Tag Archives: Mayonesa

Paté de centollo sin centollo

 

 

Estamos a las puertas de la Navidad y ya tengo cerrada la carta de menús que  haré estos días.

En una de nuestras comidas es obligatorio incluir el ternasco de Aragón, asado,  lo que en otras comunidades llaman cordero.  En el resto de platos ya libertad para incluir lo que yo quiera, pero me gustan los platos tradicionales como el pato, el pavo y los canalones de pescado que son los favoritos de mi familia.

Por supuesto que habrá pescado y desde luego que alguna tapa, y he pensado que una que nos encanta y que desde que la vi en Webos fritos la hago muchas veces cuando tengo invitados, es el Paté de centollo sin centollo, esta de muerte, de bueno.  Lo he probado en varias recetas, como relleno de merluza al horno, en croquetas y otras varias que ya os daré a conocer.

Pero mi receta favorita es la que ellos proponen, comerla como paté para untar en tostadas, a todos nos encanta y en esta Navidad volverá a estar en mi mesa.

No creo que haya alguna persona que no conozca su blog, pero si la hay, solo tiene que pinchar aqui podrá conocer de cerca un montón de cosas interesantes.

 

 

Ingredientes para 5 personas:

  1. 1 lata de anchoas
  2. 1 lata de mejillones al natural, es imprescindible, no deben ser en escabeche o con otras salsas, si son naturales hechos en casa al vapor mejor.
  3. Palitos de surimi frescos sin congelar yo utilizo los de Krisia
  4. 2 cucharadas de mayonesa
  5. 1/4 de cebolla dulce pequeña
  6. 1 vasito de chupito de vino fino seco
  7. Se puede añadir 1 huevo duro picado
  8. Palitos de pan para formar la charlota de presentación

Elaboración:

  • Lavar las anchoas si consideráis que pueden tener exceso de sal y si es el caso, dejarlas escurrir el agua sobrante.
  • Poner en el vaso de la batidora la misma cantidad de palitos de surimi, anchoas y mejillones, mas el trocito de cebolla.  Batiremos hasta conseguir una textura espesa apropiada para untar en tostadas.
  • Añadir la mayonesa y el vino y volver a mezclar con la batidora o a mano, como queráis.
  • El siguiente paso es cortar 4 palitos más en trozos muy pequeños, muy pequeños, añadir a la mezcla y remover con una cuchara, ya no se debe utilizar la batidora, debe quedar los trocitos a la vista para dar la sensación de gusto y de vista, de que se trata de la carne de un centollo.
  • Si se quiere añadir huevo duro ahora es el momento, probarlo y ver si el sabor es de vuestro gusto.
  • Para mí la proporción es la adecuada, todo depende del gusto personal de quien lo hace.
  • Puedes servir el paté en una bonita rabanera o recipiente de cristal rodeado de tostadas, si tienes el caparazón de un centollo o buey de mar ya la sensación de autenticidad sera total o en chalotas como la que veis aquí.
  • Yo me decanto por las chalotas, resulta muy original como presentación, colocar el paté en un aro de presentación engrasado, guardarlo tapado en el frigo, esto hará que endurezca un poco y facilitara el desmoldado, es aconsejable hacerlo el día de antes de comerlo.
  • Por último desmoldarlo en una fuente y rodearlo de palitos, se puede añadir un adorno, y acompañarlo con tostadas en otra fuente.

Como podéis comprobar por las fotos, son de años diferentes, siempre repito este aperitivo porque es éxito seguro.

 

 

 

 

Ensalada de langostinos

 

 Esta ensalada de langostinos  es rica, riquísima o como diría su autora, muy riquiña.
  La lei hace mucho tiempo en el blog de IriaCastro una gran cocinera, a la que admiro mucho y que seguí en un canal de pago durante muchos programas.
En casa nos gusta mucho la combinación de sabores de esta receta, en cuanto al trabajo, comprando los langostinos cocidos, es muy rápida de hacer y vais a dejar a vuestros invitados encantados, con ganas de volver a vuestra casa muy pronto.
Así que ya sabéis si tenéis una cuñada o cuñado repelente, de esas que no saben hacer nada en la cocina, pero lo critican todo, nunca la obsequiéis con este plato, pues querrá volver enseguida. 
Los ingredientes los podéis encontrar en cualquier súper, es una ensalada muy variada y con mucho colorido, pero creo que el éxito radica en la salsa que le acompaña.
Es de chuparse los dedos, un detalle importante a la hora de elegir las almendras para la salsa, es que deben estar tostadas, la he probado con almendra tostada y sin tostar y desde luego si es tostada gana más en sabor.
Aquí somos de salsas, nos encantan y os aconsejo que con platos como estos no hay que pensar en que la salsa engorda, hay que darse una satisfacción en ese momento y al día siguiente pues os dais  un largo paseo para eliminar alguna de las calorías que hayáis echado al body y a disfrutar que la vida es corta.   
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

 

1.     1 bolsa de Mezclum de ensaladas variadas, de las grandes

2.     5 ó 6 langostinos por persona

3.     1 aguacate

4.     Tomates cherry

5.     1 lata de espárragos

6.     sal

PARA EL ACEITE DE PEREJIL:

1.      Aceite de oliva virgen extra

2.     Unas ramitas de perejil
PARA LA SALSA:

1.     5 espárragos medianos o 3 grandes

2.     100 gr. almendras tostadas

3.     100 gr. de mayonesa

4.     un poco de agua de espárragos para aclarar la salsa

ELABORACIÓN:

  • Lavar y secar muy bien las lechugas siempre, aunque las de bolsa, ya vienen listas para consumir, siempre es aconsejable volverlas a lavar.
    ·Pelar los langostinos y reservar.
    ·Lavar las hojas de perejil y secarlas, poner en el vaso de la batidora y batir con el aceite, reservar.
    ·Cortar en cubos el aguacate y añadirle unas gotas de limón para que no obscurezca su color tan verde.
    ·Pelar y quitar las pepitas del tomate y cortarlo igualmente en cubos.
    ·En un vaso de batidora triturar todos los ingredientes de la salsa de espárragos. Aligerar con un poco de agua de éstos si fuera necesario.
    ·La salsa no debe quedar ni muy espesa ni muy líquida.
    ·Ponemos la lechuga en un bol o ensaladera grande, aliñamos con la sal y un poquito de aceite de perejil, removemos bien y emplatamos en la fuente de servir o en platos individuales.
    ·Disponemos por encima los langostinos y napamos con un poco de salsa de espárragos.
    ·Añadimos alrededor de la ensalada, los tomatitos  y el aguacate y aliñamos con más aceite de perejil
    ·Servir la salsa en salsera aparte para que cada comensal se sirva lo que le apetezca, esta tan rica que la tentación de añadir más, será inevitable.

 Truco:

Un utensilio muy práctico en la cocina, es una centrifugadora de lechugas, de esa manera siempre serviremos la lechuga en el punto óptimo de humedad.

La salsa de espárragos no solo sirve para esta ensalada, con el pescado blanco a la plancha, esta estupenda.   Espero que la probéis y le saquéis más partido.

El aceite de perejil puede hacerse de dos maneras, como explico en la receta, o pasando el perejil por la licuadora y añadiendo su jugo a un biberón de aceite.

La foto de la receta no le hace justicia, así con vuestro permiso la cambiare dentro de unos días; pero no quería dejar de colgar hoy la receta, ya que voy retrasada con el blog por motivos de salud.

 

Patatas bravas

  La tapa por excelencia en cada bar de este país es sin duda las  tan solicitadas patatas bravas, con una variante importante, según la Comunidad donde se consuman, la salsa.
  Como ya dije en la receta de la salsa brava, en Madrid es solo de tomate y picante, en Aragón son con mayonesa de ajo o alioli y salsa de tomate picante por encima, bueno en algunos bares hasta les ponen kétchup o unas gotas de tabasco  y en Cataluña van acompañadas de un alioli y por encima suelen poner un majado de aceite con guindilla pimentón y vinagre.
  Junto al bocadillo de calamares es, o era las tapas más demandadas en la zona de bares denominada “El Tubo” de Zaragoza, zona de tapeo tradicional, en pleno corazón de nuestra ciudad, situado entre la Calle de Alfonso, Plaza de España, Calle Don Jaime y Calle Méndez Núñez.
  Es un entramado de calles estrechas, restaurado recientemente, tanto los edificios como alguno de sus locales como El Plata, café teatro de variedades y el Restaurante Casa Lac el más antiguo de la ciudad, de España y posiblemente de Europa pues como he leído en uno de los periódicos locales data su apertura de 1825.
  Estoy segura que todo viajero que nos visite no se marchara de aqui sin visitarlo.
  En la foto de abajo se puede ver que he hecho las patatas en forma de cubo y huecas por dentro, a la hora de servirlas las he rellenado de mayonesa de ajo y he puesto un boton de salsa brava encima.
Quedan bonitas ¿verdad? pero lleva muchisimo tiempo hacerlas, asi que al final opte por presentarlas a la manera tradicional.
INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS:
  1. 4 patatas grandes
  2. 1 bol de salsa brava casera
  3. 1 bol de mayonesa de ajo
  4. Aceite de oliva Virgen extra del bajo Aragón
  5. Sal
ELABORACION:
  • Pelar y lavar las patatas, secarlas y cortarlas de manera irregular pero de tamaño parecido.
  • En una sartén y a fuego bajo confitamos las patatas hasta que comprobemos que empiezan a estar blanditas.
  • En ese punto es cuando daremos más fuerza al fuego y las freiremos hasta que tengan un color doradito medio.
  • Las colocamos en un escurridor para que suelten aceite y las colocaremos en un plato con la salsa mayonesa de ajo y unos chorreoncitos de salsa brava.
  Una buena manera de relajarse en estos días veraniegos es salir a la terraza con una cerveza bien fría, unas patatas bravas, buena compañía y dejar pasar  el tiempo como si el verano no fuera a terminar nunca.
  Que lo disfrutéis.

Patatas rellenas de atún

 

Hace ya unos años, estas Patatas rellenas de atún, era una de las recetas favoritas de mi hijo, pero estaba olvidada y hoy he decidido rescatarla y darle una sorpresa. Con las patatas se pueden hacer maravillas en la cocina, es tan versátil que con cualquier cosa que las acompañes o las rellenes consigues un buen plato.

En esta ocasión solo van rellenas de atún, plato sencillo y barato, apto para tiempos de crisis como los que estamos viviendo, acompañado de una ensalada y gambas en tempura, ese ha sido el menú de hoy.

Las salsas que acompañaban las patatas son salsa tártara y salsa brava. De esta última salsa, me he enamorado porque también es un buen comodín para muchas cosas no solo para acompañar patatas bravas.

Es bueno tenerla para poder añadir una cucharadita en otros platos y darles un punto alegre. A partir de ahora, no me faltara en la nevera un bote de esta , digamos alegre y animada salsa, la pondré en el blog esta semana.

 

 

INGREDIENTES:

  1. 2 patatas medianas por persona o 1 grande
  2. ½ cebolla tierna de Fuentes de Ebro
  3. Atún en aceite, bien escurrido
  4. Unas cucharadas de mayonesa
  5. 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  6. Sal, pimienta,
  7. Para el rebozado:
  8. Harina,
  9. 1 huevo batido
  10. Aceite de oliva v.e.

ELABORACIÓN:

  • Cocer las patatas, el tiempo de cocción es orientativo, depende del tamaño que elijamos y la clase de patata que utilicemos yo utilice patata de cocer de las que hay en todos supermercados y las tuve 30 minutos en agua con sal, lo mejor es vigilar y a partir de los 20 minutos ir pinchando con una brocheta fina.
  • Sacarlas del agua caliente y refrescarlas en agua fría, sacar y dejar en la tabla hasta que se puedan coger sin quemarnos.
  • Cuando estén tibias cortar las patatas por la mitad y con un saca bolas o una cucharilla pequeña sacar la parte del centro y dejarlas en forma de barco, reservar la patata del centro para otras cosas, o podéis mezclarla con el relleno, eso es optativo
  • Cortar en brunoise la cebolla y rehogar unos minutos en aceite de oliva, cuando este pochada retirarla a un colador para quitar el exceso de aceite.
  • Sacar el atún de la lata y escurrir muy bien el aceite, para que no resulte el relleno muy grasiento, no debe tener nada de aceite.
  • Añadir el atún a la cebolla rehogada, añadir un poco de patata deshecha con el tenedor, la mayonesa y la mostaza.
  • Con esta farsa rellenar las patatas y juntar las dos mitades.
  • Rebozar en harina y huevo batido y freír en aceite de oliva v. e.
  • Sacar de la sartén y dejar sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante
  Como veis es un plato muy facilísimo y que no entretiene mucho en la cocina, sirve para una comida en casa, para llevar a un picnic o para un bufet frío en la terraza en verano, acompañado de una ensalada y unos platos de jamón y queso.
  Si queréis otro tipo de sabor en el relleno, se puede añadir al atún tomate frito casero o un chorrito de nata para ligar el relleno.

Espero que os guste.

 

 

 

Pastel de patata templado

PASTEL DE PATATA TEMPLADO
Hoy ha hecho una mañana muy bonita con sol y algo de aire fresquito una mañana perfecta para salir por el centro de la ciudad, hacer unas compras dar un pequeño paseo y tomar un café con las amigas a las que no veía desde hace dos semanas, demasiado tiempo.

Una mañana feliz, buena conversación, chistes, risas y mucho buen humor la mejor terapia, y lo mejor de todo sin meternos con nadie.

Hemos hablado de mi blog ya que después de mi marido y mis hijos, tengo a mis amigas de conejillos de indias. Cuando hago algo nuevo siempre son las primeras en probarlo y así me dan su opinión, hay que asegurarse de que está bien o de que puede mejorarse.

La verdad es que cuando nos hemos despedido no sabía ni lo que iba a hacer para comer. Ha sido en el autobús de regreso a casa cuando me he decidido por este Pastel de patata templado que en casa nos gusta tanto.

Es un pastel tibio, ya que ha de ponerse bajo el grill unos minutos para darle color, yo siempre lo hago con el mismo relleno pero el relleno puede ser como vuestra imaginación os dicte.

Ingredientes:
Para el puré

  •  1 bolsa de puré de patata y dos cucharadas más
  •  300g. de agua
  • 200 gr.de leche
  •  Sal, pimienta
  •  2 cucharadas de mantequilla

Relleno:

  •  1 zanahoria grande o 2 medianas
  • 300gr. de judía verde
  •  150 gr. de jamón de york

Cobertura y adornos

  •  1 bote de mayonesa casera
  •  Tiras de piel de calabacín
  • Rosetas de zanahoria
  •  Bolitas de pimienta rosa

Elaboración:

En un cazo poner la leche, el agua, la sal, la pimienta y la mantequilla. Llevar a ebullición y añadir el puré, remover y mezclar fuera del fuego y poner un minuto a cocer removiendo sin parar para que no nos salpique y podamos quemarnos. Retirar para que enfríe y podamos trabajarlo y extenderlo sin miedo a las quemaduras.

Cortar en tiras las judías, la zanahoria, las tiras de calabacín y las rosetas de zanahoria.Poner un cazo con agua y sal, llevar a ebullición y añadir las tiras de calabacín y las rositas de zanahoria, tener unos segundos y sacar a un bol de agua fría con cubos de hielo para cortar la cocción y mantengan su vivo color.

Cocer las judías verdes dejándolas al dente y repetir la misma operación echándolas a un bol de agua con hielos; seguiremos el mismo proceso con las zanahorias.Cortaremos el jamón de york a tiras y reservaremos.

Mojaremos un paño blanco de algodón o lino que tendremos solo para elaboraciones culinarias, lo escurrimos bien y colocamos en la mesa lo pinto con un pincel con mantequilla para que el puré no se agarre a él cuan lo enrollamos.  Extendemos el puré en forma rectangular, colocamos primero una capa de mayonesa, en segundo lugar las judías verdes, encima el jamón de york y por último la zanahoria.

 

Enrollamos y lo traspasamos a una fuente, lo cubrimos con mayonesa y lo metemos al horno bajo el grill unos minutos solo hasta que coja un bonito color dorado. Sacar y colocar los adornos.

Servir templado pues está mucho más rico.

PASTEL DE PATATA TEMPLADO (1)