Tag Archives: Puerro

Trufas de Marisco

 

Trufas de Marisco

Trufas de Marisco

Una buena opción para los menús de días de fiesta  son los aperitivos o tapas y entrantes que se pueden elaborar con antelación y guardar en el congelador, por eso vamos a empezar la temporada de otoño con recetas que nos servirán con vistas a las comidas y cenas de Navidad, por eso  nada mejor que empezar con unas Trufas de Marisco que serviremos como tapa o parte de unos entrantes variados.

Es una receta fácil y el resultado es espectacular, cuando pruebas la primera sabes que vas a comer unas cuantas más, creo que os gustarán y que quedaran muy bien en cualquier día de celebración familiar. Tienen un sabor intenso que te hace repetir una y otra vez, espero que os gusten y sirvan para que dejéis encantados a vuestros familiares y amigos.

 

Trufas de Marisco

Ingredientes para las Trufas de Marisco:

  1. 1 cola de rape pequeña
  2. 8 Gambas grandes
  3. 1 trozo de merluza
  4. Mejillones
  5. 1 cabracho pequeño
  6. 6 troncos de surimi fresco (no congelado)
  7. 1/2 cebolleta tierna
  8. 1/2 Puerro, parte blanca
  9. 1/2 pimiento verde
  10. 1 pimiento del piquillo (si no teneis pimiento del piquillo un trozo de pimiento rojo fresco)

Ingredientes para la Salsa Bechamel

  1. 60 gr. de mantequilla
  2. 60 gr. de Harina
  3. 250 gr. de Leche
  4. 250 gr. de caldo de pescado
  5. Sal, Pimienta blanca, un pellizco de Estragón seco y un toque de Nuez moscada

Elaboración de las Trufas de Marisco:

  • Retirar las cabezas a las gambas y reservarlas
  • Cocer el pescado, las gambas y los mejillones por separado
  • Cuando el pescado este tibio limpiarlo de espinas, quitar las conchas a los mejillones y la cascara a las gambas, cortar los troncos de surimi y picar todo muy menudito a cuchillo o picadora, como más os guste y reservar.
  • Cortar en brunoise la cebolla, el puerro, el pimiento verde y el pimiento del Piquillo.
  • En una sartén con aceite de oliva virgen extra freir las cabezas de las gambas, cuando estén pochadas colar el aceite y pochar la verdura y pimientos en ese aceite, esto añade un plus de sabor a l conjunto de ingredientes; cuando estén pochados y con un color algo dorado añadir el pescado picadito y sofreír todo junto unos minutos y reservar.
  • Si queremos añadir más sabor todavía, las cabezas de las gambas las trituraremos  en la batidora con el vaso de caldo que vamos a añadir a nuestra salsa bechamel,despues pasar por un colador y reservar.

Elaboración de la Salsa Bechamel:

Elaboración:

  • Poner en una sartén la mantequilla, cuando empiece a hervir añadir la harina remover y mezclarla muy bien
  • Añadir la leche y remover sin parar para evitar que se hagan grumos, añadir el caldo de pescado, la sal, pimienta blanca un toque de estragón y la nuez moscada recién rallada.
  • Cocer la salsa hasta que empiece a espesar, removiendo  sin parar y en ese momento añadir el pescado, cocer todo junto 5 minutos más.
  • Sacar la pasta de trufas a una fuente y extender por encima un poco de mantequilla para evitar que se seque y quede una costra, dejar enfriar
  • Una vez fría la pasta formar bolas que pasaremos por harina, huevo batido y por último por pan rallado.
  • Si las vais a guardar en el congelador, colocarlas en tapers y guardarlas inmediatamente, una vez estén congeladas sacarlas y guardarlas todas en bolsas de congelación de cierre hermético.
  • Si queréis guardarlas al vacío, hay un sistema casero que da buenos resultados, al meter el alimento, que sea en las bolsas de cierre hermético, antes de terminar de sellar el cierre, podéis meter una pajita de las que usamos para beber refrescos y aspirar con mucha fuerza el aire que queda dentro para fuera y sacar la pajita con mucho cuidado, la bolsa queda cerrada al vacío, probar y espero que me contéis como ha salido el truco.

Espero que estas Trufas de Marisco os gusten y las incluyáis en vuestras cenas de Navidad, en mi casa han triunfado.

Espero vuestros comentarios, solo es un minuto de vuestro tiempo.

 

 

 

 

Croquetas de morcilla y manzana

 Croquetas morcilla y manzana

Una receta pendiente desde hace mucho tiempo, tan sencilla que ya no puede ser más,  el resultado una delicia y todo porque siempre me gusta mucho mezclar sabores y poner en mi mesa cosas que las tienes siempre a la vista y a tu alcance, pero que la verdadera chispa esta en saber mezclarlas.

Estas croquetas ya las he hecho varias veces pero nunca  llegaban a la foto, el día 6 en el encuentro de bloguers de Puerto Venecia, Hugo López Diáz    el cocinero de la Escuela El Azafrán nos obsequio con otras bolas de morcilla  con algo más, deliciosas, que pronto colgare para que también vosotros podáis disfrutar de una receta tan rica y tan atractiva a la vista.

Las croquetas nos encantan y siempre tengo en el congelador, son un buen fondo de congelador para tener buenas cenas de picoteo, sin renunciar a la calidad a la que ya estamos acostumbrados ya lo he dicho en otras ocasiones, y sigo  probando mezclas quien sabe si un día de estos me da por poner una “croquetería” jajaja…. no sería mal oficio ¿no os parece?

Ingredientes:

  1. 200 gr de morcilla de arroz y piñones
  2. 1 puerro
  3. 1/2 manzana grande, especialidad Golden
  4. 80 gr. de mantequilla
  5. 60 gr. harina
  6. 550 ml. de leche
  7. Nuez moscada rallada
  8. Una pizca de canela

Para la fritura

  1. Aove
  2. Harina
  3. 1 huevo
  4. pan rallado

Elaboración:

  • Cortar en brunoise el puerro y la manzana y reservar
  • Quitar la piel a la morcilla, sobre todo debe ser de arroz, morcilla aragonesa con piñones y trozos de avellana como las de siempre, desmigar la morcilla y reservar
  • En una sartén añadir  los 80 gr. de mantequilla cuando esté caliente añadir el puerro y la manzana;  rehogar  a fuego medio removiendo sin parar para que el puerro no se pase de color y la manzana se confite y quede todo como una compota.
  • Añadir la morcilla y remover hasta que quede bien amalgamado, añadir la harina mezclandola bien con el resto de ingredientes.
  • Añadir la leche y dejar cocer a fuego bajo durante 15 minutos,  removiendo para evitar que se pegue al fondo de la sartén.
  • La masa de las croquetas debe quedar un poquito blanda pero manejable a la hora de darles forma.
  • Cuando esté la pasta fría modelarlas y pasar por harina, huevo batido y pan rallado.
  • Si no vais a consumirlas todas, colocarlas sobre una superficie dura, por ejemplo la   tabla de cortar o una fuente o bandeja,  meterlas al congelador una vez congeladas guardar en bolsas de plástico.

A la hora de presentarlas he frito unos piñones y en el fondo del plato he añadido unas lineas de vinagre a la miel de La Chinata, el conjunto de sabores !buenismo!

La cantidad habitual que utilizo para la bechamel que lleva la pasta de croquetas es de:

120 gr. de mantequilla

120 gr. de harina

1 litro de leche

sal, pimienta blanca y nuez moscada rallada

La manera más rápida de dar forma a las croquetas es utilizar la manga pastelera, espolvoreando de harina  la tabla de cortar o la encimera bien limpia, formamos rulos o lineas de pasta y después se corta a la medida que más nos guste,  otra opción es hacerlas al modo tradicional, formarlas con dos cucharas; en este caso preferí hacer bolas con el saca-bolas de helado, lo más importante es hacer una pasta de calidad, conseguir que nuestras croquetas sean inolvidables.

 

 

 

Pollo a la naranja

 

Una de las aves favoritas y muy representativa de estas fechas es el pato, y debo decir que me apasiona y que disfruto igual de un foie que de un confit de muslos o de alas y como no, de un magret con frutos rojos, todo me parece exquisito.

En cuanto  a los métodos de preparación me va de cualquier manera, me gusta incluirlo en estos días de Navidad en el menú y tengo varias recetas estrella a la hora de prepararlo, pero hoy no sera el pato la estrella de nuestra comida;  hoy sera el Pollo a la naranja.

¿Porque he decidido hacer esta receta con pollo? pues porque es una opción muy buena y barata para bolsillos con problemas, todos sabemos que hoy en día,las cosas no van bien a muchas personas, por eso hay que pensar en hacerles llegar recetas baratas, bien elaboradas pero festivas y saludables para que la Navidad siga siendo en la medida de lo posible unos días felices junto a la familia.

Nuestras abuelas criaban durante varios meses los pollos en sus corrales, pollos  que mataban para comer toda la familia el día de Navidad y era un plato exquisito, pues estaba lleno de amor y de sabiduría culinaria casera, aunque no llevaran ingredientes exóticos ni otras zarandajas que hemos puesto de moda en estos años de cocinas moleculares, !ojo! no tengo nada contra las investigaciones y avances en cualquier aspecto de la vida, si esto enriquece a las personas, pero se comía bien, muy bien, con los alimentos que se criaban o recolectaban en casa.

Mi abuela sabía “operar” a los pollos para hacer de ellos unos Capones de primera categoría e incluso lo hacia para las vecinas y amigas que se lo pedían, de esa manera el día de Navidad había un gran Capón en su mesa, un alimento de primera.

Voy con la receta .

INGREDIENTES:

  1. 1 Pollo grande, mejor si es de corral
  2. 2 naranjas
  3. 2 zanahorias
  4. 1 puerro
  5. 1/2 cebolla
  6. 2 tomates rojos y grandes
  7. 2 dientes de ajo
  8. 1 vasito de Vino de Jerez u Oporto
  9. Caldo de pollo
  10. sal, pimienta negra,
  11. Manteca de cerdo iberico
  12. 2 Cucharaditas de Maicena

ELABORACIÓN:

  • Cortar el pollo en trozos grandes, salpimentarlos y enharinarlos.
  • Poner en una sopera o cazuela grande la manteca a derretir y cuando este caliente añadir los trozos de pollo y freír hasta que tengan un ligero color dorado,  una vez fritos reservarlos.
  • Cortar en brunoise la cebolla, el puerro, la zanahoria y los dientes de ajo y rehogarlos en la grasa que nos ha quedado de freír el pollo.
  • Cuando este pochada la verdura añadir el tomate pelado y despepitado, cortado en trozos pequeños y 5 minutos después la naranja con piel, troceada en cuartos pequeños .
  • Cuando tengamos todo el conjunto bien pochado añadimos el vino y dejamos hervir para que evapore el alcohol, entonces añadir el caldo de ave, meter lo trozos de pollo fritos y dejar cocer lentamente a fuego bajo 1 hora si el pollo es grande, probando el punto de sal y pimienta para recctificarlo si fuera necesario.
  • Pasados 45 minutos observar si la  la carne del pollo se desprende del hueso, si es así, quitamos los trozos a una fuente con cuidado de no deshacerlos y pasamos la salsa por un pasa purés.
  • Inmediatamente la pasamos por el chino o un colador grande, para que nos quede una salsa fina.
  • Para espesarla si fuera necesario desleímos 2 cucharaditas de Maicena en un poquito de agua fría  la añadimos a la salsa y dejamos hervir unos segundos más con el pollo.
  • A la hora de servir adornar el pollo con unas rodajas de naranja tanto al natural como pasadas un poco por la plancha y unas guindas darán el contrapunto de color.

CONSEJO:

1º/La naranja se puede añadir de dos maneras, la primera como indico en esta receta. Tened en cuenta que al añadirse entera se deshace al cocerse y le da todo el sabor, incluyendo un toque amargo que aporta la parte blanca de la piel; esto puede contrarrestarse con un poco de azúcar al final, cuando comprobemos por última vez como esta de sabor

/La segunda opción que he utilizado en otras ocasiones consiste en quitarle la piel con cuidado de no coger parte blanca y añadirla al sofrito, una vez el guiso a terminado se retira y se deshecha.

3º/Se exprimen las naranjas y se añade  el zumo al final del guiso a la vez que se añade la Maicena para espesar la salsa, dejando hervir despacio 5 minutos más.

Lo dejo a vuestra elección, a mí me va bien de las dos maneras.

Espero que os guste y os sirva para estos días.

 

 

 

 

Bacalao con verduritas y muselina de ajo

Bacalao con Verduritas y Muselina de ajo

Los dias de fiesta son para disfrutar de la familia y los amigos ¿verdad? pues así ha sido en mi caso, pero cuando quise descansar un ratillo y ponerme a editar algunas entradas para que no se amontonara la faena, comprobe con horror y cierto pánico que el ordenador se negaba en redondo, cuadrado o como lo querais llamar a responder a mis demandas, se colapso, me abandono y a pesar de que eran fiestas y habia que cocinar, salir y disfrutar me hacia falta sentarme un ratito a descansar y relajarme con este bendito cacharro que tanto me gusta.

Superado el susto y con mi ordenador en  marcha he pasado unos días muy ocupada en otras actividades, que están haciendo de este mes de Noviembre un mes muy activo pero que no me esta dejando el tiempo necesario para editar un monton de recetas que tengo preparadas.

En este caso comienzo con un bacalao con verduritas y  muselina de ajo al gratén, bacalao que en esta ocasión llego de Badalona, riquisimo, muy bueno, lo digo aquí porque se que están esperando ver la receta en el blog para difundirla a las clientas y amigas de la parada del mercado donde lo compro mi amiga, así que va para ellas.

Los lectores habituales de este blog sabeis que tengo un apartado especial para el bacalao y es porque es un pescado que gusta muchisimo en casa y lo elaboro de muchas y diferentes maneras que ire compartiendo con vosotros.

El exito de la receta reside en que el bacalao era de primera, resulto exquisito.

 

 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

8 Lomos de bacalao gorditos y bien desalados

1 pimiento rojo grande

3 pimientos verdes italianos

2 puerros, la parte blanca

2 zanahorias 1/2 calabacín

1 cebolla dulce y  mediana, denominación cebolla de Fuentes

Aceite de Oliva Virgen Extra del Bajo Aragón

sal, harina y pimienta

SALSA MUSELINA DE AJO

INGREDIENTES:

aceite de girasol o semillas sin sabor

1 huevo y una clara

1 diente de ajo, sin germen

 

ELABORACIÓN DEL PESCADO:

Cortar las verduras en juliana, freirlas en una sartén a fuego medio e ir colocandolas en un colador o cestillo metálico, de los que se usan para cocinar al vapor, para que suelten el exceso de aceite.

Los trozos de bacalao pasarlos por harina solo por la piel y ponerlos a freir a fuego bajo para que nos quede jugoso por dentro y con un ligero color dorado por fuera, añadiremos el aceite por encima con una cuchara para no voltear o mover el pescado, de esta manera la piel quedara frita y crujiente pero no tanto el resto del pescado.

Sabremos que esta hecho cuando veamos como se separan las láminas o lascas de la carne del bacalao, pero yo las he tenido en el aceite 5 minutos.

Salsa muselina.

Preparar la mayonesa de ajo con un huevo de la manera habitual y reservar

Batir una clara de huevo a punto de nieve, una vez montada la clara mezclarla con movimientos envolventes y suavemente con la mayonesa para evitar que se baje y reservar en la nevera unos minutos.

Colocar en el plato o fuente de servir las verduras en el fondo y encima los trozos de bacalao. Cubrir el bacalao con la muselina de ajo y meter al gratinador hasta que tenga el color dorado a vuestro gusto.

Metodología:

Aunque os parezca larga la elaboración no lo es, solo hay que organizarse bien.

En primer lugar cortais todos los vegetales.

En segundo lugar haceis la salsa muselina y al frigo.

En tercer lugar freir   los vegetales, reservar

Por último  freir-cocer el pescado y !voila! solo queda colocarlo en el plato y al gratinador

Si la haceis, me gustaria recibir vuestra opinión, no es nada dificil hacerla, solo hace falta un poquito de tiempo.

Esta riquisimo, esta receta es de mi amiga Paquita, siempre que estamos juntas hacemos recetas nuevas y lo pasamos estupendamente, os animo a que cocineis con vuestras amigas o familia, despues todo sabe más rico.

 

 

 

 

 

Salsa de marisco

 
La salsa de marisco se podría decir que es una sopa de pescado a la que le daremos el espesor deseado a base de harina, fécula de maíz e incluso unos granos de arroz como leí en una receta de Bruno Oteiza.
Un ingrediente base e importante es el fumet o caldo de pescado, que tendremos preparado para añadir al resto de ingredientes en el momento en que estén rehogados y flameados.
El fumet lo prepararemos con cabezas y espinas de pescado blanco, puerro , zanahoria, una hoja de laurel y sal, se cuece no más de 30 minutos y ya tenemos nuestro fumet listo para sopas o salsas para pescados.
Ingredientes:
  1. Las cabezas y pieles de 6 gambas
  2. 8 mejillones 
  3. 1/2 vaso de vino blanco 
  4. 1 zanahoria
  5. ½ cebolla tierna
  6. ½ puerro, la parte blanca
  7. 1 diente de ajo
  8. ½ copita de coñac
  9. 2 tomates troceados, pelados y despepitados
  10. 1 ramillete o bouquet garni (hoja de puerro, tomillo, laurel, romero y perejil)

ELABORACIÓN:

  • Cocer los mejillones con el vino blanco y medio vaso de agua, una vez abiertos reservar el caldo de cocción, tirar las conchas y guardar la carne de los mejillones para otra preparación.
  • Limpiar las gambas, separar los cuerpos de las cabezas y reservar por separado.
  • Limpiar y picar las verduras, cebolla, zanahoria, ajo y puerro, cuando empiecen a tomar color añadir las cabezas de las gambas y las cascaras del cuerpo, remover y añadir una cucharada de harina y el coñac, flamear a continuación. (Siempre teniendo la precaución de apagar la campana extractora para evitar que la llama pueda ser absorbida por la campana y provoquemos un incendio)
  • Seguidamente añadir el tomate, pelado y troceado y dejar a fuego lento unos minutos.
  • Incorporar el fumet preparado anteriormente y el caldo de cocer los mejillones retirando el ramillete de hierbas aromáticas, mantener en el fuego 15 minutos.
  • Una vez cocido triturar todo, pasarlo por un colador fino o un chino y guardar.

Esta salsa puede acompañar múltiples platos de cualquier pescado, como el rape, la merluza, la dorada o el bacalao, en este caso servirá para acompañar unas lubinas.