Clafoutis de Cereza y Almendra

 Clafoutis de cereza y almendra 012

 

A principios de la temporada de cerezas colgué en el blog la receta de Clafoutis que tengo en el libro Larousse Postres de Pierre Hermé, pero unos días después encontré en una carpeta de recetas favoritas esta, que tienen Mar y Javier en su blog.

Como  tengo la suerte de tener una amiga que su negocio familiar son los arboles frutales, manzanas, peras, albaricoques, melocotones y cerezas,  le hice el  encargo de que me preparara una caja con albaricoques y cerezas.  Toda la fruta estaba riquísima, pero lo mejor fue encontrar  unas carnosas,  deliciosas y esplendidas cerezas, que hemos disfrutado al máximo y que me decidieron a hacer  esta Clafoutis con una formula diferente, que me ha dejado encantada; desde  ahora me cambio a esta receta de Clafoutis, es la mejor de todas las que he probado.

 Clafoutis de cereza y almendra 013

Ingredientes:

  1. 300 gr. de cerezas (más o menos, según el molde que vayáis a utilizar)
  2. 260 ml. de nata
  3. 3 huevos
  4. 125 gr. de azúcar
  5. 75 gr. e almendra
  6. 20-25 gr. de harina de repostería
  7. 1 vaina de vainilla
  8. Azúcar glass

Elaboración:

  • Esta masa hay que prepararla con un par de horas de antelación, es aconsejable dejarla reposar para que la harina quede bien hidratada, al reposar desaparecerán las burbujas del amasado, y conseguiremos potenciar la mezcla de sabores.
  • El primer paso es tostar en el horno o una sartén la almendra molida, con cuidado de no pasarnos de tostado.
  • Poner en el vaso de la batidora la nata, el azúcar, la harina, la almendra tostada y la vainilla
  • Batir todo junto hasta obtener una mezcla homogénea, tapar el recipiente y reservar en el frigorífico hasta que decidamos hornearla.
  • Lavar las cerezas y retirar el rabito.  En esta ocasión no he quitado el hueso ya que al recibir el calor del horno, esto potencia el sabor de la fruta.
  • Untar el molde con mantequilla y espolvorear con un poco de harina, sacudiendo y desechando el exceso de harina.
  • Remover la masa y verterla en el molde, y a continuación añadir las cerezas secas, sin restos de gotas de agua.
  • Introducir el molde en horno precalentado a 180º horno normal y a 160º con aire, hornear 30-35 minutos o hasta que la masa este cuajada y la tarta tenga la superficie dorada.
  • Para comprobar si esta cocida probar a pincharla con un palillo de brocheta, si empieza a coger color y la tarta esta todavía blanda en el centro, taparla con papel de aluminio puede que necesite 5 minutos más y no conviene que salga demasiado dorada.
  • Antes de servir, espolvorear con azúcar glass toda la superficie.
  • Puede servirse fría o caliente al gusto del consumidor, puede adornarse  con cerezas con su rabito, hojas de menta a vuestro gusto.

Si hacéis la tarta sin quitar el hueso a las cerezas,  al servir la tarta, advertirlo a vuestros comensales, sería una pena que el postre los llevara del la silla del comedor a la silla del dentista.

Probar esta tarta, os gustará.

 

Clafoutis

 

Por fin, he podido hacer la primera tarta de cerezas o Clafoutis de la temporada. La cereza es una de las frutas que más nos gustan y es, traerlas a casa y al salir a la mesa desaparecen rápidamente, tanto que hasta que puedo conseguir hacer un Clafoutis puede ser al final de la temporada, cuando ya están saciados de comer las cerezas frescas.

La receta de Clafoutis de cerezas es muy sencilla, es un batido de leche, huevos, harina, mantequilla y la fruta , es como  una masa para creps  y con 25 ó 30 minutos de horno lista.  Su
procedencia es francesa, concretamente de Lemosín (Limousin), región de la parte occidental del macizo central que debe su nombre a la capital regional, Limoges.   Clafoutis proviene del occitano Clafotís (del verbo clafir que significa rellenar), y es que  las cerezas rellenan la tarta y la masa de la tarta rellena los huecos que dejan las cerezas.  El Clafoutis se extendió  por toda Francia durante el siglo XIX, adquiriendo una gran popularidad.

Como es natural algo tan exquisito no podía quedar encerrado en su lugar de origen y actualmente se conoce y se elabora en cualquier rincón el mundo.

Además de la Clafoutis, en la misma región francesa se originó la flognarde o flaugnarde, es el mismo tipo de tarta pero en lugar de cerezas se elabora con otras frutas, siendo las más habituales las manzanas y las peras, posteriormente se han añadido a este tipo de tarta las ciruelas, las fresas, las moras, los melocotones.  Podemos hacer la tarta flognarde con la fruta que deseemos, pero hay un principio básico: la fruta que elijamos no debe ser rica en agua, así evitaremos sorpresas desagradables a la hora de hornearlas.

Aquí en Aragón tenemos zonas donde se recoge una cereza excelente de primera calidad, en Bolea (Huesca) se celebra la Feria de la cereza y este año se ha celebrado por primera vez unas Jornadas gastronomicas dedicadas a la cereza , Aragón es la segunda comunidad autónoma con más hectáreas dedicadas a la producción de fruta en -unas 38.000 hectáreas-, distribuidas en Valdejalón, Calatayud, Aranda, Caspe, Bajo Aragón, Matarraña, Bolea y  La Litera, y la primera que más kilos de cereza produce, según nos cuentan en el Heraldo de Aragón.

Gracias a  la calidad de nuestras frutas y para conservar algunas de ellas todo el año, se crearon las frutas de Aragón; como muchos sabéis, son trozos de fruta que una vez conservados en azúcar, se envuelven en un baño de chocolate y llegan al consumidor en las ya conocidas barquillas de madera, no hay viajeo que venga a Zaragoza que no lleve a sus familiares una de esas preciadas barquillas.

Ingredientes:

  1. 500 gr de cerezas maduras
  2. 3 huevos grandes
  3. 125 gr. de harina
  4. 100 gr. azúcar glas
  5. 60 gr de mantequilla
  6. 40 ml. leche
  7. Unas gota sde extracto de vainilla o bien una vaina de vainilla
  8. una pizca de sal

Elaboración:

  • Lavar las cerezas, retirar el rabito y sin quitarles el hueso ponerlas en un bol con 50 gr. de azúcar, removerlas para que quede bien repartido y dejarlas reposar 30 minutos.
  • engrasar con mantequilla un molde o tartera de Pirex o porcelana, apto para el horno.
  • Batir los huevos con el azúcar en un bol, añadir poco a poco y con un tamizador la harina,  la pizca de sal,la leche,  la mantequilla y las gotas de vainilla o vaina de vainilla.
  • Mezclar hasta conseguir una crema fina y sin ningún grumo, dejar reposar el batido tapado una media hora.
  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Añadir las cerezas al molde engrasado y volcar la masa encima, controlar que la masa penetre por todos los huecos que hay entre las cerezas y meter al horno.
  •  En mi horno necesitó 25 minutos.
  •  Según el horno que utilicéis  puede llegar a necesitar hasta 35  ó 40 minutos.
  • Cuando esté la tarta fría, añadir azúcar glass por encima y servir.
En esta ocasión he deshuesado las cerezas por una razón muy sencilla, la comodidad de morder sin correr el riesgo de romperte un diente ante la posibilidad de de un mordisco mal dado.
En Francia las Clafoutis se hacen con las cerezas enteras, con hueso, ya que este hecho hace que mejore y se refuerce el sabor de la fruta y por tanto el sabor de la tarta, así que dejo a vuestra elección el hecho de poner las cerezas con o sin hueso.
Esta tarta sencilla y rápida de hacer, es un regalo para el paladar, si sois muy dulceros os recomiendo añadir 25 gr. más de azúcar.
Próximamente, probaré con una Flognarde de manzana, os espero.

 

Pulpo Pan

 

Esta faceta del pan me divierte mucho, sobre todo si hay cerca algún niño par aque lo disfrute, sobre todo si se celebra algún cumpleaños, los peques se divertiran con este Pulpo pan.

Esta clase de panes son muy apropiados para celebrar los cumpleaños de los peques, son ideales para servirlos con el chocolate, los embutidos, el jamón etc.  y hacer que los niños sueñen o jueguen con las formas de animales que queráis hacer.
Es una masa muy agradecida y se trabaja sin ninguna dificultad y no veáis el olorcico que ha dejado en la cocina, pues la  mantequilla ha desprendido un aroma ummmm…… riquísimo, ademas al animalito le ha salido una carica de bueno que casi da pena comerselo.
Como se puede ver es muy fácil de hacer, esta masa también puede utilizarse para hacer panes de molde, así que espero que os animéis y me contéis como os ha quedado a vosotras.

Ingredientes:

  1.     250 gr. de harina de fuerza
  2.     250 gr. de harina de todo uso
  3.     300 ml. de leche
  4.     10 gr. de sal
  5.     10 gr. de azúcar
  6.     30 gr. de mantequilla o margarina
  7.     15 gr. de levadura fresca de panadero ( yo uso la marca levital)
  8. 2 cerezas para los ojos

Elaboración:

  •     Añadir la leche a la cubeta de la panificadora o robot.
  •     Poner en una esquina de la cubeta la sal y en la esquina opuesta el azúcar.
  •     Añadir la mantequilla a temperatura ambiente.
  •     Volcar encima la harina.
  •     Programar la panificadora en el Nº 7 tiempo de amasado 15 minutos.
  •     Cuando haya terminado de amasar los 15 minutos, añadir la levadura desmenuzada y volver a programar la maquina en el Nº 7.
  •     Mirar si la masa ha quedado un poquito blanda, solo necesitara un poquito más de harina, como una cucharada.
  •      Cuando lleve 10 minutos de amasado pararla, la levadura estará ya bien integrada y tendremos una masa con un tacto fino y muy agradable de trabajar.
  •     Una vez acabado el amasado, siempre dejo la masa dentro de la máquina para que haga el primer levado aprovechando el calor que queda dentro.
  •     Cuando la masa doble de volumen sacarla y dividirla en 6 trozos.
  •     El peso total de la masa fue de 935 gr.
  •     Los tentáculos pesaron 106 gr. cada uno y el resto quedo para la cabeza.
  •     Una vez formadas las diferentes partes del pulpo colocarlas en una bandeja de horno espolvoreado de harina, con una cuchilla hacer unas señales en los tentáculos y con tijera dar forma de pico a la boca y formar las cuencas de los ojos.
  •     Para los ojos he puesto 2 cerezas pero creo que también le iría bien un par de aceitunas negras, eso a vuestro gusto.
  •     Para que la boca no se cierre al cocer el pan he puesto dentro un trocito de papel de horno.
  •     Pintar con huevo para que tenga un color más bonito una vez cocido.
  •     Precalentar el horno a 180º y meter el pan, cada horno es un mundo y cada una de nosotras sabrá qué tiempo debe aplicarle aproximadamente 30 minutos y quizás bajando más grados de calor.

Espero que os guste y que me contéis si lo habéis hecho en casa para vuestros peques.