Tag Archives: Cebolla tierna

Ensalada de garbanzos

 

No sé qué pasará en vuestras casas, pero en la mía en cuanto llegan los primeros calores, la mitad de la familia nos olvidamos de las legumbres cocinadas con su caldo y acompañamientos cárnicos  que tanta alegría nos proporcionan en invierno.  Es por eso que con 27º de temperatura que hemos tenido durante una semana, lo que apetece comer son las legumbres en ensalada, frescas y llenas de color, un color que nos seduce y consigue que las comamos con gusto y que vayamos cargando las pilas, pensando en la llegada de ese verano tan añorado y deseado por su sol y su calorcito, que a mí particularmente me va tan bien. .

Por eso anoche antes de acostarme pensé en poner los garbanzos en remojo para tener hoy una ensalada de garbanzos variada para dos y para la otra mitad de la familia unos garbanzos con arroz y chorizo, más su ensalada verde en el centro, así todos bien comidos y satisfechos además de poder compartir la receta con vosotros.

Y es que llegar en un día de calor y pensar en cocido no es apetecible, pero si éste se transforma en un plato fresco y ligero, las legumbres entran de maravilla.
Si tenéis mucha prisa siempre se puede recurrir a la típica conserva de garbanzos cocidos, pero yo os recomiendo la legumbre seca, pues así obtendréis una ensalada con mucho mejor sabor.

Yo he cocido los garbanzos en la olla rápida y los he tenido 15 minutos, como han estado en la vitrocerámica,  mientras dejaba salir el vapor se puede decir que el tiempo de calor ha sido 20 minutos en total. Han salido muy bien cocidos como se puede ver en la fotografía.

 

Ingredientes:

  1. 300 gr. de garbanzo cocido
  2. 1 pimiento verde italiano
  3. 1/2 cebolla tierna
  4. 6 palitos de Surimi Krisia
  5. 1 endivia
  6. 1 lata pequeña de maíz
  7. 2 zanahorias tiernas
  8. aceitunas verdes rellenas
  9. 4 trozos de lomo de atún en aceite
  10. Tomates Cherry
  11. Sal Maldon
  12. Aceite de Oliva Virgen Extra
  13. Vinagre balsámico a la miel de La Chinata

Elaboración

  • Si utilizáis garbanzos cocidos de bote, sacar los garbanzos a un colador grande y aclararlos bajo el grifo, añadirlos a un bol.
  • Cortar los palitos de surimi, las olivas verdes y añadir al bol de los garbanzos
  • Añadir el maíz bien lavado y escurrido,añadir sal y unas dos cucharadas de aceite de oliva, remover y mezclar para que todo se empape del aceite.
  • Cortar el pimiento en rodajas finas, la cebolla en pluma,la zanahoria en rodajas finas muy finas, los tomates cherry y reservar.
  • Montar el plato con las hojas de endivia en el fondo y añadir los garbanzos, colocar encima y a vuestro gusto, las rodajas de pimiento, la cebolla, los tomates cherry y la zanahoria, coronando el plato con el trozo o trozos de lomo de atún
  • Para poner menos grasa a las ensaladas he comprado un spray para aliñarlas, por eso no preparo una vinagreta como siempre he hecho.
  • Pulverizo tres veces el aceite por encima, añado unas gotas de balsámico de La Chinata y he añadido la sal Maldon.
  • En caso de no tener pulverizador de aceite hacer una vinagreta como siempre y poner con una cuchara por encima.
  • La proporción de aceite y vinagre balsámico es de tres cucharadas de aceite por una de vinagre balsámico o de cualquier otra especialidad que os guste.

Esta ensalada siempre es variable, depende de los ingredientes que hay en ese momento en casa, por lo tanto también llevara la etiqueta “A la Ya..quelin” pero también la encontrareis en Ensaladas y Legumbres

Espero que os guste.

Salsa de marisco

 
La salsa de marisco se podría decir que es una sopa de pescado a la que le daremos el espesor deseado a base de harina, fécula de maíz e incluso unos granos de arroz como leí en una receta de Bruno Oteiza.
Un ingrediente base e importante es el fumet o caldo de pescado, que tendremos preparado para añadir al resto de ingredientes en el momento en que estén rehogados y flameados.
El fumet lo prepararemos con cabezas y espinas de pescado blanco, puerro , zanahoria, una hoja de laurel y sal, se cuece no más de 30 minutos y ya tenemos nuestro fumet listo para sopas o salsas para pescados.
Ingredientes:
  1. Las cabezas y pieles de 6 gambas
  2. 8 mejillones 
  3. 1/2 vaso de vino blanco 
  4. 1 zanahoria
  5. ½ cebolla tierna
  6. ½ puerro, la parte blanca
  7. 1 diente de ajo
  8. ½ copita de coñac
  9. 2 tomates troceados, pelados y despepitados
  10. 1 ramillete o bouquet garni (hoja de puerro, tomillo, laurel, romero y perejil)

ELABORACIÓN:

  • Cocer los mejillones con el vino blanco y medio vaso de agua, una vez abiertos reservar el caldo de cocción, tirar las conchas y guardar la carne de los mejillones para otra preparación.
  • Limpiar las gambas, separar los cuerpos de las cabezas y reservar por separado.
  • Limpiar y picar las verduras, cebolla, zanahoria, ajo y puerro, cuando empiecen a tomar color añadir las cabezas de las gambas y las cascaras del cuerpo, remover y añadir una cucharada de harina y el coñac, flamear a continuación. (Siempre teniendo la precaución de apagar la campana extractora para evitar que la llama pueda ser absorbida por la campana y provoquemos un incendio)
  • Seguidamente añadir el tomate, pelado y troceado y dejar a fuego lento unos minutos.
  • Incorporar el fumet preparado anteriormente y el caldo de cocer los mejillones retirando el ramillete de hierbas aromáticas, mantener en el fuego 15 minutos.
  • Una vez cocido triturar todo, pasarlo por un colador fino o un chino y guardar.

Esta salsa puede acompañar múltiples platos de cualquier pescado, como el rape, la merluza, la dorada o el bacalao, en este caso servirá para acompañar unas lubinas.

Crema de calabaza con huevo Mollet

 Otra de las recetas clásicas en mi casa son las cremas.  De espárragos, calabacín y sobre todo la de calabaza de invierno.
Esta Crema de calabaza me encanta por los sabores que combina y por la diferencia de texturas de sus ingredientes.
  Siempre me ha llamado la atención esta hortaliza, resulta llamativa por su color y desde luego cuando la pruebas, por su sabor, además es muy versátil en la cocina.
  La calabaza común es un fruto grande, puede llegar a pesar hasta 90 kg. por eso se suele vender a trozos envasada en bandejas, su carne es de un color anaranjado vivo y sirve igual para platos dulces que salados.  Si se va a servir como guarnición, es aconsejable cocinarla al vapor pues su carne tiene mucha agua y nos quedaría demasiado blanda.
  Puede cortarse con una mandolina y freírse  para tener unas chips de calabaza.
  La utilizo sobre todo para hacer esta crema y para hacer mermelada. También me gusta con las lentejas y como guarnición de platos de ternera. En esta ocasión he comprado una bastante hermosa y la he utilizado para todos estos platos que describo.
  Os recomiendo su consumo, es barata y sobre todo es rica en carotenos, mucilagos, fibra y vitaminas.  Recordar ahora que estamos ya tocando la primavera con los dedos, hay que prepararse para el verano y el consumo de carotenos acelera el bronceado.
  Un recuerdo muy bonito que tengo es cuando de niña salíamos a jugar en verano al escondite, a veces algún vecino tenía una calabaza que traía hueca,  con su boca y sus ojos y una vela dentro, lo siguiente era sentarnos alrededor y escuchar historias de miedo y entonces en España todavía,no conocíamos Halloween.
Ingredientes para la crema de calabaza:
  1. 500 gr. de calabaza
  2. 1 patata mediana
  3. 2 zanahorias
  4. ½ cebolla mediana
  5. 1 puerro solo la parte blanca
  6. 1 cucharada de mantequilla
  7. 100 ml. de nata
  8. Caldo de verduras (o de pollo al gusto)
  9. Sal, pimienta blanca

Elaboración:

  • Limpiar y trocear las verduras y cortarlas en cubos.
  • En una olla añadir la mantequilla y rehogar la cebolla y el puerro.
  • Rehogar 5 minutos, añadir la zanahoria y la patata seguir rehogando 10 minutos más, sin dejar que el puerro y la cebolla cojan demasiado color.
  • Añadimos el caldo de verduras y dejamos hervir 15 minutos, transcurridos los 15 minutos añadir la calabaza.
  • Dejar hervir 20 minutos más.
  • Batir las verduras con batidora o robot de cocina, debe quedar una crema fina.
  • Añadir la nata y la pimienta , rectificar de sal si fuera necesario y volver a batir.
  • Reservar a fuego muy bajito mientras hacéis el huevo.
  • La cantidad de caldo a añadir será a vuestro gusto según os guste más o menos espesa.

 

Guarnición:

  1. 1 huevo Mollet
  2. Sucedáneo de Caviar
  3. Ramitas de perejil

Huevo Mollet:

  • La gracia de poner un huevo Mollet en el centro de la crema, radica en que la cocción de este huevo permite tener la clara cocida y la yema liquida, así al cortar el huevo sobre la crema, la yema sale y se desparrama por ella.
  • El contraste de sabor lo pone el sucedáneo de caviar que como sabéis es salado e incluso ahumado.
  • Para hacer el huevo Mollet poner un flim de cocina extendido sobre la mesa, utilizar un pincel para engrasarlo con un poco de aceite, esto es para evitar que el huevo se pegue y se nos estropee al retirarlo.
  • Colocar el film dentro de una taza de café, romper la cáscara del huevo con cuidado de no romper la yema y depositarlo dentro de la taza.
  • Recoger el paquete con el huevo dentro, dar unas vueltas y atarlo con cordón de cocina.
  • Poner un cazo pequeño con agua al fuego, cuando empiece a hervir meter el huevo, dejar hervir 6 minutos y sacarlo.
  • Pasarlo a un bol con agua fría dejarlo 5 minutos, cortar con cuidado el cordón que lo sujeta y colocar el huevo en el centro del plato con la crema de calabaza, adornar con unas cucharadas de sucedáneo de caviar y una ramita de perejil o de cebollino picado.

Espero que os guste la receta, que aproveche

Hojas de endivias con salsa tártara

 La salsa tártara es una salsa que deriva de salsa mayonesa. En este tipo de salsas, quiero decir, que las hay de dos tipos, las que se elaboran con aceite y yema de huevo cruda, que son la mayonesa y sus derivadas y las que se elaboran con yema de huevo y mantequilla al baño maría que son las holandesas, que se sirven calientes.La mayonesa, es la más famosa de las salsas frías que se conocen, y resulta indispensable en cantidad de platos. De ella derivan otras salsas, que tienen mil usos.
Van bien con pescados, carnes, verduras, arroces y muchas cosas más y se consiguen añadiendo otros ingredientes a una base, de salsa mayonesa.

Este es el caso de la salsa tártara, los ingredientes que se añaden son, por ¼ de litro de salsa mayonesa, 2 yemas de huevo cocidas y una cruda,1 cucharada de cebolleta tierna, cebollino, alcaparras y 1 pepinillo agridulce, todo picado muy finito.

Ingredientes:

  1. 2 yemas de huevo cocido o duro.
  2. 1 yema de huevo cruda.
  3. Aceite de girasol, o aceite de semillas sin sabor, el que admita.
  4. 1 chorrito de vinagre.
  1. En un ¼ de litro de salsa se añaden:
  2. 1 cucharadita de cada uno de los siguientes ingredientes: cebollino fresco, cebollita tierna, alcaparras y 1 pepinillo agridulce.

Elaboración:

  • Pasar por un colador para deshacer bien, las yemas de huevo duro, añadir la yema de huevo cruda y empezar a batir añadiendo el aceite al hilo.
  • La cantidad necesaria de aceite, será según la consistencia que le queráis dar.
  • Picar muy menudito el resto de ingredientes y añadirlos a la salsa que hemos hecho.
  • Lista para servir

Es buena para acompañar pescados a la parrilla, langostinos, y carnes frías de pollo o ternera.

En esta ocasión yo la he elegido para acompañar unas hojas de endivias, ya que esta verdura solo así la comen alguna vez. También he aprovechado para hacer otro tipo de tapa como veis en la foto.

Esta es la versión ortodoxa de la salsa, pero con las prisas de hoy en día, lo más cómodo es hacer una mayonesa normal y añadir las verduritas picadas.

Como veis en la foto, simplemente puse la salsa en un bol y las hojitas alrededor para que cada uno se hiciera servir la cantidad que le apeteciera.
.

Pan relleno de cebolla

Esta es una receta de aprovechamiento del pan que nos queda del día anterior, como en casa somos buenos comedores de pan, es difícil  casi imposible que nos  quede pan para el desayuno, por mucho que lo calcule, muchos días hago corto de pan y eso nos fastidia bastante, porque me obliga a hacer otras cosas y demorar un ratito el buen momento del café.

De todas maneras esta es una receta, para aprovechar el pan que nos ha quedado del día anterior. Hace muchos años que saque esta receta de la enciclopedia que tengo y cuando hay suerte de que sobre pan, allá voy con ella.

Un buen momento para hacerlo es cuando hay un asado de carne, pues mientras se termina de hacer el asado, también se hace el pan en el horno.

Ingredientes:

  1. 1 barra de pan
  2. Media cebolla tierna
  3. 2 cucharadas de mostaza de Dijon
  4. Perejil picado
  5. 50 gr de mantequilla

Elaboración:

  • Cortar la cebolla muy menudita.
  • Picar el perejil muy menudito
  • Mezclar en un bol la mantequilla con la mostaza y trabajar para mezclar bien.
  • Añadir la cebolla y el perejil muy picaditos, mezclar todo.
  • Poner la barra en una tabla y darle cortes cada 12 mm. De manera que las rebanadas queden unidas por debajo.
  • Meter el relleno dentro de las rebanadas cuidando que quede bien extendido.
  • Envolver el pan en papel aluminio, cerrándolo bien. Hornearlo 20 minutos.
  • Espero que os guste y que me contéis si  la receta ha tenido éxito en vuestra casa.