos para cada una)
  • 1 paquete de Espárragos Trigueros
  • 1 Manojo de ajos tiernos
  • 1/2 cebolla tierna mediana
  • 1 Pimiento verde Italiano
  • 1 ajo tierno
  • 1 cebolla tierna pequeña un manojito de perejil fresco
  • 300 gr. de Bacalao desalado
  • 1 Calabacín
  • 1 cebolla tierna
  • 1 patata mediana
  • Sal, Aceite de Oliva Virgen extra

Para decorar las Tortillas:

  • 1 bolsa de Brotes de ensalada
  • Gambas Langostineras o Langostinos cocidos
  • Esparragos Trigueros
  • Salsa Rosa
  • Pan de ajo casero

PASTEL DE TORTILLAS 068

Elaboración:

Primera Tortilla: Esparragos Trigueros y ajetes

  1. Pelar los espárragos trigueros, cortar y deshechar las puntas duras, cocer al vapor 3 minutos para ablandarlos un poco, sacar y reservar pues terminaran de hacerse en la sartén.
  2. Limpiar los ajetes, cortarlos en trozos pequeños junto a los espárragos trigueros. Rehogarlos en la sartén con aceite de oliva Virgen Extra, comprobar el punto de sal.
  3. Cuando estén pochados, escurrir el aceite sobrante (si lo hay) y volcarlos en un bol.
  4. Batir 3 huevos y añadirlos al bol de los espárragos y ajetes, estos deben estar tibios, para evitar que el huevo cuaje en el bol.
  5. Añadir la mezcla a la sartén y cuajar la tortilla por los dos lados a fuego medio, para que la tortilla se haga bien por el centro.
  6. Una vez cuajada la tortilla, sacarla de la sartén y pasarla a un plato y reservar hasta el montaje del pastel.

Segunda Tortilla: Cebolla tierna, Calabacín y Patata

  1. Cortar en láminas finas la cebolla, la patata y el calabacín con la mandolina, si no tenéis mandolina con cuchillo bien afilado.
  2.  Rehogamos todo junto en una sartén con aceite de Oliva Virgen Extra y cuando esté todo pochado, escurrir el aceite sobrante (si lo hay) y volcarlos en un bol.
  3. Batir 3 huevos y añadirlos al bol con la patata, cebolla y calabacín.
  4. Añadir la mezcla a la sartén y cuajar la tortilla por los dos lados a fuego medio, para que la tortilla se haga bien por el centro.
  5. Una vez cuajada la tortilla, sacarla de la sartén y pasarla a un plato, reservar hasta el montaje del pastel.

Tercera Tortilla: Bacalao desalado y Pimiento verde

  1.  Aquí os dejo el enlace a la elaboración de la tortilla de bacalao.
  2. Una vez cuajada la tortilla por los dos lados, sacarla de la sartén y pasarla a un plato, reservar hasta el montaje del pastel.

Montaje del Pastel de Tortillas:

  1. Colocar en el fondo de la fuente de presentación la tortilla de calabacín, ajetes y patata, cubrir con una ligera capa de lactonesa casera.
  2. Encima colocar la tortilla de bacalao y cubrir con un poco de lactonesa.
  3. Por último colocamos encima la tortilla de Espárragos trigueros y ajetes.
  4. Adornamos los bordes del Pastel de Tortillas con brotes de lechugas, y toataditas de pan de ajo caseras, aquí os dejo el enlace a la receta.
  5. Encima del pastel colocar las gambas cocidas y una cucharadita de Huevas de Mujol.

Como podéis ver es facíl y versatil, todo dependera de los ingredientes que queráis usar vosotras y vosotros.

Este pastel es ideal en verano como otros de los que hay en el blog, son aptos para meriendas y cenas informales e incluso cumpleaños, barbacoas y todo tipo de celebraciones, es apetitoso y atractivo a la vista y gusta a todo el mundo.

Espero vuestros comentarios, El Fogón Ilustrado y yo estamos en Facebook, Google+ y Pinterest.

 

 

 

 

 

 

Buñuelos de bacalao

Buñuelos de Bacalao

Buñuelos de Bacalao

Si hay algo que me guste de verdad en esta época de Cuaresma es la costumbre de comer Buñuelos de Bacalao, no se porque el resto del año no me acuerdo mucho de ellos y me encantan, pero en esta fecha los disfruto a tope.

No recuerdo la formula que utilizaba mi madre y he recurrido para las cantidades a una receta que copie en  Directo al Paladar de Pepekitchen hace ya muchisimo tiempo, aunque les he añadido un par de variaciones, en vez de añadir agua yo añado fumé, la cebolla utilizo la cebolla dulce y tierna de la denominación de origen de Fuentes, propia de nuestra comarca.

Los he hecho muchas veces y siempre han gustado a todo el que los prueba, así que os invito a tomar estos buñuelos a mediodia con el vermut o la cerveza muy fría, están buenísimos.

Buñuelos de Bacalao

Buñuelos de Bacalao

Ingredientes:

  1. 200 gr. de Bacalao desalado
  2. 2 dientes de ajo (sin germen)
  3. 1 cebolla de Fuentes pequeña (cebolla dulce)
  4. Perejil fresco al gusto
  5. 1 huevo grande
  6. 1 Sobrecito de azafrán
  7. 150 ml. de agua o caldo de pescado
  8. 1/4 de cucharadita de levadura química o bicarbonato
  9. 100 gr. de harina
  10. Aceite de girasol o de oliva suave
  11. Salsa Mayonesa de ajo
  12. Reducción de vinagre de Módena

Elaboración:

  •     Si utilizamos bacalao en salazón debemos mantenerlo sumerjido en agua 48 horas antes de su elaboraciónhaciendo cambios de agua cada 8 horas.
  •     También se puede comprar ya desalado y ahorramos tiempo y trabajo pero yo prefiero hacerlo en casa.
  •     Una vez desalado conservarlo en el frigorífico hasta el momento de su elaboración.
  •     Desmigar el bacalo si es un lomo y procurar quitar muy bien las espinas y lapiel, para este plato también sirven las migas de bacalao con el consiguiente ahorro en el precio.
  •     Picamos en el robot o picadora la cebolla, los dientes de ajo y el perejil más el bacalao, queda como una pasta.
  •     Si no tenéis robot o picadora el jo, cebolla y perejil picarlo a cuchillo en brunoise, muy fino para que al comer no se encyentren trozos grandes.
  •     Batir el huevo y añadirlo junto al agua con el azafrán disuelto en ella a la mezcla del bacalao.
  •  Añadir la harina tamizada con la cucharadita de levadura quimica o bicarbonato y mezclar hasta conseguir una masa fina y cremosa.
  • Dejar reposar 30 minutos a temperatura ambiente.
  • Pasado el tiempo de reposo preparar un cazo hondo con abundante aceite de girasol o de sabor neutro, con dos cucharas o con una cuchara de helado cuando este el aceite caliente ir formando bolas y añadiendo la masa al aceite.
  • Una cosa muy importante es saber manejar la temperatura del aceite para que los buñuelos estén fritos por dentro pero no quemados por fuera, mi consejo es apagar el fuego de vez en cuando para mantener la misma temperatura en el acelte a mi me da muy buen resultado.
  • A pesar de utilizar un bacalao deslado le he añadido sal pues la necesitaba, por eso para comprobar el punto de sal se puede freir un buñuelo y probar antes de freirlos todos ya  que podrian quedarnos  quedar faltos de sal.
  • Para saber el punto del aceite es muy importante que al añadir la masa al aceite, esta no baje al fondo, el buñuelo tiene que flotar en el aceite para que salga hueco y esponjoso, tampoco le conviene qu eel aceite este muy caliente pues se dorará por fuera y saldra la masa sin hacer por el centro.
  •  Al sacar de la sartén dejarlos en un plato sobre papel absorbente.
  • Servir acompañados de alioli, mayonesa de ajo o reducción de vinagre de Módena.
  • Otra de las cosas que acompañan bien estos buñuelos es la miel de caña .

Espero que os gusten.