Tag Archives: Cabello de angel

Pastelón Cordobes

Pastelón Cordobes 007

Si hay algo que me hace disfrutar mucho, es tener una de esas tardes libres, en que estas sola y de pronto te apetece hornear algo rico para sorprender a la familia con un postre o pastel y eso fué hace unos días, me levante del cómodo sofá y decidí que ya era hora de colgar en el blog el rico Pastel Cordobés, aprovechando que tenía mi primer Cabello de Ángel hecho por mí.

La lista de dulces y repostería Española,  esta forjada por cada una de las culturas que han vivido en nuestro país, las primeras recetas o escritos que nos han llegado a nuestros días dicen que fueron los Romanos los primeros en elaborar ciertos pasteles con miel y harina, ya que de la época anterior a ellos nada se sabe, despues dejaron su huella otras culturas como la visigoda, arabe, judia y cristiana, cada una de ellas enriqueció la vida y la cultura de la ciudad de Córdoba y del resto del pais que hoy conocemos.

De la cultura árabe quedan muchas tradiciones todavía en el uso de ingredientes en la elaboración de sus dulces, en el resto de España se utiliza mucho la almendra y especias como la canela, el ajonjolí, el anis en grano o matalaúva, la miel, el comino etc.. y por supuesto el cabello de angel ya que la Cidra o Cayote la trajeron con ellos desde Africa pues ya hacian su mermelada o confitura de cabello de angel, aunque en esta cultura las masas se hacian con aceite, nunca utilizaban la manteca.

Fue la cultura Sefardí la que le da el impulso necesario a la repòstería y poco a poco va desarrollandose en Conventos y Abadías durante el siglo de Oro.  De estos lugares pasó a otros Paises y Continentes como America y paises del Pacifico como Las Islas Filipinas, allá donde fueron los descubridores, allá llevaron la Religión, la Gastronomía, la Cultura y el resto de costumbres de la vida española.

Buscando información acerca del pastelon he encontrado un articulo maravilloso de Manuel Estevéz donde relata con brillantez los avatares de su infancia en  Córdoba y nos habla de entre otros dulces de su infancia del Pastel Cordobés y de los Manoletes, pequeños pasteles Cordobeses, que reciben ese nombre en honor del Matador de Toros del mismo nombre, por si queréis tener amplia información sobre la ciudad de Córdoba os dejo un enlace a  su entrada aquí.

En este caso la masa utilizada es Hojaldre industrial, para hacer una elaboración rápida.

Pastelón Cordobes 008

Ingredientes:

  • 2 Planchas de Hojaldre
  • Cabello de Angel
  • 1 Huevo para pintar el Hojaldre
  • Azúcar
  • Canela
  • Almendra laminada

Elaboración:

  1. Colocamos las planchas de hojaldre sobre la mesa o superficie de trabajo y las estiramos un poco dándoles forma redonda.
  2. Colocamos sobre papel de horno una de las planchas y encima volcamos el tarro de Cabello de Ángel, extendiendolo por todo el círculo de hojaldre y dejando sin cubrir  2 centimetros del borde de la masa.
  3. Cubrimos con la segunda plancha de hojaldre de manera que queden iguales y vamos doblando una masa sobre la otra para hacer el borde.
  4. Pinchar con un palillo o el tenedor toda la superficie del hojaldre, introducir en el horno precalentado a 180º.
  5. A mitad de cocción y para evitar que se tueste demasiado, pintar con huevo batido y cubrir bien de azúcar, espolvorear la canela y añadir almendra laminada por encima (opcional) el original no lleva almendra, solo azúcar y canela.
  6. Cocer de 30 a 40 minutos a 170º, o hasta que tenga un bonito color dorado.
  7. Servirlo templado o frío con un Pedro Ximenez o un vino dulce.

Espero que disfrutéis con este pastel, tan sencillo y tan rico.

Espero como siempre vuestros comentarios, ya sea en el blog o en mis páginas de Facebook y Google+

 

 

 

 

 

 

Cabello de Angel

CABELLO DE ANGEL 034Esta receta de Cabello de Ángel era un tema pendiente en mi blog, creo que muchas de nosotras habrá visto a sus abuelas, madres, tías o suegras hacer Cabello de Ángel durante su infancia y aunque es una receta que lleva tiempo, más largo que corto, en su elaboración, el resultado como todo lo que se hace en casa, es un premio.

En mi caso es la primera vez que lo hago pero debo aclarar que soy muy afortunada, pues en realidad solo hice la mitad del trabajo, que fue hacer la confitura.

Tengo la suerte de tener una vecina, Adela,  que es la persona más encantadora que he conocido, me aprecia y me quiere, le gusta todo lo que hago, es mi admiradora número uno y como podéis suponer la admiración y el cariño es reciproco.

Digo todo esto porque un buen día llamó diciendome que tenía una calabaza de Cidra y que quería compartir conmigo la mitad, dicho y hecho, me bajo la mitad pero ya estaba !cocida y limpia! solo he tenido que cocer las hebras con el azúcar y listo, tengo mis botes de cabello hecho en casa por primera vez.

La cantidad que nos quedo a cada una fué de 475 grs.

El Cabello de Ángel es utilizado como relleno en muchas presentaciones de Pastelería y Bollería, se u tiliza para rellenar Empanadillas pequeñas y de tamaño grande, Tartas de Hojaldre, Tortas de Brioche para San Juan, Ensaimadas de Mallorca, Tortas de Alma en Teruel, Cañas de hojaldre y un sin fin de variedades que podemos ver en pastelerias y confiterias de nuestro Pais. En este caso ha servido para hacer un Pastelón Cordobés que quita el senttido.

La receta esta con el procedimiento completo, para que podáis hacerla en casa.

Pastelón Cordobes 006

Ingredientes:

  • 1 Calabaza de Cidra ( en este caso 475 grs de pulpa)
  • Azúcar (475 grs.)
  • El zumo de 1/2  limón y su parte de piel limpia
  • 1/2  palo de canela

Elaboración:

  1.  Abrir la calabaza, esta tiene la piel dura y hay que hacerlo con cuidado de no cortarse, lo mejor es colocarla sobre un paño recio para evitar que se mueva, es mejor elegir un buen cuchillo y golpearlo con un martillo para hacer las incisiones que nos permitan meter el cuchillo y abrirlo por la mitad.
  2. Partirla en varios trozos y ponerlos en una olla cubiertos de agua cocer durante una hora.
  3. Dejar enfriar fuera del agua y con la ayuda de una cuchara sacar la pulpa fibrosa o cabellos y eliminar las simientes o pipas que lleva entre las fibras.
  4. Escurrir bien el cabello apretandolo con las manos para que suelte toda el agua.
  5. Pesamos el cabello bien escurrido y lo pasamos a la olla en la que haremos la confiturs.  Añadimos el mismo peso de azúcar, medio vaso de agua, el zumo de medio limón y la piel limpia de este último cortada en tiras
  6. Cocer removiendo sin parar hasta que coja un tono ligeramente dorado.
  7. Retirar antes de envasar la piel del limón y el paslo de canela.
  8. Envasar como de costumbre en botes esterilizados.

Variante

  1. Prepeparar un almibar con el peso de el azúcar requerido y el agua añadiendo el palo de canela, el zumo de limón y su piel.
  2. Cuando este a punto de hebra incorporamos el cabello y lo cocemos todo junto hasta que tenga el punto que hemos citado anteriormente.

Envasado, esterilización y pasteurización de los botes para la conserva:

Los botes deben estar muy limpios y en el caso de ser reciclados debemos poner especial atención en las tapas, estas no deben llevar golpes o abolladuras que permitirian una vez cerrados dejar entrar aire y estropearían nuestra conserva.

Los botes una vez fregados en el lavaplatos o a mano deben ser esterilizados en agua muy caliente y secados escrupulosamente con un paño que no deje fibras.

Esterilización:

Esto lo haremos minutos antes de envasar la confitura o mermelada que hayamos preparado.

Llenar una olla grande y alta de agua y añadir una cucharadita de sal para elevar unos grados más al hervir el agua, de los 100º que alcanza el agua dulce esta subirá a 104º o 108º y poner un paño de algodón en el fondo para evitar que choquen al hervir el agua y se rompan dentro de la olla. Yo los dejo hervir 15 minutos.

Sacarlos colocarlos sobre otro paño de algodón boca abajo y dejar escurrir hasta  secar bien, repasar con un paño de algodón.

Pasteurización:

En la misma olla que hemos estirilizado los botes colocamos un paño de algodon y colocamos los botes llenos de la confitura o mermelada, yo añado otro paño que coloco rodeando los botes para evitar que choquen y estallen dentro de la olla.

Añado agua templada para que no haya contraste de temperatura.  (esto también hay que tenerlo en cuenta pues si añadimos el agua fría y el contenido de los botes estuviera caliente también correremos el riesgo de que estos se rajen y perdamos nuestra mermelada)

Cubrir los botes unos 2 ctms. por encima de su tapa y contar desde que empieza a hervir de 15 a 20 minutos.

Retirar la olla del fuego y dejar enfriar los botes dentro de la olla o hasta que podamos meter la mano para sacarlos, colocarlos boca abajo y dejarlos enfriar.

de esta manera conseguimos que la duración sea mucho más larga, podemos mantener una despensa o depósito para todo el año.

 

Empanadillas dulces

Hoy la receta es dulce y muy sencilla.
Andaba mal de tiempo, así que el postre tenía que ser de elaboración rápida.  Opte por unas empanadillas con relleno dulce, pues en la nevera siempre tengo una bolsa de obleas, de una marca muy conocida y un bote con cabello de ángel, así pues perfecto.
 Unas empanadillas como las que hacían nuestras abuelas. Muchas veces con los ingredientes más sencillos, conseguimos resultados estupendos. En este caso así fue, estaban tan buenas que desaparecieron en día y medio.
Acompañan muy bien a un café expreso.  Entran muy bien con un buen vino moscatel, y sobre todo con una copita de Oporto, están sublimes.  Eso sí para contrarrestar la suma de calorías, es aconsejable terminar el día con un largo paseo pues su consumo es adictivo, al menos en esta bendita casa todo lo dulce es bienvenido a cualquier hora o día.

 

INGREDIENTES:

  • 1 bolsa de obleas para empanadillas de La Cocinera
  • Cabello de ángel
  • 1 puñado de piñones tostados
  • Azúcar y canela

ELABORACIÓN:

  • Pasar por una sartén los piñones solo un poquito, con cuidado de que no se tuesten demasiado.
  • Retirarlos y cuando estén fríos, picarlos en trocitos con un cuchillo.
  • Extender las obleas sobre la mesa cada una en su papel.
  • Preparar un vasito con agua, y con un pincel mojar todo el redondel de la oblea.
  • Colocar con una cucharita el cabello de ángel en el centro y encima unos cuantos piñones.
  • Cerrar la empanadilla, y marcar el borde con un tenedor para que quede bien pegada y no salga el relleno al freír o meter al horno.
  • Cuando tenemos todas cerradas, tenéis dos opciones, cocerlas en el horno o freírlas .
  • Yo opte por lo último.  Prepare un plato con papel de cocina, para dejar la empanadilla al salir de la sartén y que absorbiera  el exceso de aceite, y otro  plato, con azúcar y canela, donde las envolví por dos veces para rebozarlas bien.

Así de sencillo y simple, y el resultado estupendo.
Espero que las probéis y probéis otros rellenos a vuestro gusto.
Dentro de unos días pondré la receta de los dobladillos de Huesca o farinosos, otra delicia de nuestra tierra