Tag Archives: Laurel

Salmón a la vinagreta con Salsa Mornay

Salmón a la vinagreta con Salsa Mornay

 Salmón a la vinagreta con salsa Mornay.

Una vez más el salmón esta presente en mi recetario, siempre aprovecho para comprar un corte de peso importante, y ya en casa lo dispongo para varios cortes y recetas, una parte importante es para la receta de salmón marinado al que somos adictos ya lo he dicho en otras ocasiones, es un alimento muy sano por su aporte de ácidos grasos omegas- 3, que sirven para controlar el colesterol y los triglicéridos, pues ayudan a aumentar la fluidez de la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos.

Por este motivo os recomiendo el consumo habitual de salmón en general para toda la familia, y en particular en caso de personas con trastornos cardiovasculares.

Ingredientes:

  1. Salmón en trozos
  2. Caldo corto:
  3. 1 vaso de vino blanco
  4. 1 cebolla pequeña con dos clavos de olor
  5. 1 zanahorias
  6. 2 hojas de laurel
  7. Perejil
  8.  1 vasito de vinagre de vino blanco
  9. Sal, pimienta blanca y curry

Elaboración:

  • Poner en una olla el agua y todos los ingredientes necesarios para hacer el caldo corto, cocer 15 minutos y dejar enfriar.
  • Volver a poner al fuego, el caldo corto, e introducir el salmón, debe quedar cubierto, si es necesario se añade agua fría y se lleva a cocer.
  • Se debe cocer a fuego lento y tapada la olla.
  • Los trozos de pescado de un grosor de 2,5 ctm. se escalfaran 10 minutos;  pasados los 10 minutos se dejan enfriar en el caldo, si lo sacamos del caldo es aconsejable cubrirlo con un papel flim para evitar que se seque o mejor todavía con un paño de algodón húmedo, reservarlos y colocar el plato o fuente, sobre una olla con agua caliente para que el pescado no se enfríe.

Sala Mornay:

Ingredientes:

  1. 60 gr. de mantequilla
  2.  1 cebolla pequeña y tierna
  3. 1 zanahoria
  4. 1 cucharada de harina
  5. 1 vaso y medio de liquido, mitad de leche y mitad de fumet de pescado
  6. una rama de perejil
  7. sal, pimienta blanca y nuez moscada.
  8. 30 gr. de queso gruyere y 30 gr. de queso parmesano o Grana Padano

Elaboración:

  • Poner al fuego en una sartén 30 gr. de mantequilla y rehogar la cebolla y la zanahoria cortadas en brunoise, estar muy al tanto del rehogado para que queden muy blanditas, pero no cojan color oscuro.
  • Añadir la harina y mezclar con la leche y el fume de pescado, añadir el perejil cortado en trozos muy pequeñitos, la sal, la pimienta y la nuez moscada, cocer a fuego lento hasta que la zanahoria este blandita.
  • Una vez cocida la salsa pasarla por un pasa purés o batidora, añadir los quesos y ligar antes de servir con los 30 gr. de mantequilla restantes.
  • Colocar los trozos de salmón en el plato y añadir la salsa Mornay por encima.
  • También podéis añadir  los trozos de salmón a la salsa y dar un toque de 2 minutos en el fuego sin que llegue a hervir.

Truco:

La cocción de pescado en este caldo corto se puede aplicar a pescados blancos como la pescadilla, la dorada, lubina etc…  variando el pescado tendréis la opción de degustar más sabores, utilizando  la misma salsa como acompañamiento.

Conejo escabechado

 

El conejo escabechado es una receta muy común en muchas otras páginas web, porque esta en el recetario español de todas las comunidades autónomas de este país  era y es, una de las mejores maneras de conservar algunas piezas de caza, junto a las terrinas o embutidos.  Hay pueblos y restaurantes que es su especialidad, aunque ya no son conejos cazados en el monte, si no criados en granjas debido a la gran demanda de esta carne tierna y blanca.

La forma de elaborar la receta de hoy es al estilo que tenían mi madre y otras tías  amigas etc.. el más conocido y el más popular en todas las cocinas, pero hay un pueblo en la provincia de Zaragoza el cual es famoso por que el proceso para elaborar esta receta es diferente pero con unos resultados exquisitos, eso lo dejaré para una próxima receta.

Además de la acidez del vinagre de Jerez  lo que me encanta de esta receta es el sabor y el aroma a las hierbas de monte que lo acompañan, me recuerda a los olores del monte del Castellar, plagado de romero y tomillo donde tenemos a nuestra patrona en su ermita  pero desgraciadamente es un lugar al que no se puede acceder cuando uno quiere, hace unos años se convirtió en campo de maniobras de la  OTAN.

Lugar cargado de historia.   Todavía quedan las ruinas del castillo que  se levanto como fortaleza en el año 1080 en lo alto del monte, ante la confluencia del río Jalón con el río Ebro.

En el año 1091 se le concedió la carta de pueblo  ya que a su cobijo, se acogió una población numerosa; en el año 1111 fue prisión para la reina Doña Urraca, reina de Castilla y León, esposa de  ALfonso I el Batallador fue el mismo rey quien la recluyo tras sus muros por cuestiones de poder y sucesión.   Fue rescatada por sus fieles vasallos los gallegos,  tras ese acontecimiento el rey enfermó y murió sin descendencia, dando lugar a unos hechos y a una  época apasionante y muy interesante de la historia de Aragón y del resto de España.

Espero no aburriros con estas informaciones, pues este blog se trata de recetas de cocina, pero a veces mi imaginación se va dispersando hacia otros derroteros que directa o indirectamente tienen algo que ver con el tema principal.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

1 Conejo

2 zanahorias

1 cebolla

1 ramillete de hierbas aromáticas( laurel, romero, tomillo)

4 dientes de ajo sin pelar

1/2 l. de aceite de oliva virgen extra

125 ml. de vino blanco

125 ml. de vinagre de Jerez

sal, pimienta negra en granos

agua la suficiente para cubrir el guiso.

ELABORACIÓN:

Cortar el conejo en trozos no muy grandes, salpimentar y poner en una sarten a fuego vivo y freír  cuando estén dorados , retirarlos a una fuente y reservarlos.

En la misma sartén o cazuela que hemos frito el conejo, sofreiremos la cebolla, la zanahoria, y los dientes de ajos enteros y sin pelar.

Una vez sofrita la verdura, añadimos el laurel, el romero y el tomillo más  los granos de pimienta.

Cuando tengamos la cebolla y la zanahoria pochadas añadimos el vino blancos  el vinagre.

Ponemos los trozos de conejo en la cazuela, los cubrimos de agua, tapamos y dejamos a fuego suave 40 minutos.

Este guiso hay que dejarlo reposar 24 horas mínimo para que la carne adquiera todo el sabor del vinagre y de las hierbas aromáticas.

La cantidad de vinagre que pongo es menor de la que he visto poner a tías o amigas, pues en casa a la mayoría no le gusta que el guiso este demasiado fuerte.

Si el conejo queréis guardarlo más días, se puede poner en botes con cierre hermético y guardarlo más tiempo.

Espero que os guste y que lo disfrutéis  hay quien dice que es plato de invierno. Sinceramente creo que es un plato para disfrutarlo cualquier día del año.

 

 

Rancho Aragonés

  Hoy es día de fiesta en nuestra ciudad, hoy se celebra La Cincomarzada y se celebra con una fiesta al aire libre y una comida muy tradicional en esta tierra, el Rancho.
Voy a poneros en antecedentes con unos datos que os aclararan el porque de esta fiesta.

  La Cincomarzada recuerda lo que fue un fallido ataque carlista a la ciudad de Zaragoza, que tuvo lugar en este día de Marzo de 1838 en la denominada Primera Guerra Carlista,  en la que se enfrentaban los dos aspirantes al Trono de España, después de la muerte de Fernando II.
   Las tropas Carlista pretendieron ocupar una Capital de provincias como Córdoba, Castellón y Zaragoza tratando de demostrar que tenían un ejército fuerte y no eran una banda de guerrilleros, pero no tuvieron éxito en ninguna de estas Capitales.
  Atacaron Zaragoza creyendo que las tropas que había defendiendo la ciudad eran escasas o estaban debilitadas, pero la ciudad repelió el ataque con la misma valentía que demostró en la guerra de la Independencia de 1808 y gano en esta batalla, para su escudo, el título de “Siempre Heroica”.
  Después de la guerra, a partir de 1839, se empezó  a conmemorar y celebrar esta fecha como fiesta popular en la arboleda de Macanaz, a orillas del rio Ebro,  donde miles de ciudadanos acudían al parque del tío Jorge héroe de la guerra de la Independencia, a celebrar una comida campestre que recordaba la derrota de las tropas Carlistas a las cuales habían expulsado los propios ciudadanos.
  Se celebro hasta 1843 en que llegaron al poder los moderados y desapareció como fiesta oficial.  Pero los zaragozanos que habían sentido en sus carnes esta batalla, decidieron no renunciar a dicha fiesta y siguieron saliendo al campo en este día, provistos de comida y bebida, repitiéndose durante muchas décadas.
  Ya en el siglo XX y debido a la expansión de la ciudad, se añadieron como sitios de celebración otros lugares de la ciudad como el Cabezo Buenavista, La Almozara, la Estación Utrillas y otros más.
  Esta fiesta se suprimió en 1937 por la situación de guerra que había en el país, hasta 1977 que volvió a celebrarse.
  Desde entonces se viene celebrando en el Parque del Tío Jorge, en el barrio de El Arrabal, siendo una jornada lúdica y reivindicativa y siempre acompañada de mucho viento y sol, como hoy, con buena comida y espectáculos callejeros.
  En este día se elabora un plato llamado Rancho, debido a que se elabora en una sartén grande donde una vez terminado el guiso se sitúa en el centro de la mesa o del lugar donde se come y cada comensal armado de su cuchara se acercara y cogerá su parte de alimento, es un plato recio, contundente, que se elabora con productos procedentes de la matanza del cerdo, que como sabeis se realizaba en Noviembre o Diciembre y se guardaban secados al aire o en aceite para abastecer a las familias todo el invierno.   Esto es lo que consumían los hombres que trabajaban como pastores o los que trabajaban en el campo todo el día, de sol a sol.
  Plato que ellos mismos elaboraban en el lugar de su trabajo pues salían de casa muy temprano  a trabajar y no volvían hasta la noche a sus casas.
 Espero que os agrade la receta y el trocito de historia que os he relatado.
INGREDIENTES:
Para dos personas:
  1. 1 cuarto de conejo troceado
  2. 2 tiras de costilla de cerdo troceada (8 trozos)
  3. 2 trozos de longaniza
  4. 2 trozos de chorizo
  5. Bajo o falda de ternasco
  6. ½ cebolla picada menudita
  7. 2 dientes de ajo
  8. 1 pimiento verde
  9. 8 cucharadas de tomate frito, si es posible casero
  10. Si no tenéis salsa de tomate casera utilizar dos tomates grandes pelados y despepitados.
  11. 1 hoja de laurel, Perejil, Tomillo
  12. 1 punta de cuchillo, de pimentón picante.
  13. Agua, sal, Aceite de Oliva Virgen Extra
  14. Patatas 2 grandes
  15. Medio vasito de los de café de arroz.
  16. (Opcional: también se añaden caracoles ya cocidos previamente.  En esta ocasión no he puesto)
Elaboración:
  •   Salpimentar la carne, y cortar en brunoise las verduras, pelar las patatas y dejar metidas en agua hasta que las utilicemos.
  •   Poner aceite en una sartén honda u olla y freír los trozos de costilla de cerdo, las tiras de ternasco y los trozos de conejo.
  •   Cuando este la carne frita, añadir al aceite el chorizo y la longaniza dar unas vueltas en el aceite caliente y reservar con el resto de la carne.
  •   Añadir al aceite caliente las verduras, rehogar cebolla, ajos y pimiento y cuando estén pochados añadimos la salsa de tomate o los tomates cortados en cuadritos. Cuando tengamos hecho el sofrito, añadimos las carnes, una hoja de  laurel, una pizca de tomillo y agua caliente, dejar cocer 30 minutos.
  •   Añadir el chorizo, la longaniza y las patatas cortadas a trozos, mejor chasqueadas para que al cocer engorden o espesen  la salsa.
  •   Añadir más agua hasta cubrir las patatas, cuando lleven 15 minutos hirviendo, añadir el arroz, cuando tengamos el arroz cocido estará listo el rancho.
  •   Estos son los tiempos que yo utilizo para esta cantidad, cocinado en la vitro, lógicamente si lo hacéis en el campo con fuego de leña, es posible que los tiempos cambien y también depende de la clase de patata que hayáis elegido.
  •   Es un gran guiso que recomiendo lo hagáis, cuando estéis en alguna casa de campo, sobre todo si sois familia numerosa o un grupo de amigos. 
  Para acompañar este plato he elegido una botella de vino Enate de bodegas del Somontano Oscense, vino de uva Cabernet Sauviñon y Merlot de 2008, aunque este año lo hemos celebrado solos y en casa, lo hemos disfrutado con la misma alegría e intensidad que cada año, aunque con algo de nostalgia por otros años en que lo celebrábamos en familia, o con los amigos.

Huevos al salmorrejo con setas

Esta receta de Huevos al salmorejo es una de las recetas que conforman el recetario clásico de la cocina aragonesa, plato contundente donde los haya y antiguamente plato de fiesta, en el cual los ingredientes como la longaniza, el lomo de cerdo y el jamón, que provenían de la matanza del cerdo que se sacrificaba en casa, se guardaban en aceite para que no se estropearan y servían para alimentar a la familia todo el invierno, de ahí la procedencia de este plato.

El secreto de que resulte más o menos rico está en el jamón y la longaniza, debe ser lo más natural posible, muchas de las que venden, tienen más gusto a salchichón que a la longaniza de toda la vida. Todavía recuerdo el sabor de la que se hacía en mi casa y sobre todo la que se hacía en casa de mi suegra.

La que he utilizado es la que elaboran en una carnicería de mi pueblo, de total confianza y con el sabor de toda la vida, en esta ocasión me he permitido una modificación del guiso, he añadido unas setas que en casa nos encantan y no le quedan nada mal al plato.

Ingredientes para 3 personas:

  1. 6 filetes de lomo de cerdo
  2. 6 trozos o tronchos de longaniza
  3. 6 lonchas de jamón de Teruel
  4. 3 huevos
  5. 100 gr. de guisantes
  6. Setas de cardo y setas ostra de cultivo(opcional)
  7. 4 dientes de ajo
  8. ¼ de cebolla cortada en brunoise
  9. 1 hoja de laurel
  10. 1 lata de espárragos
  11. 2 cucharadas de harina
  12. 1 vaso de caldo de pollo
  13. Aceite de oliva virgen extra
  14. Sal, pimienta
  15. Opcional, añadir un poco del caldo de los espárragos.

Elaboración:

  • Salpimentar los filetes de lomo. Calentar el aceite en una sartén y freír los filetes de lomo, después la longaniza y los filetes de jamón.
  • Añadirlos a una sopera ancha tipo cazuela, y reservar.
  • En el aceite que hemos utilizado, freír la cebolla y los dientes de ajo picadito, una vez rehogado, añadimos las cucharadas de harina, removemos bien y añadimos el caldo de ave.
  • Mezclamos bien y añadimos esta salsa a la sopera, con las carnes y la hojita de laurel, dejamos cocer 15 minutos a fuego medio.
  • En una sartén con un poquito de aceite, salteamos las setas troceadas con otro diente de ajo.
  • Añadimos al guiso las setas y los guisantes, dejamos cocer 10 minutos más.
  • Añadimos los espárragos y los huevos, cuando tengamos las claras cuajadas apagamos el fuego y dejamos reposar 10 minutos antes de servir.
  • El guiso ganara según el gusto que aporte la longaniza.
  • Otra manera de hacerlos y servirlos, es poner la ración de carnes de cada persona en cazuelas de barro individuales, añadir los huevos y dejarlos cuajar dentro el horno.

Yo los he hecho de las dos maneras y me gusta más hacerlo todo en la placa vitroceramica, con tiempo y sin prisas.

Tournedos de salmón con hierbas arómaticas y salsa de vino

  Tournedos de Salmón con hierbas arómaticas y salsa de vino
 Vi Esta receta en una revista de Comer y Beber, y como soy fan del salmón, me pareció que el contraste de sabores tenía que estar muy bien, y así es.
  Esta receta es una sinfonía de sabores.  Todos los ingredientes del plato tienen su presencia bien definida; se aprecian todos, dando como resultado una receta con un toque refrescante debido a la ralladura del limón y a las hierbas que lo acompañan.   La salsa de vino es el toque perfecto por el contraste de color y de sabor que le da al plato.
  Yo os lo recomiendo, nos ha gustado mucho y desde luego repetiré la receta, añadiendo alguna verdura más en la guarnición.
Ingredientes:
  • 1 lomo de salmón
  • 1 limón
  • 1 ramillete de cebollino, albahaca y cilantro
  • 2 cucharadas soperas de mostaza Maille, en este caso la Dijonesse
  • 2 cucharadas de miel
  • Sal y pimienta 
  • Aceite de oliva virgen extra
 Para la salsa de vino:
  • 200 mll. De vino tinto
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña y tierna
  • 200 ml. de fumet (caldo de pescado)
  • Sal y pimienta
 Elaboración del Salmón:
 
  1.  Retirar la piel del salmón, y abrir el lomo como si se tratara de un libro, desde el centro del lomo meter un cuchillo de hoja bien afilada y abrir hacia los lados la mitad de la carne del pescado, obtendremos un rectángulo.
  2. Salpimentar, añadir la ralladura de un limón.
  3. Cortar las hierbas muy menuditas y esparcir por el pescado.
  4. Enrollar el pescado, cuando tengamos el rollo montado lo atamos.
  5. Una vez atado; lo he cortado entre los espacios que deja el cordón de cocina, en mi caso lo he hecho en cuatro partes.
  6. Ponemos los cuatro tournedós en un bol de cocina, mezclamos en un bol pequeño el zumo del limón la mostaza y la miel, batimos y añadimos por encima de los tournedós, dejamos macerar durante 30 minutos.
  7. Pasados los 30 minutos,  colocar los tournedós en una bandeja con el liquido de la marinada y un hilo de aceite de oliva, introducir en el horno precalentado a 180º durante 15 minutos, glaseando de vez en cuando con la marinada.  El salmón como todos los pescados hay que tenerlos poco tiempo en el horno para consumirlos con todo su jugo.
  8. Si le damos más tiempo de lo necesario el pescado saldrá seco y perderá toda la gracia.
  9. Servir con unas verduras al dente, cocidas al vapor y salteadas en un poco de aceite de oliva, salseando con las dos salsas que hemos conseguido, la de vino y la del pescado al horno.

 Salsa de vino:

  1. Picar las verduras y rehogar en aceite de oliva virgen extra, cuando estén pochadas; añadir si tenemos las espinas del salmón y cocinar junto dos minutos más.
  2. Incorporar el vino tinto y dejar que hierva hasta que evapore todo el alcohol, añadir el caldo de pescado y dejar hervir 15 minutos a fuego bajo, colar y reducir hasta que tenga consistencia y cuerpo la salsa, rectificar el punto de sal si es necesario.
  3. Salsear sobre el pescado y las verduras. Buen provecho