Tag Archives: Salsa de Tomate

Pizza especial de San Jorge

pizza especial de San Jorge (7)

Hace unos días vi en facebook, como la empresa aragonesa Melsa de Graus, ponía en su página de esta red social,un nuevo producto llamado “el Escudo de San Jorge”, para festejar el día de la fiesta de nuestra Comunidad Autónoma.

Este escudo es una tarta salada, con productos que nos enseñan los colores de la Bandera de Aragón, también de todas las Comunidades Autónomas que formaron parte del conglomerado de Reinos y Ducados de la Corona de Aragón, como Valencia y Cataluña; volviendo a la tarta salada,  me encanto la idea y hoy, aprovechando que mis hijos venian a comer, he hecho mi Pizza especial de San Jorge.

No se si es igual que el citado Escudo de San Jorge, esta hecha a mi manera, pero he creido que era el momento idonéo y así celebrar el día de nuestro patrono con este plato especialmente colorido y sabroso, gracias a nuestros embutidos de primera calidad como la longaniza de Aragón, con una masa de pan de cebolla hecha en casa que utilizo para hacer los Panecillos para Hamburguesas que le dan un toque especial y una salsa de tomate casera de primera.

Ingredientes:

  • Longaniza de Aragón
  • Chorizo
  • 1 bolsa de queso Cheddar rallado
  • Masa de pan de cebolla
  • salsa de tomate casera
  • bechamel

Elaboración:

  1. En primer lugar preparar la masa que nos servira de base para la pizza. tenéis la receta de la masa aquí
  2. Quitar la tripa que embute la carne de la longaniza y la del chorizo y reservar ambas carnes por separado.
  3. Preparar dos papeles de horno y pintarlos con un pincel con aceite, sobre uno de ellos pondremos la carne de la longaniza y colocaremos encima el segundo papel.
  4. Con un rodillo aplastaremos la carne de la longaniza hasta formar un rectángulo, cuando este bien estirada la pasamos al Frigorífico y lo dejamos enfriar  30 minutos, mejor si lo dejáis en el congelador.
  5. Una vez tengamos la masa preparada la estiramos con el rodillo a la misma medida que el rectángulo de la longaniza.
  6. En un bol mezclamos 4 cucharadas de salsa de tomate casera con 4 cucharadas de salsa bechamel y extendemos sobre la masa de Pan de Cebolla.
  7. Colocamos encima la plancha de carne de Longaniza de Aragón.
  8. Sobre la plancha de longaniza colocamos la carne de chorizo con el queso Cheddar, cuidando de que cada línea sea de color diferente para imitar los colores de nuestra bandera.
  9. Meter en horno precalentado a 200º y cocer hasta que observéis que la masa esta crujiente.
  10. Si véis que puede coger color tostado el queso, os aconsejo que lo cubráis con un papel de aluminio o vegetal.

Ya esta nuestra Pizza de San Jorge o nuestra Coca o tarta salada, rica, colorida y desde luego rica en calorías, pero una vez al año “No hace daño”

Esto se compensa con una caminata a media tarde para que nuestro organismo queme las calorías innecesarias y podamos degustar y disfrutar de ciertos alimentos propios de nuestra tierra y de estas festividades locales que tanto disfrutamos y tanto nos gustan.

Conejo con peras

Conejo-con-peras-jpg

Hoy por fin tenemos el invierno ya con nosotros,  ayer fue un día invernal total, con mucho frío y mucha agua; esos días son especiales para quedarse en casa y aprovechar el tiempo en la cocina, por eso hoy receta nueva, un guiso de Conejo, pan integral y alguna cosa más que saldrá a la luz dentro de unos días.

Esta receta de Conejo con peras ya me rondaba por la cabeza despues de una conversación en la que salio,  un plato de ciervo que comí hace un montón de años en el restaurante Savoy, ya desaparecido tambien hace mucho. Me gusta mezclar dulce con salado en los platos de carne, las frutas me gustan en las guarniciones de la carne sobre todo en estas fechas  de otoño y Navidad, creo que a las carnes, les da un toque muy especial.

La carne de conejo es sabrosa y tierna y puede dar mucho juego en nuestros menús, tiene un precio razonable y no nos descalabrara el bolsillo en estos días de comidas abundantes y en familias numerosas, por eso la dejo con las etiquetas de  Carnes guisadas y Cocina Navideña.

Ingredientes:

  1. 1 conejo
  2. 1/2 cebolla
  3. 1 puerro
  4. 2 dientes de ajo
  5. 2 zanahorias
  6. 8 cucharadas de salsa de tomate casera
  7. 200 ml. de vino blanco
  8. 1/2 litro de caldo de pollo (la cantidad de caldo se regula al gusto de cada uno)
  9. 1 hoja de laurel, Pimienta blanca, Tomillo, Orégano
  10. aceite de oliva V.E.
  11. sal y harina

Guarnición:

Peras de conferencia

1 lata de peras en almíbar, escurridas.

También pueden  cocerse las peras en casa 

  1. 500 ml. de agua
  2. 150 gr. de azúcar

Elaboración de las peras:

  • Pelar las peras, quitar el corazón y la parte baja de la pera, partirlas por la mitad y ponerlas en un cazo que las cubra con el agua y el azúcar.
  • Dejar cocer, hasta que pinchándolas observéis que están tiernas, nunca blandas, pues se desharían al colocarlas en el plato.
  • Dejarlas en el almíbar hasta que sea necesario colocarlas en el plato.

Elaboración de la receta de conejo:

  • Trocear  el conejo, sazonarlo con sal y pimienta  y envolver los trozos,ligeramente en harina.
  • Freírlo en aceite de oliva virgen extra junto con su hígado.  Cuando este dorado lo retiramos del aceite y reservamos.
  • Trocear la la cebolla, puerro,zanahoria y dientes de ajo y rehogamos en el mismo aceite de freir el conejo.
  • Añadimos el vino y dejamos cocer a fuego vivo para que evapore el alcohol, seguidamente añadimos la salsa de tomate, el agua, caldo de pollo o verduras, al gusto, tanto por la cantidad, como por el sabor que se quiera añadir.
  • Dejar cocer 20 minutos.  Sacar las verduras y el hígado y pasarlo todo por el pasapures hasta obtener una salsa fina. Recordar que si se pasa por la batidora el color de la salsa se aclara, no queda tan oscura.
  • Poner la salsa en una cazuela de barro  u olla, añadir el conejo, las hierbas aromáticas y las peras escurridas, dejar cocer todo junto, a fuego suave, durante 30 minutos más.
  • Yo las peras las reserve para colocarlas como adorno pero añadí unas cucharadas del almíbar a la salsa.

Esta salsa puede suavizarse si os gusta con un toque ligero de nata, también queda bien añadir  unas guindas, le dará color y dulzor al plato.

Creo que es una receta sencilla, con ingredientes fáciles de encontrar, con un precio de mercado razonable para que nuestro presupuesto no se nos dispare. Repito que puede quedar muy bien en nuestros menús Navideños.

Feliz semana

 

 

Salsa de tomate para conserva

 

 

Según mi opinión, si hay algo que merece la pena elaborar en casa, es la salsa de tomate.

Quizas, porque yo me acostumbré a la salsa que hacía mi suegra y cuando la probé, me dí cuenta que no había en el mercado, ninguna que valiera la pena.  Yo recuerdo que en nuestra juventud, en todas las casas se ponia tomate en conserva al natural, en aquella época se utilizaban botellas de cristal para guardarlo, mi madre,  mis tías, mis vecinas todo el mundo ponía conserva en verano para todo el año y como conservante se utilizaba unas papeletas con un polvito blanco que bien podía ser, ácido ascórbico o ácido salicílico y que ya te indicaba la papeleta para cuanta cantidad de tomate era.

Posteriormente se ubicaron en dos pueblos colindantes al nuestro 2 pequeñas conserveras a las que acudias con el producto y ellos lo embotabam en latas y lo esterilizaban, así habia conserva de fruta y hortaliza para todo el año.

Poco después se empezo a utilizar en las casas el bote pequeño de conserva y a usar el método de conservación por esterilización; como sabeis hay que llenar el bote con el alimento a guardar  dejando un espacio entre este y el borde del bote, se cierran hermeticamente y se prepara una olla lo suficiente alta para que al cubrir los botes con el agua, esta no debe desbordarse por los lados de la olla y por el fuego cuando empiece a hervir, de esta manera se abastecian las despensas de nuestras familias.

Volviendo a la salsa de tomate, ocasionalmente utilizo alguna vez tomate frito comprado, por las prisas, pero aunque sea en pequeñas cantidades, siempre tengo en el armario tomate frito hecho por mi.

Los botes que más me gustan a la hora de guardar conserva son los que llevan una arandela de goma, al calentarse esta se hincha y cuando se enfría es justo lo contrario, se contrae y nos hace la función de crear un vacio que ayuda a que la conserva sea totalmente segura y su duración esta garantizada para unos meses.

Solo teneis que elegir un buen tomate, dejarlo madurar y manos a la obra.  El trabajo no importa solo lo que vais a disfrutar de vuestro trabajo cuando obsequieis a vuestra familia con un plato de pasta con salsa de tomate o cualquier otro plato que necesite su compañia, además la salsa de tomate es rica  en Licopeno una sustancia anticancerigena, también ayuda a bajar los niveles del colesterol y en revistas dedicadas a la salud, los especialistas en nutrición aconsejan su consumo.

Pondremos salud en nuestros platos y nuestra dieta, evitaremos ingerir conservantes innecesarios, generaremos menos basura, en fin yo solo le veo ventajas.
¿Y vosotros lectores?

INGREDIENTES:

  1. 2 kg. de tomate maduro de rama
  2. 1 zanahoria grande
  3. 1 cebolla mediana
  4. 2 diente de ajo
  5. 1 trocito de apio (opcional)
  6. Sal, pimienta
  7. 1 cucharadita de azúcar
  8. Albahaca fresca o  Perejil, según vuestro gusto
  9. Aceite de oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN:

  • Poner una olla con agua al fuego, cortar la piel de los tomates en el fondo con una cruz y meterlos a la olla para escaldarlos.
  • De esta manera l apiel se quitara con mucha facilidad, quitar las pepitas y cortar en trocitos, reservar.
  • Pelar y cortar en cuadritos la zanahoria, el apio , el diente de ajo (sin germen) y la cebolla
  • Empezamos poniendo en una sartén aceite de oliva V.E. cuando esta caliente añadimos en primer lugar la zanahoria por ser el ingrediente más duro.
  • Rehogar e ir añadiendo la cebolla, el apio y el diente de ajo, dejarlo unos 10 minutos mientras dais vueltas para que queden bien pochadas.
  •  Añadimos el tomate cortado en trozos, la sal, media cucharadita de azúcar, la pimienta y la albahaca o el perejil. Cuando empiece a burbujear bajar el fuego.
  • Dejar cocer la salsa 30 minutos, remover cada 5 minutos para evitar que se pegue a la sartén.
  • Retirar del fuego y pasarla por el pasapure con el colador de agujeritos pequeños, es más trabajoso pero si ha quedado alguna pepita no  pasara ninguna  a la salsa.
  • Una vez que tengamos la salsa hecha, dejarla enfriar y añadirla a los botes que tendreis preparados y esterilizados previamente, limpiar los bordes y tapar  los botes.
  • Ahora empezamos  con el proceso de esterilización, utilizar una olla que sea 8 o 10 centimetros más alta que los botes, en el fondo poner un paño de tela y aislar los botes con más paños de tela para evitar que al hervir choquen entre ellos y puedan romperse.
  • Añadir sal marina al agua para conseguir que suba la temperatura a más de 100ºC .  Cocer 30 minutos y dejar enfriar en el agua de cocción.
  • Sacar los botes del agua, secar y poner etiquetas con la fecha, guardar en la despensa.

Animo y a trabajar, vale la pena.

 

Montaditos de berenjena

 

 

Una vez más sale en este blog el nombre de Stefano de Pieri, cocinero Italiano afincado en Australia del que aprendí algunas recetas en su programa Una gondola en el Murray; recetas que sigo haciendo habitualmente, son  sencillas, de cocina cien por cien mediterranea, elaboradas unas veces en su restaurante, otras  en casa de sus vecinos o de sus tias y familia.

Esta se puede incluir en el apartado de tapa o pica-pica, es como un entretenimiento hasta que llega el plato fuerte; acompañandolo una ensalada verde y una salsa de tomate casera. La receta original no llevaba pan, tampoco bacón o jamón, pero desde hace tiempo le pongo una base de pan de semillas tostado y me gusta más.

Otro motivo por el que lo hago es que soy fan de la berenjana y muchas otras hortalizas, no en vano, mi familia en el pueblo tenian todo tipo de hortalizas en los campos y en el verano, sobre todo con el tomate, era un festin.  Comiendo todo cultivado de forma tradicional y cosechado en el tiempo apropiado.  Entonces no eran todas del mismo tamaño, no eran de diseño, hasta los tomates más pequeños tenian un olor y un sabor extraordinario, actualmente es una pena, que  ya no podemos disfrutar del placer de coger un tomate directamente de la rama y despues de limpiarlo un poco, abrirlo, añadir un poco de sal  y a la boca.

Vuelvo a la receta, es muy sencilla de hacer así que os la recomiendo sobre todo como parte de un picnic, acompañando a un pollo asado, con unos pinchos de tortilla de patata y un mezclum de lechugas fresquitas, una sangría o un tinto del Campo de Borja, Cariñena o Somontano  de Huesca

A todos los que no conozcáis los vinos de las comarcas que os indico arriba, os animo a hacerlo, en Aragón tenemos unos vinos estupendos.

INGREDIENTES:

  1. 2 Berenjenas de tamaño medio
  2. salsa de tomate casera
  3. Queso rallado Grana Padano
  4. Jamón serrano o bacón ahumado
  5. Pan de semillas tostado
  6. Sal
  7. Harina de rebozar
  8. Aceite de oliva V.E.

ELABORACIÓN:

  • Cortar en rodajas las berenjenas añadir la sal y dejar que “sude” para que la mezcla de sal con el agua de la berenjena expulse las sustancias amargas que tiene, una vez haya hecho esto, se secan con un papel de cocina y se rebozan en harina de trigo.
  • En una sartén poner aceite de oliva virgen extra y freir las rodajas de berenjena, al sacarlas de la sartén colocarlas en un escurridor o en un plato con papel absorvente.
  • Cortar el pan en cuadraditos y tostarlo ligeramente, poner una cucharadita de salsa de tomate casera, una lonchita fina de jamón doblada o una tira de bacón pasada por la sartén unos segundos y tapar con la rodaja de berenjena.
  • Poner encima un poco más de salsa de tomate casero y queso rallado Grana Padano o Parmigiano Regiano
  • Meter al horno para gratinar un poco el queso y listo.
  • Es recomendable comer las tapas templadas

TRUCO:

Para que la berenjena no absorba mucho aceite al freirla, leí  en un libro de comida vegetariana, que combiene tenerla en agua con sal de 12 a 24 horas; con este proceso, conseguimos que la berenjena se hinche de agua y al freirla absorba menos  aceite, por lo tanto evitaremos un aporte excesivo de grasa al consumirla.

Para escurrir las frituras,  yo uso el cestillo metálico que tengo para cocer verduras al vapor, de esa manera se consume menos papel y somos más ecólogicos, estamos por el ahorro en todo.

 

 

Albondigas a la Jardinera

 

 

 

Plato casero donde los haya, comida de la abuela, de la madre, de la suegra; un plato de los que se hacian con mucho tiempo y con mucho amor y que en mi caso, tambien tiene su anécdota.

Te casas y quieres ser la mejor ama de casa del mundo, te enteras de cuales son los platos favoritos de tu flamante marido y uno de ellos son las albondigas  -!que bien, esta chupado! con lo ricas que le salen a mi madre y el mogollon de veces que he visto como las hacia voy a triunfar-  “JA, JA”…  le preparas las albondigas con mucho mucho tiempo y más amor y cuando les inca el diente ?… ! esto esta demasiado blando! !esto no son albondigas, son esponjas!  y  ¿como las hace tu madre?  pues duras, como siempre,como tienen que ser;  en su casa, en la mía creo que queda claro que nos gustaban blanditas.

Bueno, ni la sangre ni las lagrimas llegaron al rio.  Aunque me empeñe en conseguir unas albondigas como las de mi suegra, por cierto, maravillosa suegra y buena cocinera,  mis albondigas no conseguian el aprobado de mi marido.

Tuvo que pasar un tiempo hasta que comprendí que daba igual como estuvieran, de momento las mejores, siempre serian las de su madre, solo habia que tener algo de paciencia y al final las mejores serian las mias, y así fué.

Las albondigas es uno de los platos favoritos de todos nosotros, acompañadas de salsa de tomate, a la jardinera, con salsa verde da igual están estupendas y el punto de textura desde hace muchos años,  intermedio, ni duras ni blandas.

Son buenas aliadas en nuestro frigo, mejor dicho, en nuestro congelador, si preparais el doble de cantidad de las que vais a consumir en una comida, el resto puede ir al congelador y aliviarnos las prisas y falta de tiempo para otro día.

 

 

 

INGREDIENTES:

  1. 1 kg. de carne picada, 600 gr. de ternera-400gr. de cerdo
  2. 3 huevos
  3. 1 diente de ajo picados
  4. Pan rallado (a vuestro gusto o discreción)
  5. 1 chorrito de salsa de soja
  6. 125 ml. de leche
  7. sal, pimienta negra, perejil picado
  8. Harina para envolver las albondigas
  9. Aceite de olia V.E.

PARA LA SALSA:

  1. Aceite de oliva V.E.
  2. 1/2 cebolla pequeña
  3. 2 ajos verdes tiernos
  4. 1 pimiento verde mediano
  5. 1 zanahoria grande
  6. 6 champiñones
  7. medio bote de setas en conserva (en este caso rovellones)
  8. 100 gr. de guisantes
  9. 1 vaso de salsa de tomate casera
  10. 1 chorrito de vino blanco
  11. caldo de pollo

Espárragos de Navarra

ELABORACIÓN:

LAS ALBONDIGAS

  • En un bol mezclar las carnes con los huevos ligeramente batidos, el ajo picado muy menudito, el perejil, la sal,  la pimienta,el pan rallado, la leche y el chorrito de salsa de soja.
  • Amasar la mezcla y una vez este todo bien mezclado o amalgamado lo reservamos en la nevera unos 15 minutos.

LA  SALSA

  • Cortamos las verduritas en brunoise y empezamos a pocharlas en una sartén con aceite de oliva.  En primer lugar, ponemos la cebolla , los ajos verdes, el pimiento verde y la mitad de la zanahoria, rallada.  El resto lo cortamos en rodajitas y las añadimos.
  • Una vez pochado esto, añadir los champiñones troceados y las setas o rovellones, frescos o de conserva, cuando estén  pochadas las setas,  añadir la salsa de tomate mezclar bien y añadir el vino blanco, dejar que evapore el alcohol, añadir el caldo de pollo o el agua con una pastilla de caldo concentrado y cocer la salsa 15 minutos más, reservar.

FINAL DEL PLATO:

  • Sacar la mezcla de carne del frigo,  formar las bolas , pasarlas por harina y freirlas en aceite de oliva V.E.
  • Colocarlas las albóndigas en una olla o sopera y añadir la salsa hasta cubrirlas,  esparcir  los guisantes por encima,  volver a cocer 15 ó 20  minutos aproximadamente.
  • Añadir unos espárragos cinco minutos antes de servir y listas.

Están riquisimas, la salsa, ! peligrosa! sobre todo si tienes a mano un buen pan crujiente y os da por hacer barquitos.

Bueno, que aproveche.