Tag Archives: sal

Buñuelos con crema Pastelera

 Buñuelos rellenos de Crema Pastelera 008

Una de las especialidades dulces de estas fechas son los Buñuelos, famosísimos en la repostería casera y en las  Pastelerias.

Los hay de muchísimas maneras y prometo que os dejaré todas las recetas  que voy conociendo, iré haciendo pruebas y subiré  al blog, las que más me gusten.

Estos son los primeros buñuelos que hago en casa despues de la grave quemadura que tuve en la mano derecha este invierno, me  había prohibido mi familia que volviera a hacer churros o buñuelos, pero decidí hacerlos sin que lo supieran y  prepararme unos tupidos guantes, para frenar los ataques de cualquier buñuelo asesino, que pretendiera reventarse y provocar un desastre en mis queridas manos.

Para mi gusto y el de mi familia, están muy buenos con su sabor a limón y vainilla tanto que han desaparecido en el día, pero no importa pues he preparado un buen surtido de dulces para estos tres días de fiesta, los iré colgando durante este fin de semana.

Elaboración:

  1. 15 gr. de Mantequilla
  2. 125  gr. de Agua
  3. 1 pizca de sal
  4. 20 gr. de Azúcar
  5. 1/2 cucharadita de azúcar avainillado
  6. La piel rallada de medio limón
  7. 65 gr. de Harina
  8. 2 huevos
  9. Aceite de girasol sin sabor para freir
  10. Azúcar para envolver los buñuelos

Elaboración:

  • Poner en un cazo el agua, la mantequilla, la pizca de sal, el azúcar de normal y el azúcar avainillado más la ralladura de la piel del limón.
  • Llevarlo a ebullición, cuando empiece a hervir añadir la harina de golpe, toda a la vez  y sin retirar el cazo del fuego mezclar y remover con una cuchara de madera hasta que la masa se despegue de la pared del cazo, recordar esto es para que la masa quede bien cocida.
  • Retirar el cazo del fuego y esperar a que la masa este tibia, en ese momento añadiremos los huevos de uno en uno hasta que el primero no este integrado en la masa, no añadiremos el segundo y así sucesivamente en el caso de que tuviéramos que añadir más huevos.
  • Una vez que ya tengamos la masa de buñuelos bien batida, taparemos con papel film y dejaremos reposar 45 minutos, la masa ya estará fría, tendrá más consistencia y entonces ya pasaremos  al siguiente paso, que es freírlos.
  • En un cazo hondo pondremos el aceite de girasol o semillas (aceite sin sabor), a fuego medio-bajo, cuando este caliente añadiremos la masa formando bolas con dos cucharas, no echar muchos de la vez para que tengan espacio y se den la vuelta solos mientras se fríen.
  • Con cuidado de que no salpique el aceite, moverlos y darles la vuelta con un tenedor o pinzas largas, tienen que quedar fritos por igual por todas caras.
  • Cuando se añade la masa a la sartén o cazo, esta bajara al fondo y poco a poco subirá a la superficie ella sola, poner mucha atención, pues los buñuelos se abren y podría salpicar el aceite en ese momento.
  • Una vez fritos retirar de la sartén , depositarlos sobre papel absorbente unos segundos y de inmediato pasarlos a un plato con azúcar para envolverlos en el.

Ya están los buñuelos, ahora nos falta rellenarlos con la crema Pastelera,  aquí encontrareis la receta.

Para rellenarlos hay que cortarlos, pero yo os aconsejo que compréis una manga pastelera con boquilla larga y estrecha para rellenarlos sin abrirlos es muy cómodo y se rellenan de manera más rápida  y limpia.

 

 

 

Pan de semillas sin amasado

 Pan de semillas sin amasado

Esta receta es de Ibán Yarza y esta plasmada en su nuevo libro titulado “Pan Casero” Iban es un enamorado de la panadería y una vez más nos trae en este libro la oportunidad de aprender a elaborar nuestro pan en casa, por lo menos los fines de semana, cuando las actividades de la semana laboral lo permiten.

Si en la zona donde vives solo hay despachos, tiendas o supermercados que solo ofrecen pan precocido de baja calidad, si no tenéis un profesional de la panadería que os haga el pan diariamente, ahora es el momento de aprender a hacer pan en casa y repito comer pan de calidad de vez en cuando.

He leído la receta en el blog de Alma Obregón y me he puesto manos a la obra, el resultado un pan estupendo y como los panes de semillas especialmente son los que más nos gustan, tan crujientes y con ese sabor a las semillas pues no lo pensé dos veces, anoche me puse manos a la obra y aquí esta el resultado.

Espero que os animéis y os pongáis ya a hacer vosotros mismos vuestro pan.

Pan de semillas sin amasado (2)

Ingredientes:

  1. 475 gr. e harina panificable (harina comprada en panadería, pero no hace falta que sea de fuerza)
  2. 25 gr. de harina integral
  3. 330 gr de agua tibia (25º)
  4. 10 gr. de sal
  5. 5 gr.de levadura fresca o si no tenéis fresca 1,5 gr de levadura seca
  6. Semillas (hay mezclas que llevan lino, girasol, calabaza, pero usar las que más os gusten)
  7. He usado semillas de girasol y sésamo

Elaboración- Primer día:

  • Cogemos un bol pequeño y disolvemos la levadura en el agua tibia, no debe pasar de 25º .  Recordad que si el agua está caliente matará la levadura y el pan no subirá.
  • En un bol grande añadimos los ingredientes secos los mezclamos y añadimos el agua con levadura poco a poco.
  • Remover con una cuchara de madera hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados, dejar reposar la masa 15 minutos en el bol.
  • Pasado este tiempo estirar la masa y plegarla sobre si misma, sin sacarla del bol.
  • El paso siguiente es tapar el bol con tapa hermética si la tiene o con papel flim y dejarlo en el frigorífico toda la noche.
  • Preparar un recipiente o bandeja rectangular con las semillas y mojar un paño de algodón para depositar en el la masa una vez cortada.
  • A la mañana siguiente lo sacamos y vemos que la masa ha subido el doble de volumen, añadir harina a la mesa, depositar la masa sobre ella y aplanarla con el dorso de la mano hasta dejarla en forma rectangular.
  • En este punto la masa se puede utilizar plana o formar una barra.  Yo he formado dos barras como podéis ver en la fotografía, la barra una vez formada se deposita en el paño humedo y despues se pasa por las semillas que se pegarán a la masa.
  • Si no queréis complicaros la vida, la masa una vez cortada en forma rectangular se deposita en el paño húmedo y despues se retuerce y se pasa por las semillas, el resultado resulta bonito y muy fácil para aprendices de panadero.
  • Depositar las barras en la bandeja de horno, taparlas con un paño de algodón y dejar reposar hasta que doblen su volumen.
  • Precalentar el horno a 250º en la parte baja del horno pondremos una bandeja vacía cuando el horno este caliente añadimos agua a dicha bandeja, esto generara vapor, muy necesario para una perfecta cocción metemos las barras de pan al horno pasados 10 minutos bajamos la temperatura a 200º y seguimos horneando 25 minutos más o menos.

El pan queda crujiente pero si os gusta más todavía, cuando apaguéis el horno dejad la puerta entreabierta y el pan dentro.

El primer paso, la masa, se hace por la noche, a última hora y como ya he descrito en la receta, se deja dormir toda la noche en el frigorífico.

Este pan está de !muerte! MUY FÁCIL  de hacer os encantará hacerlo y sorprenderéis a la familia con un pan tan rico, espero vuestros comentarios y vuestras fotos, las colgaré en la entrada con vuestros nombres.

 

 

 

 

Clafoutis

 

Por fin, he podido hacer la primera tarta de cerezas o Clafoutis de la temporada. La cereza es una de las frutas que más nos gustan y es, traerlas a casa y al salir a la mesa desaparecen rápidamente, tanto que hasta que puedo conseguir hacer un Clafoutis puede ser al final de la temporada, cuando ya están saciados de comer las cerezas frescas.

La receta de Clafoutis de cerezas es muy sencilla, es un batido de leche, huevos, harina, mantequilla y la fruta , es como  una masa para creps  y con 25 ó 30 minutos de horno lista.  Su
procedencia es francesa, concretamente de Lemosín (Limousin), región de la parte occidental del macizo central que debe su nombre a la capital regional, Limoges.   Clafoutis proviene del occitano Clafotís (del verbo clafir que significa rellenar), y es que  las cerezas rellenan la tarta y la masa de la tarta rellena los huecos que dejan las cerezas.  El Clafoutis se extendió  por toda Francia durante el siglo XIX, adquiriendo una gran popularidad.

Como es natural algo tan exquisito no podía quedar encerrado en su lugar de origen y actualmente se conoce y se elabora en cualquier rincón el mundo.

Además de la Clafoutis, en la misma región francesa se originó la flognarde o flaugnarde, es el mismo tipo de tarta pero en lugar de cerezas se elabora con otras frutas, siendo las más habituales las manzanas y las peras, posteriormente se han añadido a este tipo de tarta las ciruelas, las fresas, las moras, los melocotones.  Podemos hacer la tarta flognarde con la fruta que deseemos, pero hay un principio básico: la fruta que elijamos no debe ser rica en agua, así evitaremos sorpresas desagradables a la hora de hornearlas.

Aquí en Aragón tenemos zonas donde se recoge una cereza excelente de primera calidad, en Bolea (Huesca) se celebra la Feria de la cereza y este año se ha celebrado por primera vez unas Jornadas gastronomicas dedicadas a la cereza , Aragón es la segunda comunidad autónoma con más hectáreas dedicadas a la producción de fruta en -unas 38.000 hectáreas-, distribuidas en Valdejalón, Calatayud, Aranda, Caspe, Bajo Aragón, Matarraña, Bolea y  La Litera, y la primera que más kilos de cereza produce, según nos cuentan en el Heraldo de Aragón.

Gracias a  la calidad de nuestras frutas y para conservar algunas de ellas todo el año, se crearon las frutas de Aragón; como muchos sabéis, son trozos de fruta que una vez conservados en azúcar, se envuelven en un baño de chocolate y llegan al consumidor en las ya conocidas barquillas de madera, no hay viajeo que venga a Zaragoza que no lleve a sus familiares una de esas preciadas barquillas.

Ingredientes:

  1. 500 gr de cerezas maduras
  2. 3 huevos grandes
  3. 125 gr. de harina
  4. 100 gr. azúcar glas
  5. 60 gr de mantequilla
  6. 40 ml. leche
  7. Unas gota sde extracto de vainilla o bien una vaina de vainilla
  8. una pizca de sal

Elaboración:

  • Lavar las cerezas, retirar el rabito y sin quitarles el hueso ponerlas en un bol con 50 gr. de azúcar, removerlas para que quede bien repartido y dejarlas reposar 30 minutos.
  • engrasar con mantequilla un molde o tartera de Pirex o porcelana, apto para el horno.
  • Batir los huevos con el azúcar en un bol, añadir poco a poco y con un tamizador la harina,  la pizca de sal,la leche,  la mantequilla y las gotas de vainilla o vaina de vainilla.
  • Mezclar hasta conseguir una crema fina y sin ningún grumo, dejar reposar el batido tapado una media hora.
  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Añadir las cerezas al molde engrasado y volcar la masa encima, controlar que la masa penetre por todos los huecos que hay entre las cerezas y meter al horno.
  •  En mi horno necesitó 25 minutos.
  •  Según el horno que utilicéis  puede llegar a necesitar hasta 35  ó 40 minutos.
  • Cuando esté la tarta fría, añadir azúcar glass por encima y servir.
En esta ocasión he deshuesado las cerezas por una razón muy sencilla, la comodidad de morder sin correr el riesgo de romperte un diente ante la posibilidad de de un mordisco mal dado.
En Francia las Clafoutis se hacen con las cerezas enteras, con hueso, ya que este hecho hace que mejore y se refuerce el sabor de la fruta y por tanto el sabor de la tarta, así que dejo a vuestra elección el hecho de poner las cerezas con o sin hueso.
Esta tarta sencilla y rápida de hacer, es un regalo para el paladar, si sois muy dulceros os recomiendo añadir 25 gr. más de azúcar.
Próximamente, probaré con una Flognarde de manzana, os espero.

 

Pan de molde con leche

 

Este pan está hecho con la fórmula el Pan tricolor con cacao y te matcha, me gustó tanto la textura del pan tan esponjosa y con tan buen sabor, que decidí hacerlo solo blanco, la masa natural, para desayunos o para hijos o maridos que han visitado al dentista y están un poquito afectados y no pueden comer pan normal.

De todas maneras os recomiendo este pan, es fácil de hacer y hoy al cortarlo para hacer las fotos el aroma que ha desprendido era increíble y eso que yo hago las fotos en la terraza, estábamos al aire libre, no en una habitación, cuando lo he cortado, solo al ver esa miga tan esponjosa y el aroma que desprendía,  lo siguiente ha sido hacer el café y comer una rebanada con mantequilla y mermelada de fresas de la que hago,hay que aprovechar y disfrutar la temporada de fresas.

Una de las cosas que tiene de bueno la afición a la cocina es la satisfacción que da ver como puedes ser auto suficiente en muchas cosas, hacer pan, hacer los dulces del desayuno, las mermeladas, el atún en conserva, los patés e incluso las salchichas bueno hay muchas cosas con las que me he atrevido y con buen resultado pero lo bueno ya, sería tener un huerto y una pequeña granja, eso es un sueño para mí, un sueño imposible.

Los ingredientes y cantidades de la receta de hoy son los mismos que en el pan anterior solo que eliminamos el cacao y el té matcha y esto nos da uno de los mejores panes de molde que he hecho hasta ahora.

Ingredientes:

  1. 350 gr. de harina de fuerza
  2. 15  gr. levadura fresca o 7 gr de levadura seca
  3. 15  gr. de azúcar
  4. 6  gr. de sal
  5. 20 gr. de miel
  6. 15 gr. de mantequilla
  7. 170 ml. de leche
  8. 75  ml. de nata
  9. 1 huevo batido, pequeño, o medio grande

Elaboración

  • En la cubeta de la panificadora añado en primer lugar los líquidos y el huevo batido, la sal, el azúcar y la harina, Programa de amasado numero 7, con 15 minutos de amasado.
  • Pasados los primeros 5 minutos de amasado, añado la mantequilla y dejo amasar los siguientes 5 minutos, entonces añado la levadura fresca, desmenuzada.
  • Seguidamente dejo que transcurran los 5 minutos restantes.
  • Dejo la masa reposar hasta que casi dobla su volumen
  • Preparar un molde para pan, pintarlo con mantequilla y espolvorearlo de harina.
  •  Cuando la masa haya doblado su volumen, ponerla  sobre la mesa, yo la aplano y  la estiro con la mano para desgasificarla, después la estiro con el rodillo a la medida del molde, enrollarla como se hace con un brazo de gitano, arreglando bien los extremos y colocarla en el molde que tenemos preparado, taparla y dejarla fuera de corrientes de aire en el lugar más calido de la cocina

 

Si no tenéis robot para masas, el proceso que debéis seguir es el siguiente:

  • De un total de 170 ml de leche, disolver la levadura fresca en 50 ml. de leche templada, muy poco, si la leche esta caliente matara la levadura.
  • De un total de  350 gr. de harina reservar 100 para ir añadiendo al amasado poco a poco.
  • En un bol añadir en primer lugar la harina restante que son 250 gr., añadir la sal y el azúcar, formar un volcán y  añadir la leche restante que son 120 ml, la nata, la miel, la levadura disuelta en leche  y el huevo batido.
  • Mezclar y trabajar la masa 5 minutos, añadir la mantequilla a temperatura ambiente  y el resto de la harina que son 100 gr. poco a poco, trabajar sobre la mesa otros 15 minutos más o hasta que  la masa tenga una textura homogénea  y elástica.
  • Formar una bola y colocarla en un bol engrasado con un poquito de aceite.
  • Tapar el bol y dejar levar hasta que la masa doble su volumen.
  • Pincelar con mantequilla un molde y enharinarlo.
  • Colocar la masa sobre la mesa y desgasificarla  estirándola y extendiéndola con el  dorso de la mano o si se prefiere con el rodillo.
  • Enrollarla  como se hace con un brazo de gitano y formarla  de la misma medida que nuestro molde y ajustamos la masa dentro del molde y tapamos la masa con un paño de algodon, dejamos levar hasta que doble su tamaño.
  • Precalentar el horno a 220º  y cocer el pan de 25 a 30 minutos !Avertencia! no todos los hornos son iguales , cada una conoce su horno, así que ajustar la temperatura según vuestro horno.
  • Para comprobar que está cocido clavar una brocheta, si sale seca el pan está cocido, para evitar que se tueste demasiado, si es necesario taparlo con papel de aluminio.

Disfrutarais de un pan con un olor y una textura exquisita, muy bueno para desayunos, para mí, repito, es el mejor pan de molde que he probado de los que he hecho.

Buen provecho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pan de patata de Cella

 

 Con esta receta de Pan de patata, vuelvo a participar por segunda vez en el Recetario mañoso; en esta ocasión tenemos como anfitriona a Elena autora del blog Las mariposas del cariño y como tutora a Mariví del blog Cuchiflitos. esta mes el producto estrella es la Patata de Cella, una vez más se ha elegido un producto autóctono  de la Provincia de Teruel, ya que queremos, desde aquí, dar a conocer y promocionar, nuestras materias primas todas ellas de primera calidad.

La patata que se cultiva en Cella, es de la variedad agria, que es óptima para cualquier tipo de preparación culinaria. Su contenido en materia seca es de alrededor de un 20%, una cifra situada entre el 25% que se requiere para la fritura y el 18% recomendado en la cocción. Por otra parte, el volumen de azúcares está por debajo del 0,15% que se exige para evitar que se quemen al freírlas.

Sus altas cualidades hicieron que durante años, el tubérculo de Cella fuera adquirido por las primeras marcas nacionales en elaboración de patatas fritas. Por otra parte, la variedad agria se ha adaptado muy bien a las condiciones climáticas de esta zona y presenta una buena conservación tras la recolección. El único inconveniente de esta patata es su piel rugosa, aspecto que la deja fuera de la máxima categoría para la venta en fresco en las grandes superficies comerciales.

Es la primera vez que hago esta receta de Pan de Patata y me ha encantado, el resultado es un pan jugoso, blando, ideal para niños y personas mayores, igual para desayunos con mantequilla y mermelada, que para una merienda con Nutella o por la noche con unos perritos calientes, muy rico espero que os guste yo seguiré haciendo este rico Pan de patata.

Ingredientes:

Primera parte: la masa de arranque

  1. 100 gr de harina de fuerza o de panadero
  2. 60 ml. de agua
  3. 10 gr. de levadura fresca
  4. 20 gr de azúcar

Elaboración de la masa de arranque:

  • Disolver en el agua tibia el azúcar y la levadura fresca, mezclar con la harina, no hace falta amasarlo mucho, formar una bola y cortar en el centro en forma de cruz, depositar la masa en un bol lleno de agua tibia.
  • La masa caerá al fondo, cuando la levadura haya llegado al punto de fermentación adecuado, la masa subira hasta la superficie del agua.  Seguidamente podremos elaborar el amasado final

Segunda parte: amasado final

Ingredientes:

  1. La masa de arranque que habéis preparado.
  2. 15 gr. de Leche en polvo
  3. 50 gr de queso (puede ser Parmesano, Grana Padano o Manchego curado)
  4. 250 gr. de puré de patata (patata cocida y hecha puré por mí)
  5. 90 ml. de agua
  6. 30 gr. de azúcar
  7. 10 gr. de sal   !ojo! la sal se ajustará según el queso que utilizáis
  8. 2 yemas de huevo
  9. 50 gr de crema de leche ( nata liquida al 35 % de La Asturiana)
  10. 600 gr de harina+50 para formar los panecillos en la mesa de trabajo
  11. 15 gr. de levadura fresca

Elaboración del pan de patata:

  • Añadir a la cubeta de la panificadora la masa madre, la patata hecha puré, la nata liquida, las yemas batidas, el queso parmesano, la leche en polvo, el agua y programar con el nº 7 un amasado de 15 minutos.
  • Con una jarra o un colador añadir poco a poco la harina cernida y bien aireada junto con la sal.
  • Cuando lleve 10 minutos de amasado, añadir la levadura restante desmenuzada.
  • Una vez hayan pasado los 15 minutos que hemos programado, añadir 5 minutos más de amasado hasta que quede una masa lisa y de aspecto fino.
  • Dejar reposar la masa 15 minutos, desgasificar la masa, dividirla en trozos de 115 gr. o al gusto de cada uno, estirar la masa y enrollarla dando forma de barrita.
  • Esta masa es una masa blanda, es posible que al formar los panecillos necesitéis más harina, se puede añadir perfectamente un poco cada vez que deis forma a  cada uno de ellos.
  • Espolvorear un poco de harina en las bandejas del horno, colocar los panecillos y cubrirlos con un paño de  algodón fino.
  • Dejar que los panecillos vuelvan a subir el doble de su volumen.
  • Precalentar el horno a 150º y vaporizar con agua  o colocar una bandeja o fuente con agua en al horno para que genere vapor.
  • Cocer los panecillos de  15  a 18 minutos.

Si hay calor en vuestra cocina utilizar solo 20 gr de levadura.

Para los que no tengáis robot o maquina del pan, tendréis esta misma receta hecha a mano lo más pronto posible en este blog.

Estos son los panecillos de patata, es la primera vez que los hago y son estupendos,por eso han pasado a ser parte de mi recetario panadero habitual.   Espero que si os apetece ser aprendices de panadero por un día, decidáis compartir vuestras experiencias conmigo.