Tag Archives: Laurel

Conejo con peras

Conejo-con-peras-jpg

Hoy por fin tenemos el invierno ya con nosotros,  ayer fue un día invernal total, con mucho frío y mucha agua; esos días son especiales para quedarse en casa y aprovechar el tiempo en la cocina, por eso hoy receta nueva, un guiso de Conejo, pan integral y alguna cosa más que saldrá a la luz dentro de unos días.

Esta receta de Conejo con peras ya me rondaba por la cabeza despues de una conversación en la que salio,  un plato de ciervo que comí hace un montón de años en el restaurante Savoy, ya desaparecido tambien hace mucho. Me gusta mezclar dulce con salado en los platos de carne, las frutas me gustan en las guarniciones de la carne sobre todo en estas fechas  de otoño y Navidad, creo que a las carnes, les da un toque muy especial.

La carne de conejo es sabrosa y tierna y puede dar mucho juego en nuestros menús, tiene un precio razonable y no nos descalabrara el bolsillo en estos días de comidas abundantes y en familias numerosas, por eso la dejo con las etiquetas de  Carnes guisadas y Cocina Navideña.

Ingredientes:

  1. 1 conejo
  2. 1/2 cebolla
  3. 1 puerro
  4. 2 dientes de ajo
  5. 2 zanahorias
  6. 8 cucharadas de salsa de tomate casera
  7. 200 ml. de vino blanco
  8. 1/2 litro de caldo de pollo (la cantidad de caldo se regula al gusto de cada uno)
  9. 1 hoja de laurel, Pimienta blanca, Tomillo, Orégano
  10. aceite de oliva V.E.
  11. sal y harina

Guarnición:

Peras de conferencia

1 lata de peras en almíbar, escurridas.

También pueden  cocerse las peras en casa 

  1. 500 ml. de agua
  2. 150 gr. de azúcar

Elaboración de las peras:

  • Pelar las peras, quitar el corazón y la parte baja de la pera, partirlas por la mitad y ponerlas en un cazo que las cubra con el agua y el azúcar.
  • Dejar cocer, hasta que pinchándolas observéis que están tiernas, nunca blandas, pues se desharían al colocarlas en el plato.
  • Dejarlas en el almíbar hasta que sea necesario colocarlas en el plato.

Elaboración de la receta de conejo:

  • Trocear  el conejo, sazonarlo con sal y pimienta  y envolver los trozos,ligeramente en harina.
  • Freírlo en aceite de oliva virgen extra junto con su hígado.  Cuando este dorado lo retiramos del aceite y reservamos.
  • Trocear la la cebolla, puerro,zanahoria y dientes de ajo y rehogamos en el mismo aceite de freir el conejo.
  • Añadimos el vino y dejamos cocer a fuego vivo para que evapore el alcohol, seguidamente añadimos la salsa de tomate, el agua, caldo de pollo o verduras, al gusto, tanto por la cantidad, como por el sabor que se quiera añadir.
  • Dejar cocer 20 minutos.  Sacar las verduras y el hígado y pasarlo todo por el pasapures hasta obtener una salsa fina. Recordar que si se pasa por la batidora el color de la salsa se aclara, no queda tan oscura.
  • Poner la salsa en una cazuela de barro  u olla, añadir el conejo, las hierbas aromáticas y las peras escurridas, dejar cocer todo junto, a fuego suave, durante 30 minutos más.
  • Yo las peras las reserve para colocarlas como adorno pero añadí unas cucharadas del almíbar a la salsa.

Esta salsa puede suavizarse si os gusta con un toque ligero de nata, también queda bien añadir  unas guindas, le dará color y dulzor al plato.

Creo que es una receta sencilla, con ingredientes fáciles de encontrar, con un precio de mercado razonable para que nuestro presupuesto no se nos dispare. Repito que puede quedar muy bien en nuestros menús Navideños.

Feliz semana

 

 

Pollo con nectarinas y canela

Este Pollo con Nectarinas y Canela en una de las recetas propias de esta época ya que va ligado a las frutas de Junio que para mi gusto personal, son lo mejor del año, me encanta ver en los mercados las cerezas, albaricoques, nectarinas, paraguayos, higos y más tarde el melocotón de Calanda, disfruto comiéndolos frescos pero es un buen momento para hacer acopio de mermeladas y también de utilizarlos en algún guiso de carnes, son un buen acompañamiento dan otro punto diferente, desde un pollo normal a todo tipo de aves y sobre todo a la caza y aves propias de la época de Navidad.

Esta receta de Pollo con nectarina y canela la hacia hace años con melocotón de Calanda (Teruel) pero no se bien porque ya llevaba varios veranos olvidada, por fin ayer la rescate y dejo encantados a mi familia, el toque de la fruta y la manera en que sus azúcares y la mantequilla ayudaron a ligar la salsa fue decisivo para un toque final perfecto.

Ingredientes

  1. 1 pollo
  2. 1 cebolla tierna entera
  3. 1 tomate grande entero.
  4. 3 dientes de ajo.
  5. 1 palo de canela
  6. 2 hojas de laurel
  7. 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  8. 4 cucharadas de manteca de cerdo ibérico
  9. harina
  10. 1 copa de coñac
  11. caldo de pollo
  12. 2 nectarinas
  13. 1 plátano
  14. sal, pimienta negra
  15. 2 cucharadas de mantequilla

Elaboración:

  • En una cazuela poner el aceite y la manteca.
  • Trocear el pollo en trozos más bien grandes, lavar secar con papel de cocina y salpimentar, espolvorear un poco de harina sobre los trozos y pasar a freírlos a la cazuela junto a la  cebolla cortada en brunoise y el tomate pelado y despepitado y cortado en trocitos pequeños, los dientes de ajo sin germen, las hojas de laurel y el palo de canela.
  • Cuando el pollo coja algo de color añadir el coñac y dejar que cocer un momento para que evapòre el alcohol, entonces añadir el caldo de pollo hasta cubrirlo y dejar cocer a fuego medio-bajo hasta que el pollo este cocido pero no deshecho.
  • Lavar la fruta y cortar en rodajas Pelar el plátano y hacer rodajas gordas.
  • En una sartén añadir la mantequilla y rehogar la nectarina y por último el platano ligeramente.
  • Puede servirse el pollo y las frutas salteadas o añadirlas a la cazuela y dejar cocer 3 ó 4 minutos.
  • Al jugo que nos ha quedado en la sartén al saltear las frutas, añadiremos el caldo de cocción del pollo y dejamos que de unos hervores, los azúcares de la fruta y la mantequilla espesaran la salsa y queda una salsa aterciopelada y espectacular de sabor.

Solo falta ya que deis el pistoletazo de salida !A comer! os lo agradecerán, el plato es sencillo pero el resultado una maravilla.
Se puede cambiar la nectarina por melocotones, albaricoques o higos según el gusto de los comensales.

Pollo en pepitoria

 

El Pollo en pepitoria es uno de los platos más representativos de la cocina tradicional española, cuando era pequeña asociaba la palabra pepitoria a los guisos que se hacían con las vísceras, como la pepitoria de ternasco que tanto gustaba a mi padre o mis tíos que se hacia con los pulmones, hígado y el corazón del ternasco y rechazaba de plano aquel guiso de pollo o gallina que hacia mi abuela materna y que olía divinamente, pero su nombre y su color amarillo solo me producían cierto rechazo.

Cuando me hice mayor y mi curiosidad y afición cocineril empezó a aflorar, descubrí para mi gozo que me había perdido un gran plato durante muchos años y por supuesto decidí rectificar mi error.

Años después descubrí que en la antigüedad,  este plato si que se hacia con los menudillos de estas aves, pero está claro que alguna sabia cocinera, en algún momento de la historia decidió añadir esa salsa maravillosa, a las presas de más calidad y así quedo para la posteridad esta delicia culinaria.

En la geografía española hay diferentes platos de carne cocinados con este procedimiento, pero el que mas conozco es el de el pollo o la gallina, he elegido el pollo por la rapidez en la cocción ya que si elegimos una gallina, el tiempo se duplica y no ando sobrada de el .

La pepitoria es la manera de cocinar un ave en sus jugos, acompañándolas de almendras molidas y yemas de huevos duros que ayudan a espesar y engordar la salsa, pero con un ingrediente imprescindible que es el azafrán, aquí no vale sucedáneos ni nada parecido, el azafrán es el punto mágico que da sabor y color a este plato.

Como es de suponer este plato proviene de la cocina árabe y esta citado en varios escritos.

Ingredientes:

  1. 1 pollo cortado en trozos
  2. harina para envolver el pollo
  3. hebras de azafrán
  4. 1 cebolla mediana de Fuentes
  5. 2 dientes de ajo sin su germen
  6. 1 copa de vino de Jerez, Oloroso
  7. 1/2 litro de caldo de pollo
  8. 50 gr. de almendra molida
  9. 50 gr. de almendra en láminas
  10. 2 huevo duro
  11. 1 hoja de laurel
  12. aceite de oliva del bajo Aragón
  13. Sal, Pimienta negra

Elaboración:

  • Salpimentar los trozos de pollo y enharinadlos, sacudiendo el exceso de harina para evitar que se queme el aceite de freírlos.
  • Dejamos que coja la piel del pollo un color ligeramente dorado, retiramos a un plato y colamos el aceite si no ha quedado totalmente limpio.
  • Cortamos la cebolla en brunoise y el diente de ajo, rehogamos en el aceite de freír el pollo a fuego lento, debemos evitar que coja color oscuro la cebolla pues estamos elaborando una salsa blanca a la que añadiremos color con el azafrán.
  • Cuando la cebolla este pochada y transparente añadiremos la almendra molida, removemos para mezclar bien y añadimos la copa de vino de Jerez, dejamos que hierva unos segundos para reducir la salsa y añadimos las tajadas de pollo, el azafrán y el caldo de pollo hasta cubrir los trozos de pollo .
  • Añadimos la hoja de laurel rectificamos la sal si procede y dejamos cocinar 35 minutos aproximadamente.
  • Cuando veamos que el pollo esta prácticamente listo añadimos las yemas de huevo duro picadas, esto hará que la salsa espese un poco más, cortamos la clara a trozos y reservamos para añadir al final.
  • En una sartén tostaremos las láminas de almendra que servirán para la decoración final del plato..
  • Para acompañar el pollo he preparado como guarnición arroz largo hervido y salteado con un diente de ajo.

Esta receta es aconsejable hacerla de un día para otro, el guiso mejora, se acentúan los sabores y la salsa adquiere más cuerpo.
Si os interesa guardarlo unos días, antes de servirlo, debéis de hacerlo sin mezclar el huevo duro ni las almendras fileteadas, esto se hace solo en el momento de servirlo.

Caballas en escabeche

 

Esta receta, las Caballas en escabeche, llevaba tiempo queriendo subirlas al blog y ahora le ha llegado el turno, pues se lo he prometido a un amigo bloguero de google+, el es Juan Hernández de Cocina por afición, aprovecho para decir aquí que estoy en google+ como El Fogón Ilustrado, dentro de poco estarán los botones de Google+ en su sitio

Me gusta el pescado azul, al horno lo encuentro muy sabroso y no menos en escabeches, son mi debilidad.

Su precio siempre es bajo, pero si esta fresco y encuentro alguna oferta o bajada de precios, entonces aprovecho para llevar más cantidad y poner algún bote de conserva.

Las caballas también las he utilizado en calderetas o Marmitako y tengo que decir que no desentonan para nada.  Os recomiendo que las incluyáis en vuestra dieta, son sanisimas, su consumo ayuda a controlar y bajar el colesterol, tienen ácido omega 3. esto quiere decir que ayudan a controlar la presión sanguínea arterial,  mejoran el  ritmo cardíaco y reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, así también recordaremos que en este apartado de peces sanos está el atún, el salmón, las sardinas, los arenques, el congrio, el cazón, el rodaballo, el pez espada y sobre todo el hígado de bacalao.

Este último lo he encontrado en el super, en lata pequeña, para untar como un paté y me encanta; así pues estos peces tienen todo a su favor, las caballas es un pescado rico, nutritivo, sano y barato ¿a que estáis esperando?

Para esta receta la caballa debe estar limpia, sin espina por lo tanto si no queréis trabajar en casa, pedir en la pescaderia que os la dejen preparada.

Os dejo un enlace aquí muy importante pues habla de la necesidad de aportar Omega 3 en la dieta de los niños para evitar el colesterol, la diabetes y la obesidad por el excesivo aporte de omega 6 en su dieta causado por es abuso de grasas que lleva la bolleria industrial y otros alimentos que se dan hoy a los niños.

 

Ingredientes:

  1. 2 caballas
  2. 4 dientes de ajo
  3. 1/2 cebolla grande
  4. 4 zanahorias
  5. 80 gr. de harina
  6. 3 hojas de laurel
  7. 1 cucharada de pimienta negra y rosa en grano
  8. 200 ml. de aceite de Oliva Virgen Extra
  9. 200 ml. de vinagre de vino blanco
  10. 200ml. de agua
  11. sal

Elaboración:

  • Pelar los dientes de ajo y reservar
  • Pelar la cebolla y cortarla en cuartos, reservar
  • Pelar las zanahorias y cortar en rodajas o cuadrados
  • Pasar los lomos de la caballa por harina y sacxidir el exzceso para que al freir no se tueste y deje el aceite sucio
  • Freirlos hasta que estén ligeramente dorados
  • Escurrirlos y pasarlos a un recipiente de cristal
  • Colar el aceite y ponerlo de nuevo en la sartén, cuando esté caliente añadir los dientes de ajo enteros, la cebolla en cuartos y la zanahoria en dados.
  • Rehogar 5 minutos
  • Fuera del fuego añadir las hojas de laurel, las bolitas de pimientas y el vinagre más el agua.
  • Poner nuevamente al fuego y dejar qu ehierva retirar y volcar sobre los lomos de caballa
  • Una vez frio meter a la nevera, mantenerlo en frio 24 horas
  • Para comer disponer el pescado en los platos calentar elescabeche y salsear la caballa con su escabeche, acompañandola con las verduras de la cocción.

Espero que os guste, muy buena para acompañar ensaladas.

Prueba

 

 

Esta es la receta prometida en el post que hablé, sobre el Monasterio de Guadalupe, se llama Prueba y es carne de cerdo guisada y previamente puesta en adobo durante una noche, para que tome bien los sabores con los que se condimenta.  Naturalmente estos sabores los aporta un ingrediente muy conocido por todos aficionados a la cocina “el Pimenton de la Vera” .
Como es sabido Extremadura es famosa por su cabaña porcina y como no por sus productos derivados del cerdo y la matanza, de una calidad extrema como los jamones o el salchichón ibérico de Montanchez secados al aire puro de la sierra, productos que hemos probado, así como este plato que tiene su origen en el día en que se sacrificaba el cerdo y ya se probaba al día siguiente su carne, para comprobar su calidad, aliñada con vino, tomate, pimentón y otras hierbas aromáticas.

Espero que os guste, yo le añado unas patatas para que el plato sea más completo.

 


Ingredientes:

  1. 400 gr de magro de cerdo
  2. 1 cucharada de postre de pimentón de la Vera dulce
  3. 1/2 cucharada de postre de pimentón de la Vera picante
  4. 1/2 cucharada de orégano
  5. sal,
  6. 1 hoja de laurel
  7. 1 cebolla
  8. 2 dientes de ajo
  9. 1 pimiento verde
  10. 125 ml. de vino blanco (Rueda, Ribera del Duero)
  11. 1 tomate grande maduro
  12. caldo de verduras y agua
  13. aceite de oliva virgen extra
  14. Patatas de freír

Elaboración:

  • Comprar la carne cortada en dados, y mezclarla en un bol con el orégano, la sal, las dos clases de pimentón y el vino.
  • Dejar macerar toda la noche.
  • Al día siguiente, picamos la cebolla, el ajo y el pimiento verde en Brunoise y lo ponemos en una cazuela o sopera con aceite de oliva V.E. hasta que este pochado
  •  Añadimos los cuadraditos de carne y cuando estén dorados añadimos el tomate rallado sin piel ni pepitas, rehogamos y añadimos el caldo y el agua, la hoja de laurel y dejamos cocinar hasta comprobar que la carne ya está tierna

Servimos en cazuela pequeña con su salsa como aperitivo, o bien acompañado de unas patatas bravas para quien guste del picante, con una cerveza muy fría y seguro que os sorprende el sabor de este guiso.

Que lo disfrutéis.