Galletas de masa sablée

 

Este es mi primer intento de decorar galletas y me ha gustado mucho, aunque hay que reconocer que es un tema muy laborioso y no es para practicarlo con prisas.

Los únicos ingredientes que tenía en casa han sido el chocolate y colorantes alimentarios normales, si creo que puedo especializarme en el tema, logicamente utilizare los ingredientes especificos para esta nueva actividad.

Las galletas de masa sablée por si solas están riquisimas, la masa es superfácil de hacer.  Si no quereis meteros en la faena de decorarlas, puede esparcirse por encima azúcar glass con una pequeña plantilla, para dejar encima el dibujo de un corazón, estrella o cualquier otra cosa que os apetezca.

He querido hacer diferentes formas como podeis ver, de los fantasmas no estoy muy orgullosa creo que se deben mejorar, pero los abetos han quedado muy chulos.

Cuando el chocolate ya estaba a medio secar he añadido un poquito de polvo de oro y estrellitas de nieve, las bolitas rojas son de chocolate blanco teñido de rojo y puesto en la galleta con cucurucho de papel.

Espero que os guste y agradeceria vuestra opinión.

Vamos con la receta.

 

 

 

INGREDIENTES:

150 gr. de harina de todo uso, con un 9% de proteina

100 gr. de mantequilla

50 gr. de azúcar glass

1 pizca de sal

2 yemas de huevo de 53 gr.-63 gr.

2 cucharadas de almendra molida.

50 gr. más de harina para el final.

 

ELABORACIÓN:

Dentro de un bol grande formar un volcán con la harina y poner en el centro la mantequilla fría a trozos.

Frotar la mantequilla con la harina hasta conseguir una textura de migas o pequeños grumos.

Formar de nuevo un volcán con las migas de harina y mantequilla y poner en el centro el azúcar glass, las yemas de huevo, la sal y las cucharadas de almendra molida.

Mezclar bien los ingredientes y si necesitamos más harina añadir poco a poco los 50 gr. que tendremos pesados aparte, o lo que haga falta, 20 gr, 3o gr. así, hasta los 50 gr.

Extender la masa con un rodillo, enrollarla y extenderla por segunda vez.

Formar una bola y taparla con papel film transparente, meter al frigorifico una hora.

Al cabo de la hora, sacar la masa y extenderla sobre la superficie de trabajo, yo pongo encima de la masa otra capa de papel flim para que no pueda pegarse al rodillo.

Cuando tenemos la masa extendida, utilizar los moldes cortapastas que más os agraden.

Colocar las galletas en una lata de horno, cubierto el fondo con papel de hornear y meter al frigorifico 15 ó 20 minutos.

Precalentar el horno a 170º

Hornearlas de 10 a 12 minutos.

Sacar las galletas del horno y dejarlas enfriar en una rejilla.

Se pueden decorar de mil maneras, con azúcar, con chocolate con glasa eso ya os lo dejo a vosotros.

Para decorarlas he utilizado chocolates y colorantes alimentarios, simplemente es derretir el chocolate al baño maria y en otro vasito pequeño mezclar una parte del chocolate, mezclarlo con el color elegido e ir trabajando las galletas que necesiten ese color.

El resto del chocolate es mejor dejarlo en el tazon donde lo habeis derretido, ya que si se endureciera así podrais volver a calentarlo al baño maria para ablandarlo.

Seguir con el proceso de mezclar colores de poco en poco.

La masa sablée es una variante de la pasta flora, es más rica; esta indicada como base de tartas de fruta y sobre todo para la elaboración de galletas.