Tag Archives: Huevo duro

Ensalada de bacalao marinado y Pimientos asados

Ensalada de Bacalao marinado y pimientos asados

Ensalada de Bacalao marinado y pimientos asados

Por fin traigo al blog la mejor de las ensaladas, esta es la favorita de todo la familia y amigos o el que ha tenido la oportunidad de probarla, La Ensalada de Bacalao Marinado y Pimientos asados.

Esta Ensalada como almuerzo y de postre, la Culeca, denominada así  en Aragón o lo que llamamos Mona de Pascua, en otros lugares de España, se han convertido en  un clásico en la celebración familiar de mañana día 25 de Abril, día de San Marcos

La ensalada es de Valencia y su nombre tipico es el «Esgarraet», que significa «Desgarrado» pues sus ingredientes  se cortan o prpeparan de esa manera según la revista donde la encontre hace muchos años.

En casa nos encanta, siempre la preparo cuando  hacemos alguna excursión para pasar el día en alguno de los lagos del Pirineo o simplemente para los almuerzos en el Parque, los domingos de verano; la acompaño de olivas de Aragón y huevos duros para animar más el plato, de esta manera resulta un plato muy completo como almuerzo, pero también la pongo como entrante en las comidas familiares.

Es muy sencilla de hacer, solo hace falta buena materia prima, tanto con el Bacalao como con el aceite que usaremos para aliñarla.

Ensalada de Bacalao marinado y Pimientos asados

Ensalada de Bacalao marinado y Pimientos asados

Ingredientes:

  1. 500 gr. de Lomo de Bacalao
  2. 2 Pimientos morrones asados en vuestro horno (no vale que sean de lata)
  3. Aceitunas negras de Aragón
  4. Huevos duros
  5. Aceite de Oliva Virgen Extra

Elaboración:

  • Desalar el bacalao durante 48 horas, cambiando el agua cada 8 horas.
  • Escurrir el agua y cortar con  un buen cuchillo en lascas, colocarlas en una fuente de servicio y cuando tengamos todo el bacalao colocado lo aliñaremos con un buen aceite de Oliva virgen extra, tapar con papel film y dejar reposar en el frigorifico hasta el día siguiente.
  • Asar los pimientos en el horno y taparlos con papel de aluminio o un paño de cocina, para que retengan la humedad y la piel salga con más facilidad.
  • Una vez cortados en tiras colocarlos en un recipiente y aliñar con AOVE y dos dientes de ajo para que le den aroma y sabor, los trozos de ajo los retiro al colocar el pimiento encima del bacalao.
  • 1 hora antes de servirlo, decorar con el pimiento asado cortado en tiras.
  • Decoramos el borde de la fuente con rodajas de huevo duro y aceitunas negras de Aragón, volver a regar con un poquito más de aceite y servir.
  • Servir este plato a  temperatura ambiente, pero siempre se puede probar recien recien sacado del frigorífico, eso lo dejo a vuestro gusto.

Aunque la receta original el bacalao y pimiento sean desgarrados, yo prefiero cortarlos con un buen cuchillo de esa manera el bacalao puede hacerse en lascas finas y el pimiento en tiras más o menos rectas, así podemos hacer una presentación más o menos atractiva a la vista, recordemos que se come antes con la vista.

Como veís es fácil y no necesitais fuego para cocinarlo, ya que la sal lo ha cocinado anteriormente y lo marinamos con el aceite, de esa manera disfrutamos el bacalao con todo su sabor.

Pollo en pepitoria

 

El Pollo en pepitoria es uno de los platos más representativos de la cocina tradicional española, cuando era pequeña asociaba la palabra pepitoria a los guisos que se hacían con las vísceras, como la pepitoria de ternasco que tanto gustaba a mi padre o mis tíos que se hacia con los pulmones, hígado y el corazón del ternasco y rechazaba de plano aquel guiso de pollo o gallina que hacia mi abuela materna y que olía divinamente, pero su nombre y su color amarillo solo me producían cierto rechazo.

Cuando me hice mayor y mi curiosidad y afición cocineril empezó a aflorar, descubrí para mi gozo que me había perdido un gran plato durante muchos años y por supuesto decidí rectificar mi error.

Años después descubrí que en la antigüedad,  este plato si que se hacia con los menudillos de estas aves, pero está claro que alguna sabia cocinera, en algún momento de la historia decidió añadir esa salsa maravillosa, a las presas de más calidad y así quedo para la posteridad esta delicia culinaria.

En la geografía española hay diferentes platos de carne cocinados con este procedimiento, pero el que mas conozco es el de el pollo o la gallina, he elegido el pollo por la rapidez en la cocción ya que si elegimos una gallina, el tiempo se duplica y no ando sobrada de el .

La pepitoria es la manera de cocinar un ave en sus jugos, acompañándolas de almendras molidas y yemas de huevos duros que ayudan a espesar y engordar la salsa, pero con un ingrediente imprescindible que es el azafrán, aquí no vale sucedáneos ni nada parecido, el azafrán es el punto mágico que da sabor y color a este plato.

Como es de suponer este plato proviene de la cocina árabe y esta citado en varios escritos.

Ingredientes:

  1. 1 pollo cortado en trozos
  2. harina para envolver el pollo
  3. hebras de azafrán
  4. 1 cebolla mediana de Fuentes
  5. 2 dientes de ajo sin su germen
  6. 1 copa de vino de Jerez, Oloroso
  7. 1/2 litro de caldo de pollo
  8. 50 gr. de almendra molida
  9. 50 gr. de almendra en láminas
  10. 2 huevo duro
  11. 1 hoja de laurel
  12. aceite de oliva del bajo Aragón
  13. Sal, Pimienta negra

Elaboración:

  • Salpimentar los trozos de pollo y enharinadlos, sacudiendo el exceso de harina para evitar que se queme el aceite de freírlos.
  • Dejamos que coja la piel del pollo un color ligeramente dorado, retiramos a un plato y colamos el aceite si no ha quedado totalmente limpio.
  • Cortamos la cebolla en brunoise y el diente de ajo, rehogamos en el aceite de freír el pollo a fuego lento, debemos evitar que coja color oscuro la cebolla pues estamos elaborando una salsa blanca a la que añadiremos color con el azafrán.
  • Cuando la cebolla este pochada y transparente añadiremos la almendra molida, removemos para mezclar bien y añadimos la copa de vino de Jerez, dejamos que hierva unos segundos para reducir la salsa y añadimos las tajadas de pollo, el azafrán y el caldo de pollo hasta cubrir los trozos de pollo .
  • Añadimos la hoja de laurel rectificamos la sal si procede y dejamos cocinar 35 minutos aproximadamente.
  • Cuando veamos que el pollo esta prácticamente listo añadimos las yemas de huevo duro picadas, esto hará que la salsa espese un poco más, cortamos la clara a trozos y reservamos para añadir al final.
  • En una sartén tostaremos las láminas de almendra que servirán para la decoración final del plato..
  • Para acompañar el pollo he preparado como guarnición arroz largo hervido y salteado con un diente de ajo.

Esta receta es aconsejable hacerla de un día para otro, el guiso mejora, se acentúan los sabores y la salsa adquiere más cuerpo.
Si os interesa guardarlo unos días, antes de servirlo, debéis de hacerlo sin mezclar el huevo duro ni las almendras fileteadas, esto se hace solo en el momento de servirlo.

Paté de centollo sin centollo

 

 

Estamos a las puertas de la Navidad y ya tengo cerrada la carta de menús que  haré estos días.

En una de nuestras comidas es obligatorio incluir el ternasco de Aragón, asado,  lo que en otras comunidades llaman cordero.  En el resto de platos ya libertad para incluir lo que yo quiera, pero me gustan los platos tradicionales como el pato, el pavo y los canalones de pescado que son los favoritos de mi familia.

Por supuesto que habrá pescado y desde luego que alguna tapa, y he pensado que una que nos encanta y que desde que la vi en Webos fritos la hago muchas veces cuando tengo invitados, es el Paté de centollo sin centollo, esta de muerte, de bueno.  Lo he probado en varias recetas, como relleno de merluza al horno, en croquetas y otras varias que ya os daré a conocer.

Pero mi receta favorita es la que ellos proponen, comerla como paté para untar en tostadas, a todos nos encanta y en esta Navidad volverá a estar en mi mesa.

No creo que haya alguna persona que no conozca su blog, pero si la hay, solo tiene que pinchar aqui podrá conocer de cerca un montón de cosas interesantes.

 

 

Ingredientes para 5 personas:

  1. 1 lata de anchoas
  2. 1 lata de mejillones al natural, es imprescindible, no deben ser en escabeche o con otras salsas, si son naturales hechos en casa al vapor mejor.
  3. Palitos de surimi frescos sin congelar yo utilizo los de Krisia
  4. 2 cucharadas de mayonesa
  5. 1/4 de cebolla dulce pequeña
  6. 1 vasito de chupito de vino fino seco
  7. Se puede añadir 1 huevo duro picado
  8. Palitos de pan para formar la charlota de presentación

Elaboración:

  • Lavar las anchoas si consideráis que pueden tener exceso de sal y si es el caso, dejarlas escurrir el agua sobrante.
  • Poner en el vaso de la batidora la misma cantidad de palitos de surimi, anchoas y mejillones, mas el trocito de cebolla.  Batiremos hasta conseguir una textura espesa apropiada para untar en tostadas.
  • Añadir la mayonesa y el vino y volver a mezclar con la batidora o a mano, como queráis.
  • El siguiente paso es cortar 4 palitos más en trozos muy pequeños, muy pequeños, añadir a la mezcla y remover con una cuchara, ya no se debe utilizar la batidora, debe quedar los trocitos a la vista para dar la sensación de gusto y de vista, de que se trata de la carne de un centollo.
  • Si se quiere añadir huevo duro ahora es el momento, probarlo y ver si el sabor es de vuestro gusto.
  • Para mí la proporción es la adecuada, todo depende del gusto personal de quien lo hace.
  • Puedes servir el paté en una bonita rabanera o recipiente de cristal rodeado de tostadas, si tienes el caparazón de un centollo o buey de mar ya la sensación de autenticidad sera total o en chalotas como la que veis aquí.
  • Yo me decanto por las chalotas, resulta muy original como presentación, colocar el paté en un aro de presentación engrasado, guardarlo tapado en el frigo, esto hará que endurezca un poco y facilitara el desmoldado, es aconsejable hacerlo el día de antes de comerlo.
  • Por último desmoldarlo en una fuente y rodearlo de palitos, se puede añadir un adorno, y acompañarlo con tostadas en otra fuente.

Como podéis comprobar por las fotos, son de años diferentes, siempre repito este aperitivo porque es éxito seguro.

 

 

 

 

Góndola de langostino sobre huevo relleno y salmón marinado

Una tapa para abrir boca con una cerveza bien fría, una Góndola de langostino sobre huevo relleno y salmón marinado.

Esta tapa consiste, en cortar y tostar rebanadas de pan de 5 cereales, ya sea en el horno o la sartén, las cuales untaremos con un pincel con aceite de oliva.

  1. Tenemos unos huevos cocidos que cortaremos por la mitad, sacamos la yema y la troceamos con un tenedor, la mezclamos con un poco de salsa tártara y unos trocitos de salmón marinado, y rellenamos los huevos duros.
  2. Cocer unos langostinos, y montar como veis en la foto.
  3. Poner la tostada de pan de semillas como base, encima un trocito de salmón, el huevo duro, y el langostino coronando la tapa, pinchándolo con palillos para evitar que se desparrame.

Es fácil y está muy rica

Hojas de endivias con salsa tártara

 La salsa tártara es una salsa que deriva de salsa mayonesa. En este tipo de salsas, quiero decir, que las hay de dos tipos, las que se elaboran con aceite y yema de huevo cruda, que son la mayonesa y sus derivadas y las que se elaboran con yema de huevo y mantequilla al baño maría que son las holandesas, que se sirven calientes.La mayonesa, es la más famosa de las salsas frías que se conocen, y resulta indispensable en cantidad de platos. De ella derivan otras salsas, que tienen mil usos.
Van bien con pescados, carnes, verduras, arroces y muchas cosas más y se consiguen añadiendo otros ingredientes a una base, de salsa mayonesa.

Este es el caso de la salsa tártara, los ingredientes que se añaden son, por ¼ de litro de salsa mayonesa, 2 yemas de huevo cocidas y una cruda,1 cucharada de cebolleta tierna, cebollino, alcaparras y 1 pepinillo agridulce, todo picado muy finito.

Ingredientes:

  1. 2 yemas de huevo cocido o duro.
  2. 1 yema de huevo cruda.
  3. Aceite de girasol, o aceite de semillas sin sabor, el que admita.
  4. 1 chorrito de vinagre.
  1. En un ¼ de litro de salsa se añaden:
  2. 1 cucharadita de cada uno de los siguientes ingredientes: cebollino fresco, cebollita tierna, alcaparras y 1 pepinillo agridulce.

Elaboración:

  • Pasar por un colador para deshacer bien, las yemas de huevo duro, añadir la yema de huevo cruda y empezar a batir añadiendo el aceite al hilo.
  • La cantidad necesaria de aceite, será según la consistencia que le queráis dar.
  • Picar muy menudito el resto de ingredientes y añadirlos a la salsa que hemos hecho.
  • Lista para servir

Es buena para acompañar pescados a la parrilla, langostinos, y carnes frías de pollo o ternera.

En esta ocasión yo la he elegido para acompañar unas hojas de endivias, ya que esta verdura solo así la comen alguna vez. También he aprovechado para hacer otro tipo de tapa como veis en la foto.

Esta es la versión ortodoxa de la salsa, pero con las prisas de hoy en día, lo más cómodo es hacer una mayonesa normal y añadir las verduritas picadas.

Como veis en la foto, simplemente puse la salsa en un bol y las hojitas alrededor para que cada uno se hiciera servir la cantidad que le apeteciera.
.