Tag Archives: Pimiento verde

Trufas de Marisco

 

Trufas de Marisco

Trufas de Marisco

Una buena opción para los menús de días de fiesta  son los aperitivos o tapas y entrantes que se pueden elaborar con antelación y guardar en el congelador, por eso vamos a empezar la temporada de otoño con recetas que nos servirán con vistas a las comidas y cenas de Navidad, por eso  nada mejor que empezar con unas Trufas de Marisco que serviremos como tapa o parte de unos entrantes variados.

Es una receta fácil y el resultado es espectacular, cuando pruebas la primera sabes que vas a comer unas cuantas más, creo que os gustarán y que quedaran muy bien en cualquier día de celebración familiar. Tienen un sabor intenso que te hace repetir una y otra vez, espero que os gusten y sirvan para que dejéis encantados a vuestros familiares y amigos.

 

Trufas de Marisco

Ingredientes para las Trufas de Marisco:

  1. 1 cola de rape pequeña
  2. 8 Gambas grandes
  3. 1 trozo de merluza
  4. Mejillones
  5. 1 cabracho pequeño
  6. 6 troncos de surimi fresco (no congelado)
  7. 1/2 cebolleta tierna
  8. 1/2 Puerro, parte blanca
  9. 1/2 pimiento verde
  10. 1 pimiento del piquillo (si no teneis pimiento del piquillo un trozo de pimiento rojo fresco)

Ingredientes para la Salsa Bechamel

  1. 60 gr. de mantequilla
  2. 60 gr. de Harina
  3. 250 gr. de Leche
  4. 250 gr. de caldo de pescado
  5. Sal, Pimienta blanca, un pellizco de Estragón seco y un toque de Nuez moscada

Elaboración de las Trufas de Marisco:

  • Retirar las cabezas a las gambas y reservarlas
  • Cocer el pescado, las gambas y los mejillones por separado
  • Cuando el pescado este tibio limpiarlo de espinas, quitar las conchas a los mejillones y la cascara a las gambas, cortar los troncos de surimi y picar todo muy menudito a cuchillo o picadora, como más os guste y reservar.
  • Cortar en brunoise la cebolla, el puerro, el pimiento verde y el pimiento del Piquillo.
  • En una sartén con aceite de oliva virgen extra freir las cabezas de las gambas, cuando estén pochadas colar el aceite y pochar la verdura y pimientos en ese aceite, esto añade un plus de sabor a l conjunto de ingredientes; cuando estén pochados y con un color algo dorado añadir el pescado picadito y sofreír todo junto unos minutos y reservar.
  • Si queremos añadir más sabor todavía, las cabezas de las gambas las trituraremos  en la batidora con el vaso de caldo que vamos a añadir a nuestra salsa bechamel,despues pasar por un colador y reservar.

Elaboración de la Salsa Bechamel:

Elaboración:

  • Poner en una sartén la mantequilla, cuando empiece a hervir añadir la harina remover y mezclarla muy bien
  • Añadir la leche y remover sin parar para evitar que se hagan grumos, añadir el caldo de pescado, la sal, pimienta blanca un toque de estragón y la nuez moscada recién rallada.
  • Cocer la salsa hasta que empiece a espesar, removiendo  sin parar y en ese momento añadir el pescado, cocer todo junto 5 minutos más.
  • Sacar la pasta de trufas a una fuente y extender por encima un poco de mantequilla para evitar que se seque y quede una costra, dejar enfriar
  • Una vez fría la pasta formar bolas que pasaremos por harina, huevo batido y por último por pan rallado.
  • Si las vais a guardar en el congelador, colocarlas en tapers y guardarlas inmediatamente, una vez estén congeladas sacarlas y guardarlas todas en bolsas de congelación de cierre hermético.
  • Si queréis guardarlas al vacío, hay un sistema casero que da buenos resultados, al meter el alimento, que sea en las bolsas de cierre hermético, antes de terminar de sellar el cierre, podéis meter una pajita de las que usamos para beber refrescos y aspirar con mucha fuerza el aire que queda dentro para fuera y sacar la pajita con mucho cuidado, la bolsa queda cerrada al vacío, probar y espero que me contéis como ha salido el truco.

Espero que estas Trufas de Marisco os gusten y las incluyáis en vuestras cenas de Navidad, en mi casa han triunfado.

Espero vuestros comentarios, solo es un minuto de vuestro tiempo.

 

 

 

 

Arroz a la Zaragozana

 

Arroz a la Zaragozana 004

 

No hace falta decir mucho sobre la procedencia de esta receta ¿verdad? su origen esta en nuestra esta  ciudad tan querida y tan bonita, la receta,recia y contundente como nuestra Tierra.

“Extraída del libro Gastronomía Aragonesa, escrito por Antonio Beltrán Martínez y José Manuel Porquet Gombao y editado por Moncayo Ediciones. Este libro defiende la tesis de que existe una gastronomía aragonesa con personalidad propia y elementos diferenciadores respecto a otros usos coquinarios de tierras vecinas. Este libro ofrece todas las claves de una de las señas de identidad cultural, probablemente la más gratificante, de Aragón y no puede faltar en la biblioteca de los amantes de la cocina o de los interesados por los temas relacionados con nuestra región.”  fuente Red Aragón

¿ARROZ A LA MILANESA?
Esta receta  se conoce en todo el país como “Arroz a la Milanesa”, pero nuestro paisano y gran cocinero nacido en Binefar, Teodoro Bardají, que la recopiló, afirmó en su día con rotundidad que procedía de Zaragoza y subrayó que también podía utilizarse en ella carne de vaca, carne que debía cocerse aparte e incorporarse al guiso en el momento echar el arroz.

Sus ingredientes, Carne de Ternasco, Cerdo y sus derivados, arroz y cebolla nada más pero con un resultado extraordinario, os invito a hacerlo y a compartirlo con familia o amigos, estoy segura que os gustará y espero vuestros comentarios  y fotografías, las compartiré en Facebook o Google+.

 

Arroz a la Zaragozana 001

Ingredientes para 4 personas:

Ingredientes de la receta original

  1.   4 vasos de arroz (tamaño de vino)
  2. 8 vasos de caldo de pollo o verduras
  3. 150 gr. de jamón en tacos pequeños
  4. 8 salchichas de cerdo
  5. 4 trozos de longaniza
  6. 8 trozos de costilla de cerdo
  7. 300 gr. de carne de ternasco
  8. 4 cucharadas de manteca de cerdo ( si no gusta la manteca utilizar aceite de oliva)
  9. 1/2 cebolla grande picada

Ingredientes que he añadido para dar mi toque personal

  1. 1 diente de ajo picado
  2. 1 pimiento verde italiano
  3. 1 pizca de azafrán

Elaboración:

  • Preparar las carnes cortadas en trozos pequeños y deshuesadas.
  • En una sartén añadir la manteca y freir las carnes en ella, una vez fritas reservarlas y en la misma grasa freir la longaniza, las salchichas y el jamón, hasta que cojan color dorado, retirar de la sartén y reservar.
  • En la grasa que nos queda, sofreír la cebolla, el pimiento verde y el diente de ajo todo cortado en brunoise, una vez la verdura esté pochada, añadimos la carne y un vaso de caldo, dejar cocer 10 minutos.
  • Pasados los 10 minutos añadir el arroz y mezclar bien con la carne, añadir la longaniza, las salchichas y la pizca de azafrán.   Cubrir con los 7 vasos de caldo restantes y dejar cocer el arroz 15 minutos.
  • Precalentar el horno a 180º y meter el arroz para que termine de hacerse los últimos 5 minutos que le faltan de cocción.
  • El arroz sale jugoso, suelto pero sin caldo, creo que se aprecia muy bien el punto del arroz en la foto que encabeza la entrada.

Os deseo feliz domingo.

 

Coca de sardinas a la Provenzal

Se abrió la temporada de las cenas al aire libre y cuando estamos todos juntos, lo mejor son las cocas saladas, las pizzas o empanadas con una buena ensalada de hoja verde y unas cervezas frías, es un lujo, la compañía claro.

En esta ocasión la elección ha sido una Coca de Sardinas a la Provenzal, con unas sardinas fantásticas que he tenido que filetear debido a su tamaño, así ha habido para tres cocas.

La sardina en nuestro país es junto al boquerón uno de los pescados más sanos y populares, su mejor momento es el verano cuando están con un indice de grasa muy elevado lo que acentúa su sabor: nos aportan al organismo vitamina A y D en mayor cantidad que cualquier otro pescado y admiten un montón de preparaciones .

Fritas, a la plancha, en cazuela con pisto y hechas al horno, en los espetos típicos de la playa de Málaga o en cualquier otro puerto o playa de España, son un bocado exquisito siempre que se respete en su elaboración el punto de jugosidad, si se hacen demasiado quedaran secas, sin esa grasa que las hace bocado especial.

Hay otra cosa que tener en cuenta, la receta sera elegida según el tamaño de la sardina, las más gruesas para la plancha y la brasa, las más finas para la fritura o los escabechados; de todas maneras me parecen exquisitas y solo hay un problemilla con ellas, el aroma las delata y no todo el mundo esta dispuesto ha dejar invadir su casa por esta invasión tan aromática.

  COCA DE SARDINAS

Elaboración:

  1. 1 ó 2 planchas de hojaldre (en este caso congelado)
  2. Unas cucharadas de tomate frito casero
  3. Cebolla tierna
  4. 1 pimiento verde
  5. Rodajas de tomate natural
  6. Sardinas, cantidad al gusto
  7. Unas tiras de pimiento rojo
  8. Hierbas provenzales
  9. Unas hojas de albahaca fresca
  10. aceitunas negras de Aragón
  11. AOVE

Elaboración:

  • Sacar del congelador el hojaldre media hora antes de utilizar.
  • Estirarlo y dejar una placa en forma rectangular, picar la masa con un tenedor para que no se ahueque durante la cocción.
  • Añadir unas cucharadas de tomate frito casero y concentrado.
  • Con una mandolina cortar el pimiento verde y la cebolla muy fino y reservar.
  • Ablandarlos un poco en el microondas, en primer lugar meter la cebolla con un chorrito de AOVE, 1 minuto y medio, sacar del micro y extender sobre la capa de tomate frito y concentrado.
  • Repetir el proceso con el pimiento verde, una vez fuera del micro extender el pimiento sobre la cebolla.
  • Añadir rodajas de tomate fresco cortadas finas y añadir un chorrito de aceite.
  • Poner encima  las sardinas , unas aceitunas negras de Aragón y unas tiras de pimiento rojo, añadiendo por encima  una pizca de Hierbas Provenzales y albahaca fresca picada.
  • Enriquecer con un chorrito de Aceite de oliva Virgen Extra  del bajo Aragón
  • Meter a horno precalentado a 180º  y cocer hasta que el hojaldre tome un bonito color dorado.

El proceso de ablandar las verduras en el horno, es para evitar que el hojaldre quede demasiado cocido y las verduras poco hechas.

¿Como harías tú, querida lectora, una coca salada?

 

 

Paella sencilla de marisco

 

Después de dos años como bloguera todavía no había traído esta receta, teniendo en cuenta que soy adicta a las paellas de lo que sea, por lo tanto aquí esta la Paella sencilla de marisco.

Para mí sencilla de hacer y buenísima de comer, la cocina bien hecha lleva su tiempo, la cocina tranquila sin apresuramiento es la que más éxito nos proporcionara día a día, pero se necesita tiempo, por lo tanto cuando hay asuntos que resolver por la mañana fuera de casa, esto me obliga a tener ciertas cosas previstas desde el día anterior, como el fumét de pescado, en este caso de cabezas de merluza, muy grandes las dos últimas y que guardaba en el congelador, así también el sofrito, preparado la noche anterior para que hoy todo fluyera con rapidez a la hora de empezar con la paella.

Ingredientes:

  1. 8 gambones
  2. , 500 gr. de mejilón gallego,
  3. 300 gr. de calamar,
  4. 300 gr. de almejas,
  5. 1/2 cebolla tierna,
  6. 1 pimiento verde,
  7. 2 puerros, 2 dientes de ajo
  8. , 2 tomates maduros rallados,
  9. 1 ramillete de perejil fresco,
  10. sal,azafrán
  11. 4 vasos (tamaño vino) de arroz bomba,
  12. fumet de pescado,
  13.  aceite de oliva virgen Extra

Elaboración del fumét de pescado:

  • El día anterior cocer las cabezas de pescado con cebolla, zanahoria, una ramita pequeña de apio hervir durante 20 minutos
  • Colar y reservar cuando este frío en el frigorífico
Elaboración del sofrito:
  • Cortar en brunoise la cebolla, el pimiento verde y  la parte blanca de un puerro
  • Pochar las verduras en una sartén con aceite de oliva Virgen Extra, rallar los tomates y añadir a las verduras pochadas, cuando este el tomate reservar y dejar enfriar antes de guardar en el frigorífico.

La Paella:

  • Empezamos por limpiar el pescado, las almejas hay que dejarlas en agua con sal para que suelten la arena que puedan llevar dentro unos 15 minutos
  • Limpiamos los mejillones y dejamos en agua con sal.
  • Cuando ya tenemos los mejillones limpios y las almejas preparamos el calamar y lo cortamos en trozos.
  • Poner un cazo con vino blanco al fuego y añadir las almejas, retirarlas inmediatamente conforme vayan abriéndose y reservar en un plato.
  • Colar el caldo y añadirlo al fumét.
  • Poner un cazo con agua e ir añadiendo los mejillones y seguir el mismo procedimiento que con las almejas.
  • Cortamos las barbas o bigotes a los gambones y ya ponemos la paellera al fuego con aceite de olivaV.E.
  • Freímos los gambones por los dos lados y reservamos en un plato.
  • En el mismo aceite añadimos los trozos de calamar, cuando cojan un poco de color añadimos el sofrito y mezclamos.
  • Añadir el arroz removiendo bien, incorporamos el fumet, la sal, el azafrán y colocamos el resto del pescado en la paella.
  • Cocer a fuego medio en la vitroceramica 10 minutos, los 8 minutos restantes meterlo al horno pre calentado a 180º.
  • El tiempo total para la paella es de 18 minutos, queda jugosa y en su punto.
  • Este es mi método de cocción para las paellas, la vitroceramica es de menor tamaño que la paellera; cuando ya hierve el arroz, siempre hay que estar girándola para que el arroz se cocine por todos lados, de la misma manera, por eso me he acostumbrado a terminar su cocción en el horno.

Si utilizáis este  método siempre estáis a tiempo de vigilar si puede quedar el arroz seco y se puede añadir un poquito más de caldo de pescado, para evitarlo.

Hace años, cuando mi familia era más grande, las hacia para doce personas en una paellera de tamaño doble, entonces el método de cocción era en uno de esos fuegos portátiles de gas, también el tiempo de cocción era de 18 minutos, tapándola al finalizar la cocción, cinco minutos, para evitar que pudiera secarse.

Lo dicho, la paella junto a la tortilla de patata es lo mejor de nuestra gastronomía !ah! y los huevos fritos con Jamón de Teruel y  Longaniza de Aragón, para almorzar, a las nueve de la mañana cuando son las fiestas del pueblo, es un almuerzo !divino!

Me gustaría que me contarais cuales son vuestras preferencias hablando de la cocina , tanto los visitantes de  países de todo el mundo que pasáis por estas páginas, como  los de cada provincia española, espero vuestros comentarios.

Gracias.

Prueba

 

 

Esta es la receta prometida en el post que hablé, sobre el Monasterio de Guadalupe, se llama Prueba y es carne de cerdo guisada y previamente puesta en adobo durante una noche, para que tome bien los sabores con los que se condimenta.  Naturalmente estos sabores los aporta un ingrediente muy conocido por todos aficionados a la cocina “el Pimenton de la Vera” .
Como es sabido Extremadura es famosa por su cabaña porcina y como no por sus productos derivados del cerdo y la matanza, de una calidad extrema como los jamones o el salchichón ibérico de Montanchez secados al aire puro de la sierra, productos que hemos probado, así como este plato que tiene su origen en el día en que se sacrificaba el cerdo y ya se probaba al día siguiente su carne, para comprobar su calidad, aliñada con vino, tomate, pimentón y otras hierbas aromáticas.

Espero que os guste, yo le añado unas patatas para que el plato sea más completo.

 


Ingredientes:

  1. 400 gr de magro de cerdo
  2. 1 cucharada de postre de pimentón de la Vera dulce
  3. 1/2 cucharada de postre de pimentón de la Vera picante
  4. 1/2 cucharada de orégano
  5. sal,
  6. 1 hoja de laurel
  7. 1 cebolla
  8. 2 dientes de ajo
  9. 1 pimiento verde
  10. 125 ml. de vino blanco (Rueda, Ribera del Duero)
  11. 1 tomate grande maduro
  12. caldo de verduras y agua
  13. aceite de oliva virgen extra
  14. Patatas de freír

Elaboración:

  • Comprar la carne cortada en dados, y mezclarla en un bol con el orégano, la sal, las dos clases de pimentón y el vino.
  • Dejar macerar toda la noche.
  • Al día siguiente, picamos la cebolla, el ajo y el pimiento verde en Brunoise y lo ponemos en una cazuela o sopera con aceite de oliva V.E. hasta que este pochado
  •  Añadimos los cuadraditos de carne y cuando estén dorados añadimos el tomate rallado sin piel ni pepitas, rehogamos y añadimos el caldo y el agua, la hoja de laurel y dejamos cocinar hasta comprobar que la carne ya está tierna

Servimos en cazuela pequeña con su salsa como aperitivo, o bien acompañado de unas patatas bravas para quien guste del picante, con una cerveza muy fría y seguro que os sorprende el sabor de este guiso.

Que lo disfrutéis.