Tag Archives: Hamburguesas

Panecillos de cebolla

Panecillos de cebolla (1)

Llevaba tanto tiempo sin hacer pan, que casi había olvidado la sensación tan agradable de tocar y bolear una masa, y la alegría que se siente cuando la olor del pan recien hecho sale de tu horno e inunda toda tu casa y la escalera, y mucho más tiempo, sin comerme una hamburguesa casera de Pollo hecha por mí, con un panecillo también casero;  así que dicho y hecho, hoy me he decidido y aquí están los panecillos.

Estos Panecillos de cebolla fueron vistos y fichados hace tiempo en un libro con muchisimas recetas de panes, que compre hace tiempo y poco después en  Directo al Paladar; fueron amor a primera vista y han sido un éxito, delicados de sabor, blanditos y para conbinar con un montón de alimentos; de un tamaño ideal (aún pueden hacerse más pequeños, de unos 50 gr.) para servir en brunch, un bufette frío para una merienda de cumpleaños, o en cenas en la terraza como estos, con hamburguesas, salchichas alemanas o salchichas nacionales, de Pollo trufado, como las que compro en Pollería Angelines en el mercado Delicias, que están de muerte.

El relleno del panecillo esta compuesto por una hoja de lechuga Hoja de roble, unas láminas de pepinillo agridulce, unas láminas más de cebolla, una rodaja fina de tomate rosa de Barbastro.

A esto le he añadido unas gotas de aceite, muy poco: colocar encima la hamburguesa de Pollo y encima una loncha de queso Cheddar.

La mostaza de Dijon y el Ketchup es opcional.

Vuestra imaginación os dirá mejor que yo, como servir los panecillos para que les encante a vuestra familia y amigos. aquí os dejo un enlace a otros panecillos muy apropiados para hamburguesas.

Panecillos de cebolla

ingredientes:

  • 250 ml. de harina
  • 5 gramos de sal
  • 15 gr. de mantequilla
  • 120 ml. de agua
  • 100 gr. de cebolla tierna pochada
  • 12 gr. de levadura fresca e Panadero

Elaboración en Panificadora:

  1. En primer lugar cortamos la cebolla en brunoise ,trocitos muy pequeños, la pochamos en la sartén con una nuez de mantequilla, hasta que este transparente y sin toques de color tostado, retiramos de la sartén y dejamos enfriar.
  2. Añadimos a la cubeta de la Panificadora, el agua, la sal y la mantequilla a temperatura ambiente, la cebolla ya fría,  encima la harina y la levadura desmenuzada.
  3. Elegimos el programa número 7 de 15 minutos de amasado.
  4. Cuando termine, sacamos la masa y la colocamos en un bol tapada co un paño de algodón, cuando veamos que comienza a levar la masa, unos diez minutos aproximadamente, la cortamos en porciones a nuestro gusto, en este caso de 66 gr. cada uno y voleamos la masa hasta formar una bola redondita y perfecta.
  5. Los colocamos en una bandeja de horno con el fondo espolvoreado de harina y calculamos la distancia para que al subir y cocerse no se peguen entre ellos.  Taparlos de nuevo con el paño blanco y dejarlos levar hasta que doblen su volumen.
  6. Cocer en horno precalentado a 180º durante 15 o 20 minutos. Si al terminar este tiempo la base del panecillo os queda demasiasdo blanda, tapar los panecillos y dejarlos diez mintos más en el horno.

Amasado a mano:

  1. En primer lugar cortamos la cebolla en brunoise ,trocitos muy pequeños, la pochamos en la sartén con una nuez de mantequilla, hasta que este transparente y sin toques de color tostado, retiramos de la sartén y dejamos enfriar.
  2. Añadimos a un bol  la harina y formamos un volcán: en el centro añadimos el agua, la levadura desmenuzada cuidando que no se mezcle con la sal pues ralentizaria la acción delevado de la masa, la mantequilla y la sal a un lado del bol; todo a temperatura ambiente más la cebolla ya fría y comenzamos a amasar hasta tener todos ingredientes bien integrados.
  3. Amasamos durante unos 8 ó 10 minutos hasta obtener una masa elástica que se despegue facilmente de las paredes del bol o de la mesa de trabajo.
  4. . Mantenemos la masa en el bol, tapada con un paño de algodón;  cuando veamos que comienza a levar la masa, unos diez minutos aproximadamente, la cortamos en porciones a nuestro gusto, en este caso de 66 gr. cada uno y voleamos la masa hasta formar una bola redondita y perfecta.
  5. Los colocamos en una bandeja de horno con el fondo espolvoreado de harina y calculamos la distancia para que al subir y cocerse no se peguen entre ellos.  Taparlos de nuevo con el paño blanco y dejarlos levar hasta que doblen su volumen.
  6. Cocer en horno precalentado a 180º durante 15 o 20 minutos. Si al terminar este tiempo la base del panecillo os queda demasiasdo blanda, tapar los panecillos y dejarlos diez mintos más en el horno.

Los panecillos quedan muy blanditos, son especiales para servir con hamburguesas, embutidos, pates, salmón ahumado, con diferentes quesos de untar etc..

Panecillos de chapata al romero y hamburguesas

Panecillos y hamburguesas

El menú que elegí para la cena de ayer, es de esos que apetecen y gustan a todo el mundo, pero que debo evitar por el exceso de calorías;  Pero está tan rica que hago lo que aconseja el refrán “Una vez al año no hace daño”.
El motivo principal no era otro que tenía ganas de elaborar yo misma los panecillos para las hamburguesas.  Estas también las hago yo, pues no me gustan las que venden por ahí.
Condimentadas a nuestro gusto, sal, pimienta negra, salsa de soja, ajos perejil picadito muy menudo y las hamburguesas gorditas.  Una vez hechas el acompañamiento o relleno del panecillo, cada uno lo pone a su gusto.
Para acompañarlas preparo en varios platitos, rodajas de tomate, cebolla pluma, filetes de pepinillos queso en lonchas y lechuga aliñada, con salsa kétchup y mostaza Maille de Dijon.
Elegí esta receta de panecillos porque se aromatizan con romero, y me encanta este tipo de panes.  Los considero muy mediterráneos y desde luego el romero o el tomillo son plantas de autóctonas, recogidas aquí en nuestra tierra.
Me traen recuerdos de la primavera y los veranos en el pueblo, respirando  todos esos aromas cuando subíamos a la ermita de nuestra Patrona, durante las fiestas del pueblo. 

El monte en que se encuentra está lleno de estas plantas, en toda su plenitud en el mes de Mayo.
Y el olor del verano, venia de las huertas o campos que rodean el pueblo, olores que desprendían las plantas de hortalizas que los llenaban, tomates, pepinos, melones, pimientos , incluso los trigos cosechados o las alfalfas .

Bueno dejaré el sentimentalismo y la melancolía del tiempo pasado a otro lado y vamos a por la receta.
Panecillos de chapata al romero
Ingredientes:
  • 350 ml. de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva V. E.
  • 500 grs. de harina de fuerza y un puñadito para espolvorear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar granulado, normal
  • 1 cucharadita delevadura seca rápida
  • 1 cucharadita de romero y tomillo fresco, finamente picado
  • Leche para glasear
Elaboración:
    • En primer lugar he puesto en la cubeta de la Panificadora el agua
    • Seguidamente he puesto las 2 cucharadas de aceite
    • Verter la harina encima de los líquidos
    • Agregar la sal en un rinconcito de la cubeta y el azúcar en el rincón opuesto
    • Hacer un huequecito en medio de la harina y poner allí la levadura
    • Programa de amasado el nº 7 duracion 15 minutos 
    • Poner la panificadora en marcha.
    • Cuando termine el amasado, espolvorear harina en la mesa o encimera y poner la masa aplanarla y estirarla un poquito y añadir el Romero y en volver la masa para que quede bien integrado.
    • Pesar toda la masa y dividirla en trozos de 80 grs. o a vuestro gusto.
    • Espolvorear un poquito de harina en unas latas de horno y he colocado solo tres bollitos en cada una, para evitar que se peguen al crecer.
    • A mí me han salido 6 de 84 grs. cada uno
    • La receta original dice dejar los panecillos 30 minutos  para luego cocer, en este caso y a pesar del calor han tardado 2 horas en doblar su volumen.
    • Por lo tanto yo os aconsejo que el tiempo exacto de levado es el que la masa necesita para doblar  su volumen.
  • Pincelar los panecillos con leche, espolvorear mas tomillo por encima y un poquito de sésamo o incluso podéis espolvorear harina. Hornear a 180º , 20 minutos o hasta que cojan color dorado y su base suene  a hueco.
   

Están muy ricos, no pararías de comer más pan. Seguiré haciéndolos para otras preparaciones o bocadillos.