Tag Archives: Vainilla

Turrón de Mazapán de Nata y Nueces

Turrón de nata y nuez (3)

Por primera vez hago en casa este turrón y eso que tengo la receta desde hace unos cuantos años; la trajo una compañera a una merienda que hicimos un grupo de vendedoras  que por aquel entonces trabajábamos en Stanhome.

Con el transcurso de los años el turrón de Mazapán y otros dulces Navideños a base de este delicado dulce se ha convertido en el favorito de todos nosotros y debo reconocer que me encanta hacerlo en casa, he hecho otras “dulzainas” que irán apareciendo por aquí poco a poco ya que he tenido muy poco tiempo para pasarlo al blog, estos tiempos que vivimos son demasiado rápidos y yo cada día estoy más comprometida en otros asuntos y me vuelvo más lenta, pero no pierdo las ganas ni lo más importante en la vida, la ilusión, este como este el panorama de cada día.

El Turrón de Mazapán de Nata y Nueces está buenísimo, es muy sencillo de hacer y merece la pena pasarte un ratito en la cocina porque al final tienes tu recompensa. Después de haber probado varias recetas la que más me gusta es la de Mar y Javier ya que al elaborar un almíbar para trabajar la almendra el turrón resulta más fino.

Turrón de Nata y Nuez

Ingredientes:

  1. 200 gr. de azúcar glass
  2. 50 gr. de agua
  3. 50 gr. de leche en polvo
  4. 80 gr. de nata para montar al 35 % de materia grasa
  5. 200 gr. de almendra molida clase Marcona
  6. 100 gr. de nueces picadas (150 gr. según vuestro gusto)
  7.  unas gotitas de extracto de vainilla
  8. 3 ó 4 nueces enteras para adornar el turrón

Elaboración:

  • En un bol poner la almendra molida y reservar.
  • En un cazo poner el azúcar glass y el agua y dejar hervir hasta que alcance 112º de temperatura, cuando llegue a ese punto reservar.
  • Seguidamente en otro cazo poner la nata con la leche en polvo y hervir, remover con un batidor para que quede una mezcla fina y sin grumos de la leche, hay que cocerla un par de minutos evitando que se nos agarre al fondo del cazo
  • Antes de añadir el almíbar a la almendra molida comprobaremos que tiene 112º de temperatura y lo verteremos mezclandolo hasta conseguir una pasta.
  • El siguiente paso es añadir la nata y volver a mezclar hasta que quede bien integrado, añadir las nueces picadas y observar que quedan bien repartidas por la masa de nuestro turrón.
  • Elegir un molde y forrarlo de papel vegetal.
  • Verter la masa de Mazapán con nata y nueces en el molde y aplanarla bien con una cuchara o espátula, cubrir el turrón con el papel vegetal y colocar un peso encima para que la masa se comprima bien y quede compacto, así evitaremos que se deshaga en migas al cortarlo.
  • Recomiendo hacerlo y esperar a consumirlo nunca antes de las primeras  24 horas.

Hacer los turrones en casa es una satisfacción tanto para ti como para tu familia y si los hacéis en compañía de los hijos, mucho mejor, es importante  compartir el trabajo y la experiencia de esa manera lo podrán transmitir a sus hijos y esas costumbres son las que hay que cuidar.

 

 

Red Velvet navideño (Cupcakes)

Cupcakes de Red Velvet con Glaseado de Trufa blanca 001

Hace tiempo que tenía la idea de hacer este Red Velvet tan famoso, esta en la mayoría de los blogs de Gastronomía y Pastelería y por fin ayer hice un hueco en la agenda para dedicarlo solo a esta receta, pero con el final a mi manera, es decir al gusto de mi familia, coronando estos Cupcakes con una trufa cocida de chocolate blanco.

Debo decir que para sacar la receta fui directamente a la página de Alma Obregón buscando estos Cupcakes de Red Velvet o traducido al castellano  “Terciopelo rojo”, antes de llegar a la tarta quería entrenarme con un tamaño más pequeño, he hecho un par de cambios a mi gusto en  la formula, pero ella ha sido mi inspiración.

Este bizcocho es tipicamente Americano, sus orígenes están en el sur de Estados Unidos y en Canadá donde era famoso en las panaderías y restaurantes entre los años 1940 y 1950, famoso en la ciudad de Nueva York sobre todo en el hotel Waldorf Astoria, con estos antecedentes no puede una resistirse a hacer un bizcocho de esta categoría, el hacerlo ha sido un placer, Comerlo   una maravillosa sensación por su sabor a cacao y por ser un bizcocho húmedo, muy, muy rico.

Creo que este bizcocho en forma de tarta es una buena opción para Navidad, añadiendo la decoración adecuada sera el broche de oro para una cena o comida familiar.

Cupcakes de Red Velvet con Glaseado de Trufa blanca 002

Ingredientes:

  1. 60 gr. de mantequilla
  2. 150 gr de azúcar moreno
  3. 1 huevo
  4. 10 gr. de cacao en polvo sin azúcar(Valor)
  5. 1 cucharadita de colorante rojo en pasta o gel (Wilton)
  6. 120ml de butermilk (en este caso utilice el método de añadir limón a la leche para cortarla)
  7. 150 gr. de harina
  8. 1/2 cucharada de sal
  9. 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  10. 1 1/2 cucharaditas de vinagre blanco
  11. 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  12. Capsulas de papel para cupcakes

Para el glaseado de Trufa de chocolate blanco:

  1. 125 ml. de nata liquida 35 % de grasa
  2. 40 gr. de chocolate blanco

Elaboración de los Cupcakes:

  • Batiremos con batidora eléctrica de varillas a media velocidad la mantequilla con el azúcar, hast aque nos quede una mezcla cremosa, (mejor moler el azúcar para dejar el grano más fino)
  • Cuando este la mezcla cremosa, añadimos el huevo y batimos hasta que quede bien integrado en la masa.
  • Mezclamos en un bol pequeño el cacao, el extracto de vainilla y el colorante rojo. lo añadimos al batido de mantequilla y seguimos batiendo hasta que quede bien integrado, cuidado con el colorante rojo, debéis evitar que salpique por cualquier sitio pues tiñe mucho.
  • Poco a poco y a baja velocidad añadiremos la harina y la leche a la vez, intercalando cada vez uno de los dos ingredientes, batimos bien, por último añadimos la sal, el bicarbonato y el vinagre seguimos batiendo hasta tener una masa brillante, y muy fina.
  • Repartimos la masa en las capsulas de papel llenando las 2/3 partes de su altura, si nos pasamos de llenado solo conseguiremos que la masa se desborde al cocer.
  • Precalentar el horno a 180º, cocer los cupcakes durante 25 minutos o hasta que veamos que empiezan a coger color dorado.
  • Sacar del horno y dejar enfriar 5 minutos en su molde y despues pasarlos a una rejilla.
  • Quiero aclarar que si no tenéis bandejas adecuadas para cocer cupcakes no pasa nada, mi truco para cocerlos dentro de un molde más rígido que la propia capsula de papel es meterlas dentro de unos moldes de papel aluminio para flanes, son  de usar y tirar, solo los utilizo para eso  y pueden durar mucho tiempo si no se manchan ni se abollan.

El Glaseado de Trufa de chocolate blanco:

  • Poner a cocer la nata con el chocolate blanco con cuidado de que no se queme, si no os atrevéis a hacerlo de esta manera podéis utilizar el Micoondas en espacios de tiempo de 30 segundos, sacando el bol del horno y removiendo hasta que el chocolate quede disuelto en la nata.
  • Dejar enfriar en la mesa d etrabajo y despues meterlo a la nevera.
  • Cuando este muy frío sacar el bol el frigorífico y batir con batidora eléctrica hasta que la trufa quede bien montada, guardarla 15 minutos más en el frigorífico y ponerla en manga pastelera, adornar los cupcakes.
  • Esta cantidad de trufa solo han cubierto 3 cupcakes, el resto de los Cupcakes han preferido comerlos al natural, solo el bizcocho.

Los abetos los he hecho con Candy Melts blancos y colorante verde de Wilton

Si queréis adornarlos con un frostin o glaseado de queso necesitaréis:

  1. 50 gr. de mantequillasin sal a temperatura ambiente
  2. 300 gr. de Icing sugar o azúcar glass
  3. 125 gr. de queso tipo Philadelfia, bien frio

Elaboración:

  • Batir el azúcar con la mantequilla, con batidora electrica de barillas a velocidad baja hasta consseguir que quede bien mezclado.
  • Añadir el queso y batir hasta que quede bien fino pero sin batir en exceso.

La diferencia que hay entre el Icing sugar y el azúcar glass es que el Icing sugar  esta mucho más molido y es mucho más fino que el azúcar glass.  Con este último, el glaseado nos quedara con una textura un poco más granulosa.

He usado el Icing sugar en la cobertura de los Cupcakes de chocolate para  Hallowen y se nota el dulzor del azúcar pero al comerlo se nota una textura finísima.

Espero que os gusten tanto como a nosotros.

 

 

 

Cupcakes de chocolate para Hallowen

Cupcakes de Chocolate para Halloween

Esta es mi aportación al mundo de los Cupcakes, para ello he elegido la receta de Cupcakes de chocolate de Alma Obregón, Rosa, de Cupcakes home, me la aconsejo y realmente está de miedo.

Los hice para el puente del 1 de Noviembre pero como en otras ocasiones, ha sido una semana de muchas cosas por hacer y todavía no la había subido al blog, quiero aunque sea con retraso, sacarla a la luz y que quede en el blog para todo el que la quiera ver.

Creo que puede servir para cualquier fiesta dedicada al terror o historias de fantasmas entre amigos, en cualquier época del año.

Cupcakes de Chocolate para Halloween

Ingredientes:

  1. 120 grs. de mantequilla
  2. 140 gr. de azúcar glass (siempre uso azúcar glass, se mezcla más rápidamente con la mantequilla)
  3. 2 huevos
  4. 2 cucharadas y media de cacao en polvo y sin azúcar, en este caso he utilizado el de Valor
  5. 1 cucharadita de extracto de vainilla
  6. 70 ml. de leche
  7. 115 gr. de harina
  8. 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 160º y colocar ya loas capsulas de papel para los Cupcakes
  • En un bol o jarra medir y mezclar la leche con el extracto de vainilla.
  • En un bol tamizar la harina junto con la levadura química tipo Royal y el cacao en polvo.
  • En un bol estrecho pero hondo batir  la mantequilla con el azúcar glass, hasta que quede cremoso.
  • Añadir los huevos de uno en uno para que quede la masa homogénea.
  • Seguidamente añadir la mitad de la harina con el cacao, batir para mezclar bien.
  • Añadimos la leche, batimos y añadimos el resto de la harina.
  • Repartimos la mezcla en las capsulas de papel llenando las dos terceras partes de la capsula.
  • Hornear en torno a los 22-24 minutos. Para saber si están bien cocidos pinchar con un palillo, al salir debe salir limpio.
  • Sacar del horno y dejar templar en la bandeja 5 minutos más, seguidamente pasaremos a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Decoración de los Cupcakes

Buttercream de vainilla para 7 Cupcakes:

  1. 125 de mantequilla
  2. 160 gr. de icing sugar en caso de no poder encontrarlo en tienda, añadir azúcar glass
  3. 1 cucharadita de vainilla
  4. 3 cucharadas de leche semidesnatada
  5. Colorante en gel de Wilton de color naranja
  6. Colorante en gel de Wilton de color negro

Elaboración:

  • En un bol tamizar el icing sugar o el azúcar glass y añadimos la mantequilla sin sal, el extracto de vainilla y la leche.
  • Cubrir el bol  de la batidora con un paño para evitar que el icing sugar nos salpique al empezar a batir, batiendo a velocidad baja durante un minuto si nuestra batidora lo permite.
  • Subir la velocidad y batir 5 minutos más, la buttercream se volverá casi blanca y debe quedar una textura cremosa.
  • Para teñirla se usan colorantes en pasta, nunca líquidos.
  • En este caso he dividido la buttercream en dos boles y he añadido los diferente colores de poco en poco para controlar el color.  Dejarla unos minutos y veréis como sube el color.
  • Poner la buttercream en mangas pasteleras y adornar los Cupcakes con boquilla rizada y de boca ancha, añadir unos caramelos relacionados con Halloween o en otras épocas del año con flores de fondant o cualquier adorno que os guste.

Espero que os gusten, están muy buenos, pero hay que comerlos con moderación; llevan mucho azúcar y mantequilla, dos productos que aportan muchas calorías aunque esto tiene solución, una hora de deporte eliminará el exceso de calorías y podréis dar un gusto al paladar de vez en cuando.

Espero que os gusten

 

 

Clafoutis de Cereza y Almendra

 Clafoutis de cereza y almendra 012

 

A principios de la temporada de cerezas colgué en el blog la receta de Clafoutis que tengo en el libro Larousse Postres de Pierre Hermé, pero unos días después encontré en una carpeta de recetas favoritas esta, que tienen Mar y Javier en su blog.

Como  tengo la suerte de tener una amiga que su negocio familiar son los arboles frutales, manzanas, peras, albaricoques, melocotones y cerezas,  le hice el  encargo de que me preparara una caja con albaricoques y cerezas.  Toda la fruta estaba riquísima, pero lo mejor fue encontrar  unas carnosas,  deliciosas y esplendidas cerezas, que hemos disfrutado al máximo y que me decidieron a hacer  esta Clafoutis con una formula diferente, que me ha dejado encantada; desde  ahora me cambio a esta receta de Clafoutis, es la mejor de todas las que he probado.

 Clafoutis de cereza y almendra 013

Ingredientes:

  1. 300 gr. de cerezas (más o menos, según el molde que vayáis a utilizar)
  2. 260 ml. de nata
  3. 3 huevos
  4. 125 gr. de azúcar
  5. 75 gr. e almendra
  6. 20-25 gr. de harina de repostería
  7. 1 vaina de vainilla
  8. Azúcar glass

Elaboración:

  • Esta masa hay que prepararla con un par de horas de antelación, es aconsejable dejarla reposar para que la harina quede bien hidratada, al reposar desaparecerán las burbujas del amasado, y conseguiremos potenciar la mezcla de sabores.
  • El primer paso es tostar en el horno o una sartén la almendra molida, con cuidado de no pasarnos de tostado.
  • Poner en el vaso de la batidora la nata, el azúcar, la harina, la almendra tostada y la vainilla
  • Batir todo junto hasta obtener una mezcla homogénea, tapar el recipiente y reservar en el frigorífico hasta que decidamos hornearla.
  • Lavar las cerezas y retirar el rabito.  En esta ocasión no he quitado el hueso ya que al recibir el calor del horno, esto potencia el sabor de la fruta.
  • Untar el molde con mantequilla y espolvorear con un poco de harina, sacudiendo y desechando el exceso de harina.
  • Remover la masa y verterla en el molde, y a continuación añadir las cerezas secas, sin restos de gotas de agua.
  • Introducir el molde en horno precalentado a 180º horno normal y a 160º con aire, hornear 30-35 minutos o hasta que la masa este cuajada y la tarta tenga la superficie dorada.
  • Para comprobar si esta cocida probar a pincharla con un palillo de brocheta, si empieza a coger color y la tarta esta todavía blanda en el centro, taparla con papel de aluminio puede que necesite 5 minutos más y no conviene que salga demasiado dorada.
  • Antes de servir, espolvorear con azúcar glass toda la superficie.
  • Puede servirse fría o caliente al gusto del consumidor, puede adornarse  con cerezas con su rabito, hojas de menta a vuestro gusto.

Si hacéis la tarta sin quitar el hueso a las cerezas,  al servir la tarta, advertirlo a vuestros comensales, sería una pena que el postre los llevara del la silla del comedor a la silla del dentista.

Probar esta tarta, os gustará.

 

Clafoutis

 

Por fin, he podido hacer la primera tarta de cerezas o Clafoutis de la temporada. La cereza es una de las frutas que más nos gustan y es, traerlas a casa y al salir a la mesa desaparecen rápidamente, tanto que hasta que puedo conseguir hacer un Clafoutis puede ser al final de la temporada, cuando ya están saciados de comer las cerezas frescas.

La receta de Clafoutis de cerezas es muy sencilla, es un batido de leche, huevos, harina, mantequilla y la fruta , es como  una masa para creps  y con 25 ó 30 minutos de horno lista.  Su
procedencia es francesa, concretamente de Lemosín (Limousin), región de la parte occidental del macizo central que debe su nombre a la capital regional, Limoges.   Clafoutis proviene del occitano Clafotís (del verbo clafir que significa rellenar), y es que  las cerezas rellenan la tarta y la masa de la tarta rellena los huecos que dejan las cerezas.  El Clafoutis se extendió  por toda Francia durante el siglo XIX, adquiriendo una gran popularidad.

Como es natural algo tan exquisito no podía quedar encerrado en su lugar de origen y actualmente se conoce y se elabora en cualquier rincón el mundo.

Además de la Clafoutis, en la misma región francesa se originó la flognarde o flaugnarde, es el mismo tipo de tarta pero en lugar de cerezas se elabora con otras frutas, siendo las más habituales las manzanas y las peras, posteriormente se han añadido a este tipo de tarta las ciruelas, las fresas, las moras, los melocotones.  Podemos hacer la tarta flognarde con la fruta que deseemos, pero hay un principio básico: la fruta que elijamos no debe ser rica en agua, así evitaremos sorpresas desagradables a la hora de hornearlas.

Aquí en Aragón tenemos zonas donde se recoge una cereza excelente de primera calidad, en Bolea (Huesca) se celebra la Feria de la cereza y este año se ha celebrado por primera vez unas Jornadas gastronomicas dedicadas a la cereza , Aragón es la segunda comunidad autónoma con más hectáreas dedicadas a la producción de fruta en -unas 38.000 hectáreas-, distribuidas en Valdejalón, Calatayud, Aranda, Caspe, Bajo Aragón, Matarraña, Bolea y  La Litera, y la primera que más kilos de cereza produce, según nos cuentan en el Heraldo de Aragón.

Gracias a  la calidad de nuestras frutas y para conservar algunas de ellas todo el año, se crearon las frutas de Aragón; como muchos sabéis, son trozos de fruta que una vez conservados en azúcar, se envuelven en un baño de chocolate y llegan al consumidor en las ya conocidas barquillas de madera, no hay viajeo que venga a Zaragoza que no lleve a sus familiares una de esas preciadas barquillas.

Ingredientes:

  1. 500 gr de cerezas maduras
  2. 3 huevos grandes
  3. 125 gr. de harina
  4. 100 gr. azúcar glas
  5. 60 gr de mantequilla
  6. 40 ml. leche
  7. Unas gota sde extracto de vainilla o bien una vaina de vainilla
  8. una pizca de sal

Elaboración:

  • Lavar las cerezas, retirar el rabito y sin quitarles el hueso ponerlas en un bol con 50 gr. de azúcar, removerlas para que quede bien repartido y dejarlas reposar 30 minutos.
  • engrasar con mantequilla un molde o tartera de Pirex o porcelana, apto para el horno.
  • Batir los huevos con el azúcar en un bol, añadir poco a poco y con un tamizador la harina,  la pizca de sal,la leche,  la mantequilla y las gotas de vainilla o vaina de vainilla.
  • Mezclar hasta conseguir una crema fina y sin ningún grumo, dejar reposar el batido tapado una media hora.
  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Añadir las cerezas al molde engrasado y volcar la masa encima, controlar que la masa penetre por todos los huecos que hay entre las cerezas y meter al horno.
  •  En mi horno necesitó 25 minutos.
  •  Según el horno que utilicéis  puede llegar a necesitar hasta 35  ó 40 minutos.
  • Cuando esté la tarta fría, añadir azúcar glass por encima y servir.
En esta ocasión he deshuesado las cerezas por una razón muy sencilla, la comodidad de morder sin correr el riesgo de romperte un diente ante la posibilidad de de un mordisco mal dado.
En Francia las Clafoutis se hacen con las cerezas enteras, con hueso, ya que este hecho hace que mejore y se refuerce el sabor de la fruta y por tanto el sabor de la tarta, así que dejo a vuestra elección el hecho de poner las cerezas con o sin hueso.
Esta tarta sencilla y rápida de hacer, es un regalo para el paladar, si sois muy dulceros os recomiendo añadir 25 gr. más de azúcar.
Próximamente, probaré con una Flognarde de manzana, os espero.