Tag Archives: Harina

Nevaditos

 

Nevaditos (2)

 

Inmersos en la cuenta atrás de la Navidad llega a este Fogón Ilustrado esta receta tradicional de mantecados o Nevaditos envueltos en Azúcar; los dulces pequeños son en mi casa el anuncio de que la Navidad está a la vuelta de la esquina, hemos dejado atrás, desde hace años, el consumo de Turrones comprados ya que también estos últimos, soy yo quien los elabora en casa.

Estos Nevaditos han dejado en mi cocina un aroma increible y tengo la intención de que los días que faltan, en mi cocina  se siga produciendo el mismo milagro, unos cuantos puñados de harina, un cazo de azúcar acompañados de una manteca iberica o una mantequilla de Asturias, Soria o cualquier punto de España y en este caso un vino muy especial de Cariñena, den como resultado un bocado dulce y delicioso.

No está debidamente aclarado el lugar de procedencia de los dulces Navideños; el origen de estos dulces se cree con muchas posibilidades de ser cierto, que el Mazapán y todos los dulces que llevan un alto porcentaje de miel, así como la almendra, en su formula, es de origen arabe, solo hay que viajar hasta Toledo y comprobar con asombro las famosas y artísticas Anguilas de Mazapán, joyas de los  Obradores  pasteleros de la ciudad .

Estos Nevaditos tambien puede afirmarse que son de origen Judio o cristiano ya que uno de sus ingredientes más importantes es la manteca de cerdo; todos conecemos los Nevaditos de la marca Reglero de toda la vida, los hemos visto desde que eramos pequeños, en los colmados y tiendas de barrio y en los supermercados actualmente.

Son unos mantecados como los de siempre, pero con ese punto de alegría que le da el vino, una delicia;  vamos con la receta.

Ingredientes:

  1. 120 gr. de Manteca de Cerdo Ibérico
  2. 50 g. de Azúcar(yo he utilizado azúcar glass)
  3. 1 cucharada de  AOVE Arbequina del bajo Aragón
  4. 75 ml. de Vino dulce Gran Ducay D.O Cariñena
  5. 330 de Harina
  6. 1 pizca de sal
  7. Azúcar Glass para envolver los Nevaditos

Elaboración:

  • Añadiremos todos los ingredientes a un bol y amasaremos hasta conseguir una masa homogenea suave y lisa
  • Le damos forma de bola la metemos en una bolsa de congelación y la dejamos en  el frigorifico 1 hora (en mi caso la amase por la noche y la deje en el frigo hasta la mañana siguiente)
  • Todas las masas que lleven grasas como la manteca o la mantequilla es obligado dejarlas unas horas en frio para que tengan una consistencia firme y la masa no se desmorone al entrar en  contacto con el calor del horno.
  • Cuando vayamos a cortar nuestros Nevaditos encendemos el horno y lo precalentamos hasta tener una temperatura de 180º
  • Sacamos la masa y la colocamos sobre un papel blanco de horno, ponemos encima otra lámina de papel de cocina o papel flim.
  •  La estiramos y para cortarlos utilizamos un cortador redondo, dejamos a la masa un grosor de 1 centimetro y medio.  Los colocamos en una bandeja con papel de horno algo separados para evitar que  se peguen al cocer.
  • Hornear durante 30 minutos, si os gustan con un poquito de color que sean 35 minutos, recordar  !Cada horno es un mundo!
  • Sacar del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla, cuando estén fríos espolvorearlos o envolverlos en azúcar glass, si teneis que guardarlos unos días hasta consumirlos lo ideal es guardarlos en una lata o un envase de cristal cerrado para que no se endurezcan demasiado.

Nevaditos

Nota:

El vino que habitualmente se utiliza es un vino blanco, pero puede añadirse el vino a gusto del consumidor.  Puede ser un vino dulce local o un oloroso.

En esta ocasión he utilizado un vino Moscatel Gran Ducay de las Bodegas San Valero de Cariñena.

La Nota de Cata es la siguiente:

Color Amarillo Oro pálido,con brillantes reflejos doraods. Marcados aromas de variedad moscatel bien arropados con tonos florales y suave fondo mieloso.

Limpio y sabroso en boca con un final largo y muy persistent, donde se recuperan sus aromas en nariz.

 

Buñuelos de Calabacín y Gambas

Buñuelos de Calabacín y Gambas 006

Los Calabacínes son una de las hortalizas favoritas en mi casa, en Tortillas, Pisto, Fritada Aragonesa, Rebozado, en Cremas, de cualquier manera, nos encantan.

El calabacín es una hortaliza que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Esta familia comprende unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Frutas tales como la Sandía y el Melón pertenecen a esta misma familia, junto con hortalizas tan comunes como el Pepino o la Calabaza.

Recuerdo de pequeña verlos crecer en los campos de nuestros vecinos o familiares; estos ante la abundancia de la cosecha era habitual que te obsequiaran con una cesta llena de algunas hortalizas de su cosecha y desde luego aquel sabor y sobre todo aquel olor queda grabado en tu mente y ahora aunque se come un producto más bonito, carece de ciertas cualidades que tenían aquellos que vi en mi niñez y juventud.
No se sabe bien cual es su origen,unos dicen que procede de Asia Meridional y otros que procede de América Central. Lo que sí se sabe  es que es una planta cultivada en todas las regiones cálidas de la Tierra desde tiempos inmemoriales.   Existen pruebas de que ya era consumida por los Egipcios y, más tarde, tambien dejaron pruebas fehacientes de su consumo Griegos y Romanos.

Sin embargo,  quien extendio su cultivo por las regiones mediterráneas fueron los árabes, gracias a ellos se convirtió en un alimento de consumo habitual en la Edad Media .

En la actualidad, su consumo está muy extendido en todos los países Mediterráneos, así como en otros paises de Europa y Norteamérica.

Marruecos, Italia y España son los principales países productores.

Vamos con nuestros Buñuelos de Calabacín y Gambas, ricos, ricos, ayer fue el aperitivo que más gusto y una vez más una receta hecha a mi manera, ya que la que hacia antes era unos Buñuelos de Calabacín y queso Feta de Pintxo en Directo al Paladar.

Buñuelos de Calabacín y Gambas 008

Ingredientes:

  1. 1 Calabacín pequeño
  2. 1 diente de ajo pequeño, picado
  3. Unas hojas de perejil
  4. 6 Gambas Langostineras grandes
  5. 1 huevo grande
  6. 50 ml. de leche
  7. 50 ml. de agua
  8. sal, Pimienta
  9. 1/4 de cucharita de café, de Cúrcuma
  10. 2 cucharadas soperas de queso rallado, al gusto (yo he puesto mezcla de 4 quesos)
  11. 150 grs. de harina
  12. 2 sobres de gasificante ( ya van juntos en la caja)

Para freir:

Aceite de Girasol o semillas sin sabor

Elaboración:

  • Lavar los calabacines y rallarlos con una mandolina en un bol, añadir el diente de ajo y el perejil muy picadito.
  • Limpiar las gambas y quitarles el intestino tirando de el con un papel de cocina, este saldrá sin problemas, cortarlas en trocitos y añadir al bol.
  • Batir el huevo y añadirlo a los calabacines rallados.
  • Añadir la Harina, el gasificante o levadura química, el queso rallado, la cúrcuma, sal, pimienta,  añadir el agua y la leche y empezar a mezclar hasta que nos queden todos los ingredientes muy bien mezclados.
  • La cantidad de liquido a añadir sera variable, dependera del agua que nos suelte el calabacín, por lo tanto os aconsejo añadir los liquidos poco a poco.
  • La masa debe quedar ligera pero no liquida, ya que a la hora de hechar en el aceite caliente nos saltaría y no quedaría una forma redonda, seguramente quedarían como tortitas planas.
  • Dejar reposar la masa unos 15 minutos, mientras preparamos la freidora, un plato con un escurridor o con papel de cocina para que los buñuelos suelten el aceite sobrante, una rasera y dos tenedores para voltear los buñuelos mientras se frien.
  • Si no tenéis freidora, es igual, se puede utilizar un cazo de aluminio que no sea muy ancho pero si algo profundo para que el aceite cubra la bola de masa que vamos a freir, de esta manera quedan muy bien fritos por dentro y por fuera.
  • Cuando tengamos el aceite caliente, formamos los buñuelos con dos cucharas o mejor con una cuchara de formar bolas de helado, esta son ideales para conseguir que nuestros buñuelos tengan todos una forma redondeada y del mismo tamaño.
  • Cuando empiecen a subir los buñuelos a la superficie del aceite, les daremos vueltas (con cuidado de no quemarnos) así tendran el mismo color dorado por todos sus lados.
  • Al sacarlos de la freidora o cazo, dejarles escurrir el aceite sobrante en un plato con papel absorvente y servirlos a temperatura tibia con salsas o ensaladas, eso al gusto del consumidor.

Espero que os gusten, disfrutarlos con la familia y amigos es un plato ideal para cenas informales.

 

Orejas de Carnaval

 

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Despues de varios años de blog y muchos más comiendo estas pastas caseras tan sencillas y ricas, por fin las traigo al blog para seguir recopilando los dulces propios de estas fechas de Cuaresma y Semana Santa.

En algunos sitios se conocen como Orejas de Carnaval y en la Panadería de mi familia las vendiamos como Orejas de Fraile, la masa super sencilla, la elaboración más sencilla todavía y el resultado estupendo, de no parar de comer, cuando cojes una es un vicio, por eso es mejor hacerlas algo pequeñas para repetir sin que nos amargue despues la conciencia.

No hay que abusar de las frituras y las masas aceitadas, el aceite de oliva es sano pero como todo en la vida en su justa medida, así que un día en estas fechas siempre hago una excepción, y hago una masadita de orejas para disfrutar de estos dulces tan clásicos en nuestro mapa gastronómico.

Una manera de eliminar el aceite sobrante es ponerlas sobre papel de cocina cuando salen de la sartén, estoy segura que ya lo ponéis en practica en vuestra cocina cuando hacéis frituras de todo tipo.

Os deseo feliz Domingo y que disfrutéis de estas Orejas de Fraile con un buen café  o una copita de vino de Jerez o un vino de Oporto y mejor compañía.

Tambien aconsejo el vino dulce local, cada Comunidad  de nuestro país produce muy buenos vinos de cualquier clase y entre ellos los vinos dulces.

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Elaboración:

  1. 100 ml. de agua
  2. 75 ml. de anis
  3. 1 huevo grande
  4. unas gotas de esencia de anís
  5. 80 gr. de manteca de cerdo derretida
  6. 100 gr. de azúcar glass
  7. Ralladura de un limón
  8. 425 gr. de harina
  9. Según la harina se necesitan 25 gr. más ( total. 450 gr. de harina)
  10. Para manejar mejor el rodillo pintarlo con aceite, no añadir más harina a la mesa o las manos

Para envolverlas

  1. Azúcar y Canela

Elaboración:

Elaboración manual:

  • Formar un volcán con la harina y depositar en el centro el huevo batido y lo mezclamos con la ayuda de un batidor o lengua de silicona.
  • Agregar el agua, la ralladura de limón, la sal y el anís, si el anís no es del fuerte, añadir un poco de esencia de anís.
  •  A continuación, añadimos la manteca derretida y tibia.
  •  Con la ayuda de un tenedor, unimos los ingredientes hasta obtener una pasta ya elástica que se pueda amasar.
  •  Formar una bola y guardar en una bolsa de plastico de cocina en el frigorifico unas dos horas.
  • Preparar una sartén profunda con aceite al gusto, puede ser girasol o aceite de oliva suave.
  • Cortar la masa en trocitos y formar bolitas, con la ayuda de un rodillo untado con un poco de aceite para que no se agarre la masa, vamos estirando cada pieza hasta obtener una lámina a la que daremos un poco de forma de oreja manualmente o con el borde de cualquier utensilio de cocina como una brocheta etc…
  • Freir un poco de piel de limón en el aceite y proceder a freir las orejas, cuando tengan el color apropiado sacar a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  • Rapidamente pasar por un plato que tendremos con azúcar y envolverlas.
  • En mi caso también añado al azúcar un poco de canela.

Elaboración con Panificadora:

  • Poner en la cubeta de la panificadora el huevo batido, el anís, el agua, la manteca derretida y las gotas de esencia de anís.
  • Programa nº 7 (15 minutos) cuando empiece a mezclarse los liquidos añadir el azucar glass hasta que se integre bien.
  • Añadir encima la harina con la pizca de sal y la rralladura de limón, dejar terminar el programa de 15 minutos.
  • Formar con la masa una bola y guardar en una bolsa de congelación en el frigorifico durante dos horas más o menos.
  • Hacer bolitas pequeñas y con el rodillo pintado de aceite estirar la masa lo más fina posible, dando forma de oreja y fréir en aceite de girasol o de oliva suave, al gusto de cada uno.
  • Al sacarlas de la sartén depositarlas en un plato con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite y rapidamente pasarlas a un plato con azúcar y canela.
  • Si os parece mucha cantidad de masa, se puede hacer la mitad y congelar el resto de la masa para otro día.

Es un buen postre, es barato y lo mejor de todo es que pertenece a nuestra cultura gastronomica más antigua.

 

Bizcocho de Yogur

Bizcocho de Yogurt 003

El Bizcocho de Yogur es un clásico en muchísimos hogares, lo probé por primera vez en casa de mi suegra hace muchos años.  Ella y sus hermanas lo hacían divino, les salia muy crecido y jugoso, estaba buenísimo, todavía las tías siguen haciendo un bizcocho fantástico.

Nos aficionamos a el y las tartas de los cumpleaños de mis hijos pasaron del clásico bizcocho genovés, a llevar de base este bizcocho.  Cuando eran adolescentes, seguía haciendo las  tartas de los cumpleaños de mi hija con el y pasaron a ser las favoritas de las amigas de mi hija y de nuestros amigos.

No hemos cambiado de gustos, sigue siendo nuestro bizcocho  favorito, aunque ahora me dedico más a hacer dulces pequeños como Profiteroles o Galletas para picar algo pequeño y dulce con el café.

Paseando por la red vi esta fórmula y me gusto más que la que lleva solamente el yogur ;  debo decir que yo había hecho la mía  añadiendo 100 ml. de nata y batiendo las claras a punto de nieve, pero me decanto por esta receta que saqué del blog la cocina de Auro;   lleva el yogur  más  la leche y sale más ligero, espero que os guste y preparéis uno para esta tarde para que  podáis disfrutarlo con la familia o amigos frente a un chocolate caliente,  ya que con el frío invernal que nos sacude y la cercanía de la Navidad parece que el tiempo nos  invita a quedarnos en casa  bien calentitos.

Bizcocho de Yogurt 002

Ingredientes:

  1. 4 huevos
  2. 100 gr. de azúcar (para montar las claras)
  3. 80 gr. de azúcar (para montar las yemas)
  4. 1 yoghurt
  5. 1 cubilete de aceite (yo le pongo girasol, es mas suave)
  6. 50 gr. de leche
  7. 230 gr. de harina
  8. sal
  9. 1 cdita rasa de impulsor (levadura tipo Royal)
  10. 1/2 cdita. de bicarbonato
  11. Ralladura o aroma de limón
  12. Azúcar glass para adornar el bizcocho con plantilla

Preparación:

  • Preparar un molde(el mío mide 24 cm. x 8 cm) forrar la base con papel especial de horno y engrasarlo todo con la ayuda de una brocha, espolvorear la base con azúcar  y reservar
  • Precalentar el horno a 180º
  • Separar claras de yemas.
  • Montar las claras con una pizca de sal, batir a mano o con batidora eléctrica y  cuando empiecen a montar, añadir 100 gr. de azúcar sin parar la batidora (si se hace en amasadora lo mismo) hasta que veamos que se ha formado un merengue firme y reservar.
  • Montar las yemas con el azúcar, cuando las yemas blanqueen, añadir el yogur y la ralladura de limón, batir hasta que quede bien incorporado.
  • Seguidamente hacer lo mismo con el aceite y la leche, hasta que quede una masa homogénea.
  • Añadir la harina con la levadura y el bicarbonato, batir hasta que veamos los “ojos de la masa” entonces tendremos la masa en su punto de batido.
  • Verter este preparado sobre el merengue y con unas batidor de mano ir integrándolo, con movimientos envolventes (no bruscos) el resultado será como si batiéramos una mousse.
  • Verter la masa en el molde preparado e introducir en el horno que ya tendremos precalentado.
  •  Como estrene ayer el horno, estuve pendiente de la cocción los 45 minutos que tardo en estar hecho el bizcocho.
  • Precalente el horno calor abajo y arriba y mantuve el bizcocho así 7 minutos, pase a calor abajo porque pensé que cogería excesivo color.  Estuvo 25 minutos con calor abajo y los 13 minutos restantes con calor abajo y aire para conseguir el color deseado.

De momento esta es mi experiencia con los tiempos del horno, todo es cuestión de hacer pruebas hasta que encuentre el tiempo y el modo de cocción correcto y adecuado para cada cosa.

El bizcocho no ha llegado a tarta decorada, a la hora del desayuno y con un chocolate muy caliente  ha reconfortado  el cuerpo y el espíritu de los deportistas super-madrugadores de la casa.

Feliz domingo

Dedos de bruja

 Dedos de Bruja (2)

Aunque me resistía a celebrar una fiesta que no es nuestra, este año comeremos las galletas y dulces propios de ella, por el simple hecho de aprender algo nuevo y porque en esta casa siempre ha de estar la lata del desayuno llena con algo dulce y  hecho en casa, el día que no hay nada, es un drama, os lo aseguro.

Una de las recetas que más se ve por la red son estos Dedos de bruja, galletas de mantequilla, sencillas y que tienen el cometido de entretener y divertir a quien se come una de ellas estos días de Halloween.

Recuerdo la primera vez que las hice, causaron impresión tanto a mi familia como a mis amigas, parecen reales, incluso te lo piensas un poco antes de darles el primer bocado jaja… son un divertimento sobre todo si hay niños con los que jugar, presentas las galletas y preparas una noche de cuentos de misterio y la diversión está garantizada.

 

Dedos de Bruja

 

Elaboración:

  1. 100 g. mantequilla a temperatura ambiente
  2.  50 g. azúcar
  3.  2 huevos
  4. 300 g. harina
  5. 1 pizca de sal
  6. Un chorrito de vainilla liquida o una vaina de vainilla
  7. Almendras Marcona crudas y enteras
  8. Mermelada de fresas

Elaboración:

  • Añadir a un bol, la mantequilla, el azúcar molida,  la pizca de sal, la vainilla, los dos huevos ligeramente batidos y la harina, mezclar y amasar hasta tener una masa homogénea.
  • Hacer una bola con la masa, taparla con papel film y meterla al frigorífico  dejándola reposar 30 minutos.
  • Una vez pasados los 30 minutos sacar la masa y amasamos un poco más para dejarla más manejable. Dividir la masa en porciones.
  • Formar los dedos delgaditos, durante la cocción se expande la masa un poco y corréis el riesgo de que tengáis dedos de ogro jeje… ya me pasó a mi en una ocasión.
  • Poner en un extremo una almendra, que será la uña  de la bruja,
  • Con un palillo o el revés de un cuchillo hacer las marcas de los nudillos y arrugas propias de los dedos.
  • Precalentar el horno a 180º.  Colocar los dedos sobre papel de horno en una lata y pintar con clara batida.
  • Hornear durante 20 minutos o hasta que tengan un color ligeramente dorado.
  • Dejar enfriar un poco las galletas y con un pincel pintar el extremo del dedo cortado con mermelada de fresas o tomate, la mermelada debe ser roja, para darle  más realismo y que tenga color rojo sangre.

Opcional:

Antes de colocar la almendra como uña  pintar ese extremo con un poco de chocolate derretido para dar la impresión de suciedad jajajajaja… dan un poco de asquete.