Tag Archives: Aceite de girasol

Magdalenas de leche evaporada

Magdalenas de aceite de oliva y leche evaporada (3)Uno de los bizcochos de tamaño pequeño, más famosos de la historia, son las Magdalenas.

Debo decir que me considero una experta en ello, porque nací entre Panes, Magadalenas, Mantecados, Tortas de Muel o dormidas, Roscones y un largo etcétera de pastas y dulces, naturales y buenísimos.

He probado muchas recetas de magdalenas, me gusta comparar las nuestras con otras formulas más o menos parecidas que circulan por la red.

Definitivamente, después de las de mi familia, me quedo con esta fórmula que leí en Whole Kitchen, las Magdalenas con leche evaporada Ideal,  han sido un éxito, les encantan a toda la familia y los que las han probado, y no me faltan para el desayuno, siempre hay en la lata de los dulces.

Con las cantidades que se utilizan en esta fórmula, salen 24 magdalenas y además muy hermosas como podéis apreciar en las imágenes. En esta ocasión os dejo dos fotografías de diferentes días, horario y por lo tanto cambio de luz.

Magdalenas de aceite de oliva y leche evaporada

Ingredientes:

  • 260 gr. de huevos (huevos tamaño L se utilizan 4 enteros y una clara para ser los 260 gr. exactos que lleva de azúcar)
  • 260 gr. de azúcar
  • Ralladura de 1 limón, o media cucharadita de extracto de vainilla Bourbon
  • 100 ml. de leche evaporada ideal
  • 260 gr. de aceite de oliva virgen extra de acidez baja
  • 360 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura Royal, 16 gr.

Elaboración:

  1.  Añadimos a un bol los huevos y el azúcar y batimos con la batidora de barillas, con un batidor manual o la ayuda de un robot de cocina hasta que la masa adquiere un color pálido y sobre todo que haya doblado su volumen.
  2. Dependiendo de la batidora que utilicemos y el programa esto puede durar de 5 a 15 minutos, según la potencia de la batidora, en mi caso la masa está bien aireada y montada en 5 minutos.
  3. Añadimos la piel rallada del limón o la cucharadita de Vainilla bourbon, yo utilizo la vainilla, pues me gusta mucho su sabor y aroma.
  4. Batimos y vamos añadiendo poco a poco la leche evaporada y el aceite, a mi me gusta utilizar aceite de oliva virgen extra de acidez baja, estoy acostumbrada a usar ese tipo de aceite en las magdalenas desde siempre, tienen más sabor; batimos dos minutos más para que quede una mezcla homogenea.
  5. Para terminar tendremos preparada la mezcla de harina y levadura Royal en un tamizador de harinas y lo añadiremos al batido poco a poco. batiremos 5 minutos más hasta que veamos «los ojos de la masa» eso era lo que nos decian nuestras madres y abuelas cuando preguntabamos que como sabríamos que la masa estaba en su punto. Esto es las burbujas que se forman debido al aire que contiene la masa.
  6. Tapar la masa con papel flim y dejar en el frigo hasta 30 minutos.
  7. Precalentar el horno a 180º (al menos el mío va bien con esa temperatura y tiempo de espera)
  8. Colocar las cápsulas de magdalenas en la bandeja de horno, mejor si es especial para cápsulas, con un sacabolas de helado coger la masa y volcarla en las cápsulas, debe quedar llena las tres cuartas partes de la cápsula.
  9. Espolvorear con azúcar por encima e introducir el molde en el horno, prohibido abrirlo antes de tiempo, aunque os entraran ganas de hacerlo pues suben y se ven preciosas.
  10. Tiempo de horneado 15 minutos aproximadamente, el color y la textura de la propia Magdalena os indicará que ya está hecha.

Ya están hechas, así de fácil, ya tenemos nuestras magdalenas hecha en casa, deliciosas, listas para disfrutarlas en el desayuno o el café de la tarde con las amigas.

La receta original, lleva aceite de girasol, neutro y sin sabor, pero ya os he comentado que vale la pena comprar un buen aceite para dar más sabor.  Os recomiendo un aceite de sabor afrutado.

Felices desayunos.

 

 

 

Ensalada César

 

 Ensalada Cesar 010

La Ensalada César es una de esas ensaladas que nos gusta a todos, que la  hago a menudo, pero que hasta ahora no encontraba el momento de hacer la foto y colgarla en el blog.

Después de haberla probado en diferentes cafeterías o restaurantes ninguna me ha gustado como la que hago en casa y el truco es la salsa.

Esta ensalada tiene su creador y su  historia, se atribuye a un cocinero italiano llamado Alex Cardini, que trabajaba en el restaurante de su hermano Césare, el «Cesar´s Place»  situado en Tijuana, México, aunque no he conseguido saber el año exacto de la creación de esta ensalada, se cree que fue allá por el año 1930. Una de las versiones que se oyen es que Césare presento esta ensalada en un concurso  gastronómico,  que resulto premiada gracias al aliño, el cual era un secreto en aquella época.

Otra de las versiones viene a decir, que unos pilotos norteamericanos un 4 de Julio se acercaron al restaurante de Césare Cardini  , La  intención no era otra que celebrar el día de su fiesta nacional con una comida o cena y Césare les preparó una ensalada de lechuga con esta salsa, siguiendo una receta italiana de su familia. La ensalada fue todo un éxito y fue bautizada inicialmente como «Ensalada de los aviadores» ( «Aviator’s Salad»).

La ensalada fue todo un éxito y a partir de ese momento empezó la polémica sobre su origen, italianos, mejicanos e incluso americanos la incluyen en sus recetarios como propia, cuando está claro que fue México el lugar donde salto a la fama y un Cheff  italiano su creador.

Los ingredientes bien pueden tomarse como de cocina mediterránea o española, a excepción de la salsa inglesa: un dato más, es que con el paso de los años, se añadieron más ingredientes como el pollo, el bacón frito o los tomates cherry e incluso gambas y aguacate.

En esta ocasión mi versión personal es con pollo, bacón frito y tomate cherry.

El queso se añade rallado o en lascas por encima de la ensalada, en esta ocasión lo he añadido a la salsa, por exigencias del jefe de la casa, al cual el queso solo le gusta comerlo solo o en salsas donde no se ve en el plato.

Las rebanadas de pan se frotan con ajo y se tuestan en el horno; Para agilizar el proceso yo he picado en la batidora un diente de ajo con un poco de aceite y con un pincel las he pintado y han estado unos minutos en el horno, lo suficiente para cojan algo de color.

La verdad es que esta ensalada es mundialmente conocida y la base de su éxito es su salsa, tan famosa se hizo que el propio Cesare Cardini la registro como creación propia en la ciudad de los Ángeles en 1948 y que comercializo posteriormente como Cardinis Caesar Dressing Mix, Al final fue comercializada por una compañía bajo su nombre que se denominaba «Cardini Foods» en Culver (California),  (datos de wikipedia).

Ingredientes:

  1. 300 gr. de Hojas de lechuga Trocadero y Hoja de Roble
  2. 1 Pechuga de pollo asada
  3. Rebanaditas de pan
  4. Bacon frito
  5. Tomates cherry

Salsa

  1. 1 Yema de huevo
  2. 1 diente de ajo
  3. 70 ml. de Aceite de girasol
  4. 30 ml. de Aceite de oliva virgen extra
  5. 1 Cucharada pequeña de Vinagre de vino
  6. 5 filetes de anchoa
  7. 1 cucharadita de salsa Worcestershire
  8. 1/2 cucharadita de mostaza
  9. 80 gr. de queso Parmesano rallado

 Elaboración ensalada:

  • Asamos la pechuga y una vez fría  la añadimos cortada en tiras, reservar.
  • En el mismo asador o sarten donde hemos hecho las pechugas freímos las tiras de bacon, reservar.
  • Cortar rebanadas de baguette y pintar con el aceite de  ajo, meter al horno a tostar un poco, reservar
  • Lavar y centrifugar la lechuga  y la colocamos, limpia y seca en una plato o cuenco amplio, donde presentaremos la ensalada César.
  • Esparcimos por encima los trozos del pollo, las tiras de bacon frito, las tostadas y los tomates Cherry.

Elaboración de la salsa:

  • Preparamos la Salsa César poniendo la yema del huevo, el aceite  y el vinagre en el vaso de la batidora.
  • Emulsionamos con la batidora, como si de una mayonesa se tratase.
  • Añadimos la salsa Worcestershire, la mostaza, el queso rallado y los filetes de anchoa a la salsa y volvemos a batir unos segundos hasta que quede una salsa fina y bien emulsionada.
  • Salseamos la ensalada con la Salsa César y terminamos esparciendo por encima las rebanadas de pan tostado.

Feliz Domingo y si la probáis ! Buen Provecho !

Zézettes de Séte

 

Lo prometido es deuda y aquí están las galletas que he ofrecido a las primas, amigas y seguidoras del blog que me han ayudado con los primeros 31 ME GUSTA de mi página de Facebook para poder ver la actividad de dicha página.

He elegido estas galletas divertidas, diría yo, algo pícaras, dirías todos, seguro. Las descubrí en una página web francesa por casualidad y después he tenido la oportunidad de ver que mis queridos Mar y Javier de Gastronomía y cia las tienen en su página.

Son típicas de la ciudad de Set, un municipio del departamento de Hérault, en la región de Languedoc-Rosellón, con una importante población italiana desde la segunda mitad del siglo XIX, por eso se conoce como la Venecia del Languedoc.  ignoro cual es su origen o cual fue el motivo de su peculiar forma.

En la ciudad de Séte son famosas sus fiestas llamadas  las “Joutes” estas contiendas reúnen a las multitudes en torno a los canales de Sète.   Allí un particular torneo tiene lugar. En el Gran Canal encaramados en barcas típicamente mediterráneas, los contendientes, todos de blanco, pero unos ornados de azul y otro de rojo se enfrentas en justa singular. Y así desde 1666 año de fundación de la ciudad. Este torneo es una de las máximas atracciones festivas de la ciudad. La barca azul y la roja, al ritmo del oboe y el tamboril, instrumentos típicos del bajo Languedoc y la Provenza, situados en la proa de la barcaza son una imagen difícil de olvidar, aquí os dejo un enlace a la página de La Provenza francesa por si queréis más información

Volviendo a las galletas lo gracioso, es su forma tan particular ya que su nombre, Zézette, alude a los genitales externos femeninos, aunque como he leído en otros blogs cada vez más se hacen en forma ovalada y aplanadas en el centro, pero yo creo que más bien se parecen a las barquitas que navegan por sus canales.

Son muy aromáticas ya que se añade vainilla o agua de azahar, yo me decanto por esta ultima por su origen mediterráneo y por que me encanta, también quiero aclarar que por raro que parezca a pesar de ser galletas francesas no llevan mantequilla, se elaboran con aceite y se envuelven en azúcar, así que tenemos una galleta dulce y crujiente, que una vez has probado una es difícil parar.

Sus ingredientes muy corrientes, fáciles de encontrar en cualquier supermercado, así que a trabajar y a reírse un rato con las Zézettes que falta que hace en los tiempos que corren.

Ingredientes:

  1. 100 gr de azúcar
  2. 100 ml. de vino dulce(también sirve el vino blanco afrutado)
  3. 60 ml. de aceite de oliva virgen extra afrutado
  4. 40 ml. de aceite de girasol
  5. 15 ml de agua de azahar
  6. 350 gr. de harina
  7. 5 gr. de levadura Royal
  8. 1 sobre de azúcar avainillado para envolver las galletas

Elaboración:

  • En un bol mezclar con un batidor manual o robot el vino y el azúcar, cuando empiece a disolverse añadir el aceite y por último el agua de azahar.
  • Añadir la harina con la levadura poco a poco, nos quedara una masa firme, muy manejable pero no pegajosa.
  • Tapar la masa y dejarla reposar para que haga efecto la levadura y se mezclen bien todos los sabores y aromas
  • Formar con un trozo de  masa  un rollo e ir cortando las galletas del largo que más os guste, formar pequeñas barritas, envolver en el azúcar y colocarlas en la bandeja del horno.
  • Hacer un corte alargado en el centro de la galleta o si no os gusta su forma también se puede estirar la masa con un rodillo y con un cortador dar la forma que más os guste.
  • Llevar al horno precalentado a 180º y cocer unos 15 minutos aproximadamente.

Están buenísimas, han salido 31 galletas con estas cantidades, los pajaritos que han venido por casa a mediodía ya se han llevado en el pico la mitad jajaja.., así que mañana volveré a hacer más para tener para el desayuno , por lo menos para todo el fin de semana.

! DANGER ! Son peligrosas para la operación bikini, pero están !BUENISIMASSSSSSS!