Tag Archives: Barcelona

Canelones de Atún

Canelones 007

Uno de los platos de más exito en mi casa son los Canelones, hechos con cualquier relleno, siempre son bienvenidos, así hoy tenemos Canelones de Atún, un plato sencillo pero rico, completo y creo qu eno habrá familia que recuerde con cariño los que hacía alguna de las abuelas, al menos en mi caso es así, los de mi suegra nos encantaban, ella los hacía los domingos y el ingrediente estralla era el atún que ella misma ponía en conserva cada verano para tener en la despensa todo el año.

El origen de los Canelones es indudablemente italiano, su nombre original es cannelloni, diminutivo de canna, en nuestro idioma caña, para saber desde cuando esta documentada su aparición en la cocina tenemos que remontarnos al sigloXVI y las primeras noticias nos llegan desde la Liguria, La Toscana, Sicilia y Nápoles.

Lo que no queda claro es cuando y quien comienza a dar este uso a la pasta , como tampoco he encontrado documentación de cual era el relleno favorito de aquellas gentes, nobles seguramente, o quien sabe quizás fuera el saber popular quien sacara este plato a  la luz, de cualquier manera fué un acontecimiento culinario.

Actualmente hay un recetario muy amplio de Canelones ya que estos se extendieron por toda Europa desde principios del siglo XX  debido al auge de la Hostelería y si su procedencia es Italiana, fué la cocina Francesa, la  que los consagro definitivamente.  Otro de los cauces por los que se expandio al mundo fué la emigración que se produjo hace ya muchos años, desde Italia al resto de paises del mundo.

Lo que si tengo documentado es que los Canelones entran en España por Cataluña y más concretamente por Barcelona en el año 1815, año en que una gran cantidad de cocineros Italianos y Suizos se afincaron en dicha ciudad.

Los canelones más conocidos eran los que elaboraba el Chef Blancher en la famosa y desapareceda Maisoon Doré en 1911 (datos de El Periodico)

Pero hay una receta estrella, creada por un famoso Gastrónomo y Músico, Gioacchino Rossini, pero esta se queda en espera para una próxima celebración.

Ingredientes:

  • 1 caja de 18 placas de canelones de remojado rápido
  • 1 cebolla de Fuentes (dulce)
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio muy tierna
  • 1 charadita de pasta de ajo asado o en su defecto 2 dientes de ajo sin su germen
  • 1 trozo de genjibre de 3 centimetros rallado
  • 300 grs. de atún en aceite y escurrido
  • 6 cucharadas de tomate frito
  • 3 huevos duros
  • aceite de oliva vrigen extra
  • sa y pimienta

Salsa Bechamel:

  • 60 grs de harina
  • 60 grs de mantequilla
  • 300 ml. de leche
  • 300ml. de fumet de pescado
  • Pimienta negra y nuez moscada rallada al gusto.

Elaboración:

  1. Poner agua en un bol y añadir las placas de canelones, el tiempo necesario lo indica el fabricante en la parte trasera de la caja.  Si queremos adelantar tiempo, se remojan en agua caliente aproximadamente 30 minutos.
  2. Poner un cazo con agua para cocer los huevos, deben cocer 10 minutos a partir de que empice a hervir el agua, retirarlos del fuego, sacarlos a otro recipiente y llenarlo de agua fría para cortar la cocción.
  3. Pelar y quitar las hebras del apio y cortar en brunoise (daditos pequeños) junto con la cebolla, la zanahoria, el jemgibre rallado  y el ajo sin germen (esto es para evitar que el ajo repita después de comer)
  4. Rehogar las verduras en aceite de oliva virgen extra.
  5. Utilizar poco aceite para rehogar las verduras pues hay que tener en cuenta que el atún en conserva también aporta algo de aceite.
  6. Si las verduras van quedando secas o se agarran un poco al fondo de la sartén, el truco para evitarlo, es añadir poco a poco una cucharadita de agua, las verduras se pocharan de igual manera y evitaremos tener un relleno demasiado graso.
  7. Sacar el atún de la lata y poner en un colador para quitar el aceite que lleva.
  8. Una vez tengamos las verduras pochadas añadimos el atún y el tomate frito casero,( la receta aquí) más los huevos duros picados.  Removemos la mezcla y la dejamos reposar en una fuente o plato grande para que enfríe más rápido.
  9. Para que la masa ligue mejor yo añado siempre dos o tres cucharadas de sala bechamel.
  10. Cuando tengamos las placas de canelon hidratadas y la pasta más bien fría procederemos a rellenarlos y enrollarlos.
  11. Preparamos una bandeja para horno y pasamos un trozo de mantequilla por el fondo, yo también pongo en el fondo un poco de salsa bechamel con una de tomate frito.
  12. Ya podemos pasar las placas a un paño de algodón y colocar la porción de pasta que nos permita la placa y enrollarlas, colocandolos en la fuente de horno.
  13. Los cubrimos con la bechamel , añadimos con un biberón un chorrito de tomate frito y queso rallado al gusto.
  14. Meter al horno y gratinar.

Listos para comer un plato exquisito.

 

 

 

 

Viaje a Barcelona

Como cada año hemos pasado una semanita en casa de mi amiga, disfrutando de su compañia y la de su familia, sobre todo con sus nietos,que son la alegría de todos nosotros.
Siempre aprovechamos para hacer turismo interior y conocer más zonas de Cataluña, comer en algún restaurante con encanto,mi amiga, se los conoce todos; ir a la playa de Badalona, la cual este año la han dejado preciosa arreglando definitivamente un paseo maritimo muy amplio y bonito para poder pasear, ir en bici, hacer footing; en definitiva, disfrutar del mar y de su larga playa.   Ya era hora que Badalona  tuviera ciertos servicios en condiciones, os estrañara que hable de un sitio no turistico, pero le tengo mucho cariño por el recuerdo de unos años muy felices que viví allí.

No puede faltar la visita a  Barcelona , a pesar de que el centro de la ciudad es una locura, pues hay tanta gente en la calle, a todas horas.  Hay visitas que son de obligado cumplimiento; por ejemplo el Mercado de la Boquería, todo un espectaculo de colorido de variedad de alimentos y personas de todas las razas y lugares del mundo.   Había tanta gente que desistí de hacer fotos, pero repito que era un espectáculo de color; los puestos de frutas y verduras vendian ensaladas preparadas de vegetales y frutas cortadas y servidas en vasos, listas para comer.

Donde si hice fotos fué en la Catedral ya restaurada, limpia la fachada y en el Claustro, mi sitio favorito de la ciudad, pero con tanta gente alrededor así no se disfruta por la falta de silencio. 

Claustro de la Catedral de Barcelona

 

Pero de donde quiero hablar en definitiva es del viaje que hicimos a Vic.  Como el sábado es día de mercado elegimos ese día para visitar dicha ciudad y me gusto tanto que es posible que la visitemos en Diciembre cuando organizan el mercado Medieval, donde toda la ciudad se viste y recrea el ambiente de la edad media y vive el mercado como en aquella época.

Como no, citar a la joya gastronomica de la zona, el salchichón de Vic.  Leí hace unos años un articulo de José Mª Fló Codina, en el que hablaba de las excelencias de este producto que ha conquistado a lo largo de los años a paladares de personajes famosos como Escritores ,Politicos, Gástronomos, Cocineros que han visitado las fábricas de embutidos de la zona  y  como no el de miles y miles de personas anónimas;  todos nos hemos  rendido ante tal maravilla gastronómica más de una vez.

Cuentan que hay una anécdota del Rey Alfonso XII cuando visito la ciudad de VIC, el cual después de visitar la Catedral, recorrio las instalaciones de una fábrica de salchichón. El dueño se esmero en ofrecerle una bandeja del preciado embutido.  El Rey lo probó y comento:» Muy bueno este salchichón, digno de la mejor mesa.. !Muy bueno!».

El fabricante respondió euforico y algo alterado por el momento tan importante que estaba viviendo » Pues sepa Majestad, que todavía tenemos alguno mejor» .

A lo que Alfonso XII contesto con educación y fina  ironía » Pues guárdelo Usted para mejor ocasión  que esta» .  El Rey Alfonso XII a partir de aquel momento fué un adicto al salchichón de Vic incluso en el exilio.

Terminada nuestra visita  a Vic, fuimos a comer a un restaurante a varios Kms.  de Vic, cerca del Parador de Turismo de Vic-Sau y del pantano de Sau; el restaurante es tan famoso, que logicamente hay que llamar con antelación para pedir mesa, si no lo haces, no puedes comer allí.

El restaurante se llama FUSSIMANYA.  Mi amiga me había hablado de el, pero una cosa es que te lo expliquen y otra visitarlo.   El viaje hasta allí vale la pena por todo lo que representa, el lugar es muy bonito, en plena montaña, rodeado de pinos y bosque, está ubicado en el espacio natural de Guilleríes-Savasone en el valle de           Sau-Collsacabra, el restaurante fué fundado en 1971 por Rosendo Viladecás y  Dolores Pascual.   El comedor es tipico de una casa de campo o masía, te sientes como en casa, el trato de los camareros es estupendo y atento así como el de su dueña.  Ahora llegamos a lo que nos interesa, el menú.

 

                           ENSALADA FUSSIMANYA  ENTRECOT CON VERDURAS A LA BRASA

       COSTILLAS DE CABRITO A LA BRASA  1/2 ración

     CARRILLERAS   CON  VERDURAS   1/2 raciones

MONGETES CON BUTIFARRAS

 PIES DE CERDO CON CARACOLES

La cocina del Fussimanya  esta basada en productos de primera calidad, sobre todo los embutidos que fabrican ellos mismos y son exquisitos, también cultivan las verduras de las ensaladas, se abastecen ellos mismos, por lo tanto la calidad de la comida es de diez.  Lo que también lo distingue son sus raciones, super-abundantes, menos mal que este año han decidido poner medias raciones y así puedes disfrutar de varias platos a la vez.
Este restaurante sale en la guia Gourmentour  del año 2011, guia que amablemente me regalaron y creo que seguira saliendo pues la calidad  de su comida, el servicio y el trato personal de su dueña,  lo hacen visita obligada si pasas tus vacaciones en Barcelona.

Despues de la comida nos llevaron a ver  el Parador de Turismo de Vic-Sau donde se redacto y se aprobo el Estatuto Catalán, allá por el año  1979 situado frente al Pantano de Saú, un sitio precioso para pasar unos dias, desconectado del mundanal ruido, allí se respira aire puro, tranquilidad descanso y un bonito paisaje.

Desde allí nos dirigimos a un lugar  muy curioso por su ubicación, Ntra. Sra. dels Munts, una hermita situada en un monticulo rodeado de valles, desde cuyo punto más alto se divisan todas las montañas más carismáticas de Cataluña, Norte, Sur Este y Oeste, un paisaje espectacular.

Y con mucho dolor de corazón este viaje llego a su fin y volvimos a casa, hasta el  próximo.