Tag Archives: Nudos de Ajo con queso Parmigiano

Nudos de pan con ajo y queso Parmigiano

Nudos de Pan de ajo y queso Parmigiano (1)

El día 16 de Octubre se celebra el Día mundial del Pan, y para celebrarlo hice estos nudos de pan con ajo y queso, una manera diferente de comer buen pan hecho en casa, aromatizados con un buen aceite de oliva Virgen Extra variedad Arbequina, ajo y coronados con un queso Parmegiano que quita el sentido, aunque podéis elegir cualquier tipo de queso curado y Español, claro está.

A diario en muchisimos barrios de las ciudades, comemos la conocidísima baguette, esa que cuando Ana Biscayene le muestra a un Francés autentico en el programa sobre el Pan de el Comidista, este Señor se horroriza al ver ese ese producto al que llamamos Baguette, aquí, en nuestro pais.

Una Baguette es una barra que mide, según los canones de la Panadería Francesa, unos 5 o 6 centrimetros de ancho, por 3 o 4 de alto y 85 centimetros de, máximo, de largo; su corteza es crujiente  no se reblandece con el paso de las horas y se convierte en chicle, y con una miga esponjosa.

Por eso recomiendo que deberíamos saber más del mundo del Pan, pero del de cada día, sin chorradas, de lo que le cuesta a un Panadero levantarse y sacar un buen producto despues de estar toda la noche currando y así día tras día para mantener un oficio ancestral y necesario cada día.

Me va este mundo, me encanta comer buenos panes y desde luego, aún sin tener los mejores utensilios o el mejor horno, consigo sacar buen pan en mi cocina.
Esta receta esta hecha por el método directo, sin prefermentos o masa madre, esta sacada de este blog , es muy conocida en la red.

Con harinas de supermercado y una fermentación en nevera, este es el resultado, más fácil imposible.

 

Nudos de Pan de ajo y queso Parmigiano (4)

Ingredientes:

  • 200 g de agua
  • 360 g de harina, mitad de fuerza, mitad panadera
  • 25 g de aceite de oliva virgen
  • 5 g de levadura de panadería liofilizada
  • Media cdta. de sal
  • Un diente de ajo
  • Un huevo batido para pintar
  • Queso parmesano rallado al gusto

Elaboración:

  1. Mezclamos el agua con la harina de fuerza y la harina común, y dejamos reposar 20 minutos. Este reposo facilita el amasado posterior.
    Pasados los 20 minutos, agregamos a continuación la levadura de panadero, la sal y el aceite, y amasamos a mano o con robot, como más os guste hasta que se la masa absorba todo el aceite.
  2. Pelamos el ajo y lo majamos en un mortero o lo pasamos por un prensa ajos ya que este gachet de cocina lo deja muy prensado y fino.
  3. Lo agregamos a la masa. Seguimos amasando hasta que el ajo se incorpore por completo a la masa y esté fina y elástica. Hacemos una bola con ella y la ponemos en un bol engrasado, tapada con plástico p àño de algodón y la dejamos en la nevera toda la noche.
  4. A la mañana siguiente sacarla del frigorífico y dejarla en la encimera para que la masa coja calor 30 minutos, la pasamos a la mesa o encimera y la desgasificamos aplastándola con la mano.
  5. La masa pesará unos 600 g. Podéis dividirla en 12 trozos de 50 g si son para hacer pequeños bocadillos o 2n 25 gr. para que sea panecillos de un solo  bocado.
  6. Yo los he  cortado en trozos de 60 gr. para hacer con ellos unos bocadillos un poquito grandes.
  7. Boleamos o rodamos cada trozo de masa sobre la encimera para hacer un cilindro de unos 22-25 cm.
  8. Formamos un nudo con cada rollo de masa y los vamos poniendo en un papel de horno sobre una bandeja, dejamos un buen espacio entre ellos para que no acaben pegándose al levar.
  9. Espolvoreamos los nudos con un poco de harina y los tapamos con un paño. Esperamos que doblen su volumen; pueden tardar por lo menos un par de horas más o menos.
  10. Cuando los nudos estén fermentados los pintamos con el huevo batido y los espolvoreamos con el queso tecien rallado, el queso tendrá más aroma y saldra más grueso, de esa manera evitaremos que se tuesten demasiado.
  11. Metemos la bandeja a horno precalentado a 210º C y cocemos los nudos 12-13 minutos (sin aire) en el nivel bajo del horno, sacar cuando empiecen a tener color doradito.
  12. Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.

Los nudos de pan de ajo son tiernos por dentro y tienen una corteza crujiente al primer bocado, su sabor a ajo no es excesivo y el aceite aconsejo la variedad Arbekina, son una delicia.