Tag Archives: cebolla

Quiche de verduras y queso ahumado

Tras  una larguisima temporada sin poder hacer las cosas que más me gustan en el cocina, las masas, hoy he podido con esta Quiche de verduras y queso ahumado, aunque parece laboriosa no es para tanto,eso sí, con un resultado exquisito, la masa quebrada es una de mis favoritas.

Otra de las cosas por la que tenía mucho interés en hacerla, era por cambiar uno de los ingredientes que le aportan a esta receta muchas calorías, la nata, sabemos que le da un sabor incomparable, pero hay que probar con otros ingredientes que aporten menos grasa a nuestra dieta.

He probado una nata vegetal con 15 % de grasa vegetal para el relleno, y he sustituido la mantequilla de la masa por aceite de oliva; tampoco he utilizado huevos, aprendí ha hacer esta masa en mi Juventud y la receta básica no llevaba huevos, me gusta como queda y siempre que hago pasteles salados elijo esta fórmula.

Solo utilizo huevos en la fórmula de la masa, cuando esta, servirá de base a una tarta dulce como de manzana o frutas o unas galletas.

Ingredientes para la masa quebrada de aceite:

  • 200 grms de harina
  • 50 grs. de aceite de oliva virgen extra de acidez baja
  • 65 grms de agua.
  • 1/2 cucharadita de café de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar

Elaboración de la masa

  1. Pesar y tamizar la harina, ponerla en un bol, añadir el azúcar, la sal y el aceite de oliva virgen extra. Empieza a mezclar con la yema de los dedos  con una rasqueta de panadero para que la harina se vaya impregnando con la grasa.
  2. Añadir poco a poco el agua y continúa mezclando con las manos o la rasqueta, hasta conseguir unir todos los ingredientes en una bola.
  3. Este tipo de masas no necesita mucho amasado, hay que evitar que desarrolle el gluten que contiene la harina pues así la masa no ofrecera resistencia al estirarla y quedará más crujiente.
  4. Ponerla en una bolsita de plastico o un recipiente tapada durante 20 ó 30 minutos en el frigo.
  5. Pasada media hora, sacar del frigo y extenderla entre dos papeles de horno para evitar que se peque al rodillo.
  6. En este caso he colocado papel de horno en el fondo del molde y lo he engrasado todo con un spray desmoldante.  He cortado el circulo de masa del fondo y un vez colocado en el molde con la masa restante he hecho una tira rectangular para forrar  el contorno del molde de la tarta.
  7. Pinchar el fondo de la masa con un tenedor y colocar un papel de aluminio encima con legumbres para evitar que al cocer la masa se ahueque, tiene que quedarnos perfecatmente lisa.
  8. Cocer de esta manera la masa durante 15 minutos.
  9. Sacar del horno, retirar el papel de aluminio y rellenar con las verduras y el batido de huevos y nata.
  10. Cocer todo junto 30 minutos más. (segun horno)

 

Ingredientes del relleno

  • 1 taza de nata líquida vegetal (200 ml)
  • 2 huevos
  • Queso ahumado de Cantabria (opcional) 100 g o al gusto
  • 1/2 calabacin
  • 100 gr. de calabaza de invierno
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1/2 puerro (la parte blanca)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo (sin germen)
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)

Elaboración del relleno

  1. Comenzar rallando el queso y reservarlo.
  2. Lavar y cortar en trozos todas las verduras y reservarlas por separado.
  3. Verter unas 4 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente, comenzar por incorporar la cebolla, el ajo picado y el puerro. Pochar unos 10 minutos.
  4. El paso siguiente es añadir la zanahoria rallada y la calabaza de invierno cortada en dados pequeños, pasados 5 minutos, añadir el calabacín en dados pequeños.
  5. Cuando todos los vegetales estén bien blandos y cocidos salpimentarlos, retirar del fuego y dejar que enfríen a temperatura ambiente por unos minutos. Si tenemos en la sartén más aceite y liquido del necesario, al añadir a la masa nuestras verduras, dejarian una base de masa muy blanda.  Por ese motivo ponerlas en un colador para que suelten ese aceite sobrante, añadir el queso y reservar.
  6. A continuación, bate los huevos, añade la nata, la pimienta y la nuez moscada rallada, probar de sal y rectificar si es necesario.
  7. Rellenar nuestra base de masa quebrada (que ya hemos cocido unos minutos) con las verduras y extenderlas de manera uniforme, añadir con una jarrita o cazo el batido de huevos y nata.
  8. Fijar la temperatura del horno arriba y abajo en 180º o en 170º si es con aire, el tiempo de cocción será según vuestro horno, entre 15 y 30 minutos según la profundidad del molde donde la habéis montado.
  9. Para estar seguras de que la quiche esta cocida es conveniente pincharlas con un palito de brocheta en el centro de la Quiche, hay que dejarla cocida, pero jugosa.

Nota:

Si utilizáis el molde clásico de bordes bajos y ondulados y de de 23 a 26 centimetros, el tiempo de cocción será menor que el que ha necesitado esta quiche.

La he montado en un molde de 20 ctms. pues quería hacerla así especialmente hoy.  El tiempo de horno empleado ha sido de 30 minutos para el relleno.

15 minutos calor arriba y abajo a 180º pero con la quiche tapada con papel de aluminio, y entre 15 y 20 minutos más, a 170º con aire y destapada, quería conseguir el color y el grado de cocción exacto que deja la masa crujiente y con un bonito color.

Espero que os guste y aunque veáis la receta larga , no es para tanto, espero que la hagáis pronto y me decis que os parece.

 

Crema de Calabaza y calabacín con Topping de crustones de pan, nueces y cuatro quesos

Cada otoño me dedico a comprar calabaza y me hago ricos y humeantes platos de crema de calabaza o de lentejas con calabaza, me encanta esta estación del año por sus productos como las castañas, las trufas, las aceitunas que curamos en casa el año pasado y quedaron estupendas y un largo etc.. pero el producto estrella del otoño para mí es la Calabaza.

La receta de hoy la he leido en alguna parte, solo recuerdo que llevaba calabaza y calabacín, el resto de la receta fue añadír algun detalle al plato, a mi gusto.

Os la recomiendo, nos quedan unos días para entrar en el Invierno y nos va ha hacer mucha falta coger fuerzas con estas cremas calentitas y ricos platos de cuchara.

Ingredientes:

  • Calabaza 200 gr
  • Calabacín grande, 1/2
  • Zanahorias,
  • Nabo 1
  • Cebolla, 1
  • La parte blanca de un puerro
  • Patata mediana 1
  • Pimentón ahumado, 1 cdta
  • Pimienta blanca
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra, 5 cucharadas
  • Vino blanco, 3 cucharadas
  • Agua o Caldo de pollo, verduras o gallina
  • Pastillas de caldo vegetal, de pollo o carne en caso de añadir solo agua

Topping para decorar la crema de calabaza y calabacín :

  • Nueces
  • Crustones de pan
  • Mezcla de cuatro quesos

Elaboración:

  1. Comenzamos partiendo la calabaza, el calabacin y el resto de verduras en cubos o trozos pequeños y los reservamos en diferentes boles.
  2. En una olla grande y profunda añadimos el aceite de oliva virgen extra y esperamos a que se caliente.
    En primer lugar pochar la cebolla y el puerro, rehogar hasta que comiencen a coger color dorado, en ese momento añadimos la calabaza, la zanahoria, el nabo y la patata.
  3. Seguimos rehogando y moviendo las verduras en el aceite, añadimos el calabacin; cuando este pochado y blandito añadimos el pimenton ahumado y la pimienta blanca.
  4. Volvemos a remover. Añadimos el vino blanco. Este hará que se despegue del fondo de la olla esa fina capa que queda pegada y que contiene todos los sabores caramelizados de las hortalizas.
  5. Dejamos evaporar el alcohol del vino durante unos minutos. Mezclamos todo bien y seguimos removiendo.
  6. Cubrimos con agua las verduras, la cantidad de agua será a nuestro gusto; si queremos una crema espesa tipo puré necesitaremos poca, la suficiente para cubrirlas.    Pero si queremos una crema ligera hay que añadir el doble.
  7. Podemos utilizar caldo de cocer otras verduras, o de pollo que tengamos guardado en el congelador.
  8. Pero si no tenéis podéis añadir un cubito de caldo comprado a la jarra de agua que añadiremos a la olla.
  9. Cocer 30 minutos en olla normal o 15 en olla rápida grande.
  10. También podéis añadir bastante agua y una vez cocida nuestras hortalizas, reservar la mitad del caldo en el congelador para otras elaboraciones.
  11. Pasados los 30 minutos, verter todas las hortalizas en la batidora de jarra o vaso.
  12. Una vez hayamos batido nuestras hortalizas, corregir si es necesario de sal y aceite de oliva virgen extra.

Emplatado:

Desde la misma batidora o jarra del robot de cocina, añadir la crema resultante al plato de servicio y adornar con el topping de crutones de pan, nueces y la mezcla de cuatro quesos rallada en hebras grandes, también podéis añadir perejil o cebollino fresco.

Espaguetti con Calabacín y setas variadas

Otra receta de esas que se piensan rápido, sobre la marcha, Martes, día de pasta, por lo tanto unos espaguetti con setas y calabacín, una delicia.

Para cocer la pasta larga como espaguetti, tallarines o  linguini hay una olla, la italiana, especial para este tipo de pasta pues es más alta de lo normal, además es especial porque lleva otra olla que se ajusta a la primera, esta segunda olla es calada como un cestillo o colador, de manera que cuando la pasta esta cocida se saca el cestillo y se escurre facilmente el agua de la cocción.

Si no tienes esta olla no pasa nada, puedes utilizar la más alta que tengas y colocar los espaguetti en alto, estos al entrar en contacto con el agua caliente se ablandan y se pueden doblar hacia el fondo de la olla con mucha facilidad.

Esta receta es totalmente vegetariana, no lleva nada de carne, se podría añadir bacon ahumado, por añadir ese gustillo tan rico que tiene, pero me he mantenido en que solo haya vegetales en la receta, setas variadas, calabacín y fritada de tomate y cebolla.

La fritada de cebolla y tomate, es como su nombre indica, yo tengo siempre botes de tomate frito hecho en casa y también de tomate con cebolla y dientes de ajo, para algunos guisos viene muy bien tener en la despensa algun bote en espera de ser consumido.

Ingredientes para 4 personas:

  • 70grms. x 4 personas= 280 grms de pasta
  • 6 cucharadas de salsa de fritada de tomate y cebolla
  • 4 cucharadas de nata
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijón
  • 1 cayena
  • sal y una cucharada de aceite de oliva V.E.
  • 1/2 calabacín grande
  • 4 champiñones Portobello
  • 4 champiñones blancos
  • 1 seta de cardo
  • Albahaca, 1 pizca de tomillo, pimienta negra.
  • 2 dientes de ajo sin germen

Elaboración:

  1. Poner una olla alta con abundante agua, añadir una cucharada de aceite y la sal, cuando empiece a hervir añadir la pasta y esperar a ver que empieza de nuevo a hervir el agua con la pasta, contar el tiempo de cocción, de 8 a 15 minutos (según indeque el fabricante)
  2. Cuando este al dente, volcar los espaguetti en un colador grande, una vez escurridos, volver a volcar en la olla de cocción y añadirle una cucharada o dos de aceite o mantequilla, removerla, (esto es para que no quede apelmazada)y esperar a elaborar el acompañamiento, salsa o verduras, etc…
  3. Cortar en cubos el calabacín, las setas, los dientes de ajo y saltear en una sartén con aceite de oliva virgén extra.
  4. Una vez tengamos las setas y calabacín al dente le añadimos la pimienta negra molida y la pizca de tomillo seco, sal y tres cucharadas de salsa de tomate y cebolla, mas dos cucharadas de nata y la cucharadita de mostaza de Dijón, remover bien y añadir a la olla donde tenemos la pasta cocida.
  5. Le damos un nuevo toque de calor a la pasta y si queda corto de salsa añadimos dos cucharadas más de nata y de tomate, añadimos la albahaca, remover de nuevo y ya está, lista para disfrutar.
  6. En esta ocasión la albahaca era deshidratada o seca, ya que no tenía de albahaca fresca.
  7. Podéis hacer el doble de salsa y servirla en un bol o dos cucharadas encima de la pasta como hice yo.

Espero que os guste y que disfrutéis de esta receta.

 

Croquetas de bacalao y gambón argentino

Croquetas de Bacalao y gambón argentino

Vuelvo con uno de los bocados que más me gustan, mejor dicho que más gusta en casa, unas croquetas, en esta ocasión unas croquetas de Skrey y Gambones Argentinos.
Las croquetas de bacalao es una más de mis especialidades pues este pescado es otro de los ingredientes que siempre tengo en mi frigo o despensa, ya sea congelado o salado.

En esta ocasión era un trozo de Skrey fresco, nó, lo siguiente, fresquisimo y con una carne que quitaba el sentido solo al mirarlo y unos gambones argentinos enormes.

Siempre explico o busco algún truco en la elaboración de las recetas para conseguir ir un punto más allá que la vez anterior y así para mejorar el sabor del producto final que vamos a consumir y en esta ocasión la elaboración ha sido diferente, por eso tanto el bacalao como los gambones los he preparado confitados para potenciar el sabor.

En otras ocasiones ya he comentado, que actualmente hay como una revolución en torno al mundo de la croqueta, se va trás la búsqueda de la croqueta perfecta y hay muy buenos y famosos cocineros tras ello y muy buenos locales de restauración en cada ciudad de este país.

Habitualmente no los busco, aunque en alguna ocasión los he visitado, pero es que como soy una gran aficionada a las croquetas prefiero informarme a través de la lectura sobre como las elaboran los grandes y después probarlas yo en mi casa, es para mi una gran satisfacción aprender cosas nuevas y conseguir un producto tan delicioso como estas croquetas.

Ingredientes:

  • 300 gr. de Skrey (bacalao fresco)
  • 6 gambones argentinos
  • 2 dientes de ajo sin germen
  • 1/4 de cebolla tierna
  • ramas de perejil fresco
  • 60 ml. d aceite de confitar el pescado
  • 60 gr. de harina
  • 400 ml de leche
  • 100 ml de caldo de pescado (hecho con espina de bacalo)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Un toque ligero de Nuez moscada (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra para la fritura

Elaboración:

La cantidad de aceite para confitar el pescado:

  • Debéis calcular que cuando introduzcáis el pescado, este debe quedar cubierto, aunque pueda pareceros mucha cantidad no importa, ya que después el aceite que sobre lo utilizaremos para guisos de pescado o paellas.

La leche de la bechamel:

Con dos cucharadas de aceite rehogar las cabezas de las gambas y sin nada de aceite añadirlas a un cazo donde pondremos la leche y al fuego, cuando empiecen a hervir la retiramos y dejamos infusionar unas horas.

El Fumet:

El Fumet podéis hacerlo con espinas y recortes de la parte alta del lomo del bacalao de la manera habitual, aquí os dejo el enlace a la receta de fumet

La Bechamel de bacalao y gambones:

  • En un cazo poner aceite, en mi caso puse aceite Arboleda, mezcla de la variedad Empeltre y Arbequina del bajo Aragón.
  • Calentarlo hasta llegar a una temperatura de 80º , en ese momento introducimos el bacalao y los gambones limpios de cáscara e intestino.
  • Tapamos el cazo dejando que se cueza o confite el pescado fuera del fuego, en el calor del aceite y dejamos reposar hasta que este frío.
  • Una vez frío sacamos del aceite y separamos las lascas del pescado, dejándolo limpio de espinas si las hubiera y de piel.  En este caso lo trocearemos en trozos más pequeños al igual que los gambones y lo reservaremos.
  • Para hacer el roux de la bechamel utilizaremos el aceite de confitar los pescados, lo pondremos en una sartén y cuando este caliente añadimos la harina, removemos bien hasta que este tostada ligeramente y añadimos la leche y el fumet de bacalao.
  • Removemos rapidamente y sin parar para evitar que se hagan grumos, añadimos el pescado troceado y seguimos cociendo la bechamesl 20 minutos a fuego medio-bajo.
  • Debe quedar cremosa, tirando a blanda, hay que tener en cuenta que la pasta que nos queda hay que taparla a piel, con un papel film y meterla al frigo, allí con el frío, se endurecera un poco.  De esa manera cuando la vaymos a trabajar será mucho más fácil.
  • Una vez que este fría haremos porciones y las rebozaremos en harina (muy poquita) y huevo batido más una capa de pan rallado y las volveremos a meter en el frigorífico hasta el momento en que las vayamos a freir para servir.
  • Esto hará una cobertura crujiente y un interior cremoso.
  • El tamaño de la croqueta debe ser a gusto del consumidor, hay quien aconseja que sea del tamaño de dos bocados y otros prefieren una croqueta bien grande, depende de vuestro gusto.
  • Mi consejo es freirlas en aceite de oliva virgen extra, este aceite resiste altas temperaturas sin descomponerse, por lo tanto el aceite crea una capa crujiente alrededor del alimento evitando que penetre el aceite en el interior.
  • Freir a 160 ó 180 grados, sacarlas a un cestillo de metal para que suelten el exceso de aceite o a un plato donde pondremos papel de cocina para que lo absorba.
  • Servir y disfrutar.

Para conseguir una buena fritura y bonito color el recipiente adecuado debe ser un cazo de acero inoxidable que sea profundo, de esta manera el alimento dará la vuelta sobre si mismo al freír y quedara un color uniforme y bonito.

Recordad que la fritura en aceite de oliva favorece la digestión de los alimentos ya que no resulta pesada ni agresiva para el estómago. Al menos en casa consumamos salud a través de un buen aceite.

Espero que sean de vuestro agrado.

 

 

Espirales de Pasta con Mejillones en Salsa de Vieiras

ESPIRALES CON MEJILLONES EN SALSA DE VIEIRA 007

Una receta de Pasta con mayúsculas, Espirales con Mejillones en Salsa de Vieiras, un plato estupendo para recibir a la familia o invitados, la pasta gusta a todo el mundo y este plato será muy bien recibido, tiene la cualidad de que esta hecho con ingredientes de primera, de manera muy rápida y con un excelente resultado.

Ya sabéis que en este país tenemos muy buenas conservas y que esto abre un mundo lleno de posibilidades en la cocina, no solo para poder hacer en casa un picoteo, sino para hacer otras elaboraciones.   Una buena conserva de Menestra de calidad o de Espárragos de Navarra (en bote de cristal, siempre tengo alguna) me soluciona un primer plato en días en que mis actividades me limitan el horario que quiero dedicarle a la cocina.

Tenemos las mejores conservas de pescado del mundo, somos una Potencia mundial, sin olvidarnos de esas conservas de Caza o de Lomos y Costillas de Cerdo en aceite que han arreglado muchos pucheros, los inviernos de nuestras familias a lo largo de toda la vida.  Los grandes cocineros Españoles han incorporado a sus creaciones las conservas, desde Ferrán Adriá, a Quique dacosta, Paco Roncero, Andrés Madrigal Marcelo Tejedor y muchos otros.

Tener una despensa bien provista de latas es todo un acierto, siempre tendremos un día un poco especial en que ya por capricho o por algún imprevisto las conservas son la luz o la solución para cocinar buenos platos, en mi caso el Arroz Negro con Sepia de playa, es mi especialidad, pero siempre hay latas de Calamar en su tinta como solución a un arroz negro rápido.

Os aconsejo que probéis a tener en cuenta las conservas para salvar muchos de estos apuros, son una gran solución.

Una de esas conservas que va muy bien hacer en casa, es la de bonito, estamos en época de bonito y no cuesta tanto tiempo como parece, aunque este verano asusta el pensar o hacer planes de poner conservas por las temperaturas tan altas que estamos soportando, pero vale la pena un poco de esfuerzo y tener la despensa bien abastecida en invierno.

Aqui os dejo una receta rápida y estupenda.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 ó 2  latas de mejillones en salsa de vieiras.
  • 150 gr. de Espirales de pasta (75 gr. por persona de espirales de pasta, o 100 gr. según calculemos el apetito de nuestra familia) )
  • Media cebolla.
  • Medio pimiento rojo.
  • 1 tomate maduro
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
  • Caldo de pescado.
  • Azafrán en polvo.
  • 1 pizca de pimentón rojo (dulce o picante, al gusto de cada uno)
  • Perejil fresco.

Elaboración:

  1. Poner una olla con agua abundante y 7 gramos de sal por comensal.  Hervir los minutos que indique el fabricante en el paquete, debe quedar al dente, si se pasa de cocción nos quedara una pasta pegajosa y blanda.
  2. Saltear las gambas en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, reservar hasta que estén frías y se puedan limpiar de cabeza y cáscara.
  3. Poner al fuego una sarten con aceite de oliva virgen extra y saltear el ajo, la cebolla y el pimiento rojo todo ello cortado en brunoisse.  Añadir el tomate pelado, pespepitado y pasado por un rallador o batidora, sguir rehogando 2 minutos más.
  4. Cuando este todo bien pochado, añadir la salsa de vieira que hay en las latas de los Mejillones, la pizca de pimentón dulce y la pizca de azafrán disuelta en unas cucharadas de caldo de pescado.   Remover, la salsa no debe quedar muy espesa o seca.
  5. Añadiremos las piezas de mejillones, más las gambas rehogadas y limpias en el último momento y removeremos bien para que la salsa envuelva la pasta.
  6. Una vez cocida la pasta colarla y no pasarla por el agua del grifo, directamente añadirla a la salsa y remover en el fuego 2 minutos más.
  7. Servir directamente decorando con perejil fresco.

Cuando queremos hacer platos de pasta lo ideal es tener la salsa hecha con anterioridad.  Mejor del día de antes o de unas horas antes.

La Pasta para comerla en su punto debe calcularse el tiempo de cocción que indica el fabricante, si este indica 8 minutos la coceremos en agua 6,  pues una vez cocida la colaremos y la añadiremos a la sartén u olla donde tengamos la salsa y allí terminara su cocción.