Tag Archives: El Castellar

Conejo escabechado

 

El conejo escabechado es una receta muy común en muchas otras páginas web, porque esta en el recetario español de todas las comunidades autónomas de este país  era y es, una de las mejores maneras de conservar algunas piezas de caza, junto a las terrinas o embutidos.  Hay pueblos y restaurantes que es su especialidad, aunque ya no son conejos cazados en el monte, si no criados en granjas debido a la gran demanda de esta carne tierna y blanca.

La forma de elaborar la receta de hoy es al estilo que tenían mi madre y otras tías  amigas etc.. el más conocido y el más popular en todas las cocinas, pero hay un pueblo en la provincia de Zaragoza el cual es famoso por que el proceso para elaborar esta receta es diferente pero con unos resultados exquisitos, eso lo dejaré para una próxima receta.

Además de la acidez del vinagre de Jerez  lo que me encanta de esta receta es el sabor y el aroma a las hierbas de monte que lo acompañan, me recuerda a los olores del monte del Castellar, plagado de romero y tomillo donde tenemos a nuestra patrona en su ermita  pero desgraciadamente es un lugar al que no se puede acceder cuando uno quiere, hace unos años se convirtió en campo de maniobras de la  OTAN.

Lugar cargado de historia.   Todavía quedan las ruinas del castillo que  se levanto como fortaleza en el año 1080 en lo alto del monte, ante la confluencia del río Jalón con el río Ebro.

En el año 1091 se le concedió la carta de pueblo  ya que a su cobijo, se acogió una población numerosa; en el año 1111 fue prisión para la reina Doña Urraca, reina de Castilla y León, esposa de  ALfonso I el Batallador fue el mismo rey quien la recluyo tras sus muros por cuestiones de poder y sucesión.   Fue rescatada por sus fieles vasallos los gallegos,  tras ese acontecimiento el rey enfermó y murió sin descendencia, dando lugar a unos hechos y a una  época apasionante y muy interesante de la historia de Aragón y del resto de España.

Espero no aburriros con estas informaciones, pues este blog se trata de recetas de cocina, pero a veces mi imaginación se va dispersando hacia otros derroteros que directa o indirectamente tienen algo que ver con el tema principal.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

1 Conejo

2 zanahorias

1 cebolla

1 ramillete de hierbas aromáticas( laurel, romero, tomillo)

4 dientes de ajo sin pelar

1/2 l. de aceite de oliva virgen extra

125 ml. de vino blanco

125 ml. de vinagre de Jerez

sal, pimienta negra en granos

agua la suficiente para cubrir el guiso.

ELABORACIÓN:

Cortar el conejo en trozos no muy grandes, salpimentar y poner en una sarten a fuego vivo y freír  cuando estén dorados , retirarlos a una fuente y reservarlos.

En la misma sartén o cazuela que hemos frito el conejo, sofreiremos la cebolla, la zanahoria, y los dientes de ajos enteros y sin pelar.

Una vez sofrita la verdura, añadimos el laurel, el romero y el tomillo más  los granos de pimienta.

Cuando tengamos la cebolla y la zanahoria pochadas añadimos el vino blancos  el vinagre.

Ponemos los trozos de conejo en la cazuela, los cubrimos de agua, tapamos y dejamos a fuego suave 40 minutos.

Este guiso hay que dejarlo reposar 24 horas mínimo para que la carne adquiera todo el sabor del vinagre y de las hierbas aromáticas.

La cantidad de vinagre que pongo es menor de la que he visto poner a tías o amigas, pues en casa a la mayoría no le gusta que el guiso este demasiado fuerte.

Si el conejo queréis guardarlo más días, se puede poner en botes con cierre hermético y guardarlo más tiempo.

Espero que os guste y que lo disfrutéis  hay quien dice que es plato de invierno. Sinceramente creo que es un plato para disfrutarlo cualquier día del año.