Tag Archives: Huevo

Pan tricolor con Cacao y Té Matcha

 

Hoy me he decantado por esta  receta de Pan tricolor de cacao y te matcha que ya hace mucho tiempo que llevaba rondando por la cabeza y que me ha gustado mucho hacerlo.

Siempre me llaman la atención panes diferentes y este, solo por el colorido me atrapo, por fin ha llegado el día en que he tenido tiempo suficiente para elaborarlo y disfrutarlo.
Lo vi por primera vez en Mis recetas favoritas de Hilmar, una Venezolana  en Taiwan, como ella misma nos dice, su blog es un espectáculo de panes, soberbios, increíbles, todos muy bien hechos, he probado algunas de sus recetas y doy fe que salen geniales.

Si visitáis su página, observareis que  la formula del pan la he adaptado a mi gusto, pero podéis probar la suya si así os agrada.

Aunque debo decir que el pan es uno de esos seres vivos que da sorpresas, no podemos trabajar todos con las mismas harinas o levaduras o masas madre, el calor o el frío, la temperatura de la habitación de trabajo es algo fundamental, la máquina con que lo trabajas y si se elabora a mano ya ni os cuento la diferencias que vamos a encontrar, incluso el agua, debemos dejarla reposar para que pierda el cloro, no debe ser un agua dura, en fin hay un montón de cosas por las que el pan que hacemos muchos días y que la mayoría de las veces sale estupendo a veces nos da algún disgustillo y no  tan bueno, por lo menos hoy no es el caso, pues el pan esta estupendo.

Hace unos sábados quede con una amiga para enseñarle a hacer unas pastas de las que hacían nuestras abuelas, bueno llevo haciéndolas casi toda mi vida, siempre me han salido geniales, pues no calcule que su horno es diferente al mío y por primera vez en mi vida aquello estaba con un  aspecto de pena, el sabor genial ,como siempre, pero la vista fea.
Por supuesto al día siguiente hice en casa y con mi horno y la temperatura de siempre salieron muy bien, os podéis imaginar la rabia que me dio, pero se aprende de los errores, la próxima vez que haga algo en un horno que no sea el mío estaré en alerta.

Ingredientes:

  1. 350 gr. de harina de fuerza
  2. 15 gr. levadura fresca o 7 gr de levadura seca
  3. 15 gr. de azúcar
  4. 6 gr. de sal
  5. 20 gr. de miel
  6. 15 gr. de mantequilla
  7. 170ml. de leche
  8. 75 ml. de nata
  9. 1 huevo batido, pequeño, o medio de los grandes

Para dar color y sabor a las masas

  1. 8 gr. de te matcha
  2. 8 gr. de cacao en polvo
  3. 4 cucharadas de agua o más
  4. 2 cucharadas de azúcar con canela

Elaboración

  • En la cubeta de la panificadora añado en primer lugar los líquidos y el huevo batido, la sal, el azúcar, la miel y la harina, Programa de amasado numero 7, con 15 minutos de amasado
  • Pasados los primeros 5 minutos, añado la mantequilla y dejo amasar los siguientes 5 minutos, entonces añado la levadura fresca, desmenuzada
  • Seguidamente dejo que transcurran los 5 minutos restantes. Total 15 minutos de amasado
  • Mientras tanto preparo dos recipientes pequeños para disolver con agua templada, en el primero el cacao y en otro el te matcha, yo he necesitado 3 cucharadas para cada uno, debe quedar una pasta blanda.
  • Engrasar y enharinar un molde de pan y reservar.
  • Colocar la masa sobre la mesa, pesarla y dividirla en tres partes iguales
  •  A la primera bola de masa, añadir la pasta de te matcha, tenemos que trabajarla un poco en la mesa, hasta conseguir que quede la masa toda del mismo color, la mejor manera de hacerlo es con una rasqueta de panadero, en este momento es necesario espolvorear un poco de harina sobre la mesa, de lo contrario se pegara mucho a las manos, cuando tengamos la masa de color verde formaremos una bola y guardaremos en un recipiente engrasado y taparemos con un paño.
  • A la segunda añadimos la pasta de cacao y dos cucharadas de azúcar mezclado con canela y trabajaremos sobre la mesa un poco más que la anterior, hasta que el azúcar y el cacao queden bien integrados, formaremos una bola y dejaremos en un recipiente engrasado y tapada
  • La tercera bola de masa la dejaremos igualmente en un bol engrasado y tapada.
  • Dejaremos que doblen su volumen, dependerá del calor que tengamos en la habitación aproximadamente 45 minutos.
  • Pasado este tiempo, bolear para desgasificar la masa, allanarla con la mano y estirarla con un rodillo, formando rectángulos que reservaremos sobre la mesa por separado, una vez tengamos los tres formados los colocamos uno sobre otro.
  • Primero la masa blanca natural, después la masa de te matcha y por último la masa de cacao y enrollaremos como si fuera un brazo de gitano, arreglando los bordes con la masa blanca para que quede todo más limpio.
  • Antes de aplanar la masa mediremos el molde para saber que largo debemos darle
  • Tapar la masa y dejar levar hasta que llene el 80% del molde, en ese momento llevar al horno , precalentar a 180º cocer 40 minutos aproximadamente, a mitad de cocción mirar para dar la vuelta al molde para que quede cocido por los dos lados.
  • En caso de observar que coge demasiado color por encima tapar con papel de aluminio, es importante que nuestro pan tenga un color dorado bonito, no oscuro.
  • Para saber si esta cocido por dentro meter una brocheta, si sale seca esta cocido.
Espero que os animéis a hacerlo esta muy bueno de sabor y la miga esta blanda, está muy muy rico y sorprenderéis con su colorido, estoy segura.

 

Barquitas de patata con escalibada de pimientos y huevo

 

Este mes el Recetario Mañoso ha puesto sobre la mesa las patatas como ingrediente de su e-book del mes de Mayo y es uno de los alimentos que más me gustan, mejor rendimiento da en la cocina y que nunca es rechazado por nadie, es muy versátil, hay mil y una maneras de prepararlas, ahora hasta hacemos recetas muy ricas de pan con este tubérculo que llego de tan lejos y que ha sido y es, una parte muy importante en la alimentación humana.

Por ese motivo y a última hora después de hacer mi pan de patata de Cella, me lié con un par de recetas que tuvieran la patata como ingrediente principal o algo parecido.

Las patatas rellenas es una de las cosa que llevo haciendo hace muchos años, rellenas de cualquier cosa, todo nos vale, pues siempre salen buenas y son bienacogidas.

Estas son para aprovechar unos pimientos que estaban buscando donde meterse y acompañándolas de un huevo, resulta una buena receta para una cena, siempre acompañadas de una ensalada verde como acompañamiento.   Es muy fácil hacerlas y el resultado es muy bueno

Ingredientes:

  1. 1 Patata por persona
  2. 1 pimiento rojo asado
  3. 2 pimientos italianos grandes y verdes, asados
  4. 1 cebolla tierna asada
  5. 1 cabeza de ajos asados
  6. 1 huevo por persona
  7. sal,
  8. aceite de oliva virgen Extra
  9. Reducción de vinagre de Modena

Elaboración:

  • Cocer las patatas en abundante agua, deben estar cubiertas, añadir sal y un chorrito de vinagre, este se añade al agua para que la patata salga entera, con este truco se evita que la patata al cocerse de deshaga y quede con mal aspecto.
  • Cocer 30 minutos, retirar del fuego y sacar el agua caliente, cortar la cocción pasándolas por el grifo de agua fría.
  • Poner en una fuente de horno los pimientos verdes y rojos, en la misma fuente se pone la cebolla envuelta en papel de aluminio y una cabeza de ajos sin pelar de igual manera, esto es para que no se quemen o se sequen durante el asado.
  • Dar la vuelta a   los pimientos para que se asen de igual manera por los dos lados.
  • Sacar del horno y tapar los pimientos con un papel o paño de cocina, con este truco conseguimos que la piel se levante por si sola al conservar la humedad que tienen.
  • Sacar la cebolla del papel de aluminio y cortar en tiras, reservar.
  • Sacar la cabeza de ajo de su envoltorio y sacar la carne asada del ajo simplemente apretando cada diente del ajo saldrá suavemente su carne, reservar.
  • Cuando tengamos las patatas casi frías cortaremos la tapa de encima y vaciaremos  la patata con una cuchara de café o un saca-bolas, añadimos sal y procedemos a rellenarlas con las hortalizas asadas dejando en el centro un hueco para verter un huevo.
  • Salpimentar, rociar de aceite con el spray y meter al horno hasta que cuaje el huevo.

Con los trozos de patata que he sacado del interior, he hecho un puré espeso, añadiendo 1 clara de huevo, aceite y dos dientes de ajo asados, sal, pimienta más  un toque de aceite de cayena .

Batirlo como si se tratase de una mayonesa y con una manga pastelera formar las patatas duquesa en una bandeja de horno,  poner bajo el gratinador, retirar cuando empiecen a coger color.

El resultado el de unas Patatas duquesa, pero sin yema de huevo y con un toque picante.

 

 

 

 

Roscón de Reyes

 

Un año más llego el día de mi dulce favorito, el Roscón de Reyes. 

Como ya os explique el año pasado en mi casa se empieza la campaña de los roscones el día de Navidad en que ya hago los 2 primeros, se sigue el día 1 de Enero, el día 6 de Enero, el día 29 de Enero por ser la festividad del patrón de nuestra ciudad, San Valero y termina el 3 de Febrero que está dedicado de toda la vida a San Blas; día que aunque no sea festivo,si se celebra comiendo roscón y se sigue con la costumbre de ir a una parroquia en concreto, a bendecirlo,  para que San Blas nos guarde de los males de garganta, ya sabéis, costumbres muy antiguas.

Aunque este año y por causas que ya os he explicado, mi baja forma me impidió empezar la campaña en las fechas habituales, así que estos son los dos primeros; pero seguiremos con el mismo empeño de cada año hasta Febrero y contando con que tengo que regalar alguno, me quedan por hacer 6  roscones más.

Este año, a pesar de que los que he hecho en años anteriores, recetas que encontrareis aquí y aquí, salían muy buenos, he hecho la receta a mi manera, la experiencia me ha servido para encontrar las proporciones  y los tiempos de amasado justos para obtener un roscón de sabor y textura a mi gusto y en menos tiempo que otros años.

Aunque veáis el mismo fondo del año pasado, el roscón es de hoy, es un detalle del que me he dado cuenta al colgar la foto.

Ingredientes:

Masa madre:

  1. 150 gr. de harina de fuerza (Mercadona)
  2. 40 gr. de levadura fresca (de panadero)
  3. 80 ml. de leche tibia

Elaboración:

  • Calentar la leche, solo debe estar tibia y desmenuzar en ella la levadura
  • Añadir la harina y amasar hasta hacer una bola.
  • Llenar un bol con agua templada, con un cuchillo bien afilado hacer dos cortes en forma de cruz en la bola de masa madre y ponerla en el cubo de agua tibia.
  • Esta caerá al fondo y cuando suba a la superficie la masa madre estará en condiciones de utilizarla para nuestro roscón, aproximadamente entre 20 ó 30 minutos.

Ingredientes para la masa de roscón:

  1. La bola de masa madre
  2. 3 huevos de los más grandes
  3. 110 gr. de mantequilla
  4. 30 ml. de agua de azahar
  5. 10 ml. de ron
  6. vainilla, al gusto
  7. la ralladura de 1/2 limón
  8. la ralladura de 1/2  naranja
  9. 90 gr. de azúcar
  10. 10 gr. de sal
  11. 450 gr. de harina de fuerza (Mercadona)
Decoración del roscón:
  1. Huevo batido para pintar el roscón
  2. Frutas escarchadas o confitadas en azúcar
  3. Azúcar
  4. Opcional, almendras laminadas

Elaboración en panificadora:

Seleccionar el programa 7, solo amasado

Añadir a la cubeta la masa madre, los huevos batidos, la ralladura de los cítricos  el ron, el agua de azahar, la vainilla, el azúcar y la mantequilla muy blanda.

Poner en marcha la panificadora y amasar los ingredientes anteriormente citados durante 5 minutos.

Pasados los 5 minutos añadir la sal y la harina poco a poco, dejando que cada vez que añadimos la harina sea absorbida por la masa antes de añadir la siguiente dosis.

Una vez añadida toda la harina dejaremos amasar 10 minutos y pararemos la máquina.

Dejaremos reposar la masa 10 minutos y volveremos a poner la máquina en marcha en el programa numero 7, volveremos a amasar durante 10 minutos y pararemos la máquina definitivamente.

Dejamos que haga la masa el primer levado dentro de la panificadora, aprovechando el calor de la máquina, este levado será rápido entre 20 y 30 minutos, la masa habrá doblado de volumen.

Sacamos la masa a la encimera de trabajo, la dividiremos en dos trozos; la bola de masa pesaba 1,180 gr. por lo tanto he hecho dos roscones de 580 gr. cada uno.

Bolearemos la masa, (esta es una de las cosas que más me gusta practicar y que no he olvidado de mis años de panadera), dejar reposar las bolas tapadas 5 minutos.

Pasados los 5 minutos hacer el agujero e ir dando forma al roscón poco a poco con paciencia, para que no se deforme el redondel, es muy fácil.

Una vez hecho el redondel a vuestro gusto, colocar el regalito dentro del roscón por la parte de abajo , procurando no deformarlo, para evitar que se den cuenta de cual es el punto en que se encuentra.

Si tenéis 22º de temperatura en la cocina, solo debéis tapar los roscones con un paño de tela blanca o poner encima un papel film pintado ligeramente con aceite de semillas sin sabor, para no añadir más sabores de los necesarios a la masa, yo prefiero a la antigua usanza, el paño blanco.

Dejar reposar tapados, 30 minutos o hasta que doblen su volumen, estos roscones han hecho el segundo levado, con la temperatura ambiente que os indico.

Pintar con el huevo batido y colocar encima las frutas escarchadas de vuestro agrado, cereza, naranja confitada y el azúcar, hay pasteleros que añaden almendra laminada, pero yo no he añadido nunca, quizás es porque en mi casa no se hacía y me gusta guardar la tradición.

Precalentar el horno a 180º y cuando este caliente bajarlo a 175º .

Cocerlo durante 15 minutos y ya está vuestro maravilloso roscón, bueno la mejor expresión sería delicioso roscón

Que lo disfrutéis.

 

 

Stollen o Pan de Navidad

Hoy toca dulce tradicional navideño, Stollen de Dresde.

Esta receta la hago desde hace años, la saque de un libro de la ed. Everest, pero este verano me compre el libro de Richard Bertinet “El aprendiz de Panadero” y allí he vuelto a encontrarme con este manjar navideño.

La receta es la original de R. Bertinet, tal cual esta en el libro, pero ayer hacia frío  en casa por la mañana, y la levadura necesito mucho más tiempo del indicado en el libro para hacer el efecto que debía.

Mi consejo es, que elaboréis esta receta con la calefacción puesta y la masa subirá sin ningún problema y desde luego que vale la pena el tiempo y el trabajo porque está buenísima.

Quiero aprovechar para mandar un saludo cariñoso a Pamela  de uno de dos por su simpatía y por ser una buena compañera bloguera, en la distancia, las dos hemos tenido el mismo pensamiento hacia la misma receta y hemos comentado la casualidad.

Quiero decir que a la hora de preparar la fruta para el relleno no tenía naranja confitada, un ratón bastante grande, se había comido toda la caja que había comprado días antes, pero no pasa nada, hice naranja confitada por primera vez y salio estupenda, el siguiente post será la receta de la naranja.

Os transcribo la receta del libro de Richard Bertinet.

 

 

INGREDIENTES para la esponja:

Para un Stollen grande o dos pequeños:

  1. 115 ml. de leche entera   (1/2 taza)
  2. 65 gr. de harina de uso común   (1/2 taza)
  3. 12 gr. de levadura seca instantánea  ( 4 cucharaditas de levadura instantánea)

ELABORACIÓN de la esponja:

  • Calentar la leche a 33º para hacer la esponja.  la leche debe estar tibia para que la levadura suba; si nos pasamos de temperatura, mataríamos la levadura.
  • Mezclar la leche, la levadura, y la harina. cubrirla con un film de cocina y dejarla fermentar hasta que veamos que la masa hace burbujas y al meter el dedo se hunda .

Fruta para el relleno:

  1. 170 gr. de pasas doradas y sin pepitas  (1 taza)
  2. 170 gr. de fruta glaseada variada o solo naranja confitada  (1 taza)
  3. 120 ml. de ron (1/2 taza)
  4. 1 cucharada de extracto de naranja o limón

Preparación de la fruta del relleno

  1. Mientras la esponja hace su trabajo, cortamos y mezclamos la fruta que hayamos elegido con las pasas , el ron y la esencia cítrica de nuestro gusto, yo he añadido esencia de limón; dejar que se empapen y se ablanden en el licor.

MASA para el Stollen:

  1. 285 gr. de harina de uso común (2 1/2 tazas)
  2. 14 gr. de azúcar (1 cucharada)
  3. 5 gr. de sal (1/2 cucharadita)
  4. 3 gr. de ralladura de naranja(opcional)  (1/2 cucharadita)
  5. 3 gr. de ralladura de limón (opcional)  (1/2 cucharadita)
  6. 7 gr. de canela en polvo (1 cucharadita)
  7. 1 huevo grande (45 gr.)
  8. 70 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (5 cucharadas)
  9. 60 ml. de agua (1/2 taza aprox.)
  10. 55 gr. de almendras en laminas o picadas según vuestro gusto(1/2 taza)

ELABORACIÓN de la masa del Stollen:

  • Mezclar la harina con el azúcar la canela la ralladura de los cítricos y añadir la esponja que ya habrá subido, el huevo batido, la mantequilla blanda y el agua.
  • Lo mezclamos y amasamos un poco, lo suficiente para conseguir una bola blanda pero no pegajosa; este proceso se puede conseguir en 2 ó 3 minutos, entonces dejamos la masa reposar 10 minutos.
  • Pasados los diez minutos añadir la fruta y mezclarla, sobre todo debe quedar bien distribuida en la masa .
  • Espolvorear harina por la superficie de trabajo y amasarla incluso añadiendo más harina si fuera necesario.La masa tiene que quedar suave y brillante, adherente pero no pegajosa.
  • Amasar 6 minutos más, engrasar un cuenco y meter la masa dentro, darle la vuelta para que se impregne del aceite o grasa que hemos puesto en el bol, taparla con film de cocina.
  • Dejar fermentar 45 minutos, pero no hasta que haya doblado su volumen.
  • Enharinar la mesa de trabajo, en este momento se puede dividir la masa en dos piezas o dejarla para un Stollen grande.  Extender la masa en un rectángulo de 22 x 15 y esparcir por encima de la masa las almendras de granillo y  o en láminas a vuestro gusto.
  • Es el momento de dar forma al Stollen, trabajar un  minuto para que todo la almendra quede bien integrada en la masa.  Con el rodillo aplanar la parte central de la masa dejando los lados más gruesos, la parte central debe tener 1 centimetro y los bordes laterales 2 centimetros.
  • Levantar un lado de la masa y plegarlo sobre la otra mitad de forma más adelantada, la parte fina del centro de la masa debe quedar encima del borde más grueso que queda debajo.
  • Colocar un papel de horno en la bandeja y dar la vuelta a la masa para colocarla. se puede curvar un poco los extremos dando forma de media luna .
  • Rociarla con un pulverizador de aceite o pintarla con un brocha.
  • Dejarla fermentar 1 hora o hasta que la masa suba 1 y 1/2 veces más, su volumen.
  • Precalentar el horno a 175º con la bandeja a media altura.
  • Hornear el Stollen durante 20 minutos y sacar del horno para girar la bandeja y así conseguimos que la cocción sea uniforme y seguimos horneando de 20 a 50 minutos. El Stollen estar cocido cuando tenga una tenga un color dorado, 90º en el centro del pan y suene a hueco por debajo.
  • Cuando aun este caliente pintarlo con aceite sin sabor y espolvorear azúcar glass. Pasados 2 minutos volver a espolvorear más azúcar.

.Los tiempos de horno son los aconsejados en el libro, pero cada cocinera-ro conoce su horno y sabréis encontrar el tiempo de cocción apropiado.

Volveré ha hacer Stollen la próxima semana con mi panificadora y con las mismas cantidades, pero a mi manera y así podre dejar la receta para las personas que como yo tienen máquina de hacer pan, y tendré la oportunidad de hacer en dos piezas, para ver que tamaño me conviene más.

El resultado !Exquisito! jugoso con un sabor delicioso y ya queda solo medio.

 

 

Palmeras rellenas de Moka y Chocolate

 

 

Depues de un sábado muy ajetreado, con visita cultural por la mañana y cena de primos por la noche ayer me encontraba hecha una ruina, pero la caja de las pastas para el desayuno estaba vacía y había que llenarla, así que pense, que lo más rápido que podía hacer era unas Palmeras rellenas de moka y chocolate y despues de  comer me puse manos a la obra.

Pero no me parecia bien hacerlas solamente de hojaldre, no,  fuí un poco  más allá y les puse algo diferente; como veis opte por una mezcla que las hace irresistibles, con la ventaja de que  no hay que ser muy experta en pastelería para tener algo tan rico hecho por tí misma.  Tengo que aclarar, que si las quereis para desayunar, las hagais antes de ir a dormir, cuando todo el mundo este en la cama y a tí, solo de pensar en comerte una antes de irte a dormir te entren tantos remordimientos al mirarlas, que no seras capaz de comerte ninguna,  pues eso supone un delito contra tu cuerpo a esas horas;  si no lo haceis así, no llegaran para el desayuno del día siguiente.

Si las haceis a media tarde, el panorama será el siguiente:

Cuando el aroma de las palmeritas cociendose, se expanda por vuestra casa empezaran las preguntas.

¿Ya esta hecho? ¿Se puden comer ya? sin saber que estas haciendo o que se está cociendo en el horno.

Una vez que ya han salido del horno, no dejan ni que se enfrien; las primeras siempre se las comen todavía calientes y el resto tiene una vida efímera.

Bueno espero que las probeis y que os gusten.

Quiero agradecer algunos comentarios que recibo de fuera de España, son alentadores y gratificantes y quiero decirles que me gustaria que los hicieran y se identificaran con su nombre y que tratare de ser más extensa en la exposición o redacción de la elaboración de la receta o eso he creido entender a traves del traductor de google, siento no dominar el idioma de Shakespeare para contestar a sus amables comentarios.

Para todos mis lectores pero especialmente para los de fuera de nuestras fronteras van estas palmeritas.

 

INGREDIENTES:

1 Placa de hojaldre comprado

3 cucharadas de chocolate Valor en polvo

2 cucharadas de azúcar avainillado

2 cucharadas de café soluble

1 cucharadita de canela

1 huevo para pintar el hojaldre

azúcar

 

ELABORACIÓN:

Mezclar el café soluble, el chocolate en polvo y el azúcar avainillado en un vaso.

Extender sobre la mesa y en el papel en que van enrollada, las placa de hojaldre.

Batir el huevo y con un pincel pintar la  placa de hojaldrey espolvorear azúcar blaquilla o granulado.

Dar la vuelta a la placa de hojaldre y repetir el paso anterior.

Extender sobre el hojaldre pintado los ingredientes secos y mezclados en un vaso( café soluble, chocolate, canela y azúcar avainillado )

Una vez terminado el proceso enrollar la masa desde los lados extremos hacia el centro.

Cuando tengamos nuestro hojaldre enrollado, envolverlo en el papel y meterlo al congelador 30 minutos.

Pasados los 30 minutos, sacar el rollo de hojaldre y cortar con un cuchillo bien afilado para no estropearlo.

Colocar nuestras palmeras en la bandeja del horno separadas un poco para evitar que al cocerse crezcan demasiado y se peguen.

Pintarlas con huevo batido y hechar por encima un poco más de azúcar.

Cocer a 180º de 15 a 20 minutos o hasta que tengan un bonito color dorado.

Consejos:

El hojaldre:

He probado varias marcas y de momento me quedo con el de Mercadona, el que sube al cocer, lo indica en el paquete.  Si teneis ganas de trabajar y comer buen hojaldre animaros a hacerlo en casa.

El azúcar avainillado:

Lo compre en Lidl y cada cucharada sopera es el contenido de un sobre, si os gustan las cosas muy dulces mejor hechar 3 sobres.

También podeis hacer el Azúcar en casa comprando una vaina de vainilla y metiendo el azúcar con la vaina en un bote de cristal para aromatizarlo, o añadir vainilla en polvo.   La cantidad a vuestro gusto.

Estan muy ricaaaaaas.

Si quereis agasajar a vuestras amigas, invitarlas a un café con palmeritas, sera un exito.