Tag Archives: manteca de cerdo ibérico

Nevaditos

 

Nevaditos (2)

 

Inmersos en la cuenta atrás de la Navidad llega a este Fogón Ilustrado esta receta tradicional de mantecados o Nevaditos envueltos en Azúcar; los dulces pequeños son en mi casa el anuncio de que la Navidad está a la vuelta de la esquina, hemos dejado atrás, desde hace años, el consumo de Turrones comprados ya que también estos últimos, soy yo quien los elabora en casa.

Estos Nevaditos han dejado en mi cocina un aroma increible y tengo la intención de que los días que faltan, en mi cocina  se siga produciendo el mismo milagro, unos cuantos puñados de harina, un cazo de azúcar acompañados de una manteca iberica o una mantequilla de Asturias, Soria o cualquier punto de España y en este caso un vino muy especial de Cariñena, den como resultado un bocado dulce y delicioso.

No está debidamente aclarado el lugar de procedencia de los dulces Navideños; el origen de estos dulces se cree con muchas posibilidades de ser cierto, que el Mazapán y todos los dulces que llevan un alto porcentaje de miel, así como la almendra, en su formula, es de origen arabe, solo hay que viajar hasta Toledo y comprobar con asombro las famosas y artísticas Anguilas de Mazapán, joyas de los  Obradores  pasteleros de la ciudad .

Estos Nevaditos tambien puede afirmarse que son de origen Judio o cristiano ya que uno de sus ingredientes más importantes es la manteca de cerdo; todos conecemos los Nevaditos de la marca Reglero de toda la vida, los hemos visto desde que eramos pequeños, en los colmados y tiendas de barrio y en los supermercados actualmente.

Son unos mantecados como los de siempre, pero con ese punto de alegría que le da el vino, una delicia;  vamos con la receta.

Ingredientes:

  1. 120 gr. de Manteca de Cerdo Ibérico
  2. 50 g. de Azúcar(yo he utilizado azúcar glass)
  3. 1 cucharada de  AOVE Arbequina del bajo Aragón
  4. 75 ml. de Vino dulce Gran Ducay D.O Cariñena
  5. 330 de Harina
  6. 1 pizca de sal
  7. Azúcar Glass para envolver los Nevaditos

Elaboración:

  • Añadiremos todos los ingredientes a un bol y amasaremos hasta conseguir una masa homogenea suave y lisa
  • Le damos forma de bola la metemos en una bolsa de congelación y la dejamos en  el frigorifico 1 hora (en mi caso la amase por la noche y la deje en el frigo hasta la mañana siguiente)
  • Todas las masas que lleven grasas como la manteca o la mantequilla es obligado dejarlas unas horas en frio para que tengan una consistencia firme y la masa no se desmorone al entrar en  contacto con el calor del horno.
  • Cuando vayamos a cortar nuestros Nevaditos encendemos el horno y lo precalentamos hasta tener una temperatura de 180º
  • Sacamos la masa y la colocamos sobre un papel blanco de horno, ponemos encima otra lámina de papel de cocina o papel flim.
  •  La estiramos y para cortarlos utilizamos un cortador redondo, dejamos a la masa un grosor de 1 centimetro y medio.  Los colocamos en una bandeja con papel de horno algo separados para evitar que  se peguen al cocer.
  • Hornear durante 30 minutos, si os gustan con un poquito de color que sean 35 minutos, recordar  !Cada horno es un mundo!
  • Sacar del horno y dejarlos enfriar sobre una rejilla, cuando estén fríos espolvorearlos o envolverlos en azúcar glass, si teneis que guardarlos unos días hasta consumirlos lo ideal es guardarlos en una lata o un envase de cristal cerrado para que no se endurezcan demasiado.

Nevaditos

Nota:

El vino que habitualmente se utiliza es un vino blanco, pero puede añadirse el vino a gusto del consumidor.  Puede ser un vino dulce local o un oloroso.

En esta ocasión he utilizado un vino Moscatel Gran Ducay de las Bodegas San Valero de Cariñena.

La Nota de Cata es la siguiente:

Color Amarillo Oro pálido,con brillantes reflejos doraods. Marcados aromas de variedad moscatel bien arropados con tonos florales y suave fondo mieloso.

Limpio y sabroso en boca con un final largo y muy persistent, donde se recuperan sus aromas en nariz.

 

Pollo con nectarinas y canela

Este Pollo con Nectarinas y Canela en una de las recetas propias de esta época ya que va ligado a las frutas de Junio que para mi gusto personal, son lo mejor del año, me encanta ver en los mercados las cerezas, albaricoques, nectarinas, paraguayos, higos y más tarde el melocotón de Calanda, disfruto comiéndolos frescos pero es un buen momento para hacer acopio de mermeladas y también de utilizarlos en algún guiso de carnes, son un buen acompañamiento dan otro punto diferente, desde un pollo normal a todo tipo de aves y sobre todo a la caza y aves propias de la época de Navidad.

Esta receta de Pollo con nectarina y canela la hacia hace años con melocotón de Calanda (Teruel) pero no se bien porque ya llevaba varios veranos olvidada, por fin ayer la rescate y dejo encantados a mi familia, el toque de la fruta y la manera en que sus azúcares y la mantequilla ayudaron a ligar la salsa fue decisivo para un toque final perfecto.

Ingredientes

  1. 1 pollo
  2. 1 cebolla tierna entera
  3. 1 tomate grande entero.
  4. 3 dientes de ajo.
  5. 1 palo de canela
  6. 2 hojas de laurel
  7. 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  8. 4 cucharadas de manteca de cerdo ibérico
  9. harina
  10. 1 copa de coñac
  11. caldo de pollo
  12. 2 nectarinas
  13. 1 plátano
  14. sal, pimienta negra
  15. 2 cucharadas de mantequilla

Elaboración:

  • En una cazuela poner el aceite y la manteca.
  • Trocear el pollo en trozos más bien grandes, lavar secar con papel de cocina y salpimentar, espolvorear un poco de harina sobre los trozos y pasar a freírlos a la cazuela junto a la  cebolla cortada en brunoise y el tomate pelado y despepitado y cortado en trocitos pequeños, los dientes de ajo sin germen, las hojas de laurel y el palo de canela.
  • Cuando el pollo coja algo de color añadir el coñac y dejar que cocer un momento para que evapòre el alcohol, entonces añadir el caldo de pollo hasta cubrirlo y dejar cocer a fuego medio-bajo hasta que el pollo este cocido pero no deshecho.
  • Lavar la fruta y cortar en rodajas Pelar el plátano y hacer rodajas gordas.
  • En una sartén añadir la mantequilla y rehogar la nectarina y por último el platano ligeramente.
  • Puede servirse el pollo y las frutas salteadas o añadirlas a la cazuela y dejar cocer 3 ó 4 minutos.
  • Al jugo que nos ha quedado en la sartén al saltear las frutas, añadiremos el caldo de cocción del pollo y dejamos que de unos hervores, los azúcares de la fruta y la mantequilla espesaran la salsa y queda una salsa aterciopelada y espectacular de sabor.

Solo falta ya que deis el pistoletazo de salida !A comer! os lo agradecerán, el plato es sencillo pero el resultado una maravilla.
Se puede cambiar la nectarina por melocotones, albaricoques o higos según el gusto de los comensales.

Perrunillas

Terminado ya el paréntesis vacacional de Semana Santa e inmersa ya en mis obligaciones caseras, de trabajo en la comunidad y asociación de vecinos, voy sacando o arañando tiempo para poder plasmar en el blog todas las vivencias y recetas que he traído de un viaje que no por remojado, a dejado de ser interesante y gratificante.

Siempre me atraía la idea de visitar Extremadura, pero el proyecto no salia adelante. Por fin nuestros amigos de Barcelona nos invitaron a visitarla con ellos, ya que el, es oriundo de un pueblo llamado Zarza la Mayor. Aunque la lluvia ha sido muy intensa a veces, no hemos dejado de salir y visitar lugares maravillosos como Guadalupe, Mérida, Caceres, AlcántaraPortugal, Monasterio de Yuste y como no el valle del Jerte, aunque con este último no hubo la suerte de verlo florecido totalmente. Ha llovido tanto que la floración de los cerezos se producirá esta semana o la próxima.

Cáceres, la provincia, es preciosa, verde, con un paisaje de dehesas y encinas,  maravilloso; ha llovido tanto este año, que esta cubierto de una alfombra verde y de flores de varios colores, que hacia que no pudiera quitar la vista de la ventanilla del coche. Hemos disfrutado de su gastronomía  sobre todo de los dulces, quiero agradecer a la familia Bielsa-Montero su hospitalidad  y las recetas que traigo para dejar en el blog, aunque ya haya pasado la Semana Santa.

Hoy os traigo las Perrunillas, nos  han gustado mucho porque llevan como ingrediente el anís fuerte y aquí lo uso para las rosquillas y los roscones de anís que se hacen en casa de mi hermana. Espero que os gusten, son muy conocidas en la red y además acompañare el post con algunas de las fotos que he hecho en el viaje.

Ingredientes:

  1. 250 gr. de manteca
  2. 125 gr. de azúcar
  3. 125 ml. de anís
  4. 1 c.c.  de canela
  5. 1 c.s. de ralladura de piel de limón
  6. 3 yemas de huevo y 1 huevo entero
  7. 550 gr. de harina
  8. 8 gr. de levadura química (tipo Royal)
  9. las 3 claras las utilizaremos para pintar las perrunillas
  10. azúcar

abreviaturas:

c.c.= cuchara de café c.s.= cuchara de sopa

 

Elaboración:

  • Dejar la manteca a temperatura ambiente y moler el azúcar con la batidora, picadora o molinillo de café.
  • Cuando la manteca este blanda la ponemos en un bol, añadimos el azúcar, la canela, la ralladura de limón y el anís, mezclamos con una espátula o bien con batidora amasadora.
  • Cuando este bien batido o mezclado, añadimos la harina poco a poco hasta conseguir una masa bien amalgamada, brillante y lisa.  debe quedar firme pero no dura, tampoco pegajosa, tiene que trabajarse bien.
  • Aunque a mí me recomendaron poner 500 gr. de harina, yo he necesitado 50 gr. más.
  • Batir las claras a semi-punto de nieve.
  • Formamos bolas del tamaño de una croqueta, aplastarlas, sobre todo en el centro,
  •  Pintamos las perrunillas con un pincel- brocha de pastelería,  poniendo un poco más de clara en el centro, añadimos azúcar por encima, un poco más en el centro, y precalentamos el horno a 180 º.
  • Cocer durante 20 minutos, revisando el horno para que no se pasen de color, deben quedar de color dorado.

También se puede añadir anís en rama e incluso adornar con una almendra, a gusto del consumidor. El limón que he utilizado es genuinamente cacereño; me regalaron una bolsa de limones, naturales y ecológicos cien por  cien, deliciosos, con una piel que al cortarla parece mantequilla, el color de su zumo amarillo, amarillo y con un nivel de acidez suave, ideales para tomar el zumo de un limón por la mañana, en ayunas, con un vaso de agua caliente y una cucharada de miel gran remedio para  mantener la vía biliar bien y aportar vitamina C al organismo, para potenciar nuestras  defensas, en invierno sobre todo. Os aconsejo que las hagáis, están riquísimassssss.

 

Os dejo esta foto ante la fuente romana de Zarza la Mayor, es impresionante su estado de conservación, si os fijáis en la parte izquierda de la foto, las señales que se ven en el muro que hay detrás de mí, son las señales que han dejado, a través de los siglos, los cántaros que han apoyado los miles de personas que han vivido y han ido a  a recoger agua a dicha fuente.

Impresiona sentir la historia de estos pueblos que han sido habitados pacíficamente unas veces, o invadidos otras, por varias civilizaciones. Este es un lugar que ha afrontado varias guerras con el país vecino, Portugal.

Para los aficionados a la historia aquí os dejo este enlace, con la historia de esta parte de España.

Tortas de manteca al estilo de mi padre

  Estas tortas son todo un clásico de la repostería española.   En cada pueblo, cada panadero o ama de casa, utilizando la masa de pan y la manteca como ingredientes principales, les dan su toque personal y es una delicia el comerlas.
  Mi padre las hacia tan ricas que no puedo olvidarme de ellas y quiero que mis hijos tampoco las olviden, por eso  ahora las hago yo en casa.   Nos encantan a todos,  los de casa y los de fuera.
 
  Cada vez que hago tortas de manteca, hago una cantidad de masa de aproximadamente  1.800 gr. con la que consigo  tortas de 300 gr. así aprovecho para guardar para casa y hacer algún regalo a tías o amigas.
  Hace una semana hice seis pero entre regalos y las que comimos en casa, en dos días desaparecieron, por eso ayer volví a hacer otra masadita de tortas, repito que salen 6 tortas.   No se ponen duras, no da tiempo, en el momento que hay una en la mesa desaparece como por arte de magia. 
 
  He calculado que con esta cantidad tengo tortas para una semana, la manera de guardarlas y comerlas tiernas es meterlas al congelador, se conservan fenomenal.   Cuando estan descongeladas parece que las hubieras hecho el mismo día, de esa manera consigo que con unas horas de trabajo, tenemos  el dulce del desayuno para una semana.

Pero tambien sientan muy bien con una copita de vino de Oporto, están bueniiiiiisimas.
INGREDIENTES:
Para la masa de pan:
  1. 600gr. de harina
  2. 350 ml. de agua
  3. 2 cucharitas de café de sal
  4. 2 cucharitas de café de azúcar
  5. 30 gr. de levadura fresca de panadero
Para las tortas:
  1. 250gr. de manteca de cerdo ibérico.
  2. 200 gr. de azúcar.
  3. 50 ml. de vino moscatel.
  4. 300 gr. de harina.
  5. 1 huevo para pintar las tortas y azúcar para poner encima.
ELABORACIÓN:
  • En primer lugar tenemos que hacer una masa de pan con los ingredientes primeros.
  • Comenzamos poniendo como siempre el agua en la cubeta de la panificadora, la sal, el azúcar y la harina.
  • Programa de duración 15 minutos, cuando llevemos 10 minutos de amasado, añadir la levadura, cuando termine el amasado dejarla reposar 10 minutos sin sacar de la cubeta.
  • Pasados 10 minutos volver a programar la maquina con 15 minutos de amasado,  añadir el vino moscatel, el azúcar poco a poco y  la manteca cortada en trocitos pequeños.
  • La masa se pondrá muy blanda al añadir más líquido y la grasa de la manteca, empezamos a añadir más harina.
  • Añadiremos de 100 gr. en 100 gr. para evitar que pueda quedar dura la masa.
  • Yo he añadido 300gr. más y 50 gr. para trabajarlas en la mesa.
  • Al finalizar los 15 minutos de amasado con la manteca, dejarla reposar 15 minutos.
  • Sacarla de la maquina, pesar la masa y dividirla en trozos de 300 gr. o del tamaño que mas os guste.
  • Yo saque 6 tortas, 4 de 300 gr. y 2 de 250 gr.
  • Queda una masa estupenda, lisa, preciosa me atrevo a decir, da gusto trabajarla cuando la divides y le das forma.
  • Una vez formadas las tortas colocar en las bandejas que irán al horno y taparlas con tela blanca, dejar que doblen su volumen.
  • Pintarlas con huevo batido y poner abundante azúcar encima.
  • Meter a horno precalentado a 180º, según horno puede que estén cocidas en 15 minutos o un poco más.
Espero que os gusten, y no os importen los kilos, después de un trozo de torta se va una a dar un paseo y el día será doblemente bueno, que aproveche.

Mantecados de avellana

Hoy quería visitar a una amiga, y como sé que mis mantecados le gustan mucho, me he puesto manos a la obra; además a mi marido y a mi hijo les encantan, y también he aprovechado para tener un detalle con otra persona que me escucha y me ayuda en asuntos de trabajo.

Pero esta vez he pensado en alterar la fórmula anterior, los mantecados anteriores llevaban almendra molida, a estos les he añadido avellana molida y aunque el toque de anís me gusta mucho, esta vez he añadido ralladura de naranja que también le da un buen punto.

Cuando sacaba los primeros del horno, subía mi marido a casa, y me comentaba que el olor que invadía la escalera, era un escándalo, y ya subía pensando en que hoy de primer plato comería el postre; es imposible guardar en secreto una afición como esta, en fin, es una afición sana y en mi caso, me la inyectaron en vena desde antes de nacer.

Poco después me ha llamado mi hijo,le he invitado a comer, y ha aceptado, como no, sobre todo cuando ha oído que había hecho los mantecados; mi hija cuida un poco la línea y de momento ha pasado, pero ya caerá en la tentación en otro momento.

Con estas cantidades han salido 65 unidades, así que tenemos dulces para esta semana tan festiva.

 

 

Ingredientes:

  1. 375 gr. de manteca de cerdo yo uso de cerdo ibérico
  2. 125 ml. de aceite de oliva virgen extra de 1 grado
  3. 300gr. de azúcar
  4. 2 huevos
  5. 150 gr. de avellana molida
  6. Ralladura de una naranja
  7. 700gr. de harina, aproximadamente. mitad repostería, mitad de fuerza,

Elaboración:

  • Sacar la manteca del frigorífico y dejar a temperatura ambiente.
  • Cuando este manejable, añadirla a un bol junto con el azúcar y batirla en batidora o robot, hasta que quede el azúcar bien disuelto en la manteca, aproximadamente 15 minutos.
  • Yo os aconsejo triturar el azúcar en la batidora, un poco sin llegar a dejarlo azúcar en polvo.
  • Añadiremos los dos huevos, y seguiremos batiendo, cuando se hayan integrado bien, añadir el aceite poco a poco.
  • Cuando tengamos estos ingredientes bien ligados añadiremos en primer lugar la avellana molida y la ralladura de naranja, remover y ligar bien.
  • Seguidamente añadiremos la harina, poco a poco, ahora trabajaremos con una espátula e incluso con la mano.
  • Vosotras y vosotros mismos tenéis que cogerle el punto a la masa, debe ser manejable, pero no dura y tampoco que al trabajarla, se pegue a las manos o a los cortadores.
  • Puede ser que el peso de harina oscile de una marca a otra, dependerá de la fuerza de la harina, nosotros usábamos la misma harina que se utilizaba para hacer el pan y el resultado siempre fue estupendo.
  • Si teneis que añadir harina, hacerlo de cucharada en cucharada para no pasaros.
  • Solo queda preparar la masa encima de la mesa, espolvoreada de harina.
  • He puesto un papel blanco de cocina encima de la masa y con el rodillo la he estirado, para dejarla toda a la misma altura.
  • Cortar la masa con cortadores a vuestro gusto, colocarlos en la bandeja del horno.
  • Pintarlos con huevo batido, en esta ocasión además de añadir azúcar por encima, he añadido una avellana o piñones e incluso unos corazones o estrellas de nieve de azúcar por encima.

 

Están buenísimos, y si os animáis, podéis hacer vuestros propios dulces caseros para estas fiestas, para aliviar la economía domestica.

Incluso es una buena idea para pasar un buen rato en la cocina con los más pequeños, armándolos con un cortador de los de plástico para evitar que se hagan daño con uno metálico.

Seguiré poniendo recetas de cara a las fiestas de Navidad.