Tag Archives: leche evaporada

Patatas con Jamón de Teruel y EspárragosTrigueros

Patatas con Jamón de Teruel y Espárragos Trigueros (3)

Nunca agradeceremos lo suficiente, a los Conquistadores de Ámerica, el regalo que trajeron al mundo conocido, las patatas.

Las patatas llegaron a España entre 1580 y 1585 y procedian de las regiones Andinas de America del Sur; llegaron primero a España y desde aquí se extendio su cultivo por toda Europa.

Este túbérculo tan humilde que ha sido comida de Reyes ( Luis XIII de Francia fué el primero en probalas e introducirlas en su dieta, más tarde Luis XVI implanto y popularizo su cultivo y consumo en toda Francia)  se convirtio en un alimento tan importante en la dieta de los Europeos que entre 1841 y 1851,   la plaga de “tizon tardío” o “Mildiu”  mato u obligo a emigrar a otros Paises a 2000.000 de personas solo desde Irlanda.

Si os interesa el tema lo encontraréis en este enlace https://es.wikipedia.org/wiki/Gran_hambruna_irlandesase h

Son versátiles y tienen un papel importante en la cocina,  de las más variadas formas y maneras.  En esta receta van cocidas y este guiso de Patatas con Jamón de Teruel y espárragos trigueros, es uno de esos platos de cuchara que harán las delicias de nuestra familia en estos días de frío.

Para los guisos de patatas estas deben llevar un corte especial, al que llamamos “patatas chascadas”. por si alguien se preguntara que es chascar las patatas hay que decir que es muy sencillo, Lo que tenemos que hacer es en lugar de cortar, partirlas rompiendo el final de cada trozo. Es decir, comenzamos el corte con el cuchillo y a mitad de este las “arrancamos” separándolas, empujando el final del trozo, en lugar de seguir cortando con el cuchillo.
Con este procedimiento ayudamos a que los estofados o guisos de patatas espesen gracias al almidón que contiene la patata liberándolo poco a poco durante el cocinado del guiso.

 

Ingredientes:

  • 1/2 kg. de Patatas
  • 1 manojo de Espárragos trigueros o verdes
  • 1 cebolla pequeña o 1/2 grande
  • 3 ajos tiernos
  • 50 gr. de Jamón serrano o ibérico
  • 1 vaso de vino (Manzanilla o Fino de Málaga)
  • 1/2 litro de agua
  • 50 ml. de nata de cocinar o leche evaporada
  • Aceite de oliva Virgen Extra
  • sal, pimienta blanca
  • Perejil

Elaboración:

  1. Pelar y cortar los espárragos en trozos y cocer hasta tenerlos al dente, reservar el caldo de coerlos para añadir a las patatas y sacar los espárragos a un bol con agua con hielos, dejar reposar.
  2. Cortar en brunoise la cebolla y los ajos tiernos y el perejil, resevar.
  3. Pelar las patatas lavarlas y “chascarlas” ya que por este procedimiento, sueltan el almidón que contienen y engordan el caldo o salsa del guiso, reservarlas.
  4. Comenzamos poniendo una cazuela al fuego con aceite de oliva virgen extra, sofreimos la cebolla, el ajo verde y el perejil que teniamos cortado, dar unas vueltas y cuando este pochado añadir el jamón cortado, rehogar y añadir las patatas, salpimentar.
  5. Seguir rehogando junto a la cebolla y ajos, añadir el vaso de vino Manzanilla o Fino, dejar evaporar el alcohol y seguidamente incorporar el agua de hervir los espárragos, deben estar cubiertas, dejar cocer hasta ver que las patatas están casi hechas.
  6. Añadir los esparragos y la nata o leche evaporada, (un par de cucharadas nada más) dejar cocer 5 minutos más. Rectificar de sal ai hace falta.
  7. Las setas las he pasado por la plancha nada más y las he colocado como complemento en este plato.
  8. Si tenéis otro tipo de seta más carnosa, podéis rehogarla y añadirla a las patatas el mismo tiempo que los espárragos
  9. Espolvorear el plato al servirlo, si se quiere, con un poco de cebollino cortado en brunoise.

Espero que os haya gustado esta receta, es fácil y os gustará

 

 

Magdalenas de leche evaporada

Magdalenas de aceite de oliva y leche evaporada (3)Uno de los bizcochos de tamaño pequeño, más famosos de la historia, son las Magdalenas.

Debo decir que me considero una experta en ello, porque nací entre Panes, Magadalenas, Mantecados, Tortas de Muel o dormidas, Roscones y un largo etcétera de pastas y dulces, naturales y buenísimos.

He probado muchas recetas de magdalenas, me gusta comparar las nuestras con otras formulas más o menos parecidas que circulan por la red.

Definitivamente, después de las de mi familia, me quedo con esta fórmula que leí en Whole Kitchen, las Magdalenas con leche evaporada Ideal,  han sido un éxito, les encantan a toda la familia y los que las han probado, y no me faltan para el desayuno, siempre hay en la lata de los dulces.

Con las cantidades que se utilizan en esta fórmula, salen 24 magdalenas y además muy hermosas como podéis apreciar en las imágenes. En esta ocasión os dejo dos fotografías de diferentes días, horario y por lo tanto cambio de luz.

Magdalenas de aceite de oliva y leche evaporada

Ingredientes:

  • 260 gr. de huevos (huevos tamaño L se utilizan 4 enteros y una clara para ser los 260 gr. exactos que lleva de azúcar)
  • 260 gr. de azúcar
  • Ralladura de 1 limón, o media cucharadita de extracto de vainilla Bourbon
  • 100 ml. de leche evaporada ideal
  • 260 gr. de aceite de oliva virgen extra de acidez baja
  • 360 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura Royal, 16 gr.

Elaboración:

  1.  Añadimos a un bol los huevos y el azúcar y batimos con la batidora de barillas, con un batidor manual o la ayuda de un robot de cocina hasta que la masa adquiere un color pálido y sobre todo que haya doblado su volumen.
  2. Dependiendo de la batidora que utilicemos y el programa esto puede durar de 5 a 15 minutos, según la potencia de la batidora, en mi caso la masa está bien aireada y montada en 5 minutos.
  3. Añadimos la piel rallada del limón o la cucharadita de Vainilla bourbon, yo utilizo la vainilla, pues me gusta mucho su sabor y aroma.
  4. Batimos y vamos añadiendo poco a poco la leche evaporada y el aceite, a mi me gusta utilizar aceite de oliva virgen extra de acidez baja, estoy acostumbrada a usar ese tipo de aceite en las magdalenas desde siempre, tienen más sabor; batimos dos minutos más para que quede una mezcla homogenea.
  5. Para terminar tendremos preparada la mezcla de harina y levadura Royal en un tamizador de harinas y lo añadiremos al batido poco a poco. batiremos 5 minutos más hasta que veamos “los ojos de la masa” eso era lo que nos decian nuestras madres y abuelas cuando preguntabamos que como sabríamos que la masa estaba en su punto. Esto es las burbujas que se forman debido al aire que contiene la masa.
  6. Tapar la masa con papel flim y dejar en el frigo hasta 30 minutos.
  7. Precalentar el horno a 180º (al menos el mío va bien con esa temperatura y tiempo de espera)
  8. Colocar las cápsulas de magdalenas en la bandeja de horno, mejor si es especial para cápsulas, con un sacabolas de helado coger la masa y volcarla en las cápsulas, debe quedar llena las tres cuartas partes de la cápsula.
  9. Espolvorear con azúcar por encima e introducir el molde en el horno, prohibido abrirlo antes de tiempo, aunque os entraran ganas de hacerlo pues suben y se ven preciosas.
  10. Tiempo de horneado 15 minutos aproximadamente, el color y la textura de la propia Magdalena os indicará que ya está hecha.

Ya están hechas, así de fácil, ya tenemos nuestras magdalenas hecha en casa, deliciosas, listas para disfrutarlas en el desayuno o el café de la tarde con las amigas.

La receta original, lleva aceite de girasol, neutro y sin sabor, pero ya os he comentado que vale la pena comprar un buen aceite para dar más sabor.  Os recomiendo un aceite de sabor afrutado.

Felices desayunos.