Tag Archives: Pimiento rojo

Espirales de Pasta con Mejillones en Salsa de Vieiras

ESPIRALES CON MEJILLONES EN SALSA DE VIEIRA 007

Una receta de Pasta con mayúsculas, Espirales con Mejillones en Salsa de Vieiras, un plato estupendo para recibir a la familia o invitados, la pasta gusta a todo el mundo y este plato será muy bien recibido, tiene la cualidad de que esta hecho con ingredientes de primera, de manera muy rápida y con un excelente resultado.

Ya sabéis que en este país tenemos muy buenas conservas y que esto abre un mundo lleno de posibilidades en la cocina, no solo para poder hacer en casa un picoteo, sino para hacer otras elaboraciones.   Una buena conserva de Menestra de calidad o de Espárragos de Navarra (en bote de cristal, siempre tengo alguna) me soluciona un primer plato en días en que mis actividades me limitan el horario que quiero dedicarle a la cocina.

Tenemos las mejores conservas de pescado del mundo, somos una Potencia mundial, sin olvidarnos de esas conservas de Caza o de Lomos y Costillas de Cerdo en aceite que han arreglado muchos pucheros, los inviernos de nuestras familias a lo largo de toda la vida.  Los grandes cocineros Españoles han incorporado a sus creaciones las conservas, desde Ferrán Adriá, a Quique dacosta, Paco Roncero, Andrés Madrigal Marcelo Tejedor y muchos otros.

Tener una despensa bien provista de latas es todo un acierto, siempre tendremos un día un poco especial en que ya por capricho o por algún imprevisto las conservas son la luz o la solución para cocinar buenos platos, en mi caso el Arroz Negro con Sepia de playa, es mi especialidad, pero siempre hay latas de Calamar en su tinta como solución a un arroz negro rápido.

Os aconsejo que probéis a tener en cuenta las conservas para salvar muchos de estos apuros, son una gran solución.

Una de esas conservas que va muy bien hacer en casa, es la de bonito, estamos en época de bonito y no cuesta tanto tiempo como parece, aunque este verano asusta el pensar o hacer planes de poner conservas por las temperaturas tan altas que estamos soportando, pero vale la pena un poco de esfuerzo y tener la despensa bien abastecida en invierno.

Aqui os dejo una receta rápida y estupenda.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 ó 2  latas de mejillones en salsa de vieiras.
  • 150 gr. de Espirales de pasta (75 gr. por persona de espirales de pasta, o 100 gr. según calculemos el apetito de nuestra familia) )
  • Media cebolla.
  • Medio pimiento rojo.
  • 1 tomate maduro
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
  • Caldo de pescado.
  • Azafrán en polvo.
  • 1 pizca de pimentón rojo (dulce o picante, al gusto de cada uno)
  • Perejil fresco.

Elaboración:

  1. Poner una olla con agua abundante y 7 gramos de sal por comensal.  Hervir los minutos que indique el fabricante en el paquete, debe quedar al dente, si se pasa de cocción nos quedara una pasta pegajosa y blanda.
  2. Saltear las gambas en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, reservar hasta que estén frías y se puedan limpiar de cabeza y cáscara.
  3. Poner al fuego una sarten con aceite de oliva virgen extra y saltear el ajo, la cebolla y el pimiento rojo todo ello cortado en brunoisse.  Añadir el tomate pelado, pespepitado y pasado por un rallador o batidora, sguir rehogando 2 minutos más.
  4. Cuando este todo bien pochado, añadir la salsa de vieira que hay en las latas de los Mejillones, la pizca de pimentón dulce y la pizca de azafrán disuelta en unas cucharadas de caldo de pescado.   Remover, la salsa no debe quedar muy espesa o seca.
  5. Añadiremos las piezas de mejillones, más las gambas rehogadas y limpias en el último momento y removeremos bien para que la salsa envuelva la pasta.
  6. Una vez cocida la pasta colarla y no pasarla por el agua del grifo, directamente añadirla a la salsa y remover en el fuego 2 minutos más.
  7. Servir directamente decorando con perejil fresco.

Cuando queremos hacer platos de pasta lo ideal es tener la salsa hecha con anterioridad.  Mejor del día de antes o de unas horas antes.

La Pasta para comerla en su punto debe calcularse el tiempo de cocción que indica el fabricante, si este indica 8 minutos la coceremos en agua 6,  pues una vez cocida la colaremos y la añadiremos a la sartén u olla donde tengamos la salsa y allí terminara su cocción.

 

Coca de sardinas a la Provenzal

Se abrió la temporada de las cenas al aire libre y cuando estamos todos juntos, lo mejor son las cocas saladas, las pizzas o empanadas con una buena ensalada de hoja verde y unas cervezas frías, es un lujo, la compañía claro.

En esta ocasión la elección ha sido una Coca de Sardinas a la Provenzal, con unas sardinas fantásticas que he tenido que filetear debido a su tamaño, así ha habido para tres cocas.

La sardina en nuestro país es junto al boquerón uno de los pescados más sanos y populares, su mejor momento es el verano cuando están con un indice de grasa muy elevado lo que acentúa su sabor: nos aportan al organismo vitamina A y D en mayor cantidad que cualquier otro pescado y admiten un montón de preparaciones .

Fritas, a la plancha, en cazuela con pisto y hechas al horno, en los espetos típicos de la playa de Málaga o en cualquier otro puerto o playa de España, son un bocado exquisito siempre que se respete en su elaboración el punto de jugosidad, si se hacen demasiado quedaran secas, sin esa grasa que las hace bocado especial.

Hay otra cosa que tener en cuenta, la receta sera elegida según el tamaño de la sardina, las más gruesas para la plancha y la brasa, las más finas para la fritura o los escabechados; de todas maneras me parecen exquisitas y solo hay un problemilla con ellas, el aroma las delata y no todo el mundo esta dispuesto ha dejar invadir su casa por esta invasión tan aromática.

  COCA DE SARDINAS

Elaboración:

  1. 1 ó 2 planchas de hojaldre (en este caso congelado)
  2. Unas cucharadas de tomate frito casero
  3. Cebolla tierna
  4. 1 pimiento verde
  5. Rodajas de tomate natural
  6. Sardinas, cantidad al gusto
  7. Unas tiras de pimiento rojo
  8. Hierbas provenzales
  9. Unas hojas de albahaca fresca
  10. aceitunas negras de Aragón
  11. AOVE

Elaboración:

  • Sacar del congelador el hojaldre media hora antes de utilizar.
  • Estirarlo y dejar una placa en forma rectangular, picar la masa con un tenedor para que no se ahueque durante la cocción.
  • Añadir unas cucharadas de tomate frito casero y concentrado.
  • Con una mandolina cortar el pimiento verde y la cebolla muy fino y reservar.
  • Ablandarlos un poco en el microondas, en primer lugar meter la cebolla con un chorrito de AOVE, 1 minuto y medio, sacar del micro y extender sobre la capa de tomate frito y concentrado.
  • Repetir el proceso con el pimiento verde, una vez fuera del micro extender el pimiento sobre la cebolla.
  • Añadir rodajas de tomate fresco cortadas finas y añadir un chorrito de aceite.
  • Poner encima  las sardinas , unas aceitunas negras de Aragón y unas tiras de pimiento rojo, añadiendo por encima  una pizca de Hierbas Provenzales y albahaca fresca picada.
  • Enriquecer con un chorrito de Aceite de oliva Virgen Extra  del bajo Aragón
  • Meter a horno precalentado a 180º  y cocer hasta que el hojaldre tome un bonito color dorado.

El proceso de ablandar las verduras en el horno, es para evitar que el hojaldre quede demasiado cocido y las verduras poco hechas.

¿Como harías tú, querida lectora, una coca salada?

 

 

Barquitas de patata con escalibada de pimientos y huevo

 

Este mes el Recetario Mañoso ha puesto sobre la mesa las patatas como ingrediente de su e-book del mes de Mayo y es uno de los alimentos que más me gustan, mejor rendimiento da en la cocina y que nunca es rechazado por nadie, es muy versátil, hay mil y una maneras de prepararlas, ahora hasta hacemos recetas muy ricas de pan con este tubérculo que llego de tan lejos y que ha sido y es, una parte muy importante en la alimentación humana.

Por ese motivo y a última hora después de hacer mi pan de patata de Cella, me lié con un par de recetas que tuvieran la patata como ingrediente principal o algo parecido.

Las patatas rellenas es una de las cosa que llevo haciendo hace muchos años, rellenas de cualquier cosa, todo nos vale, pues siempre salen buenas y son bienacogidas.

Estas son para aprovechar unos pimientos que estaban buscando donde meterse y acompañándolas de un huevo, resulta una buena receta para una cena, siempre acompañadas de una ensalada verde como acompañamiento.   Es muy fácil hacerlas y el resultado es muy bueno

Ingredientes:

  1. 1 Patata por persona
  2. 1 pimiento rojo asado
  3. 2 pimientos italianos grandes y verdes, asados
  4. 1 cebolla tierna asada
  5. 1 cabeza de ajos asados
  6. 1 huevo por persona
  7. sal,
  8. aceite de oliva virgen Extra
  9. Reducción de vinagre de Modena

Elaboración:

  • Cocer las patatas en abundante agua, deben estar cubiertas, añadir sal y un chorrito de vinagre, este se añade al agua para que la patata salga entera, con este truco se evita que la patata al cocerse de deshaga y quede con mal aspecto.
  • Cocer 30 minutos, retirar del fuego y sacar el agua caliente, cortar la cocción pasándolas por el grifo de agua fría.
  • Poner en una fuente de horno los pimientos verdes y rojos, en la misma fuente se pone la cebolla envuelta en papel de aluminio y una cabeza de ajos sin pelar de igual manera, esto es para que no se quemen o se sequen durante el asado.
  • Dar la vuelta a   los pimientos para que se asen de igual manera por los dos lados.
  • Sacar del horno y tapar los pimientos con un papel o paño de cocina, con este truco conseguimos que la piel se levante por si sola al conservar la humedad que tienen.
  • Sacar la cebolla del papel de aluminio y cortar en tiras, reservar.
  • Sacar la cabeza de ajo de su envoltorio y sacar la carne asada del ajo simplemente apretando cada diente del ajo saldrá suavemente su carne, reservar.
  • Cuando tengamos las patatas casi frías cortaremos la tapa de encima y vaciaremos  la patata con una cuchara de café o un saca-bolas, añadimos sal y procedemos a rellenarlas con las hortalizas asadas dejando en el centro un hueco para verter un huevo.
  • Salpimentar, rociar de aceite con el spray y meter al horno hasta que cuaje el huevo.

Con los trozos de patata que he sacado del interior, he hecho un puré espeso, añadiendo 1 clara de huevo, aceite y dos dientes de ajo asados, sal, pimienta más  un toque de aceite de cayena .

Batirlo como si se tratase de una mayonesa y con una manga pastelera formar las patatas duquesa en una bandeja de horno,  poner bajo el gratinador, retirar cuando empiecen a coger color.

El resultado el de unas Patatas duquesa, pero sin yema de huevo y con un toque picante.

 

 

 

 

Ratatouille

 

Aunque la Ratatouille es un plato es de sobra conocido, no quiero dejarlo fuera de mi blog, es uno de los platos de hortalizas que más hago en casa, ya sea en versión francesa, o la versión aragonesa que es la fritada y que subiré en otra ocasión.

La Ratatouille tiene su origen en Niza, sobre todo en la región de Provenza, pero esta presente en todos los países europeos con diferentes nombres, claro está, adaptados al lenguaje de cada país.

El mejor momento del año para esa receta es el verano, si se tiene la suerte de tener un huerto propio o un hortelano de confianza, al que compraremos las hortalizas recién cogidas de la mata, para ir a nuestra mesa.

Yo le añado a la Ratatouille, hierbas Provenzales como mandan los cánones  y un poco de semillas de hinojo molidas, me gusta el hinojo fresco pero no siempre encuentro o simplemente no me acuerdo de comprar cuando voy al mercado, me gusta la cocina  Provenzal porque es mediterránea total, sana, natural y creo no equivocarme al decir que la cocina de Niza es cocina de huerto, como la cocina aragonesa.

Mi presentación es la original, la de siempre, actualmente a raíz de la famosa película Ratatouille, se utiliza la forma de cortar las hortalizas en discos, creo que es una manera más vistosa de presentar el plato, con los mismos resultados.

Ingredientes:

Para 2 personas

  1. 1 pimiento verde
  2. 1 pimiento rojo
  3. 1 pimiento amarillo
  4. 1 cebolla mediana
  5. 1/2 calabacin grande
  6. 1/2 berenjena grande
  7. 2 tomates grandes, maduros, sin piel ni pepitas
  8. 3 dientes de ajo
  9. Aceite de oliva Virgen Extra
  10. sal, pimienta, semillas de hinojo, hierbas provenzales

Elaboración:

  • Cortar las hortalizas en cubos o cuadrados y dejarlas por separado en una fuente, la berenjena dejarla en un plato, a de salarse para que sude y suelte el sabor amargo que tiene, también se pueden cortar en rodajas, pero yo las prefiero así.
  • Preparar una sartén con aceite de oliva virgen extra, cuando este caliente freír por separado cada hortaliza, primero, la cebolla con los dientes de ajo troceados entre 5 y 7 minutos removiéndolas hasta que comiencen a ablandarse, retirar a un plato y reservar.
  • Freír los pimientos durante 10 minutos aproximadamente, escurrir bien el aceite, retirar a un plato y reservar.
  • Seguir los mismos pasos con la berenjena y el calabacín, les escurrimos el aceite y  reservamos una vez fritos.
  • Por último freír los tomates cortados en cubos sin piel ni pepitas, sin dejar que se conviertan en salsa de tomate.
  • Cuando tengamos todas las hortalizas ya fritas las juntamos en una cazuela, añadimos la sal, la pimienta, las hierbas provenzales y las semillas de hinojo molidas y dejamos 15 minutos más despacito, para que poco apoco se mezclen sus jugos y sabores.
  • La ratatouille es aconsejable hacerla de un día para otro, los sabores se potencian y los cánones mandan comerla fría, en  Niza es un plato típico del verano.
Me gusta que la Ratatouille no quede demasiado blanda o deshecha, he visto en algunas revistas o paginas de internet algunas fotos en que más parece un pisto que otra cosa.
Ya tenemos nuestra Ratatouille lista para comer sola o acompañando carnes o platos de pasta.
Bon appétit.

 

 

Bacalao con verduritas y muselina de ajo

Bacalao con Verduritas y Muselina de ajo

Los dias de fiesta son para disfrutar de la familia y los amigos ¿verdad? pues así ha sido en mi caso, pero cuando quise descansar un ratillo y ponerme a editar algunas entradas para que no se amontonara la faena, comprobe con horror y cierto pánico que el ordenador se negaba en redondo, cuadrado o como lo querais llamar a responder a mis demandas, se colapso, me abandono y a pesar de que eran fiestas y habia que cocinar, salir y disfrutar me hacia falta sentarme un ratito a descansar y relajarme con este bendito cacharro que tanto me gusta.

Superado el susto y con mi ordenador en  marcha he pasado unos días muy ocupada en otras actividades, que están haciendo de este mes de Noviembre un mes muy activo pero que no me esta dejando el tiempo necesario para editar un monton de recetas que tengo preparadas.

En este caso comienzo con un bacalao con verduritas y  muselina de ajo al gratén, bacalao que en esta ocasión llego de Badalona, riquisimo, muy bueno, lo digo aquí porque se que están esperando ver la receta en el blog para difundirla a las clientas y amigas de la parada del mercado donde lo compro mi amiga, así que va para ellas.

Los lectores habituales de este blog sabeis que tengo un apartado especial para el bacalao y es porque es un pescado que gusta muchisimo en casa y lo elaboro de muchas y diferentes maneras que ire compartiendo con vosotros.

El exito de la receta reside en que el bacalao era de primera, resulto exquisito.

 

 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

8 Lomos de bacalao gorditos y bien desalados

1 pimiento rojo grande

3 pimientos verdes italianos

2 puerros, la parte blanca

2 zanahorias 1/2 calabacín

1 cebolla dulce y  mediana, denominación cebolla de Fuentes

Aceite de Oliva Virgen Extra del Bajo Aragón

sal, harina y pimienta

SALSA MUSELINA DE AJO

INGREDIENTES:

aceite de girasol o semillas sin sabor

1 huevo y una clara

1 diente de ajo, sin germen

 

ELABORACIÓN DEL PESCADO:

Cortar las verduras en juliana, freirlas en una sartén a fuego medio e ir colocandolas en un colador o cestillo metálico, de los que se usan para cocinar al vapor, para que suelten el exceso de aceite.

Los trozos de bacalao pasarlos por harina solo por la piel y ponerlos a freir a fuego bajo para que nos quede jugoso por dentro y con un ligero color dorado por fuera, añadiremos el aceite por encima con una cuchara para no voltear o mover el pescado, de esta manera la piel quedara frita y crujiente pero no tanto el resto del pescado.

Sabremos que esta hecho cuando veamos como se separan las láminas o lascas de la carne del bacalao, pero yo las he tenido en el aceite 5 minutos.

Salsa muselina.

Preparar la mayonesa de ajo con un huevo de la manera habitual y reservar

Batir una clara de huevo a punto de nieve, una vez montada la clara mezclarla con movimientos envolventes y suavemente con la mayonesa para evitar que se baje y reservar en la nevera unos minutos.

Colocar en el plato o fuente de servir las verduras en el fondo y encima los trozos de bacalao. Cubrir el bacalao con la muselina de ajo y meter al gratinador hasta que tenga el color dorado a vuestro gusto.

Metodología:

Aunque os parezca larga la elaboración no lo es, solo hay que organizarse bien.

En primer lugar cortais todos los vegetales.

En segundo lugar haceis la salsa muselina y al frigo.

En tercer lugar freir   los vegetales, reservar

Por último  freir-cocer el pescado y !voila! solo queda colocarlo en el plato y al gratinador

Si la haceis, me gustaria recibir vuestra opinión, no es nada dificil hacerla, solo hace falta un poquito de tiempo.

Esta riquisimo, esta receta es de mi amiga Paquita, siempre que estamos juntas hacemos recetas nuevas y lo pasamos estupendamente, os animo a que cocineis con vuestras amigas o familia, despues todo sabe más rico.