Tag Archives: sal

Espaguetti con Calabacín y setas

ESPAGUETTI CON CALABACÍN Y SETAS

Otra receta de esas que se piensan rápido, sobre la marcha, Martes, día de pasta, por lo tanto unos espaguetti con setas y calabacín, una delicia.

Para cocer la pasta larga como espaguetti, tallarines o  linguini hay una olla, la italiana, especial para este tipo de pasta pues es más alta de lo normal, además es especial porque lleva otra olla que se ajusta a la primera, esta segunda olla es calada como un cestillo o colador, de manera que cuando la pasta esta cocida se saca el cestillo y se escurre facilmente el agua de la cocción.

Si no tienes esta olla no pasa nada, puedes utilizar la más alta que tengas y colocar los espaguetti en alto, estos al entrar en contacto con el agua caliente se ablandan y se pueden doblar hacia el fondo de la olla con mucha facilidad.

Esta receta es totalmente vegetariana, no lleva nada de carne, se podría añadir bacon ahumado, por añadir ese gustillo tan rico que tiene, pero me he mantenido en que solo haya vegetales en la receta, setas variadas, calabacín y fritada de tomate y cebolla.

La fritada de cebolla y tomate, es como su nombre indica, yo tengo siempre botes de tomate frito hecho en casa y también de tomate con cebolla y dientes de ajo, para algunos guisos viene muy bien tener en la despensa algun bote en espera de ser consumido.

Ingredientes para 4 personas:

  • 70grms. x 4 personas= 280 grms de pasta
  • 6 cucharadas de salsa de fritada de tomate y cebolla
  • 4 cucharadas de nata
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijón
  • 1 cayena
  • sal y una cucharada de aceite de oliva V.E.
  • 1/2 calabacín grande
  • 4 champiñones Portobello
  • 4 champiñones blancos
  • 1 seta de cardo
  • Albahaca, 1 pizca de tomillo, pimienta negra.
  • 2 dientes de ajo sin germen

Elaboración:

  1. Poner una olla alta con abundante agua, añadir una cucharada de aceite y la sal, cuando empiece a hervir añadir la pasta y esperar a ver que empieza de nuevo a hervir el agua con la pasta, contar el tiempo de cocción, de 8 a 15 minutos (según indeque el fabricante)
  2. Cuando este al dente, volcar los espaguetti en un colador grande, una vez escurridos, volver a volcar en la olla de cocción y añadirle una cucharada o dos de aceite o mantequilla, removerla, (esto es para que no quede apelmazada)y esperar a elaborar el acompañamiento, salsa o verduras, etc…
  3. Cortar en cubos el calabacín, las setas, los dientes de ajo y saltear en una sartén con aceite de oliva virgén extra.
  4. Una vez tengamos las setas y calabacín al dente le añadimos la pimienta negra molida y la pizca de tomillo seco, sal y tres cucharadas de salsa de tomate y cebolla, mas dos cucharadas de nata y la cucharadita de mostaza de Dijón, remover bien y añadir a la olla donde tenemos la pasta cocida.
  5. Le damos un nuevo toque de calor a la pasta y si queda corto de salsa añadimos dos cucharadas más de nata y de tomate, añadimos la albahaca, remover de nuevo y ya está, lista para disfrutar.
  6. En esta ocasión la albahaca era deshidratada o seca, ya que no tenía de albahaca fresca.
  7. Podéis hacer el doble de salsa y servirla en un bol o dos cucharadas encima de la pasta como hice yo.

Espero que os guste y que disfrutéis de esta receta.

 

Pan integral de molde

PAN INTEGRAL DE MOLDE (8)

Aprovechando que esta semana el tiempo ha sido más bien frío, gracias al Cierzo que ha soplado, decidí encender el horno y hacer varias cosas en un solo día, tenía mono de hacer pan y el resultado no ha podido ser mejor.

Una de las recetas es este Pan integral de molde, me encanto cuando lo leí y me gusto por su sencillez y porque es de Cristina Lorenzo, Bloguera como yo, a la cual admiro por sus trabajos, sus escenarios llenos de buen gusto y esas fantásticas fotografías que nos regala con cada receta.

No es la única receta que me gusta de Cristina, me apasionan las recetas de Brioches y por lo tanto las Cocas;  siempre que veo una nueva, la pruebo, es mi busqueda continua de la receta de Brioche perfecta, esa que utilizas siempre porque no te falla, así. encontre su “Larpeira” o Coca de San Juan, y nos encanto a todos.

Ultimamente he tomado otra vez la costumbre de hacerme el pan en casa, lo que venden precocido en la mayoria de los establecimientos, no me gusta, el pan tostado integral que compramos envasado, tiene demasaiado azúcar y sal en su fórmula y por tanto no conviene a nuestra dieta, haciendo el pan en casa, tienes la oportunidad de añadir la cantidad que tu consideres necesaria.

También he modificado la receta en dos puntos, quito harina de fuerza y añado germen de trigo en la misma cantidad para hacer que el pan tenga más fibra y al final, cuando tengo el pan formado en el molde, le añado semillas de amapola como decoración al pan.
El resultado como podéis ver fantástico, delicioso para comer en el desayuno pasado por la tostadora, y para cenar queda genial para hacer sanwiches de todo tipo, sobre todo vegetales.

Os dejo el enlace a un Pan integral con mostaza que ya tengo en el blog y que esta muy bueno para sanwiches con embutidos, quesos y encurtidos.

 

Ingredientes:

  • 230 gr. de harina de fuerza
  • 100 gr. de harina integral de trigo
  • 50 gr. de germen de trigo
  • 12 gr´de levadura
  • 150 mlg. de leche fresca (la receta original lleva 250 mlg. de leche)
  • 100 mlg. de agua
  • 30 grm. de mantequilla en pomada
  • 1/2 cucharadita de café, de sal (l areceta original lleva 1 cucharadita)
  • semillas de amapola

Elaboración:

  1. Añado a la cubeta de la Panificadora la leche y el agua, la levadura disuelta en un poco de la leche tibia, la harina de fuerza, la harina integral de trigo y el germen de trigo más la sal.
  2. Programo la Panificadora en el número 7 y cuando todos los ingredientes han quedado mezclados la paro.
  3. Dejo reposar la mezcla 10 minutos para que el glúten haga su trabajo y pongo la máquina en marcha otros 5 minutos.
  4. Repito este proceso 3 veces y en el segundo reposo, añado la mantequilla en pomada.
  5. Terminado el tercer amasado, dejo reposar la masa dentro de la Panificadora hasta que veo que esta casi al doble de su volumen, aproximadamente 30 minutos.
  6. Saco la masa de la cubeta y la parto en 3 trozos, los aplano con la palma de la mano, llevo los bordes de la masa al centro de cada pieza y coloco esta en el molde con esa parte de unión de la masa, hacia abajo.
  7. Una vez formadas las tres bolas y colocadas en el molde, que ya tendremos enharinado previamente, lo tapamos con un pañito de algodón como siempre, para evitar que vuestro pan se seque y tapado tenga la temperatura ideal para crecer la masa.
  8. Cuando tenga qu eir al horno, pintar el Pan con un pincel y un poco de agua y añadir las semillas de amapola, en este caso por decoración, si no tienes no pasa nada.
  9. Antes de meter el Pan al horno coloca un recipiente con agua en la parte baja del horno para que genere vapor mientras se cuece y con una botelllita de spray añadir más agua al horno justo antes de meter el pan.
  10.  El horno debe estar precalentado a 200º y al meter el pan, bajar a 180º (según horno)
  11. Si vuestro horno esta fuerte, poner en la parte alta del horno una bandeja para que no se tueste demasiado el pan, o a mitad de cocción poner una lámina de papel de aluminio.
  12. Pasados 20 minutos pincha con un palillo de brocheta el pan para saber si ya esta cocido, ya sabéis si el palillo sale seco, el Pan esta listo.
  13. Si no tienes cerca de tu casa un buen Panadero, aprovecha el fin de semana para hacerte un buen Pan blanco o integral, es igual, la cuestión es comer buen Pan, libre de aditivos y exceso de azúcares.

Que lo disfrutéis.

 

 

Buñuelos con crema Pastelera

 Buñuelos rellenos de Crema Pastelera 008

Una de las especialidades dulces de estas fechas son los Buñuelos, famosísimos en la repostería casera y en las  Pastelerias.

Los hay de muchísimas maneras y prometo que os dejaré todas las recetas  que voy conociendo, iré haciendo pruebas y subiré  al blog, las que más me gusten.

Estos son los primeros buñuelos que hago en casa despues de la grave quemadura que tuve en la mano derecha este invierno, me  había prohibido mi familia que volviera a hacer churros o buñuelos, pero decidí hacerlos sin que lo supieran y  prepararme unos tupidos guantes, para frenar los ataques de cualquier buñuelo asesino, que pretendiera reventarse y provocar un desastre en mis queridas manos.

Para mi gusto y el de mi familia, están muy buenos con su sabor a limón y vainilla tanto que han desaparecido en el día, pero no importa pues he preparado un buen surtido de dulces para estos tres días de fiesta, los iré colgando durante este fin de semana.

Elaboración:

  1. 15 gr. de Mantequilla
  2. 125  gr. de Agua
  3. 1 pizca de sal
  4. 20 gr. de Azúcar
  5. 1/2 cucharadita de azúcar avainillado
  6. La piel rallada de medio limón
  7. 65 gr. de Harina
  8. 2 huevos
  9. Aceite de girasol sin sabor para freir
  10. Azúcar para envolver los buñuelos

Elaboración:

  • Poner en un cazo el agua, la mantequilla, la pizca de sal, el azúcar de normal y el azúcar avainillado más la ralladura de la piel del limón.
  • Llevarlo a ebullición, cuando empiece a hervir añadir la harina de golpe, toda a la vez  y sin retirar el cazo del fuego mezclar y remover con una cuchara de madera hasta que la masa se despegue de la pared del cazo, recordar esto es para que la masa quede bien cocida.
  • Retirar el cazo del fuego y esperar a que la masa este tibia, en ese momento añadiremos los huevos de uno en uno hasta que el primero no este integrado en la masa, no añadiremos el segundo y así sucesivamente en el caso de que tuviéramos que añadir más huevos.
  • Una vez que ya tengamos la masa de buñuelos bien batida, taparemos con papel film y dejaremos reposar 45 minutos, la masa ya estará fría, tendrá más consistencia y entonces ya pasaremos  al siguiente paso, que es freírlos.
  • En un cazo hondo pondremos el aceite de girasol o semillas (aceite sin sabor), a fuego medio-bajo, cuando este caliente añadiremos la masa formando bolas con dos cucharas, no echar muchos de la vez para que tengan espacio y se den la vuelta solos mientras se fríen.
  • Con cuidado de que no salpique el aceite, moverlos y darles la vuelta con un tenedor o pinzas largas, tienen que quedar fritos por igual por todas caras.
  • Cuando se añade la masa a la sartén o cazo, esta bajara al fondo y poco a poco subirá a la superficie ella sola, poner mucha atención, pues los buñuelos se abren y podría salpicar el aceite en ese momento.
  • Una vez fritos retirar de la sartén , depositarlos sobre papel absorbente unos segundos y de inmediato pasarlos a un plato con azúcar para envolverlos en el.

Ya están los buñuelos, ahora nos falta rellenarlos con la crema Pastelera,  aquí encontrareis la receta.

Para rellenarlos hay que cortarlos, pero yo os aconsejo que compréis una manga pastelera con boquilla larga y estrecha para rellenarlos sin abrirlos es muy cómodo y se rellenan de manera más rápida  y limpia.

 

 

 

Pan de semillas sin amasado

 Pan de semillas sin amasado

Esta receta es de Ibán Yarza y esta plasmada en su nuevo libro titulado “Pan Casero” Iban es un enamorado de la panadería y una vez más nos trae en este libro la oportunidad de aprender a elaborar nuestro pan en casa, por lo menos los fines de semana, cuando las actividades de la semana laboral lo permiten.

Si en la zona donde vives solo hay despachos, tiendas o supermercados que solo ofrecen pan precocido de baja calidad, si no tenéis un profesional de la panadería que os haga el pan diariamente, ahora es el momento de aprender a hacer pan en casa y repito comer pan de calidad de vez en cuando.

He leído la receta en el blog de Alma Obregón y me he puesto manos a la obra, el resultado un pan estupendo y como los panes de semillas especialmente son los que más nos gustan, tan crujientes y con ese sabor a las semillas pues no lo pensé dos veces, anoche me puse manos a la obra y aquí esta el resultado.

Espero que os animéis y os pongáis ya a hacer vosotros mismos vuestro pan.

Pan de semillas sin amasado (2)

Ingredientes:

  1. 475 gr. e harina panificable (harina comprada en panadería, pero no hace falta que sea de fuerza)
  2. 25 gr. de harina integral
  3. 330 gr de agua tibia (25º)
  4. 10 gr. de sal
  5. 5 gr.de levadura fresca o si no tenéis fresca 1,5 gr de levadura seca
  6. Semillas (hay mezclas que llevan lino, girasol, calabaza, pero usar las que más os gusten)
  7. He usado semillas de girasol y sésamo

Elaboración- Primer día:

  • Cogemos un bol pequeño y disolvemos la levadura en el agua tibia, no debe pasar de 25º .  Recordad que si el agua está caliente matará la levadura y el pan no subirá.
  • En un bol grande añadimos los ingredientes secos los mezclamos y añadimos el agua con levadura poco a poco.
  • Remover con una cuchara de madera hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados, dejar reposar la masa 15 minutos en el bol.
  • Pasado este tiempo estirar la masa y plegarla sobre si misma, sin sacarla del bol.
  • El paso siguiente es tapar el bol con tapa hermética si la tiene o con papel flim y dejarlo en el frigorífico toda la noche.
  • Preparar un recipiente o bandeja rectangular con las semillas y mojar un paño de algodón para depositar en el la masa una vez cortada.
  • A la mañana siguiente lo sacamos y vemos que la masa ha subido el doble de volumen, añadir harina a la mesa, depositar la masa sobre ella y aplanarla con el dorso de la mano hasta dejarla en forma rectangular.
  • En este punto la masa se puede utilizar plana o formar una barra.  Yo he formado dos barras como podéis ver en la fotografía, la barra una vez formada se deposita en el paño humedo y despues se pasa por las semillas que se pegarán a la masa.
  • Si no queréis complicaros la vida, la masa una vez cortada en forma rectangular se deposita en el paño húmedo y despues se retuerce y se pasa por las semillas, el resultado resulta bonito y muy fácil para aprendices de panadero.
  • Depositar las barras en la bandeja de horno, taparlas con un paño de algodón y dejar reposar hasta que doblen su volumen.
  • Precalentar el horno a 250º en la parte baja del horno pondremos una bandeja vacía cuando el horno este caliente añadimos agua a dicha bandeja, esto generara vapor, muy necesario para una perfecta cocción metemos las barras de pan al horno pasados 10 minutos bajamos la temperatura a 200º y seguimos horneando 25 minutos más o menos.

El pan queda crujiente pero si os gusta más todavía, cuando apaguéis el horno dejad la puerta entreabierta y el pan dentro.

El primer paso, la masa, se hace por la noche, a última hora y como ya he descrito en la receta, se deja dormir toda la noche en el frigorífico.

Este pan está de !muerte! MUY FÁCIL  de hacer os encantará hacerlo y sorprenderéis a la familia con un pan tan rico, espero vuestros comentarios y vuestras fotos, las colgaré en la entrada con vuestros nombres.

 

 

 

 

Clafoutis

 

Por fin, he podido hacer la primera tarta de cerezas o Clafoutis de la temporada. La cereza es una de las frutas que más nos gustan y es, traerlas a casa y al salir a la mesa desaparecen rápidamente, tanto que hasta que puedo conseguir hacer un Clafoutis puede ser al final de la temporada, cuando ya están saciados de comer las cerezas frescas.

La receta de Clafoutis de cerezas es muy sencilla, es un batido de leche, huevos, harina, mantequilla y la fruta , es como  una masa para creps  y con 25 ó 30 minutos de horno lista.  Su
procedencia es francesa, concretamente de Lemosín (Limousin), región de la parte occidental del macizo central que debe su nombre a la capital regional, Limoges.   Clafoutis proviene del occitano Clafotís (del verbo clafir que significa rellenar), y es que  las cerezas rellenan la tarta y la masa de la tarta rellena los huecos que dejan las cerezas.  El Clafoutis se extendió  por toda Francia durante el siglo XIX, adquiriendo una gran popularidad.

Como es natural algo tan exquisito no podía quedar encerrado en su lugar de origen y actualmente se conoce y se elabora en cualquier rincón el mundo.

Además de la Clafoutis, en la misma región francesa se originó la flognarde o flaugnarde, es el mismo tipo de tarta pero en lugar de cerezas se elabora con otras frutas, siendo las más habituales las manzanas y las peras, posteriormente se han añadido a este tipo de tarta las ciruelas, las fresas, las moras, los melocotones.  Podemos hacer la tarta flognarde con la fruta que deseemos, pero hay un principio básico: la fruta que elijamos no debe ser rica en agua, así evitaremos sorpresas desagradables a la hora de hornearlas.

Aquí en Aragón tenemos zonas donde se recoge una cereza excelente de primera calidad, en Bolea (Huesca) se celebra la Feria de la cereza y este año se ha celebrado por primera vez unas Jornadas gastronomicas dedicadas a la cereza , Aragón es la segunda comunidad autónoma con más hectáreas dedicadas a la producción de fruta en -unas 38.000 hectáreas-, distribuidas en Valdejalón, Calatayud, Aranda, Caspe, Bajo Aragón, Matarraña, Bolea y  La Litera, y la primera que más kilos de cereza produce, según nos cuentan en el Heraldo de Aragón.

Gracias a  la calidad de nuestras frutas y para conservar algunas de ellas todo el año, se crearon las frutas de Aragón; como muchos sabéis, son trozos de fruta que una vez conservados en azúcar, se envuelven en un baño de chocolate y llegan al consumidor en las ya conocidas barquillas de madera, no hay viajeo que venga a Zaragoza que no lleve a sus familiares una de esas preciadas barquillas.

Ingredientes:

  1. 500 gr de cerezas maduras
  2. 3 huevos grandes
  3. 125 gr. de harina
  4. 100 gr. azúcar glas
  5. 60 gr de mantequilla
  6. 40 ml. leche
  7. Unas gota sde extracto de vainilla o bien una vaina de vainilla
  8. una pizca de sal

Elaboración:

  • Lavar las cerezas, retirar el rabito y sin quitarles el hueso ponerlas en un bol con 50 gr. de azúcar, removerlas para que quede bien repartido y dejarlas reposar 30 minutos.
  • engrasar con mantequilla un molde o tartera de Pirex o porcelana, apto para el horno.
  • Batir los huevos con el azúcar en un bol, añadir poco a poco y con un tamizador la harina,  la pizca de sal,la leche,  la mantequilla y las gotas de vainilla o vaina de vainilla.
  • Mezclar hasta conseguir una crema fina y sin ningún grumo, dejar reposar el batido tapado una media hora.
  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Añadir las cerezas al molde engrasado y volcar la masa encima, controlar que la masa penetre por todos los huecos que hay entre las cerezas y meter al horno.
  •  En mi horno necesitó 25 minutos.
  •  Según el horno que utilicéis  puede llegar a necesitar hasta 35  ó 40 minutos.
  • Cuando esté la tarta fría, añadir azúcar glass por encima y servir.
En esta ocasión he deshuesado las cerezas por una razón muy sencilla, la comodidad de morder sin correr el riesgo de romperte un diente ante la posibilidad de de un mordisco mal dado.
En Francia las Clafoutis se hacen con las cerezas enteras, con hueso, ya que este hecho hace que mejore y se refuerce el sabor de la fruta y por tanto el sabor de la tarta, así que dejo a vuestra elección el hecho de poner las cerezas con o sin hueso.
Esta tarta sencilla y rápida de hacer, es un regalo para el paladar, si sois muy dulceros os recomiendo añadir 25 gr. más de azúcar.
Próximamente, probaré con una Flognarde de manzana, os espero.