Tag Archives: Caldo de pollo

Pastel de carne picada y patata

Pastel de carne picada y patata

La receta de este Pastel de carne picada con patatas, es como la mayoría de las que traigo al blog, viene de mis recuerdos lejanos de infancia y juventud, pues era un clásico dentro de dias señalados o de fiesta en muchas casas, sobre todo donde había niños y hombres con buen apetito,  gustaba a todos y esto evitaba protestas y malas caras a la hora de ponerse a comer.

Recuerdo comerla en casa de mi tía Pilarin y me encantaba por la costra crujiente que dejaba el queso gratinado.

Es ideal para hacer la receta desde cero, pero también sirve para aprovechamiento de unas sobras de Ternera guisada, a la  que podemos añadir alguna cosilla más como unos guisantes o unas pechugas de Pollo o Pavo asadas, o a la plancha, bien picadas para hacer un pastel grande.

Este tipo de pasteles proceden de la gastronomía Inglesa, pero el guiso de la carne de ternera es un Ragout, y este procede de la cocina Italiana.  Sabemos que es mundialmente famoso; gracias a la emigración al nuevo Mundo, los Irlandeses e Ingleses llevaron su Pastel de carne y patatas Shepherd’s pie o pastel del Pastor, aunque ellos lo hacian con carne de cordero.

Según algunas fuentes, en las Islas Britanicas se da otro Pastel este es el cottage pie, hecho con carne de Vaca, originalmente, difería por llevar las patatas en rodajas en vez del puré. Recibe ese nombre porque las rodajas de patata daban un aspecto similar al de las tejas de la cabaña o cottage, y de ahí el nombre, a pesar de que hoy en día es más común preparar este pastel con puré.

Espero que os guste esta receta y os aficinéis a comer este rico pastel, puedes preparar por separado los ingredientes de un día para otro, para dejar solo el montaje y gratinado para  hacerlo un poco antes de que lleguen los invitados a casa, os encantará y si queda un poco para el día siguiente, mejor.

 

Ingredientes:

Para el puré de patatas

  • 600 gr. patatas chascadas
  • sal
  • 60 gr. leche
  • 15 gr. mantequilla o aceite oliva
  • 60 gr. queso rallado Cheddar
  • pimienta
  • nuez moscada
  • queso parmesano rallado para espolvorear

Relleno de Carne:

  • 1/2 cebolla dulce mediana
  • 3 zanahorias
  • setas de cardo frescas o boletus deshidratados
  • 2 dientes ajo sin germen
  • aceite de oliva virgen extra
  • 5oo gr. carne picada mezcla
  • sal y azúcar al gusto
  • Tomillo, albahaca, romero, orégano y perejil una pizca de cada uno
  • 6 cucharadas de salsa de tomate frito casero
  • ½ vaso de Vino blanco o en su defecto una copita de coñac( no se pone alcohol si van a comer niños pequeños)
  • Un poco de pan rallado
  • Queso Parmesano rallado, al gusto

Elaboración del Puré:

  1. Cocer las patatas sin pelar, para que no absorban más agua de la necesaria, añadiendo media cucharadita de sal, unos 20 minutos o hasta que la spinchemos y comprobemos que están en su punto
  2. Las dejamos atemperar  unos 5 mintos para poder quitarles la piel sin miedo a quemarnos.
  3. Cortarlas en trozos y pasarlas al pasa-purés, o escacharlas con el tenedor si no os gusta un puré muy fino.
  4. Añadir la leche, mantequilla o aceite, queso rallado Chedar, pimienta y nuez moscada y mezclar.
  5. Reservar en un bol tapado con film, en mi caso, en manga pastelera con boquilla rizada.

Elaboración de la carne:

  1. Cortar en brunoise las hortalizas; Cubrir el fondo de una sartén con aceite de oliva virgen extra y comenzamos por pochar a fuego lento la cebolla, seguidamente añadimos zanahoria y ajos bien picaditos hasta que estén blandos, de 10 a 15 minutos a fuego lento-medio.
  2. Seguidamente añadimos las setas frescas cortadas también en brunoise, remover y dejar unos 3 minutos.
  3. Salpimentamos la carne, le añadimos las hierbas y especias elegidas y la sofreiremos removiendo constantemente para que nos quede suelta , unos 10 minutos, hasta que cambie de color.
  4. Agregamos el vino blanco o coñac y dejamos evaporar el alcohol, otros 10 minutos a fuego medio bajo.
  5. Agregamos el tomate frito casero; Si añadimos salsa de tomate casero el tiempo se reduce pues ya lo tenemos cocinado.
  6.  Seguimos manteniéndola en el fuego otros 10 o 15 minutos más, hasta que la salsa quede bien ligada y no rezume aceite ni grasa(si mientras la cocinamos, vemos que la carne,quedara un poco seca, añadir un poco de caldo de pollo)
  7. Si al finalizar este paso nos queda demasiada grasa, debemos escurrir ese exceso de liquido y grasa.
  8. En una fuente engrasada y espolovoreada de un poco de pan rallado, ponemos en el fondo la primera capa de carne, cubrimos seguidamente de una capa de Puré de patata, alisándola con una espátula .En mi caso la he puesto con una manga y boquilla rizada pastelera. Espolvorear con queso parmesano rallado.
  9. Meter a horno pre-calentado a 200º, unos 10 minutos o hasta que el puré tome color.

 

Nota:

Si añadimos tomate fresco rallado, añadiremos una pizca de azúcar y sal y lo cocinaremos dejando reducir el agua que soltará el tomate fresco, unos 15 minutos más.

Mi consejo es tener siempre unos botes de salsa de tomate casera y también unos botes de sofrito, pues nos saca de muchos problemas de última hora.

Espero que disfrutéis la receta

 

Conejo con peras

Conejo-con-peras-jpg

Hoy por fin tenemos el invierno ya con nosotros,  ayer fue un día invernal total, con mucho frío y mucha agua; esos días son especiales para quedarse en casa y aprovechar el tiempo en la cocina, por eso hoy receta nueva, un guiso de Conejo, pan integral y alguna cosa más que saldrá a la luz dentro de unos días.

Esta receta de Conejo con peras ya me rondaba por la cabeza despues de una conversación en la que salio,  un plato de ciervo que comí hace un montón de años en el restaurante Savoy, ya desaparecido tambien hace mucho. Me gusta mezclar dulce con salado en los platos de carne, las frutas me gustan en las guarniciones de la carne sobre todo en estas fechas  de otoño y Navidad, creo que a las carnes, les da un toque muy especial.

La carne de conejo es sabrosa y tierna y puede dar mucho juego en nuestros menús, tiene un precio razonable y no nos descalabrara el bolsillo en estos días de comidas abundantes y en familias numerosas, por eso la dejo con las etiquetas de  Carnes guisadas y Cocina Navideña.

Ingredientes:

  1. 1 conejo
  2. 1/2 cebolla
  3. 1 puerro
  4. 2 dientes de ajo
  5. 2 zanahorias
  6. 8 cucharadas de salsa de tomate casera
  7. 200 ml. de vino blanco
  8. 1/2 litro de caldo de pollo (la cantidad de caldo se regula al gusto de cada uno)
  9. 1 hoja de laurel, Pimienta blanca, Tomillo, Orégano
  10. aceite de oliva V.E.
  11. sal y harina

Guarnición:

Peras de conferencia

1 lata de peras en almíbar, escurridas.

También pueden  cocerse las peras en casa 

  1. 500 ml. de agua
  2. 150 gr. de azúcar

Elaboración de las peras:

  • Pelar las peras, quitar el corazón y la parte baja de la pera, partirlas por la mitad y ponerlas en un cazo que las cubra con el agua y el azúcar.
  • Dejar cocer, hasta que pinchándolas observéis que están tiernas, nunca blandas, pues se desharían al colocarlas en el plato.
  • Dejarlas en el almíbar hasta que sea necesario colocarlas en el plato.

Elaboración de la receta de conejo:

  • Trocear  el conejo, sazonarlo con sal y pimienta  y envolver los trozos,ligeramente en harina.
  • Freírlo en aceite de oliva virgen extra junto con su hígado.  Cuando este dorado lo retiramos del aceite y reservamos.
  • Trocear la la cebolla, puerro,zanahoria y dientes de ajo y rehogamos en el mismo aceite de freir el conejo.
  • Añadimos el vino y dejamos cocer a fuego vivo para que evapore el alcohol, seguidamente añadimos la salsa de tomate, el agua, caldo de pollo o verduras, al gusto, tanto por la cantidad, como por el sabor que se quiera añadir.
  • Dejar cocer 20 minutos.  Sacar las verduras y el hígado y pasarlo todo por el pasapures hasta obtener una salsa fina. Recordar que si se pasa por la batidora el color de la salsa se aclara, no queda tan oscura.
  • Poner la salsa en una cazuela de barro  u olla, añadir el conejo, las hierbas aromáticas y las peras escurridas, dejar cocer todo junto, a fuego suave, durante 30 minutos más.
  • Yo las peras las reserve para colocarlas como adorno pero añadí unas cucharadas del almíbar a la salsa.

Esta salsa puede suavizarse si os gusta con un toque ligero de nata, también queda bien añadir  unas guindas, le dará color y dulzor al plato.

Creo que es una receta sencilla, con ingredientes fáciles de encontrar, con un precio de mercado razonable para que nuestro presupuesto no se nos dispare. Repito que puede quedar muy bien en nuestros menús Navideños.

Feliz semana

 

 

Pollo en pepitoria

 

El Pollo en pepitoria es uno de los platos más representativos de la cocina tradicional española, cuando era pequeña asociaba la palabra pepitoria a los guisos que se hacían con las vísceras, como la pepitoria de ternasco que tanto gustaba a mi padre o mis tíos que se hacia con los pulmones, hígado y el corazón del ternasco y rechazaba de plano aquel guiso de pollo o gallina que hacia mi abuela materna y que olía divinamente, pero su nombre y su color amarillo solo me producían cierto rechazo.

Cuando me hice mayor y mi curiosidad y afición cocineril empezó a aflorar, descubrí para mi gozo que me había perdido un gran plato durante muchos años y por supuesto decidí rectificar mi error.

Años después descubrí que en la antigüedad,  este plato si que se hacia con los menudillos de estas aves, pero está claro que alguna sabia cocinera, en algún momento de la historia decidió añadir esa salsa maravillosa, a las presas de más calidad y así quedo para la posteridad esta delicia culinaria.

En la geografía española hay diferentes platos de carne cocinados con este procedimiento, pero el que mas conozco es el de el pollo o la gallina, he elegido el pollo por la rapidez en la cocción ya que si elegimos una gallina, el tiempo se duplica y no ando sobrada de el .

La pepitoria es la manera de cocinar un ave en sus jugos, acompañándolas de almendras molidas y yemas de huevos duros que ayudan a espesar y engordar la salsa, pero con un ingrediente imprescindible que es el azafrán, aquí no vale sucedáneos ni nada parecido, el azafrán es el punto mágico que da sabor y color a este plato.

Como es de suponer este plato proviene de la cocina árabe y esta citado en varios escritos.

Ingredientes:

  1. 1 pollo cortado en trozos
  2. harina para envolver el pollo
  3. hebras de azafrán
  4. 1 cebolla mediana de Fuentes
  5. 2 dientes de ajo sin su germen
  6. 1 copa de vino de Jerez, Oloroso
  7. 1/2 litro de caldo de pollo
  8. 50 gr. de almendra molida
  9. 50 gr. de almendra en láminas
  10. 2 huevo duro
  11. 1 hoja de laurel
  12. aceite de oliva del bajo Aragón
  13. Sal, Pimienta negra

Elaboración:

  • Salpimentar los trozos de pollo y enharinadlos, sacudiendo el exceso de harina para evitar que se queme el aceite de freírlos.
  • Dejamos que coja la piel del pollo un color ligeramente dorado, retiramos a un plato y colamos el aceite si no ha quedado totalmente limpio.
  • Cortamos la cebolla en brunoise y el diente de ajo, rehogamos en el aceite de freír el pollo a fuego lento, debemos evitar que coja color oscuro la cebolla pues estamos elaborando una salsa blanca a la que añadiremos color con el azafrán.
  • Cuando la cebolla este pochada y transparente añadiremos la almendra molida, removemos para mezclar bien y añadimos la copa de vino de Jerez, dejamos que hierva unos segundos para reducir la salsa y añadimos las tajadas de pollo, el azafrán y el caldo de pollo hasta cubrir los trozos de pollo .
  • Añadimos la hoja de laurel rectificamos la sal si procede y dejamos cocinar 35 minutos aproximadamente.
  • Cuando veamos que el pollo esta prácticamente listo añadimos las yemas de huevo duro picadas, esto hará que la salsa espese un poco más, cortamos la clara a trozos y reservamos para añadir al final.
  • En una sartén tostaremos las láminas de almendra que servirán para la decoración final del plato..
  • Para acompañar el pollo he preparado como guarnición arroz largo hervido y salteado con un diente de ajo.

Esta receta es aconsejable hacerla de un día para otro, el guiso mejora, se acentúan los sabores y la salsa adquiere más cuerpo.
Si os interesa guardarlo unos días, antes de servirlo, debéis de hacerlo sin mezclar el huevo duro ni las almendras fileteadas, esto se hace solo en el momento de servirlo.

Albóndigas a la griega

 

Leyendo el nombre de la receta de hoy, ya se sabe cual es su procedencia o inspiración, Albóndigas a la griega, receta mediterránea total, procedente de una cocina basada en alimentos sencillos, como son verduras y hortalizas, carnes y pescados, añadiendo condimentos imprescindibles como el ajo, el limón, las especias y por supuesto el aceite de oliva, esto hace que sus platos combinen a la perfección la tradición mediterránea y los aromas de una gastronomía tan importante como es la turca y oriental.

Con estas albóndigas y su relleno vuelvo a un plato que nos gusta muchísimo que es la Mousaka, y para la salsa me he inspirado en una salsa típica de la gastronomía griega, llamada Avgolemono, menudo nombrecito, la salsa esta hecha con yemas de huevo crudo y zumo de limón.

He utilizado los ingredientes para la salsa a mi manera como podéis ver más adelante y el resultado ha sido muy bueno, diferente a las salsas a las que están acostumbrados, pero les ha gustado.

Más recetas con berenjena aquí, aquí,

 

Ingredientes:

  1. 500 gr. de carne picada de ternera
  2. 2 huevos
  3. miga de pan (al gusto)
  4. 125 ml. de leche
  5. 1 pellizco de ajo deshidratado
  6. pimienta blanca
  7. perejil picado
  8. sal
  9. Harina para envolver las albondigas
  10. Para el relleno:
  11. 1 berenjena asada
  12. queso feta

Elaboración:

  • Encender el horno o parrilla y asar la berenjena entera, tiempo entre 30 y 40 minutos si es grande.
  • Sacarla una vez este asada y taparla con papel hasta que este fría, entonces procederemos a partirla verticalmente y sacar la pulpa en tiras, desechando la piel.
  • Cortamos el queso feta en cuadraditos y reservamos.
  • En un bol mezclamos la carne picada, la sal, pimienta, el ajo deshidrato  el perejil picado, los huevos batidos y la miga de pan remojada en la leche, si no tenéis miga de pan se puede añadir pan rallado.
  • Mezclar con una espátula y cuando tengamos todo bien amalgamado, dejar reposar 30 minutos para que se mezclen bien los sabores.
  • Pasados los 30 minutos empezar a formar bolas con la mezcla de carne dejando un hueco en el centro que rellenaremos con berenjena asada y un trocito de queso feta, añadiremos más carne picada para terminar de formar la albóndiga y pasaremos por harina, reservamos.
  • Una vez tengamos todas albóndigas formadas, pondremos una sartén honda con aceite de oliva virgen extra, suave y freiremos en ella nuestras albóndigas.

La salsa:

  1. 1/4 de cebolla
  2. perejil picado
  3. 1 cucharada de harina
  4. 2 yemas de huevo cocido
  5. Caldo de pollo
  6. 1 cucharada de zumo de limón

Elaboración:

  • Poner a cocer dos huevos durante 10 minutos, una vez cocidos sacar las yemas y picarlas con un tenedor y reservar.
  • Cortar en brunoise o en la picadora eléctrica, 1/4 de cebolla tierna (de Fuentes) y unas ramitas de perejil.
  • En una sartén añadimos aceite de oliva V.E. y lo rehogamos, cuando ya este rehogado añadimos una cucharada de harina removemos y mezclamos bien, añadimos la cucharada de limón y el caldo de pollo, dejamos hervir 5 minutos. 
  • Rectificar de sal, añadir las yemas de huevo duro y añadir más caldo si fuera necesario, añadir las albóndigas y dejar cocer 5 minutos más. 

Una vez más espero que os guste y espero vuestros comentarios.

 

Bolas de patata rellenas

 

  Esta receta tiene tres cualidades, es fácil, tiene una elaboración rápida y está muy rica, en cuanto al relleno, pues lo que haya en la nevera en ese momento o si tenemos tiempo ya podemos hacer un relleno más elaborado, de todas maneras lo importante es que están muy ricas y me han dado la idea de ponerlas más adelante con diferentes rellenos.
  Creo que a todas y todos amos de casa, no nos falta nunca en nuestra despensa las patatas, pero a mí tampoco me falta nunca la caja de copos de puré de patatas.  En casos de emergencia como hoy, desde unas bolas como estas a un
Pastel de patata templado como el que ya tengo en este blog, nos ayuda a solucionar en poco tiempo unas tapas o un primer plato.
  El puré lo hago en el microondas, así acelero el proceso de elaboración y gastamos menos electricidad, todo cuenta.
INGREDIENTES:
  1. 1 bolsa de copos de puré de patata siempre gasto Maggi
  2. 400ml. de agua
  3. 100 ml. de leche
  4. 1 cucharada de mantequilla
  5. Sal, pimienta blanca
  6. ½ pastilla de caldo de pollo concentrado
RELLENO:
  1. Queso rallado grana Padano
  2. 4 lonchas de jamón york
  3. 1 huevo duro
  4. 1 cucharada de queso de untar
  5. Sal (opcional, el queso ya lleva sal)
ELABORACIÓN:
  • En un bol poner el agua, la leche, la mantequilla y el cubito de caldo desmenuzado.
  • Meter al microondas a máxima potencia 1 minuto tapado con tape especial para micros.
  • Sacar batir y añadir el paquete de copos de puré de patata, volver a mezclar con un batidor, tapar y meter un minuto más.
  • Sacar y volver a batir, tiene que quedar espeso y de vista debe quedar fino, reservar y dejar enfriar.
  • Para el relleno, pondremos el huevo a cocer en un cacito con agua fría durante 10 minutos a partir de que empiece la ebullición, una vez cocido lo pondremos en agua fría y unos minutos  más tarde procederemos a quitar la cáscara.
  • Picar el huevo con un tenedor, cortar el jamón york en trocitos pequeños, rallar el queso Grana Padano en la proporción que más os guste, remover y mezclar todo.
  • Añadir la pimienta blanca y el queso de untar, para ligar bien el relleno, comprobar el punto de sal.
  • Cuando tengamos el puré frio ponemos un poco de harina en un plato, para espolvorear en nuestras manos y así trabajar las bolas con más facilidad.
  • Coger una parte de puré haciendo un hueco y colocando el relleno, cubrir con más puré y dar forma redonda.
  • Para rebozar las bolas preparar tres platos:
  • El primero con harina.
  • El segundo con huevo batido.
  • El Tercero con pan rallado  tipo cracker.
  • Pasarlas las bolas de patata por este orden, con esta cobertura conseguimos un bocado con una fritura crujiente y resistente por fuera y el centro blandito.
Servirlas como tapa o como acompañamiento de un plato de carne y una ensalada.