Tag Archives: Cuaresma

Buñuelos de bacalao

Buñuelos de Bacalao

Buñuelos de Bacalao

Si hay algo que me guste de verdad en esta época de Cuaresma es la costumbre de comer Buñuelos de Bacalao, no se porque el resto del año no me acuerdo mucho de ellos y me encantan, pero en esta fecha los disfruto a tope.

No recuerdo la formula que utilizaba mi madre y he recurrido para las cantidades a una receta que copie en  Directo al Paladar de Pepekitchen hace ya muchisimo tiempo, aunque les he añadido un par de variaciones, en vez de añadir agua yo añado fumé, la cebolla utilizo la cebolla dulce y tierna de la denominación de origen de Fuentes, propia de nuestra comarca.

Los he hecho muchas veces y siempre han gustado a todo el que los prueba, así que os invito a tomar estos buñuelos a mediodia con el vermut o la cerveza muy fría, están buenísimos.

Buñuelos de Bacalao

Buñuelos de Bacalao

Ingredientes:

  1. 200 gr. de Bacalao desalado
  2. 2 dientes de ajo (sin germen)
  3. 1 cebolla de Fuentes pequeña (cebolla dulce)
  4. Perejil fresco al gusto
  5. 1 huevo grande
  6. 1 Sobrecito de azafrán
  7. 150 ml. de agua o caldo de pescado
  8. 1/4 de cucharadita de levadura química o bicarbonato
  9. 100 gr. de harina
  10. Aceite de girasol o de oliva suave
  11. Salsa Mayonesa de ajo
  12. Reducción de vinagre de Módena

Elaboración:

  •     Si utilizamos bacalao en salazón debemos mantenerlo sumerjido en agua 48 horas antes de su elaboraciónhaciendo cambios de agua cada 8 horas.
  •     También se puede comprar ya desalado y ahorramos tiempo y trabajo pero yo prefiero hacerlo en casa.
  •     Una vez desalado conservarlo en el frigorífico hasta el momento de su elaboración.
  •     Desmigar el bacalo si es un lomo y procurar quitar muy bien las espinas y lapiel, para este plato también sirven las migas de bacalao con el consiguiente ahorro en el precio.
  •     Picamos en el robot o picadora la cebolla, los dientes de ajo y el perejil más el bacalao, queda como una pasta.
  •     Si no tenéis robot o picadora el jo, cebolla y perejil picarlo a cuchillo en brunoise, muy fino para que al comer no se encyentren trozos grandes.
  •     Batir el huevo y añadirlo junto al agua con el azafrán disuelto en ella a la mezcla del bacalao.
  •  Añadir la harina tamizada con la cucharadita de levadura quimica o bicarbonato y mezclar hasta conseguir una masa fina y cremosa.
  • Dejar reposar 30 minutos a temperatura ambiente.
  • Pasado el tiempo de reposo preparar un cazo hondo con abundante aceite de girasol o de sabor neutro, con dos cucharas o con una cuchara de helado cuando este el aceite caliente ir formando bolas y añadiendo la masa al aceite.
  • Una cosa muy importante es saber manejar la temperatura del aceite para que los buñuelos estén fritos por dentro pero no quemados por fuera, mi consejo es apagar el fuego de vez en cuando para mantener la misma temperatura en el acelte a mi me da muy buen resultado.
  • A pesar de utilizar un bacalao deslado le he añadido sal pues la necesitaba, por eso para comprobar el punto de sal se puede freir un buñuelo y probar antes de freirlos todos ya  que podrian quedarnos  quedar faltos de sal.
  • Para saber el punto del aceite es muy importante que al añadir la masa al aceite, esta no baje al fondo, el buñuelo tiene que flotar en el aceite para que salga hueco y esponjoso, tampoco le conviene qu eel aceite este muy caliente pues se dorará por fuera y saldra la masa sin hacer por el centro.
  •  Al sacar de la sartén dejarlos en un plato sobre papel absorbente.
  • Servir acompañados de alioli, mayonesa de ajo o reducción de vinagre de Módena.
  • Otra de las cosas que acompañan bien estos buñuelos es la miel de caña .

Espero que os gusten.

 

Orejas de Carnaval

 

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Despues de varios años de blog y muchos más comiendo estas pastas caseras tan sencillas y ricas, por fin las traigo al blog para seguir recopilando los dulces propios de estas fechas de Cuaresma y Semana Santa.

En algunos sitios se conocen como Orejas de Carnaval y en la Panadería de mi familia las vendiamos como Orejas de Fraile, la masa super sencilla, la elaboración más sencilla todavía y el resultado estupendo, de no parar de comer, cuando cojes una es un vicio, por eso es mejor hacerlas algo pequeñas para repetir sin que nos amargue despues la conciencia.

No hay que abusar de las frituras y las masas aceitadas, el aceite de oliva es sano pero como todo en la vida en su justa medida, así que un día en estas fechas siempre hago una excepción, y hago una masadita de orejas para disfrutar de estos dulces tan clásicos en nuestro mapa gastronómico.

Una manera de eliminar el aceite sobrante es ponerlas sobre papel de cocina cuando salen de la sartén, estoy segura que ya lo ponéis en practica en vuestra cocina cuando hacéis frituras de todo tipo.

Os deseo feliz Domingo y que disfrutéis de estas Orejas de Fraile con un buen café  o una copita de vino de Jerez o un vino de Oporto y mejor compañía.

Tambien aconsejo el vino dulce local, cada Comunidad  de nuestro país produce muy buenos vinos de cualquier clase y entre ellos los vinos dulces.

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Elaboración:

  1. 100 ml. de agua
  2. 75 ml. de anis
  3. 1 huevo grande
  4. unas gotas de esencia de anís
  5. 80 gr. de manteca de cerdo derretida
  6. 100 gr. de azúcar glass
  7. Ralladura de un limón
  8. 425 gr. de harina
  9. Según la harina se necesitan 25 gr. más ( total. 450 gr. de harina)
  10. Para manejar mejor el rodillo pintarlo con aceite, no añadir más harina a la mesa o las manos

Para envolverlas

  1. Azúcar y Canela

Elaboración:

Elaboración manual:

  • Formar un volcán con la harina y depositar en el centro el huevo batido y lo mezclamos con la ayuda de un batidor o lengua de silicona.
  • Agregar el agua, la ralladura de limón, la sal y el anís, si el anís no es del fuerte, añadir un poco de esencia de anís.
  •  A continuación, añadimos la manteca derretida y tibia.
  •  Con la ayuda de un tenedor, unimos los ingredientes hasta obtener una pasta ya elástica que se pueda amasar.
  •  Formar una bola y guardar en una bolsa de plastico de cocina en el frigorifico unas dos horas.
  • Preparar una sartén profunda con aceite al gusto, puede ser girasol o aceite de oliva suave.
  • Cortar la masa en trocitos y formar bolitas, con la ayuda de un rodillo untado con un poco de aceite para que no se agarre la masa, vamos estirando cada pieza hasta obtener una lámina a la que daremos un poco de forma de oreja manualmente o con el borde de cualquier utensilio de cocina como una brocheta etc…
  • Freir un poco de piel de limón en el aceite y proceder a freir las orejas, cuando tengan el color apropiado sacar a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  • Rapidamente pasar por un plato que tendremos con azúcar y envolverlas.
  • En mi caso también añado al azúcar un poco de canela.

Elaboración con Panificadora:

  • Poner en la cubeta de la panificadora el huevo batido, el anís, el agua, la manteca derretida y las gotas de esencia de anís.
  • Programa nº 7 (15 minutos) cuando empiece a mezclarse los liquidos añadir el azucar glass hasta que se integre bien.
  • Añadir encima la harina con la pizca de sal y la rralladura de limón, dejar terminar el programa de 15 minutos.
  • Formar con la masa una bola y guardar en una bolsa de congelación en el frigorifico durante dos horas más o menos.
  • Hacer bolitas pequeñas y con el rodillo pintado de aceite estirar la masa lo más fina posible, dando forma de oreja y fréir en aceite de girasol o de oliva suave, al gusto de cada uno.
  • Al sacarlas de la sartén depositarlas en un plato con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite y rapidamente pasarlas a un plato con azúcar y canela.
  • Si os parece mucha cantidad de masa, se puede hacer la mitad y congelar el resto de la masa para otro día.

Es un buen postre, es barato y lo mejor de todo es que pertenece a nuestra cultura gastronomica más antigua.

 

Tortilla de bacalao

 

Este plato, la Tortilla de bacalao, es muy típico de las sidrerias vascas y muy apropiado para consumir en las fechas de Cuaresma y Semana Santa pero en mi casa es bueno en cualquier época del año, también lo son las tortillas de patata por lo tanto aquí tenemos la combinación perfecta, huevos y bacalao y como resultado, una delicia de plato.

Aunque el bacalao salado lleve un precio elevado siempre se puede comprar una buena cola y desalarlo en casa , lleva muy poco tiempo el sacarle la piel y espinas y así podremos ahorrar algún dinerillo, los lomos los dejaremos para otro tipo de recetas en las que hacen mejor papel, como en el pilpil o con salsa vizcaína que es otra de mis recetas favoritas.

Si tenéis poco tiempo para cocinar, siempre se puede comprar ya desalado, a veces yo también lo hago pero lo habitual es desalarlo en casa.

 

Ingredientes:

  1. 400 gr de bacalao desalado
  2. 2 pimientos verdes italianos
  3. 1 cebolla
  4. 2 ajos tiernos
  5. 4 huevos
  6. 1 ramillete de perejil fresco
  7. 3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra

Elaboración:

  • Preparar el bacalao desalado 2 días antes poniéndolo en un bol cubierto de agua y cambiándola cada 8 u 12 horas, aproximadamente unas 5 veces.
  • Cuando este el proceso de desalado completado poner el bacalao en una sopera o cazo con leche y dejarlo que alcance un hervor, quitarlo del fuego, dejarlo enfriar en la leche
  • Una vez frío sacarlo a un plato y quitar espinas o piel si hubiere, desmenuzarlo y reservar.
  • Cortar la cebolla y el pimiento verde en brunoise, queda mucho más fino una vez pochado y revuelto con el bacalao.
  • En una sartén añadir el aceite de Oliva Virgen Extra y pochar la cebolla, el pimiento y cuando estén mitad, añadir el ajo tierno cortado y el manojo de perejil cortado (solo las hojas)para evitar que pueda quemarse, debe quedar pochado pero de color verde.
  • Batir los huevos para la tortilla y añadir a un bol, para mezclar con el bacalao desmigado, la cebolla  y los pimientos pochados, esto con el aceite bien escurrido para evitar que la tortilla quede con exceso de grasa.
  • Normalmente no hace falta añadir sal pero debéis comprobar su punto, yo le he añadido a los huevos y estaba bien.
  • Añadir dos cucharadas de aceite a una sartén y verter el contenido del bol, vigilando el fuego, yo la he hecho a fuego medio para evitar que se pase de color.
  • Dale la vuelta a la tortilla con un plato grande o un vuelca tortillas que van muy bien cuando se trata de tortillas grandes.  Debe quedar cuajada pero jugosa por dentro, una tortilla seca no tiene el mismo valor gastronómico.

Estupenda para cualquier acontecimiento, como tapa, como cena o como parte importante en una comida de picnic.

!Que aproveche!

Pan de torrijas y torrijas

 Las torrijas han estado siempre presentes en nuestra vida, cuando éramos muy pequeños comíamos las que hacían nuestra abuelas y para cada uno de nosotros eran las mejores del mundo, después fueron nuestras madres las que cogieron el testigo y cada vez que sobraba una barra de pan había postre dulce en casa.

  Postre facilísimo de hacer y que realmente tenía varios cometidos, uno el aprovechamiento del pan que sobraba el día anterior, segundo que en aquellos años en Cuaresma, se guardaba estrictamente las reglas de ayuno y abstinencia no se comía carne y se comia poco pescado, por lo tanto había que llenar los estómagos con algo más que verdura, legumbres, patatas.
  En la zona donde yo vivo siempre se hacían de pan duro, pero en mi casa se comían de pan y de bollos, pues no siempre se vendían en la panadería todos los que sacábamos a la venta, cuando quedaba alguno sin vender del  día anterior, terminaba en torrijas.  Aunque nos gustan de cualquier manera, preferimos las de bollo  o brioche. 
  Lei hace tiempo y no recuerdo en que blog que en Madrid se hace este pan especial para torrijas, debo decir que me encanta, y que llevo el tercer pan hecho en las tres últimas semanas y por fin he  podido hacer la foto al que hice ayer, pues desaparece como por encanto, da igual que este en torrija o en rebanadas para el desayuno con mantequilla y mermelada.
  He utilizado la formula de Gastronomía y cía. y es el pan bombón que hacia mi padre para los bollitos de cumpleaños, un brioche con poco azúcar.

INGREDIENTES:
Para la masa madre:
  1. 50 gr. de harina.
  2.  50 gr. de leche 
  3.  20 gr. de levadura fresca de panadero.
Para la masa:
  1. 300 gr de harina de fuerza.
  2.  5 gr. de levadura fresca.
  3.  85 gr. de azúcar.
  4.  60 ml. de leche
  5.  60 gr. de mantequilla
  6.  1 huevo
  7.  una pizca de sal.
  8. 1 huevo para batir y pintar el pan
ELABORACIÓN:
  • Mezclar la harina con la leche tibia y añadir los 20 gr. de levadura fresca, desmenuzados.
  • Una vez tengamos los ingredientes hechos una masa, tapar el bol y dejarlo en una zona sin corrientes de aire ni frio.
  • Pasados 15 minutos ya tendremos la masa madre burbujeando y podremos seguir elaborando el resto de la masa.
  • Añadir a la cubeta de la panificadora o el robot de cocina, la masa madre, la leche, la mantequilla en pomada, el azúcar y el huevo batido.
  • Poner en marcha el robot y dejar que se mezclen los ingredientes durante unos minutos.
  • Añadir la sal en el primer puñado de harina, seguir añadiendo la harina poco a poco y cuando lleve 10 minutos amasándose la masa añadir la levadura desmenuzada.
  • Cuando termine el programa de amasado de la panificadora yo le añado 5 minutos más de amasado.
  • Dejar que la masa haga el primer levado dentro de la cubeta de la panificadora.
  • Pintar con mantequilla un molde de pan y espolvorear de harina, reservar.
  • Cuando la masa haya doblado su volumen, sacar a la mesa y aplanarla con el dorso de la mano para quitarle todo el gas que tenga, enrollar la masa aplanado con el dorso de la mano cada vuelta que demos hacia dentro
  • Nos quedara un rollo bien trabajado y compacto, que dejara un pan con una miga maravillosa. Poner la masa en el molde que hemos preparado y tapar con un paño, dejando el molde en un lugar de la cocina caldeado y sin corrientes de aire.
  • Dejar levar hasta que la masa tenga el doble de volumen.
  • Pintar el pan con huevo batido.
  • Precalentar el horno a 180º cocer aproximadamente entre 15 y 20 minutos, fuego arriba y abajo.   Con esta cantidad de masa y el molde que yo tengo, consigo un pan de 400gr. de masa y cinco bollitos de 50 gr. cada uno.
                                              TORRIJAS
.
Cuando el pan este frio, cortar rebanadas y dejarlas sin tapar para que se sequen.
Al día siguiente ya podremos hacer las torrijas.
Para ello batiremos huevo en un plato y en otro pondremos la leche.
Pasaremos en primer lugar las rebanadas de pan por la leche y seguidamente por el huevo batido.
Freiremos en aceite de oliva virgen extra de baja graduación para que no tenga el gusto demasiado fuerte.
Cuando saquemos de la sartén, colocar en una fuente y espolvorear con azúcar y canela.
Espero que os guste el pan de torrijas y también las torrijas, están buenísimas, espero que si lo hacéis me contéis si os ha gustado.