Tag Archives: Harina de fuerza

Nudos de pan con ajo y queso Parmigiano

Nudos de Pan de ajo y queso Parmigiano (1)

El día 16 de Octubre se celebra el Día mundial del Pan, y para celebrarlo hice estos nudos de pan con ajo y queso, una manera diferente de comer buen pan hecho en casa, aromatizados con un buen aceite de oliva Virgen Extra variedad Arbequina, ajo y coronados con un queso Parmegiano que quita el sentido, aunque podéis elegir cualquier tipo de queso curado y Español, claro está.

A diario en muchisimos barrios de las ciudades, comemos la conocidísima baguette, esa que cuando Ana Biscayene le muestra a un Francés autentico en el programa sobre el Pan de el Comidista, este Señor se horroriza al ver ese ese producto al que llamamos Baguette, aquí, en nuestro pais.

Una Baguette es una barra que mide, según los canones de la Panadería Francesa, unos 5 o 6 centrimetros de ancho, por 3 o 4 de alto y 85 centimetros de, máximo, de largo; su corteza es crujiente  no se reblandece con el paso de las horas y se convierte en chicle, y con una miga esponjosa.

Por eso recomiendo que deberíamos saber más del mundo del Pan, pero del de cada día, sin chorradas, de lo que le cuesta a un Panadero levantarse y sacar un buen producto despues de estar toda la noche currando y así día tras día para mantener un oficio ancestral y necesario cada día.

Me va este mundo, me encanta comer buenos panes y desde luego, aún sin tener los mejores utensilios o el mejor horno, consigo sacar buen pan en mi cocina.
Esta receta esta hecha por el método directo, sin prefermentos o masa madre, esta sacada de este blog , es muy conocida en la red.

Con harinas de supermercado y una fermentación en nevera, este es el resultado, más fácil imposible.

 

Nudos de Pan de ajo y queso Parmigiano (4)

Ingredientes:

  • 200 g de agua
  • 360 g de harina, mitad de fuerza, mitad panadera
  • 25 g de aceite de oliva virgen
  • 5 g de levadura de panadería liofilizada
  • Media cdta. de sal
  • Un diente de ajo
  • Un huevo batido para pintar
  • Queso parmesano rallado al gusto

Elaboración:

  1. Mezclamos el agua con la harina de fuerza y la harina común, y dejamos reposar 20 minutos. Este reposo facilita el amasado posterior.
    Pasados los 20 minutos, agregamos a continuación la levadura de panadero, la sal y el aceite, y amasamos a mano o con robot, como más os guste hasta que se la masa absorba todo el aceite.
  2. Pelamos el ajo y lo majamos en un mortero o lo pasamos por un prensa ajos ya que este gachet de cocina lo deja muy prensado y fino.
  3. Lo agregamos a la masa. Seguimos amasando hasta que el ajo se incorpore por completo a la masa y esté fina y elástica. Hacemos una bola con ella y la ponemos en un bol engrasado, tapada con plástico p àño de algodón y la dejamos en la nevera toda la noche.
  4. A la mañana siguiente sacarla del frigorífico y dejarla en la encimera para que la masa coja calor 30 minutos, la pasamos a la mesa o encimera y la desgasificamos aplastándola con la mano.
  5. La masa pesará unos 600 g. Podéis dividirla en 12 trozos de 50 g si son para hacer pequeños bocadillos o 2n 25 gr. para que sea panecillos de un solo  bocado.
  6. Yo los he  cortado en trozos de 60 gr. para hacer con ellos unos bocadillos un poquito grandes.
  7. Boleamos o rodamos cada trozo de masa sobre la encimera para hacer un cilindro de unos 22-25 cm.
  8. Formamos un nudo con cada rollo de masa y los vamos poniendo en un papel de horno sobre una bandeja, dejamos un buen espacio entre ellos para que no acaben pegándose al levar.
  9. Espolvoreamos los nudos con un poco de harina y los tapamos con un paño. Esperamos que doblen su volumen; pueden tardar por lo menos un par de horas más o menos.
  10. Cuando los nudos estén fermentados los pintamos con el huevo batido y los espolvoreamos con el queso tecien rallado, el queso tendrá más aroma y saldra más grueso, de esa manera evitaremos que se tuesten demasiado.
  11. Metemos la bandeja a horno precalentado a 210º C y cocemos los nudos 12-13 minutos (sin aire) en el nivel bajo del horno, sacar cuando empiecen a tener color doradito.
  12. Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.

Los nudos de pan de ajo son tiernos por dentro y tienen una corteza crujiente al primer bocado, su sabor a ajo no es excesivo y el aceite aconsejo la variedad Arbekina, son una delicia.

 

Coca de San Juan con crema pastelera y frutas confitada

 

Un año más celebraremos a nuestra manera la noche de San Juan, el solsticio de verano, una  noche mágica y llena de rituales, la noche del fuego, el agua y de la planta y flor llamada Verbena, planta que recogían las chicas que estaban enamoradas o casaderas a las doce de la noche seguras de esa noche encontrarían o serían correspondidas en el amor por el hombre deseado o que las parejas ya hechas confirmarían y afianzarían su amor.

Esta noche de San Juan se celebra desde la antigüedad, los antiguos Celtas celebraban un festival llamado Alban Heruin en el que celebraban el instante en que el sol se hallaba en máximo esplendor ya que ese día es cuando más tiempo esta en el cielo cuando más horas de luz hay y creían que era para mostrar su poder a los hombres.

Desde la antigüedad se encendían grandes hogueras para atraer la bendición del Sol a los hombres, animales, a la tierra y sus cosechas e incluso esa noche se hacían rituales para obtener pareja o conservar la que se tiene como decía antes.

Recuerdo que de niña, entre los cuentos o historias que me contaba mi tía María había una en que decía que las chicas jóvenes tenían que salir el día de San Juan al amanecer a coger la flor de la verbena o Sanjuanada y pasarla por su cara para que el rocío  de la flor las hiciera más hermosas, bonita historia o cuento ¿no creéis? una leyenda más sobre este día mágico.

Ya en mi juventud viví las primeras verbenas y comí las primeras cocas en un sitio encantador como es Cambrils, en Tarragona, y años después en Badalona y Barcelona con amigos y compañeros de trabajo y es maravilloso ver como una ciudad tan enorme vive esta noche al máximo, en familia o con los amigos, animando la noche con sus petardos, con el cava que corre como el agua y sobre todo con sus tradicionales Cocas, aquí os dejo el enlace a una de cabello de ángel y piñones que esta en el blog .

Estoy muy contenta con la coca de este año, aunque la fotografía no le hace justicia, ha salido del horno a las 16.00 horas un peso de 800 gr. y solo queda para el desayuno del lunes, así que ya sé lo que me toca, volver ha hacer otra coca.

Con estos ingredientes se consigue 1,150 gr. de  masa, la Coca pesa 800 gr. y he retirado 350 para hacer unos suizos.

Ingredientes:

Prefermento:

  1. 140 gr. de harina
  2. 20 gr. de levadura
  3. 80 ml. de agua templada

Elaboración:

Mezclar en un bol los ingredientes y amasar hasta formar una bola, dejar leudar tapado hasta que doble su tamaño.

Ingredientes de la Coca:

  1. La masa madre o prefermento
  2. 90 gr de azúcar
  3. 75 ml. de leche
  4. 20 ml. de anís
  5. 3 huevos
  6.  La ralladura de un limón
  7. 10 gr de sal
  8. 425 gr. de harina de fuerza
  9. 90 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  10. 10 gr. de levadura (opcional)
Para la cobertura de la Coca:
  1. 250 gr. de crema pastelera (receta  aquí)
  2. Frutas escarchadas
  3. anís en un pulverizador

Elaboración:

  • Añadir en la cubeta de la panificadora o robot la leche, el azúcar, el anís, la masa madre, la ralladura de limón y se pone a funcionar en el programa 7
  • Se van añadiendo los huevos batidos poco a poco, cuando ya tenemos incorporados los huevos vamos añadiendo la harina con la sal, una vez este todo mezclado parar la máquina y dejar reposar 10 minutos, para que la harina se hidrate.
  • Volver a poner en funcionamiento la panificadora y amasar todo 10 minutos y entonces añadir la mantequilla.
  • Cuando tengamos la mantequilla bien integrada en la masa, añadir si queréis los 10 gr de levadura que he puesto al final.
  • La coca fermentara bien con la masa madre o prefermento, pero le costara un poco más de tiempo; si queréis que el tiempo de elaboración sea más corto entonces añadir los 10 gr. indicados al final de la formula..
  • Sacar la masa a la mesa y poner un poco de aceite en vuestras manos ya que la trabajareis mejor, bolearla y  colocarla en un bol untado de aceite y taparla, dejarla reposar 30 minutos.
  • Sacarla del bol, cortar un papel especial para panificación a la medida de la bandeja de horno y colocarlo en la mesa, sobre el estirar la masa con un rodillo dando forma ovalada a la coca
  • Taparla y dejar que repose 10 minutos, pasado este tiempo pintarla con huevo batido y con el mango de un cuchillo o algo de forma redonda marcar sobre la masa en forma diagonal unas rayas creando unos rombos.
  • Sobre estos rombos poner la crema pastelera, añadir azúcar y fruta confitada al gusto dentro de los rombos, dejar que doble de volumen y meter a horno precalentado a 200º
  • Cocer 25 minutos, al sacar del horno todavía caliente pulverizar un poco de anís esto le da un sabor increíble.
Espero que la disfruteis, la Coca y sobre todo la noche, que el amor sea generoso con quien lo busque y que recojáis la flor de la Verbena, seguro que si lo hacéis con fe vuestros deseos se harán realidad.

 

Pan tricolor con Cacao y Té Matcha

 

Hoy me he decantado por esta  receta de Pan tricolor de cacao y te matcha que ya hace mucho tiempo que llevaba rondando por la cabeza y que me ha gustado mucho hacerlo.

Siempre me llaman la atención panes diferentes y este, solo por el colorido me atrapo, por fin ha llegado el día en que he tenido tiempo suficiente para elaborarlo y disfrutarlo.
Lo vi por primera vez en Mis recetas favoritas de Hilmar, una Venezolana  en Taiwan, como ella misma nos dice, su blog es un espectáculo de panes, soberbios, increíbles, todos muy bien hechos, he probado algunas de sus recetas y doy fe que salen geniales.

Si visitáis su página, observareis que  la formula del pan la he adaptado a mi gusto, pero podéis probar la suya si así os agrada.

Aunque debo decir que el pan es uno de esos seres vivos que da sorpresas, no podemos trabajar todos con las mismas harinas o levaduras o masas madre, el calor o el frío, la temperatura de la habitación de trabajo es algo fundamental, la máquina con que lo trabajas y si se elabora a mano ya ni os cuento la diferencias que vamos a encontrar, incluso el agua, debemos dejarla reposar para que pierda el cloro, no debe ser un agua dura, en fin hay un montón de cosas por las que el pan que hacemos muchos días y que la mayoría de las veces sale estupendo a veces nos da algún disgustillo y no  tan bueno, por lo menos hoy no es el caso, pues el pan esta estupendo.

Hace unos sábados quede con una amiga para enseñarle a hacer unas pastas de las que hacían nuestras abuelas, bueno llevo haciéndolas casi toda mi vida, siempre me han salido geniales, pues no calcule que su horno es diferente al mío y por primera vez en mi vida aquello estaba con un  aspecto de pena, el sabor genial ,como siempre, pero la vista fea.
Por supuesto al día siguiente hice en casa y con mi horno y la temperatura de siempre salieron muy bien, os podéis imaginar la rabia que me dio, pero se aprende de los errores, la próxima vez que haga algo en un horno que no sea el mío estaré en alerta.

Ingredientes:

  1. 350 gr. de harina de fuerza
  2. 15 gr. levadura fresca o 7 gr de levadura seca
  3. 15 gr. de azúcar
  4. 6 gr. de sal
  5. 20 gr. de miel
  6. 15 gr. de mantequilla
  7. 170ml. de leche
  8. 75 ml. de nata
  9. 1 huevo batido, pequeño, o medio de los grandes

Para dar color y sabor a las masas

  1. 8 gr. de te matcha
  2. 8 gr. de cacao en polvo
  3. 4 cucharadas de agua o más
  4. 2 cucharadas de azúcar con canela

Elaboración

  • En la cubeta de la panificadora añado en primer lugar los líquidos y el huevo batido, la sal, el azúcar, la miel y la harina, Programa de amasado numero 7, con 15 minutos de amasado
  • Pasados los primeros 5 minutos, añado la mantequilla y dejo amasar los siguientes 5 minutos, entonces añado la levadura fresca, desmenuzada
  • Seguidamente dejo que transcurran los 5 minutos restantes. Total 15 minutos de amasado
  • Mientras tanto preparo dos recipientes pequeños para disolver con agua templada, en el primero el cacao y en otro el te matcha, yo he necesitado 3 cucharadas para cada uno, debe quedar una pasta blanda.
  • Engrasar y enharinar un molde de pan y reservar.
  • Colocar la masa sobre la mesa, pesarla y dividirla en tres partes iguales
  •  A la primera bola de masa, añadir la pasta de te matcha, tenemos que trabajarla un poco en la mesa, hasta conseguir que quede la masa toda del mismo color, la mejor manera de hacerlo es con una rasqueta de panadero, en este momento es necesario espolvorear un poco de harina sobre la mesa, de lo contrario se pegara mucho a las manos, cuando tengamos la masa de color verde formaremos una bola y guardaremos en un recipiente engrasado y taparemos con un paño.
  • A la segunda añadimos la pasta de cacao y dos cucharadas de azúcar mezclado con canela y trabajaremos sobre la mesa un poco más que la anterior, hasta que el azúcar y el cacao queden bien integrados, formaremos una bola y dejaremos en un recipiente engrasado y tapada
  • La tercera bola de masa la dejaremos igualmente en un bol engrasado y tapada.
  • Dejaremos que doblen su volumen, dependerá del calor que tengamos en la habitación aproximadamente 45 minutos.
  • Pasado este tiempo, bolear para desgasificar la masa, allanarla con la mano y estirarla con un rodillo, formando rectángulos que reservaremos sobre la mesa por separado, una vez tengamos los tres formados los colocamos uno sobre otro.
  • Primero la masa blanca natural, después la masa de te matcha y por último la masa de cacao y enrollaremos como si fuera un brazo de gitano, arreglando los bordes con la masa blanca para que quede todo más limpio.
  • Antes de aplanar la masa mediremos el molde para saber que largo debemos darle
  • Tapar la masa y dejar levar hasta que llene el 80% del molde, en ese momento llevar al horno , precalentar a 180º cocer 40 minutos aproximadamente, a mitad de cocción mirar para dar la vuelta al molde para que quede cocido por los dos lados.
  • En caso de observar que coge demasiado color por encima tapar con papel de aluminio, es importante que nuestro pan tenga un color dorado bonito, no oscuro.
  • Para saber si esta cocido por dentro meter una brocheta, si sale seca esta cocido.
Espero que os animéis a hacerlo esta muy bueno de sabor y la miga esta blanda, está muy muy rico y sorprenderéis con su colorido, estoy segura.

 

Focaccia con tomates secos de Caspe, romero y tomillo

 

La receta de hoy es uno de mis panes favoritos, la Focaccia, en esta ocasión enriquecida con tomates secos hidratados en aceite del bajo Aragón y romero y tomillo del monte del Castellar, más aragonés imposible.

La razón de esta receta es que quiero participar en el recetario mañoso por primera vez y con una de mis recetas favoritas, el pan.

Aunque la comida del domingo estaba presidida por una buena paella con ensalada y no se come mucho pan, hice esta Focaccia de tomates secos de Caspe, para ir picando antes de comer, ya que por si sola esta estupenda, llena de sabores muy nuestros.

 

Ingredientes:

  1. 450 gr. de harina de fuerza de Harimsa
  2. 2 cucharadas de levadura seca rápida
  3. 4 cucharadas de aceite de oliva V.E. Arboleda
  4. 1 cucharadita de hojas de romero frescas y picadas
  5. 1 cuharada de tomillo fresco y picado
  6. 3 tomates secos de Caspe hidratados y conservados en aceite
  7. 250 ml. ó 300 ml. de agua tibia
  8. sal marina

Salmuera para glasear la focaccia:

  1. 2 partes de agua por una de aceite
  2. Sal marina, una pizca
  3. 2 tomates secos en trocitos
  4. Sal Maldon

En un vaso o tazón mezclar y batir el agua con el aceite y la pizca de sal, reservar para pintar la focaccia cuando esté a media cocción y al final.
Elaboración:

  • En un bol poner la harina cernida junto a las hierbas picadas, el aceite, la sal y la levadura seca(sin mezclarse con la sal)
  • Añadir el agua poco a poco y mezclar con una cuchara o con batidora de varillas amasadoras hasta conseguir una pasta suave.
  • Sacar la masa del bol extenderla con las manos y añadir los tomates secos cortados en trocitos, doblar la masa y trabajarla durante 10 minutos en la encimera.
  • Una vez tengamos la masa, bolearla y dejarla reposar en un bol untado de aceite, tapada con un paño de algodón húmedo hasta que doble su volumen, aproximadamente 1 hora.
  • Poner nuevamente la masa en la encimera, desgasificarla y con un rodillo o los cantos de las manos, aplanarla hasta dar la forma deseada.
  • Pasarla a una bandeja de horno previamente engrasada con unas gotas de aceite.
  • Hacer unos hoyos en la masa con los dedos, pintarla con la salmuera y añadir la sal Maldon y unas hojitas de romero, tomillo y mas tomate seco troceado.
  • Tapar con un papel film y dejar en un rincón de la cocina donde no haya corrientes de aire, hasta que doble su volumen.
  • Precalentar el horno a 180º y meter la focaccia, durante 25 minutos, a media cocción pasar la brocha con la salmuera por encima y repetir esta acción antes de sacarla del horno.
  • Pasarla a la rejilla del horno y dejar 3 minutos dentro con horno apagado, el calor residual hace que quede más crujiente

Consejos:

Los tiempos de horno son los que me valen a mí, cada uno debe adaptarlos a su horno y al grado de tostado que más le guste.

Este pan es mejor consumirlo en el día, pero si os sobra lo mejor es meter al congelador. Al día siguiente, dejarla a temperatura ambiente y descongelara sola, está igual de buena que el día anterior.

Muy rica, en casa se come más, sola, que acompañando cualquier comida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pulpo Pan

 

Esta faceta del pan me divierte mucho, sobre todo si hay cerca algún niño par aque lo disfrute, sobre todo si se celebra algún cumpleaños, los peques se divertiran con este Pulpo pan.

Esta clase de panes son muy apropiados para celebrar los cumpleaños de los peques, son ideales para servirlos con el chocolate, los embutidos, el jamón etc.  y hacer que los niños sueñen o jueguen con las formas de animales que queráis hacer.
Es una masa muy agradecida y se trabaja sin ninguna dificultad y no veáis el olorcico que ha dejado en la cocina, pues la  mantequilla ha desprendido un aroma ummmm…… riquísimo, ademas al animalito le ha salido una carica de bueno que casi da pena comerselo.
Como se puede ver es muy fácil de hacer, esta masa también puede utilizarse para hacer panes de molde, así que espero que os animéis y me contéis como os ha quedado a vosotras.

Ingredientes:

  1.     250 gr. de harina de fuerza
  2.     250 gr. de harina de todo uso
  3.     300 ml. de leche
  4.     10 gr. de sal
  5.     10 gr. de azúcar
  6.     30 gr. de mantequilla o margarina
  7.     15 gr. de levadura fresca de panadero ( yo uso la marca levital)
  8. 2 cerezas para los ojos

Elaboración:

  •     Añadir la leche a la cubeta de la panificadora o robot.
  •     Poner en una esquina de la cubeta la sal y en la esquina opuesta el azúcar.
  •     Añadir la mantequilla a temperatura ambiente.
  •     Volcar encima la harina.
  •     Programar la panificadora en el Nº 7 tiempo de amasado 15 minutos.
  •     Cuando haya terminado de amasar los 15 minutos, añadir la levadura desmenuzada y volver a programar la maquina en el Nº 7.
  •     Mirar si la masa ha quedado un poquito blanda, solo necesitara un poquito más de harina, como una cucharada.
  •      Cuando lleve 10 minutos de amasado pararla, la levadura estará ya bien integrada y tendremos una masa con un tacto fino y muy agradable de trabajar.
  •     Una vez acabado el amasado, siempre dejo la masa dentro de la máquina para que haga el primer levado aprovechando el calor que queda dentro.
  •     Cuando la masa doble de volumen sacarla y dividirla en 6 trozos.
  •     El peso total de la masa fue de 935 gr.
  •     Los tentáculos pesaron 106 gr. cada uno y el resto quedo para la cabeza.
  •     Una vez formadas las diferentes partes del pulpo colocarlas en una bandeja de horno espolvoreado de harina, con una cuchilla hacer unas señales en los tentáculos y con tijera dar forma de pico a la boca y formar las cuencas de los ojos.
  •     Para los ojos he puesto 2 cerezas pero creo que también le iría bien un par de aceitunas negras, eso a vuestro gusto.
  •     Para que la boca no se cierre al cocer el pan he puesto dentro un trocito de papel de horno.
  •     Pintar con huevo para que tenga un color más bonito una vez cocido.
  •     Precalentar el horno a 180º y meter el pan, cada horno es un mundo y cada una de nosotras sabrá qué tiempo debe aplicarle aproximadamente 30 minutos y quizás bajando más grados de calor.

Espero que os guste y que me contéis si lo habéis hecho en casa para vuestros peques.