Tag Archives: Leche

Chocolate Caliente para beber

 

Chocolate caliente para beber

Una vez al año no hace daño, por eso el Roscón de San Valero se toma con Chocolate caliente para beber.

Me encanta el chocolate, pero no me conviene comerlo a la taza, resulta algo pesado y por eso lo limito muchisimo, y así como el Roscón de Reyes siempre va  a la mesa relleno de nata, el de el día 29 de Enero, día de San Valero, siempre hay uno más pequeño sin rellenar para comerlo con chocolate a la taza.

Este año la receta de chocolate ha sufrido unas variaciones ya que hace tiempo cayo en mi mano una receta de Chocolate caliente para beber de Martín Berasategui y decidi que tenía que probarlo.  Ha pasado mucho tiempo de eso y seguía sin hacerlo hasta que hoy buscando entre libretas viejas llenas de apuntes !voila! ha aparecido.  La he hecho pero con algunas variaciones como os voy a explicar.

El chocolate para mi marido tiene que tener un punto medio, ni liquido ni espeso, siempre que toma uno en alguna cafetería, lo sirven espesito, se lo toma porque le encanta, pero el punto que le gusta solo lo toma en casa.

Esta receta me parece ideal las proporciones, porque esto me ha permitido que añadiendo media cucharadita de maizena he obtenido el punto deseado, la receta original lleva mantequilla, pero la cantidad me ha parecido excesiva y solo he añadido una poca y como siempre le he puesto mi punto de especias que le ha dado un toque genial de aroma y sabor, una maravilla de chocolate.

Las  recetas  de Roscón las tenéis aquí y aquí

Vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 400 grs. de leche
  • 50 gr de chocolate negro para cobertura (70 % de Cacao)
  • 50 grs. de Cacao en polvo sin azúcar de Valor
  • 1/2 cucharadita de Maizena de tamaño café
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 grs de mantequilla ( la receta original lleva 120 grs.)
  • Un toque de Canela
  • Un toque de Vainilla

Elaboración:

  1. Poner en un cazo la leche y el azúcar y hervir a fueco suave tres u cuatro inutos, sacar a un vaso un poco de leche caliente y añadir el cacao en polvo de Valor y la media cucharadita de Maizena, remover para disolverlo con facilidad.
  2. Si queréis tomarlo de manera liquida, prescindir de la Maizena.
  3. Añadir el cacao y la maizena disueltos en leche y  el chocolate de cobertura al cazo de leche caliente, yo he añadido un poco de Canela y una punta de cucharilla, de pasta de Vainilla Bourbon (podéis añadir unas gotas de vainilla liquida) remover hasta que tengamos el chocolate de pastilla disuelto.
  4. Cuando el chocolate tenga 50º es decir cuando este caliente pero podamos tocarlo con el dedo sin quemarnos, entonces añadir la mantequilla, remover con un batidor manual hasta que quede perfectamente integrada.
  5. Para tomarlo en perfectas condiciones de temperatura os aconsejo qu ecalentéis las tazas de servicio en el Microondas, servir el chocolate, tomarlo y disfrutar de tan maravillosa y reconfortante bebida.

Este chocolate ha sido para tomarlo con el Roscón como os decía al principio del post, pero hay otras maneras igualmente estupendas para tomar.

Se puede acompañar de una crema Chantilly coronandola con unas cucharadas de granizado de café……. no os parece una propuesta deliciosa y brutal, el colmo del goloso.  Pura gula diría yo, algo exquisito.  Sera para la próxima vez.

Aclaración:

El toque de especias, será el que cada una quiera añadirle, no todos tenemos el mismo gusto en estas cuestiones de sabores y aromas

 

 

 

Buñuelos de Calabacín y Gambas

Buñuelos de Calabacín y Gambas 006

Los Calabacínes son una de las hortalizas favoritas en mi casa, en Tortillas, Pisto, Fritada Aragonesa, Rebozado, en Cremas, de cualquier manera, nos encantan.

El calabacín es una hortaliza que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Esta familia comprende unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Frutas tales como la Sandía y el Melón pertenecen a esta misma familia, junto con hortalizas tan comunes como el Pepino o la Calabaza.

Recuerdo de pequeña verlos crecer en los campos de nuestros vecinos o familiares; estos ante la abundancia de la cosecha era habitual que te obsequiaran con una cesta llena de algunas hortalizas de su cosecha y desde luego aquel sabor y sobre todo aquel olor queda grabado en tu mente y ahora aunque se come un producto más bonito, carece de ciertas cualidades que tenían aquellos que vi en mi niñez y juventud.
No se sabe bien cual es su origen,unos dicen que procede de Asia Meridional y otros que procede de América Central. Lo que sí se sabe  es que es una planta cultivada en todas las regiones cálidas de la Tierra desde tiempos inmemoriales.   Existen pruebas de que ya era consumida por los Egipcios y, más tarde, tambien dejaron pruebas fehacientes de su consumo Griegos y Romanos.

Sin embargo,  quien extendio su cultivo por las regiones mediterráneas fueron los árabes, gracias a ellos se convirtió en un alimento de consumo habitual en la Edad Media .

En la actualidad, su consumo está muy extendido en todos los países Mediterráneos, así como en otros paises de Europa y Norteamérica.

Marruecos, Italia y España son los principales países productores.

Vamos con nuestros Buñuelos de Calabacín y Gambas, ricos, ricos, ayer fue el aperitivo que más gusto y una vez más una receta hecha a mi manera, ya que la que hacia antes era unos Buñuelos de Calabacín y queso Feta de Pintxo en Directo al Paladar.

Buñuelos de Calabacín y Gambas 008

Ingredientes:

  1. 1 Calabacín pequeño
  2. 1 diente de ajo pequeño, picado
  3. Unas hojas de perejil
  4. 6 Gambas Langostineras grandes
  5. 1 huevo grande
  6. 50 ml. de leche
  7. 50 ml. de agua
  8. sal, Pimienta
  9. 1/4 de cucharita de café, de Cúrcuma
  10. 2 cucharadas soperas de queso rallado, al gusto (yo he puesto mezcla de 4 quesos)
  11. 150 grs. de harina
  12. 2 sobres de gasificante ( ya van juntos en la caja)

Para freir:

Aceite de Girasol o semillas sin sabor

Elaboración:

  • Lavar los calabacines y rallarlos con una mandolina en un bol, añadir el diente de ajo y el perejil muy picadito.
  • Limpiar las gambas y quitarles el intestino tirando de el con un papel de cocina, este saldrá sin problemas, cortarlas en trocitos y añadir al bol.
  • Batir el huevo y añadirlo a los calabacines rallados.
  • Añadir la Harina, el gasificante o levadura química, el queso rallado, la cúrcuma, sal, pimienta,  añadir el agua y la leche y empezar a mezclar hasta que nos queden todos los ingredientes muy bien mezclados.
  • La cantidad de liquido a añadir sera variable, dependera del agua que nos suelte el calabacín, por lo tanto os aconsejo añadir los liquidos poco a poco.
  • La masa debe quedar ligera pero no liquida, ya que a la hora de hechar en el aceite caliente nos saltaría y no quedaría una forma redonda, seguramente quedarían como tortitas planas.
  • Dejar reposar la masa unos 15 minutos, mientras preparamos la freidora, un plato con un escurridor o con papel de cocina para que los buñuelos suelten el aceite sobrante, una rasera y dos tenedores para voltear los buñuelos mientras se frien.
  • Si no tenéis freidora, es igual, se puede utilizar un cazo de aluminio que no sea muy ancho pero si algo profundo para que el aceite cubra la bola de masa que vamos a freir, de esta manera quedan muy bien fritos por dentro y por fuera.
  • Cuando tengamos el aceite caliente, formamos los buñuelos con dos cucharas o mejor con una cuchara de formar bolas de helado, esta son ideales para conseguir que nuestros buñuelos tengan todos una forma redondeada y del mismo tamaño.
  • Cuando empiecen a subir los buñuelos a la superficie del aceite, les daremos vueltas (con cuidado de no quemarnos) así tendran el mismo color dorado por todos sus lados.
  • Al sacarlos de la freidora o cazo, dejarles escurrir el aceite sobrante en un plato con papel absorvente y servirlos a temperatura tibia con salsas o ensaladas, eso al gusto del consumidor.

Espero que os gusten, disfrutarlos con la familia y amigos es un plato ideal para cenas informales.

 

Bizcocho de Yogur

Bizcocho de Yogurt 003

El Bizcocho de Yogur es un clásico en muchísimos hogares, lo probé por primera vez en casa de mi suegra hace muchos años.  Ella y sus hermanas lo hacían divino, les salia muy crecido y jugoso, estaba buenísimo, todavía las tías siguen haciendo un bizcocho fantástico.

Nos aficionamos a el y las tartas de los cumpleaños de mis hijos pasaron del clásico bizcocho genovés, a llevar de base este bizcocho.  Cuando eran adolescentes, seguía haciendo las  tartas de los cumpleaños de mi hija con el y pasaron a ser las favoritas de las amigas de mi hija y de nuestros amigos.

No hemos cambiado de gustos, sigue siendo nuestro bizcocho  favorito, aunque ahora me dedico más a hacer dulces pequeños como Profiteroles o Galletas para picar algo pequeño y dulce con el café.

Paseando por la red vi esta fórmula y me gusto más que la que lleva solamente el yogur ;  debo decir que yo había hecho la mía  añadiendo 100 ml. de nata y batiendo las claras a punto de nieve, pero me decanto por esta receta que saqué del blog la cocina de Auro;   lleva el yogur  más  la leche y sale más ligero, espero que os guste y preparéis uno para esta tarde para que  podáis disfrutarlo con la familia o amigos frente a un chocolate caliente,  ya que con el frío invernal que nos sacude y la cercanía de la Navidad parece que el tiempo nos  invita a quedarnos en casa  bien calentitos.

Bizcocho de Yogurt 002

Ingredientes:

  1. 4 huevos
  2. 100 gr. de azúcar (para montar las claras)
  3. 80 gr. de azúcar (para montar las yemas)
  4. 1 yoghurt
  5. 1 cubilete de aceite (yo le pongo girasol, es mas suave)
  6. 50 gr. de leche
  7. 230 gr. de harina
  8. sal
  9. 1 cdita rasa de impulsor (levadura tipo Royal)
  10. 1/2 cdita. de bicarbonato
  11. Ralladura o aroma de limón
  12. Azúcar glass para adornar el bizcocho con plantilla

Preparación:

  • Preparar un molde(el mío mide 24 cm. x 8 cm) forrar la base con papel especial de horno y engrasarlo todo con la ayuda de una brocha, espolvorear la base con azúcar  y reservar
  • Precalentar el horno a 180º
  • Separar claras de yemas.
  • Montar las claras con una pizca de sal, batir a mano o con batidora eléctrica y  cuando empiecen a montar, añadir 100 gr. de azúcar sin parar la batidora (si se hace en amasadora lo mismo) hasta que veamos que se ha formado un merengue firme y reservar.
  • Montar las yemas con el azúcar, cuando las yemas blanqueen, añadir el yogur y la ralladura de limón, batir hasta que quede bien incorporado.
  • Seguidamente hacer lo mismo con el aceite y la leche, hasta que quede una masa homogénea.
  • Añadir la harina con la levadura y el bicarbonato, batir hasta que veamos los “ojos de la masa” entonces tendremos la masa en su punto de batido.
  • Verter este preparado sobre el merengue y con unas batidor de mano ir integrándolo, con movimientos envolventes (no bruscos) el resultado será como si batiéramos una mousse.
  • Verter la masa en el molde preparado e introducir en el horno que ya tendremos precalentado.
  •  Como estrene ayer el horno, estuve pendiente de la cocción los 45 minutos que tardo en estar hecho el bizcocho.
  • Precalente el horno calor abajo y arriba y mantuve el bizcocho así 7 minutos, pase a calor abajo porque pensé que cogería excesivo color.  Estuvo 25 minutos con calor abajo y los 13 minutos restantes con calor abajo y aire para conseguir el color deseado.

De momento esta es mi experiencia con los tiempos del horno, todo es cuestión de hacer pruebas hasta que encuentre el tiempo y el modo de cocción correcto y adecuado para cada cosa.

El bizcocho no ha llegado a tarta decorada, a la hora del desayuno y con un chocolate muy caliente  ha reconfortado  el cuerpo y el espíritu de los deportistas super-madrugadores de la casa.

Feliz domingo

Magdalenas

 

Magdalenas

!Por fin! conseguí hacer Magdalenas normales, con su copete y todo.

Después de llevar toda la vida haciendo magdalenas y muy buenas por cierto, en la panadería de la familia, tenía un dardo clavado, pues en mi horno no conseguía sacarlas con su copete cubierto de azúcar, tal y como se hacían en nuestra casa.  La estética es muy importante, la vista es lo primero que come, quizás nos atrae por su color dorado, su tan buscado copete, pero comerte una magdalena, recién hecha en casa y con ese sabor y aroma tan nuestro, con el mogollón de recuerdos que trae a mi mente, eso… no tiene precio.

En esta ocasión he utilizado la fórmula de Francisco Tejero, las que llevan leche, se han cocido de maravilla, han salido geniales, a la primera sin sobresaltos ni angustias de pensar crecerán o no crecerán , ese ha sido mi dilema cada vez que lo he intentado, en cuanto a mi fórmula familiar creo que tendré que adaptarla poco a poco para ver si consigo las magdalenas a las que estoy acostumbrada, aunque creo que tengo que cambiar el horno de una vez por todas, el pobre es ya un anciano que ha dado mucho de si.

Magdalenas

Ingredientes:

  1. 4 huevos de 73 gr.
  2. 250 gr. de azúcar
  3. 225 ml. de leche
  4. 250 ml. de aceite de oliva virgen extra (sabor suave)
  5. 425 gr. de harina
  6. 15 gr. de levadura Royal
  7. 1/4 parte de ralladura de 1 limón o en su defecto unas gotas de aroma de limón de Vahiné

Elaboración:

  • Batir los huevos con el azúcar hasta blanquear las yemas.
  • Añadir la leche y seguir batiendo a velocidad más lenta, hasta que quede bien integrada.
  • Seguidamente se añade el aceite, la ralladura de limón o el aroma de limón; también batiremos a velocidad más lenta hasta que el aceite quede bien integrado.
  • Añadiremos la harina mezclada con la levadura Royal tamizada con una jarra especial o con un colador, poco a poco a velocidad lenta.
  • Una vez este todo bien mezclado batir la masa 4 minutos más.
  • Dejar reposar mientras preparamos las latas del horno con las capsulas o gorritos.
  • Rellenar las cápsulas hasta la tercera parte de su capacidad, añadir un poco de azúcar encima y meter a horno precalentado a 180º. cocer 18 minutos o hasta que veáis que están doradas y bien crecidas.

Cada uno sabemos como funciona nuestro horno, por lo tanto el tiempo de cocción debéis seguir vuestro propio criterio.

Truco:

He usado cápsulas de un papel más fuerte que en otras ocasiones, esto hace que no haga falta meter las cápsulas en otro molde metálico,  pues el papel al ser más fuerte no se expande con facilidad.

Espero que os gusten y que las disfrutéis tanto como nosotros.

Croquetas de ternera guisada

 

Croquetas de Ternera guisada

!Aquí no se tira nada!  esta es mi máxima desde que soy ama de casa, lo que no se consume en la comida principal se guarda en el congelador hasta que se necesita para una cena o para darle una segunda vida ya sea en unas croquetas, empanadillas e incluso canalones, por eso traigo estas Croquetas de ternera guisada.

En esta ocasión, la ración que quedo esta semana del guiso de ternera fue al congelador y hoy se transforma en unas sabrosas croquetas que tanto nos gustan y que tanto juego dan en nuestros menús, en cualquier momento que se presenta más comensales de los que habitualmente hay en casa o que cuando vienen los hijos a casa se llevan alguna bolsa de las que hay congeladas.  Sea para la cena, sea para unas tapas para entretener el hambre hasta la hora de la comida, siempre tengo en el congelador croquetas caseras.

La receta que traigo hoy es la de la Ternera en Menestra,  la encontrareis pinchando aquí es una receta clásica, la ternera se guisa con cebolla, ajos, zanahorias, guisantes y vino de hierbas o coñac, pero a vosotros os servirá cualquier guiso que hagáis ya sea de ternera, pollo etc….

Ingredientes para la bechamel:

  1. 60 gr. de mantequilla.
  2. 60 gr. de harina.
  3. 550 ml. de leche.
  4. Sal, Nuez moscada.

Elaboración:

  • Poner  una cazuela o sartén a fuego suave e introducir  la mantequilla. Cuando esta empieza a fundirse  se agrega la harina, mezclarla  bien hasta que quede perfectamente integrada.
  • Rehogarla un poco y añadir  la mitad de la leche (yo la añado fría) poco a poco, sin dejar de remover con una varilla, hasta conseguir una crema homogénea.
  • Verter el resto de la leche en 2 veces, sin dejar de remover. Añadir la sal a vuestro gusto y rallar un poco de Nuez moscada.  Cocina  la salsa a fuego suave durante 10 minutos.
  • Añadir la ternera picada, ya sea con cuchillo o con una picadora.  Seguir cociendo y removiendo sin parar la salsa con la carne 5 minutos más.
  • Cuanto más tiempo la cocines, más suave y rica quedará; estos tiempos de cocción son necesarios para que la harina cueza perfectamente y no tengamos la sensación de comer harina cruda.
  • Volcar la masa de croquetas en un plato o fuente y poner un poco de mantequilla por encima, para evitar que al enfriarse  la masa, esta se seque.
  • Para formar las croquetas se puede utilizar la técnica de toda la vida, ayudándonos de dos cucharitas y la mano, o bien, se puede poner la masa en una manga pastelera.
  • Si utilizáis la manga pastelera, hay que preparar una bandeja grande, esta se espolvorea con un poco de harina.  Cortar la boca a la manga  pastelera y poner la masa sobre la bandeja formando unos churros con la masa.
  • En este punto yo añado un poco más de harina por encima y con un cuchillo marco la longitud de las croquetas, las corto y arreglo un poco las puntas, paso las croquetas por harina, huevo y pan rallado y ya están listas para guardar en el congelador o freírlas directamente.
  • A la hora de proceder a congelar  las croquetas, estas deben colocarse en una superficie plana como una tabla de cortar, por ejemplo, esto hará que no se deformen en el momento de congelación.  Después se guardan en bolsas  con cierre hermético.

Espero que os gusten es un plato tan clásico que quien no sabe hacer croquetas? ya sabéis, una Salsa Bechamel y el relleno, lo que se os antoje.

Feliz Domingo