Tag Archives: Vainilla

Clafoutis

 

Por fin, he podido hacer la primera tarta de cerezas o Clafoutis de la temporada. La cereza es una de las frutas que más nos gustan y es, traerlas a casa y al salir a la mesa desaparecen rápidamente, tanto que hasta que puedo conseguir hacer un Clafoutis puede ser al final de la temporada, cuando ya están saciados de comer las cerezas frescas.

La receta de Clafoutis de cerezas es muy sencilla, es un batido de leche, huevos, harina, mantequilla y la fruta , es como  una masa para creps  y con 25 ó 30 minutos de horno lista.  Su
procedencia es francesa, concretamente de Lemosín (Limousin), región de la parte occidental del macizo central que debe su nombre a la capital regional, Limoges.   Clafoutis proviene del occitano Clafotís (del verbo clafir que significa rellenar), y es que  las cerezas rellenan la tarta y la masa de la tarta rellena los huecos que dejan las cerezas.  El Clafoutis se extendió  por toda Francia durante el siglo XIX, adquiriendo una gran popularidad.

Como es natural algo tan exquisito no podía quedar encerrado en su lugar de origen y actualmente se conoce y se elabora en cualquier rincón el mundo.

Además de la Clafoutis, en la misma región francesa se originó la flognarde o flaugnarde, es el mismo tipo de tarta pero en lugar de cerezas se elabora con otras frutas, siendo las más habituales las manzanas y las peras, posteriormente se han añadido a este tipo de tarta las ciruelas, las fresas, las moras, los melocotones.  Podemos hacer la tarta flognarde con la fruta que deseemos, pero hay un principio básico: la fruta que elijamos no debe ser rica en agua, así evitaremos sorpresas desagradables a la hora de hornearlas.

Aquí en Aragón tenemos zonas donde se recoge una cereza excelente de primera calidad, en Bolea (Huesca) se celebra la Feria de la cereza y este año se ha celebrado por primera vez unas Jornadas gastronomicas dedicadas a la cereza , Aragón es la segunda comunidad autónoma con más hectáreas dedicadas a la producción de fruta en -unas 38.000 hectáreas-, distribuidas en Valdejalón, Calatayud, Aranda, Caspe, Bajo Aragón, Matarraña, Bolea y  La Litera, y la primera que más kilos de cereza produce, según nos cuentan en el Heraldo de Aragón.

Gracias a  la calidad de nuestras frutas y para conservar algunas de ellas todo el año, se crearon las frutas de Aragón; como muchos sabéis, son trozos de fruta que una vez conservados en azúcar, se envuelven en un baño de chocolate y llegan al consumidor en las ya conocidas barquillas de madera, no hay viajeo que venga a Zaragoza que no lleve a sus familiares una de esas preciadas barquillas.

Ingredientes:

  1. 500 gr de cerezas maduras
  2. 3 huevos grandes
  3. 125 gr. de harina
  4. 100 gr. azúcar glas
  5. 60 gr de mantequilla
  6. 40 ml. leche
  7. Unas gota sde extracto de vainilla o bien una vaina de vainilla
  8. una pizca de sal

Elaboración:

  • Lavar las cerezas, retirar el rabito y sin quitarles el hueso ponerlas en un bol con 50 gr. de azúcar, removerlas para que quede bien repartido y dejarlas reposar 30 minutos.
  • engrasar con mantequilla un molde o tartera de Pirex o porcelana, apto para el horno.
  • Batir los huevos con el azúcar en un bol, añadir poco a poco y con un tamizador la harina,  la pizca de sal,la leche,  la mantequilla y las gotas de vainilla o vaina de vainilla.
  • Mezclar hasta conseguir una crema fina y sin ningún grumo, dejar reposar el batido tapado una media hora.
  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Añadir las cerezas al molde engrasado y volcar la masa encima, controlar que la masa penetre por todos los huecos que hay entre las cerezas y meter al horno.
  •  En mi horno necesitó 25 minutos.
  •  Según el horno que utilicéis  puede llegar a necesitar hasta 35  ó 40 minutos.
  • Cuando esté la tarta fría, añadir azúcar glass por encima y servir.
En esta ocasión he deshuesado las cerezas por una razón muy sencilla, la comodidad de morder sin correr el riesgo de romperte un diente ante la posibilidad de de un mordisco mal dado.
En Francia las Clafoutis se hacen con las cerezas enteras, con hueso, ya que este hecho hace que mejore y se refuerce el sabor de la fruta y por tanto el sabor de la tarta, así que dejo a vuestra elección el hecho de poner las cerezas con o sin hueso.
Esta tarta sencilla y rápida de hacer, es un regalo para el paladar, si sois muy dulceros os recomiendo añadir 25 gr. más de azúcar.
Próximamente, probaré con una Flognarde de manzana, os espero.

 

Roscón de Reyes

 

Un año más llego el día de mi dulce favorito, el Roscón de Reyes. 

Como ya os explique el año pasado en mi casa se empieza la campaña de los roscones el día de Navidad en que ya hago los 2 primeros, se sigue el día 1 de Enero, el día 6 de Enero, el día 29 de Enero por ser la festividad del patrón de nuestra ciudad, San Valero y termina el 3 de Febrero que está dedicado de toda la vida a San Blas; día que aunque no sea festivo,si se celebra comiendo roscón y se sigue con la costumbre de ir a una parroquia en concreto, a bendecirlo,  para que San Blas nos guarde de los males de garganta, ya sabéis, costumbres muy antiguas.

Aunque este año y por causas que ya os he explicado, mi baja forma me impidió empezar la campaña en las fechas habituales, así que estos son los dos primeros; pero seguiremos con el mismo empeño de cada año hasta Febrero y contando con que tengo que regalar alguno, me quedan por hacer 6  roscones más.

Este año, a pesar de que los que he hecho en años anteriores, recetas que encontrareis aquí y aquí, salían muy buenos, he hecho la receta a mi manera, la experiencia me ha servido para encontrar las proporciones  y los tiempos de amasado justos para obtener un roscón de sabor y textura a mi gusto y en menos tiempo que otros años.

Aunque veáis el mismo fondo del año pasado, el roscón es de hoy, es un detalle del que me he dado cuenta al colgar la foto.

Ingredientes:

Masa madre:

  1. 150 gr. de harina de fuerza (Mercadona)
  2. 40 gr. de levadura fresca (de panadero)
  3. 80 ml. de leche tibia

Elaboración:

  • Calentar la leche, solo debe estar tibia y desmenuzar en ella la levadura
  • Añadir la harina y amasar hasta hacer una bola.
  • Llenar un bol con agua templada, con un cuchillo bien afilado hacer dos cortes en forma de cruz en la bola de masa madre y ponerla en el cubo de agua tibia.
  • Esta caerá al fondo y cuando suba a la superficie la masa madre estará en condiciones de utilizarla para nuestro roscón, aproximadamente entre 20 ó 30 minutos.

Ingredientes para la masa de roscón:

  1. La bola de masa madre
  2. 3 huevos de los más grandes
  3. 110 gr. de mantequilla
  4. 30 ml. de agua de azahar
  5. 10 ml. de ron
  6. vainilla, al gusto
  7. la ralladura de 1/2 limón
  8. la ralladura de 1/2  naranja
  9. 90 gr. de azúcar
  10. 10 gr. de sal
  11. 450 gr. de harina de fuerza (Mercadona)
Decoración del roscón:
  1. Huevo batido para pintar el roscón
  2. Frutas escarchadas o confitadas en azúcar
  3. Azúcar
  4. Opcional, almendras laminadas

Elaboración en panificadora:

Seleccionar el programa 7, solo amasado

Añadir a la cubeta la masa madre, los huevos batidos, la ralladura de los cítricos  el ron, el agua de azahar, la vainilla, el azúcar y la mantequilla muy blanda.

Poner en marcha la panificadora y amasar los ingredientes anteriormente citados durante 5 minutos.

Pasados los 5 minutos añadir la sal y la harina poco a poco, dejando que cada vez que añadimos la harina sea absorbida por la masa antes de añadir la siguiente dosis.

Una vez añadida toda la harina dejaremos amasar 10 minutos y pararemos la máquina.

Dejaremos reposar la masa 10 minutos y volveremos a poner la máquina en marcha en el programa numero 7, volveremos a amasar durante 10 minutos y pararemos la máquina definitivamente.

Dejamos que haga la masa el primer levado dentro de la panificadora, aprovechando el calor de la máquina, este levado será rápido entre 20 y 30 minutos, la masa habrá doblado de volumen.

Sacamos la masa a la encimera de trabajo, la dividiremos en dos trozos; la bola de masa pesaba 1,180 gr. por lo tanto he hecho dos roscones de 580 gr. cada uno.

Bolearemos la masa, (esta es una de las cosas que más me gusta practicar y que no he olvidado de mis años de panadera), dejar reposar las bolas tapadas 5 minutos.

Pasados los 5 minutos hacer el agujero e ir dando forma al roscón poco a poco con paciencia, para que no se deforme el redondel, es muy fácil.

Una vez hecho el redondel a vuestro gusto, colocar el regalito dentro del roscón por la parte de abajo , procurando no deformarlo, para evitar que se den cuenta de cual es el punto en que se encuentra.

Si tenéis 22º de temperatura en la cocina, solo debéis tapar los roscones con un paño de tela blanca o poner encima un papel film pintado ligeramente con aceite de semillas sin sabor, para no añadir más sabores de los necesarios a la masa, yo prefiero a la antigua usanza, el paño blanco.

Dejar reposar tapados, 30 minutos o hasta que doblen su volumen, estos roscones han hecho el segundo levado, con la temperatura ambiente que os indico.

Pintar con el huevo batido y colocar encima las frutas escarchadas de vuestro agrado, cereza, naranja confitada y el azúcar, hay pasteleros que añaden almendra laminada, pero yo no he añadido nunca, quizás es porque en mi casa no se hacía y me gusta guardar la tradición.

Precalentar el horno a 180º y cuando este caliente bajarlo a 175º .

Cocerlo durante 15 minutos y ya está vuestro maravilloso roscón, bueno la mejor expresión sería delicioso roscón

Que lo disfrutéis.

 

 

Mermelada de calabaza, zanahoria y naranja

 Es la primera vez que hago esta mermelada de calabaza.  Utilizaba la calabaza para acompañar estofados de carne, lentejas y sobre todo para hacer cremas, pero me ha gustado tanto en dulce que  a partir de ahora  me declaro adicta a esta laminería, que  me ha dejado tan buenas  sensaciones.

  Además, como vamos hacia el buen tiempo,  necesitamos proveer al cuerpo de alimentos que nos ayuden a afrontar los rayos solares y todos los que lleven carotenos, son alimentos indispensables.  Necesitamos  alimentos que actúen como protectores solares y antioxidantes.  La calabaza y las zanahorias son ricas en Betacaroteno o Provitamina A, pues actúan sobre los radicales libres que hacen que nuestras células se oxiden y envejezcamos con más rapidez.

  No olvidéis que también pertenecen a esta familia verduras de de color verde  como la espinaca, la acelga, los berros y algunas algas, o frutas de coloración rojo anaranjado- amarillento,  como albaricoques, cerezas, melón,  melocotón, pimiento rojo, tomates, mango y papaya.

  Una dieta rica en betacaroteno nos permitirá tener un sistema inmunológico fuerte, estaremos más sanos y nos mantendremos más jóvenes, por lo tanto debemos incluir 5 piezas o raciones de frutas y verduras diarias de alimentos que contengan esta vitamina milagrosa.

 

INGREDIENTES:

  1. 800 gr. de calabaza limpia
  2. 300 gr. de zanahorias
  3. 2 naranjas, los gajos limpios de la piel que los cubre  y la piel de una naranja cortada en juliana.
  4. El zumo de 1 limón
  5. 600gr. de azúcar
  6. Un chorrito de extracto de vainilla
  7. Un palito de canela
ELABORACIÓN:
  • Pelar y limpiar de pepitas la pulpa de la calabaza, lavarla y cortarla en trocitos pequeños.
  • Pelar las zanahorias y cortarla en cuadraditos muy pequeños.  Lavar muy bien la piel de la naranja y cortarla en juliana, sin la parte blanca, sacar los gajos sin su piel y añadir.
  • Colocar todo  en un bol,  poner encima el azúcar, dejar reposar tapado toda la noche, o 12 horas.
  • Poner la fruta en una olla, con un chorrito de vainilla liquida, el palito de canela y el zumo de un limón.
  •  Cocemos a fuego bajo y removemos  muy  menudo para evitar que se pueda pegar al fondo, el tiempo de cocción lo pondréis vosotros, dependerá de lo madura que esté la calabaza, la intensidad de fuego que le pongáis.  Yo la hice en 40 minutos.
  •  Cuando tengamos la pulpa de la calabaza y frutas bien cocida presionarla con una rasera o espátula y quedara una mermelada bien deshecha sin tropezones gruesos. Es mejor no pasarla por la batidora, esto hace que la mermelada cambie de color y textura en algunas ocasiones.
  • Tenemos los envases preparados y esterilizados, quitamos el palito de canela y envasamos la mermelada en caliente, dejar enfriar y tapar.
  • Una vez cerrados los botes, los volví a poner en una olla entre paños de cocina para evitar que al hervir pudieran chocar y romperse.  Los hervi  nuevamente, 5 minutos más y así poder guardarlos con total garantía de esterilización y conserva.

  Si hacemos mucha cantidad de mermelada, para guardarla con total seguridad, cuando estén fríos los botes se meten en una olla y se hierven 5 minutos. Sacar y cuando estén fríos etiquetar los botes y guardar para unos meses.

  Si solo hacéis un bote o dos de mermelada y los vais a consumir pronto, cuando los llenéis y cerréis, colocarlos boca abajo hasta que se enfríen para que hagan el vacio.
Puede guardarse en el frigorífico.

Coca de cabello de angel y piñones

 

Aunque con retraso, no quiero dejar pasar el colocar en el blog una de las cocas que son típicas en Cataluña para la festividad de san Juan o mejor dicho para la verbena del día anterior a San Juan, de ahí que la receta de hoy sea la Coca con cabello de angel y piñones.

Viví 6 años en Badalona, al ladito de Barcelona, 6 años, maravillosos.  Allí viví mis primeros años de matrimonio y allí nacieron mis hijos.
 Deje muy buenos amigos y allí vuelvo cada año para cargar pilas, recorda viejos tiempos, ver a mis antiguas vecinas, ir a la playa de Badalona que ahora y desde las olimpiadas del 1992 está limpia con bandera azul y podemos bañarnos y disfrutar de ella, algo que en 1976 no se podía hacer pues estaba bastante contaminada por la sindustrias que allí había.

Recorrer nuevamente Badalona y ver cómo ha cambiado, me gusta mucho, tanto como a Joan Manuel Serrat que le dedico una canción cuyo titulo es  “Que bonita es Badalona”.
Ademas este año hay un aliciente mayor para ir a Barcelona,  que es visitar La Sagrada Familia una joya arquitectónica, el sueño o delirio, no sé que, de un hombre grande como fue Antonio Gaudí.
Pero lo mejor es que me esperan dos diablillos a los que quiero mucho y ya tenemos  planes para hacer galletas y una tarta de cumpleaños para la fiesta con la que celebraremos los cumpleaños de todos, los de allí y los de aquí.
Volvamos a las cocas que hay de varias especialidades,Llardons esto es de  chicharrones de cerdo, en hojaldre con azúcar y piñones encima,  con masa de brioche también con llardons y  azúcar y piñones por encima, de brioche con relleno de cabello de angel y azúcar con piñones encima, brioche con relleno de crema y frutas glaseadas por encima,  en fin creo que hay mas especialidades he puesto las que yo conozco y las que yo hago en casa.
COCA
INGREDIENTES:
400 gr. de harina de fuerza
14 gr. de levadura fresca
2 huevos grandes
100 gr. de azúcar mas el necesario para poner encima de la coca
20 gr. de aceite de oliva
100 gr. de leche
5 gr. de sal
1 chorrito de vainilla
Y se puede añadir 1 chorrito de esencia de anís o de esencia  limón según vuestro gusto.
50 gr. de piñones
RELLENO:
Media lata de cabello de angel
ELABORACIÓN:
En la mitad de la leche  deshacemos la levadura fresca con un poquito de miel.
Mezclar la sal con la harina y formar un montoncito en un bol, hacer un hueco en el centro a modo de volcán, añadir la levadura desleída en la leche, el resto de la leche y los dos huevos medio batidos.
Cuando tengamos estos ingredientes bien mezclados, sacamos la masa a la mesa y trabajamos unos minutos hasta que veamos la masa homogénea  y lisa.
Si no tenéis harina de fuerza y es harina común de Supermercado, es posible que no necesitéis tanta leche o debáis poner los huevos de tamaño mediano.
Tapar la masa y dejarla subir hasta que doble de tamaño.
Sacar la masa y partirla en dos trozos iguales, estirarla con un rodillo hasta darle forma ovalada.
En el primer trozo de masa que hemos estirado colocaremos el cabello de ángel e inmediatamente colocamos encima el otro ovalo de masa, tratando que quede bien cubierta la parte de abajo para  evitar que al cocer la coca  se salga el relleno.
Dejamos que la masa haga la segunda fermentación y  la pintamos con huevo batido, añadimos los piñones y el azúcar del normal.
Precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo, cuando haya cogido temperatura  lo bajamos a 180º e introducir la coca, hornearla 20 minutos.
Comprobar que está cocida pinchando un palito de brocheta.
Los tiempos de horno siempre son orientativos ya que cada horno es un mundo aparte.
Espero que os guste, esta estaba riquísima sobre todo con el café con leche de la mañana siguiente.
Hice 4 cocas de este tamaño, una se fue al pais de Sarkozy y otra mas cerca de casa; pero las otra dos desaparecieron en casa como por arte de magia.