Tag Archives: Levadura

Rosquillas de naranja

Hace mucho tiempo que quería hacer esta receta y hasta compre la buñolera, ese cacito con un hueco en el centro, que siempre esta por medio, cuando quiero coger algo en el cajón de los cubiertos y que todavía estaba sin estrenar.

Por fin llego el día, y la semana antes de Navidad me puse manos a la obra; estrene el cazito y fué un éxito, aunque el proceso de la fritura de las rosquillas es entretenido , valió la pena el trabajo,pues son una delicia, .

La receta es la de Su de Webos fritos, he mirado durante este tiempo muchas rosquillas de naranja,pero me ha parecido que esta es la que más me gustaba y debo decir que es una rosquilla delicada, hueca y deliciosa por su sabor, nos encanta y además esto me va a servir para seguir recopilando recetas de rosquillas, que hay unas cuantas por ahí muy interesantes y seguro que deliciosas.

Pero hay que advertir que son muy peligrosas ¡¡¡gustan muchísimo¡¡¡¡ jajajaaaa…. espero que las probéis muy pronto.

Rosquillas de naranja en buñolera

Ingredientes:

  • El zumo de dos naranjas medianas
  • La ralladura de media naranja
  • 2 huevos hermosos
  • 6 cucharadas soperas de azúcar no muy colmadas
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra variedad que sea suave
  • 250 gr de harina
  • 1 cucharada de levadura

Fritura:

  • Aceite de oliva suave o de girasol (al gusto)
  • azúcar para envolverlas

Elaboración:

  1. Poner  un cazo con el aceite de oliva y un trozo de cáscara de naranja que este limpio de la parte blanca.
  2. En cuanto se empiece a freír, sacar la cáscara —es importante este paso, para evitar que el aceite amargue—.
  3. Dejar el aceite unos minutos más para que baje temperatura y quede solamente templado.
  4. Poner los huevos en un bol y batirlos con unas varillas o batidora electrica.
  5. Añadir el zumo de dos naranjas, el azúcar y el aceite. Revolver bien para que quede todo bien integrado.
  6. Mezclar la harina y la levadura e ir incorporando a la mezcla anterior poco a poco, ayudándonos de un colador o jarra tamizadora, para que quede aireada y sin grumos. Remover con las varillas o batidora, hasta que esté toda la mezcla bien integrada.
  7. Dejar reposar unos 15 minutos. La masa debe quedar espesa, pero no en exceso, porque no se van a formar las rosquillas con las manos.
  8. En un cazo con abundante aceite de oliva suave o aceite de girasol, según el gusto, ponemos el fuego a máxima temperatura y procedemos a calentar la buñolera o candil metiéndolo dentro.
  9. En mi caso, para freír la repostería casera, utilizo aceite de oliva suave,  pues a la hora de comer, el sabor es suave y nos gusta más.
  10. Cuando tengamos caliente la buñolera, bajar a fuego medio, y con una cuchara o un cacito vamos rellenando de masa la buñolera; meterla en el aceite de una en una; se fríen mejor.
  11. Dar la vuelta con unas pinzas y al sacarlas de la sartén, dejarlas reposar en un plato con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.
  12. Poner abundante azúcar en un bol y estando las rosquillas todavía calientes, pasarlas por azúcar normal,
  13. Un apunte importante: La buñolera tiene que estar en todo momento caliente, para que la masa se despegue sin problemas al meterla en el aceite.

Espero que hagáis la receta y la disfrutéis en la mejor compañía.

Feliz 2019

Pan de queso, aceitunas y tomates secos de Caspe

Hace ya más de un mes, Irmina, nuestra querida y experta pastelera de El zurrón de los postres, organizo un concurso sobre la nueva colección de fasciculos que ha sacado al mercado Planeta DeAgostini, en el cual solo había que hacer un comentario y tuve la suerte de conseguir el 2º premio, que consistió, en los dos primeros fasciculos de la colección Delicias al horno, los cuales van acompañados de un molde rectangular de silicona de 900 gr. y 6 capsulas para magdalenas.

También quiero dar las gracias a Planeta DeAgostini porque su regalo ya está en mis manos desde hace unos días. Me ha gustado tanto el molde del pan, que no he podido esperar ha hacerle la foto antes de usarlo, para que vierais lo bonito que es.   Dicho molde, ya lo he utilizado dos veces: la primera para hacer el bizcocho de limón que viene en el 2º fasciculo y hoy lo he utilizado por segunda vez, para hacer el Pan de queso y aceitunas con tomates secos de Caspe.

Este mes he participado por primera vez en El recetario Mañoso con una Focaccia de tomate seco de Caspe con tomillo y romero y el hecho de utilizar los tomates secos me ha animado a cambiar estos por el pimiento asado que incluía la receta que hoy veis aquí como ingrediente, el resultado muy satisfactorio, pero el cambio lo dejo a vuestra elección.

Ingredientes:

  1. 75 gr. de aceitunas rellenas de anchoa
  2. 75 gr. de tomate seco de Caspe (la receta indica Pimiento morrón)
  3. 1 cucharadita de tomillo picado
  4. 1 cucharadita de cebollino picado
  5. 1 cucharadita de romero picado (la receta no lo lleva)
  6. 80 gr. de queso Parmiggiano  ( la receta indica 125 gr.)
  7.  500 gr de harina (la receta indica 350 gr de harina)
  8. 9 gr. de levadura fresca ( 2 cucharaditas de levadura seca)
  9. 1/2 cucharadita de bicarbonato
  10. 1 y 1/2 cucharadita de sal y pimienta negra
  11. 1 cucharadita de mostaza Maille (la receta indica la misma cantidad de mostaza seca)
  12. 2 huevos grandes batidos
  13. 3 cucharadas de aceite de oliva
  14. 125 ml de suero de leche
  15. 125 gr. de yogurt natural  (en la receta la cantidad es de 300 ml de suero de leche)

Para el glaseado final 

  1. 1 huevo batido
  2. Ramitas de tomillo ( según la receta se pueden añadir tiras de pimiento morrón) 
  3. Sal Maldon

Utensilios

1 molde rectangular de 900 gr.

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 180º. Untar el molde con mantequilla y espolvorear con harina, reservar
  • Picar las aceitunas, los tomates secos, el tomillo, el cebollino, rallar el queso, reservar.
  • Batir los huevos en un recipiente junto junto al suero de leche, el yogurt y el aceite de oliva, añadir la mostaza, la sal, la pimienta y remover.
  • Añadir al batido las aceitunas picadas, los tomates secos, el tomillo, el cebollino, el romero y el queso.
  • Tamizar la harina con el bicarbonato sobre un cuenco grande, hacer un volcán con la harina y añadir la levadura disuelta en un poco de leche y el resto de ingredientes.
  • Remover hasta conseguir una masa trabada pero algo pegajosa.
  • Extender la mezcla en el molde de hornear, alisar con una cuchara la parte superior, pintar con el huevo batido, añadir unas ramitas de tomillo y sal Maldon (en caso de usar pimiento morrón puede adornarse el pan con unas tiras de pimiento)
  • Hornear 40-45 minutos, en caso de que tome demasiado color, tapar con papel de horno.
  • Para saber si está bien cocido probar a clavar una brocheta en el centro, si es así, la brocheta saldrá limpia, 
  • Dejar el pan en el molde durante 10 minutos y después colocarlo en una rejilla para que enfríe  Cortar en rebanadas y servir
Esta es mi interpretación particular de la receta que viene en el fasciculo nº 2 de Delicias al horno.
Como se puede apreciar, he puesto entre paréntesis las medidas de la receta del fasciculo, yo he necesitado más harina, por el tamaño de los huevos que eran muy grandes y por la harina que he utilizado, ya que no todas reacionan igual con la misma cantidad de ingredientes húmedos.

Lo que sí afirmo es que !esta riquísimo! y no creo que llegue a ponerse duro, al menos en mi casa desaparecerá muy rápidamente,  estoy segura que sorprenderéis a vuestro comensales con este pan y será un éxito en vuestra mesa.

 

 

 

 

Culeca o Mona de Pascua

 
  Esta torta es la clásica Mona que se consume en toda España para el domingo de Pascua.
  En esta ocasión y en este lugar, que es el pueblo de mi marido, le llaman Culeca, por ser el pan dulce acompañado de huevos duros, con el que se celebraba la llegada de la primavera y se honraba el día 25 a San Marcos, al que se le pedía ante todo, que fuera generoso con la lluvia, para que las cosechas dieran el fruto necesario para hacer la vida más feliz y tranquila.
  En la época de nuestros abuelos,  había que alimentar muchas bocas en cada casa y se dependía de la generosidad de la tierra.   Los trabajos eran mucho más duros que ahora y en tierras de secano la lluvia es muy necesaria, para mantener la economía de cada familia.  De esa necesidad surge la tradición de las rogativas a San Marcos. 
  Hace tiempo estas tierras dejaron de ser zona de secano pero la tradición de las rogativas se sigue manteniendo, el objetivo de las mismas ya no es pedir lluvia.  Sino darnos un buen homenaje, disfrutando de la compañia de familia, amigos, comida y la música.
 Comida que nos tiene ocupados hasta el mediodía, despues hay juegos para niños y mayores y por la tarde se celebra un encierro de vaquillas para diversión de vecinos y forasteros.  Los encierros son espectaculos muy arraigados en todo el valle del Ebro incluyendo a los pueblos de La Rioja y Navarra.

  En el grupo de familia con quien nos reunimos, todos llevamos la comida que nos apetece, pero luego en la mesa compartimos lo que llevamos.  Pongo parte de la mesa, faltaban los dulces y el café, es un día fantastico, muy divertido, día muy especial en el que me reencuentro con compañeras de colegio, con tías y primas, de encuentro con amigos que hace tiempo que no ves, un día feliz.
   

INGREDIENTES:
Masa de arranque
  1. 35ml. de leche
  2. 65 gr de harina
  3. 1 cucharadita de Azúcar
  4. 5 gr. de levadura
Masa final:
  1. 30 ml. de leche
  2. 35 gr. de mantequilla
  3. 1 huevo grande
  4. 60 gr. de azúcar, glass o molido en la batidora
  5. 10 gr. de levadura fresca.
  6. Ralladura de una naranja
  7. 10 ml. de agua de azahar.
  8. 225 gr. de harina.
  9. Una pizca de sal
ELABORACIÓN:
  • Preparar el prefermento, mezclamos la leche tibia con la levadura y añadimos la harina, mezclamos bien y formamos una bola con la masa le hacemos un corte con una cuchilla en forma de cruz.
  • Llenamos un bol con agua templada y metemos dentro la bola de masa, esta caerá al fondo, pasados 10 minutos, cuando la masa suba a la superficie ya podemos empezar a hacer la masa de la Culeca o Mona en la  máquina .
  • Hay que poner en la cubeta de la panificadora la masa madre, el huevo batido, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la leche la ralladura de naranja y el agua de azahar.
  • (Este último ingrediente, para mi es indispensable en este tipo de masas, me encanta su aroma y sabor, lo utilizo  muy a menudo en los brioches.)
  • Programo la panificadora en el número 7, con un amasado de 15 minutos, cuando ya empiezan a mezclarse estos ingredientes, añado la harina y cuando lleva diez minutos de trabajo añado la levadura  desmenuzada.
  • Una vez terminado el amasado, la dejo reposar diez minutos dentro de la cubeta de la panificadora, para aprovechar el calor residual de la maquina, de esta manera se acelera el primer proceso de levado de la masa.
  • Sacar la masa, aplastarla para sacar el gas que tiene y darle forma redonda.
  • Colocar el huevo duro en el centro y con dos tiritas de masa adornar y sujetar el huevo para que no se mueva.
  • Tapar con un paño blanco de algodón y dejar que la masa doble su volumen.
  • Pintar con huevo batido y poner azúcar por encima, también se puede adornar con azucares de colores, queda más alegre y vistosa y está riquisimaaaaaaa.  
  •  Si mirais bien la foto, vereis que la masa crecio tanto que casi hay que adivinar que el huevo esta escondido en el centro de la torta o Culeca.

Roscón de San Valero y Reliquias de Santa Agueda

 
Este dulce o postre, Las Reliquias de Santa Águeda, es para conmemorar el día dedicado a esta santa patrona, de las mujeres, a la cual siempre se acude para rezar y pedir que aleje de nosotras el cáncer de mama.

Siempre se ha celebrado su fiesta, da igual que el calendario indique que es lunes o sábado. En mi juventud se celebraba una misa por la tarde el día 5, y las chicas que se habían casado el año anterior, elegían cada año a uno de los panaderos del pueblo y elaboraban en el horno unas planchas de bizcocho, que partían en trozos y las envolvían en papel de seda. Posteriormente las repartían en la misa de la tarde del día 5 y llevaban también a las mujeres mayores o enfermas que no podían salir de casa y visitar a la santa, en la iglesia, en su día.

Todavía se sigue celebrando dicha fiesta y esa costumbre de obsequiar al resto de las mujeres del pueblo.

La reliquia de Santa Águeda es un dulce, que los pasteleros de Zaragoza crearon, para honrar a la santa y a las mujeres que lo celebran.

El invierno es la época más dulce del año, pues desde que comienza Navidad todo son fiestas que hay que celebrar con dulces.

 

 

Los turrones en Diciembre, en Reyes los primeros roscones, después de de Reyes quedan dos fechas señaladas para nosotros, el 29 de Enero que se celebra San Valero, patrón de nuestra ciudad y el 3 de Febrero San Blas, que también se celebra con roscón, seguidamente tenemos el día 5 a Santa Águeda y ya para finalizar un invierno goloso, nos queda San Valentín el día 14 de Febrero, en que el pastel especifico son corazones de hojaldre rellenos de nata adornados de una flor comestible y una figurita de cupido no comestible, aunque yo prefiero un corazón de bizcocho relleno de mermelada de fresas y cubierto de nata .

Este año, hice los primeros roscones de la temporada el día 28 de Diciembre, hasta la fecha de hoy llevo hechos 13, más estas dos reliquias de Santa Águeda que veis.

Para elaborar las reliquias siempre he utilizado esta receta, la que utilizo para mis roscones; difiere de la receta de Webosfritos en que lleva más mantequilla y yo tambien añado ron, como se hacía en mi casa.  Con la cantidad de masa que sale, hago un roscón de 600 gr. y dos reliquias o tetas de 250 gr. a 280 gr.

Si queréis hacerlas de tamaño individual su peso es de 30 gr. y se puede rellenar de nata, trufa o crema pastelera.

La próxima celebración es el día 16 de Febrero, principio de los Carnavales, día de comer la tortilla con longaniza en un panecillo, acompañada de fruta, naranja, y plátano es lo más tradicional, el mejor lugar para la celebración siempre ha sido en el campo, al aire libre y a ser posible cerca del rio Ebro en sus arboledas o mejanas,

Ingredientes:

Para la masa de arranque:

  • 10 gr. de azucar
  • 10 gr. de levadura
  • 130 gr. de harina de fuerza
  • 80 ml. de leche

Elaboración:

  1. Templar la leche, debe estar tibia, y deshacer en ella la levadura y el azúcar.
  2. Mezclar con la harina y formar una bola.
  3. Con un cuchillo, hacer unos cortes en forma de cruz en lo alto de la bola de masa.
  4. Poner en un bol lleno de agua tibia la bola de masa, pasados 10 minutos aproximadamente, la bola subirá a la superficie.
  5. No olvidéis que si utilizáis agua demasiado caliente, esta matara la levadura y la masa no fermentara.

Para la masa final:

  • ½ kg. de harina de fuerza
  • 125 gr. de mantequilla
  • 130 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 25ml. de ron
  • 25 ml. de agua de azahar
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 80 ml. de leche
  • Si amasáis a mano reservar 50 gr. de harina para trabajar la masa en la mesa, yo lo amaso en la panificadora y añado toda la harina de una vez a la máquina.

Para decorar el roscón:

  • 1 huevo batido
  • Frutas confitadas
  • Azúcar húmedo

Para decorar la teta o reliquia:

  • Chocolate fundido, una guinda y granillo de chocolate.
  • Con esta cantidad de masa salieron 1 roscón y dos reliquias o tetas de 250 gr cada reliquia el resto de la masa fue para el roscón.

Elaboración:

  1. Yo utilizo para amasar la panificadora Bifinet.
  2. En la cubeta pongo en primer lugar la masa madre, la leche tibia, los huevos batidos, la mantequilla muy blanda, el ron, el agua de azahar, y la ralladura de los cítricos, el azúcar en un lado y la sal en el rincón opuesto de la cubeta.
  3. Programa nº 7 duración del amasado 15 minutos.
  4. En esta ocasión hice la masa como la he visto hacer durante años. Dejar amasar esto durante 7 minutos, para mezclar bien la masa de arranque con la mantequilla. En ese momento añadir la harina y la levadura desmenuzada a la cubeta de la panificadora, dejar que termine el programa; añadir 15 minutos más de amasado.En total 30 minutos.
  5. Cuando ha terminado el amasado, la dejo reposar 40 minutos dentro de la cubeta, para que la masa suba más rápido, aprovechando el calor residual de la maquina, siempre los hago por la tarde ya que la temperatura de la cocina es la ideal este tipo de masas necesita que haya en el ambiente unos 20 – 24º para levar sin problemas.
  6. Sacar la masa y des gasificar, trabajar en la mesa.
  7. Cuando la masa doble su volumen, sacarla a la mesa y desgasificarla, dividir la masa, para el roscón una bola con un peso de 600 gr. y para las reliquias dos bolas más de 250 gr, aproximadamente cada una.
  8. Poner un poco de mantequilla en las manos y formar el roscón, colocar en la bandeja de horno y tapar con un paño blanco.
  9. Dar la forma redonda a las reliquias, colocar en la bandeja de horno y tapar, dejar reposar hasta que hayan doblado su volumen; dejar en un lugar de la cocina donde no haya corrientes de aire.
  10. El tiempo que necesita la masa para doblar de volumen puede oscilar entre 2 horas o un poco más; pintar el roscón con huevo batido y adornar con azúcar húmedo y con frutas glaseadas.
  11. Pintar las bolas con huevo batido, en lo alto se coloca si se quiere un redondel de crema y encima una guinda. Yo he preferido pintarlas solo con el huevo y cuando estaban frías pintarlas con chocolate y colocar encima la guinda.
  12. Hornear el roscón a 180º de 15 a 18 minutos.
  13. Hornear de 7 a 10 minutos las piezas de 30 gr. a 180º
  14. Las piezas de 250 gr. de 15 a 18 minutos con horno más bajo para que salgan bien cocidas por dentro y que no se quemen por fuera, pues dada su forma redonda podrían quedar poco hechas en el centro.
  15. Una vez frías, se abren con un cuchillo de sierra por la mitad, para rellenarlas podéis poner lo que más os guste, nata montada, trufa, o crema pastelera.
  16. También una capa de nata y otra encima de trufa, a gusto del consumidor.
  17. En esta ocasión las he rellenado de Crema Pastelera, pues después de tantos roscones como he hecho ya están algo saturados de nata.
  18. Pintar la base de la teta de chocolate y un redondel en lo alto del pastel.
  19. Se pueden adornar la base con granillo de chocolate y dar más brillo al bollo con almíbar o gelatina dulce.

Pan corona campesina

Hace tiempo que no hacia pan en casa, estoy muy ocupada últimamente y todos lo echaban en falta, rodeados de tiendas donde solo encuentras las consabidas baguettes precocidas, comer un día pan hecho en casa lo agradecen.
La receta de hoy es especial para panificadoras.  Su composición solo lleva harina de fuerza, pero decidí probar a añadirle una parte de harina de centeno y el resultado ha sido muy bueno.
Cuando hago cierta clase de panes, es cuando añoro el horno grande de la casa de mi padre, pues tal como esta pieza en un horno más adecuado que el mío, el resultado es espectacular, tendré paciencia y esperare el momento en que necesite cambiar el mío.
Una parte de esta rosca la hice cortada en rebanadas tostadas al horno con aceite, ajo y perejil como en la receta que encontrarais aquí, quedo riquísimo y fue un buen compañero para un asado de pierna de cerdo o para cualquier otro plato de carne o pescado hecho al horno.
  
 INGREDIENTES:

  1. 175 ml. de agua
  2. 200 gr. de yogur natural
  3. 1 ½ cucharadita de sal
  4. 400 gr. de harina de fuerza
  5. 100 gr. de harina de centeno
  6. Un puñadito de harina para espolvorear la mesa
  7. 2 cucharaditas de azúcar blanquilla
  8. 1 ¼ de cucharadita de levadura seca y de acción rápida
  9. (Como está haciendo tanto frío, yo puse 1 ½ cucharaditas de levadura)

ELABORACIÓN:

  • Añadir a la cubeta de la panificadora el agua, el yogur, en un rinconcito la sal y en el opuesto el azúcar.
  • Encima ponemos las harinas.
  • Programamos la máquina en el número 7, duración 15 minutos.
  • Cuando lleva 5 minutos de amasado añadir la levadura de acción rápida.
  • Al terminar el amasado, dejar la masa en la máquina y taparla con un paño de cocina, con esta acción conseguimos que el calor que tiene la máquina no se escape, y ayude a subir antes.
  • Cuando haya subido un poco, no hace falta que llegue a doblar su volumen, la sacamos y la trabajamos para sacar el gas que ya tiene.
  • Formamos una bola y la dejamos descansar 5 minutos.
  • Retomamos la masa y empezamos a formar un agujero en el centro, estirando la masa hasta darle el tamaño que queramos.
  • Pintamos un plástico de cocina con aceite de oliva y lo colocamos encima de la rosca, poniendo en el centro un vaso grande de batidora o un cazo de cocina, para que al doblar de tamaño la masa nos deje un aro central suficientemente grande.
  • Hacer cuatro cortes en la rosca, y tapar con paño blanco.
  • Dejar doblar su volumen, antes de meterla al horno, espolvorear harina por encima.
  • Colocar un recipiente con agua en la parte baja del horno y calentarlo a 220º.
  • Meter al horno el pan, cocer durante 25 minutos según receta; mi horno lo baje a 170º y lo cocí durante 30-35 minutos.
  • Cuando esté tostado y suene a hueco en la parte de abajo,el pan estara cocido.
  • Vosotros deberais calcular el tiempo según vuestro horno. 

Esta tarde, he visto la publicidad de LIDL y he visto que han tenido hoy a la venta, las panificadoras.
Lo pongo en vuestro conocimiento, por si alguna estáis interesadas y haya quedado alguna máquina, en alguna de sus tiendas; es un electrodoméstico muy útil en la cocina.

Yo no se que haría sin ella, bueno si que lo se, no amasaría a mano desde hace tiempo, y mi familia no comería bollería sana y natural, pues en mi entorno no hay ninguna panadería de las de toda la vida, que me ofrezcan pan y dulces de calidad .