Tag Archives: Manteca de cerdo

Orejas de Carnaval

 

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Despues de varios años de blog y muchos más comiendo estas pastas caseras tan sencillas y ricas, por fin las traigo al blog para seguir recopilando los dulces propios de estas fechas de Cuaresma y Semana Santa.

En algunos sitios se conocen como Orejas de Carnaval y en la Panadería de mi familia las vendiamos como Orejas de Fraile, la masa super sencilla, la elaboración más sencilla todavía y el resultado estupendo, de no parar de comer, cuando cojes una es un vicio, por eso es mejor hacerlas algo pequeñas para repetir sin que nos amargue despues la conciencia.

No hay que abusar de las frituras y las masas aceitadas, el aceite de oliva es sano pero como todo en la vida en su justa medida, así que un día en estas fechas siempre hago una excepción, y hago una masadita de orejas para disfrutar de estos dulces tan clásicos en nuestro mapa gastronómico.

Una manera de eliminar el aceite sobrante es ponerlas sobre papel de cocina cuando salen de la sartén, estoy segura que ya lo ponéis en practica en vuestra cocina cuando hacéis frituras de todo tipo.

Os deseo feliz Domingo y que disfrutéis de estas Orejas de Fraile con un buen café  o una copita de vino de Jerez o un vino de Oporto y mejor compañía.

Tambien aconsejo el vino dulce local, cada Comunidad  de nuestro país produce muy buenos vinos de cualquier clase y entre ellos los vinos dulces.

Orejas de Fraile

Orejas de Fraile

 

Elaboración:

  1. 100 ml. de agua
  2. 75 ml. de anis
  3. 1 huevo grande
  4. unas gotas de esencia de anís
  5. 80 gr. de manteca de cerdo derretida
  6. 100 gr. de azúcar glass
  7. Ralladura de un limón
  8. 425 gr. de harina
  9. Según la harina se necesitan 25 gr. más ( total. 450 gr. de harina)
  10. Para manejar mejor el rodillo pintarlo con aceite, no añadir más harina a la mesa o las manos

Para envolverlas

  1. Azúcar y Canela

Elaboración:

Elaboración manual:

  • Formar un volcán con la harina y depositar en el centro el huevo batido y lo mezclamos con la ayuda de un batidor o lengua de silicona.
  • Agregar el agua, la ralladura de limón, la sal y el anís, si el anís no es del fuerte, añadir un poco de esencia de anís.
  •  A continuación, añadimos la manteca derretida y tibia.
  •  Con la ayuda de un tenedor, unimos los ingredientes hasta obtener una pasta ya elástica que se pueda amasar.
  •  Formar una bola y guardar en una bolsa de plastico de cocina en el frigorifico unas dos horas.
  • Preparar una sartén profunda con aceite al gusto, puede ser girasol o aceite de oliva suave.
  • Cortar la masa en trocitos y formar bolitas, con la ayuda de un rodillo untado con un poco de aceite para que no se agarre la masa, vamos estirando cada pieza hasta obtener una lámina a la que daremos un poco de forma de oreja manualmente o con el borde de cualquier utensilio de cocina como una brocheta etc…
  • Freir un poco de piel de limón en el aceite y proceder a freir las orejas, cuando tengan el color apropiado sacar a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  • Rapidamente pasar por un plato que tendremos con azúcar y envolverlas.
  • En mi caso también añado al azúcar un poco de canela.

Elaboración con Panificadora:

  • Poner en la cubeta de la panificadora el huevo batido, el anís, el agua, la manteca derretida y las gotas de esencia de anís.
  • Programa nº 7 (15 minutos) cuando empiece a mezclarse los liquidos añadir el azucar glass hasta que se integre bien.
  • Añadir encima la harina con la pizca de sal y la rralladura de limón, dejar terminar el programa de 15 minutos.
  • Formar con la masa una bola y guardar en una bolsa de congelación en el frigorifico durante dos horas más o menos.
  • Hacer bolitas pequeñas y con el rodillo pintado de aceite estirar la masa lo más fina posible, dando forma de oreja y fréir en aceite de girasol o de oliva suave, al gusto de cada uno.
  • Al sacarlas de la sartén depositarlas en un plato con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite y rapidamente pasarlas a un plato con azúcar y canela.
  • Si os parece mucha cantidad de masa, se puede hacer la mitad y congelar el resto de la masa para otro día.

Es un buen postre, es barato y lo mejor de todo es que pertenece a nuestra cultura gastronomica más antigua.

 

Arroz a la Zaragozana

 

Arroz a la Zaragozana 004

 

No hace falta decir mucho sobre la procedencia de esta receta ¿verdad? su origen esta en nuestra esta  ciudad tan querida y tan bonita, la receta,recia y contundente como nuestra Tierra.

«Extraída del libro Gastronomía Aragonesa, escrito por Antonio Beltrán Martínez y José Manuel Porquet Gombao y editado por Moncayo Ediciones. Este libro defiende la tesis de que existe una gastronomía aragonesa con personalidad propia y elementos diferenciadores respecto a otros usos coquinarios de tierras vecinas. Este libro ofrece todas las claves de una de las señas de identidad cultural, probablemente la más gratificante, de Aragón y no puede faltar en la biblioteca de los amantes de la cocina o de los interesados por los temas relacionados con nuestra región.»  fuente Red Aragón

¿ARROZ A LA MILANESA?
Esta receta  se conoce en todo el país como “Arroz a la Milanesa”, pero nuestro paisano y gran cocinero nacido en Binefar, Teodoro Bardají, que la recopiló, afirmó en su día con rotundidad que procedía de Zaragoza y subrayó que también podía utilizarse en ella carne de vaca, carne que debía cocerse aparte e incorporarse al guiso en el momento echar el arroz.

Sus ingredientes, Carne de Ternasco, Cerdo y sus derivados, arroz y cebolla nada más pero con un resultado extraordinario, os invito a hacerlo y a compartirlo con familia o amigos, estoy segura que os gustará y espero vuestros comentarios  y fotografías, las compartiré en Facebook o Google+.

 

Arroz a la Zaragozana 001

Ingredientes para 4 personas:

Ingredientes de la receta original

  1.   4 vasos de arroz (tamaño de vino)
  2. 8 vasos de caldo de pollo o verduras
  3. 150 gr. de jamón en tacos pequeños
  4. 8 salchichas de cerdo
  5. 4 trozos de longaniza
  6. 8 trozos de costilla de cerdo
  7. 300 gr. de carne de ternasco
  8. 4 cucharadas de manteca de cerdo ( si no gusta la manteca utilizar aceite de oliva)
  9. 1/2 cebolla grande picada

Ingredientes que he añadido para dar mi toque personal

  1. 1 diente de ajo picado
  2. 1 pimiento verde italiano
  3. 1 pizca de azafrán

Elaboración:

  • Preparar las carnes cortadas en trozos pequeños y deshuesadas.
  • En una sartén añadir la manteca y freir las carnes en ella, una vez fritas reservarlas y en la misma grasa freir la longaniza, las salchichas y el jamón, hasta que cojan color dorado, retirar de la sartén y reservar.
  • En la grasa que nos queda, sofreír la cebolla, el pimiento verde y el diente de ajo todo cortado en brunoise, una vez la verdura esté pochada, añadimos la carne y un vaso de caldo, dejar cocer 10 minutos.
  • Pasados los 10 minutos añadir el arroz y mezclar bien con la carne, añadir la longaniza, las salchichas y la pizca de azafrán.   Cubrir con los 7 vasos de caldo restantes y dejar cocer el arroz 15 minutos.
  • Precalentar el horno a 180º y meter el arroz para que termine de hacerse los últimos 5 minutos que le faltan de cocción.
  • El arroz sale jugoso, suelto pero sin caldo, creo que se aprecia muy bien el punto del arroz en la foto que encabeza la entrada.

Os deseo feliz domingo.

 

Quiche de espárragos trigueros y setas de cardo

 La Quiche de espárragos trigueros y setas de cardo, también es una de las recetas que llevo haciendo desde hace ya 30 años. La primera receta que vi era la Quiche Lorraine, fue en un fasciculo de La cocina Paso a Paso, y desde entonces soy adicta a esta delicia de la cocina francesa.

Todos los aficionados a esta receta  deben saber, que La Quiche Lorraine  lleva ese nombre porque tiene su origen en la región de la  Lorena, Francia, donde se preparo por primera vez sobre corteza de pan.  Con el paso del tiempo el pan fue sustituido por la masa quebrada, pero el relleno tradicional de la Quiche Lorraine sigue siendo el mismo: huevos batidos y nata a la que se añaden, tocino entreverado, sal pimienta y nuez moscada, pero esta tarta admite todas las variantes que queramos añadir, según el momento o el surtido que haya en nuestra nevera.

Una quiche podemos  servirla  bien adornada, como centro de un buffet frío, o para una cena con invitados,;también fría puede servirnos  para un picnic o bien caliente y acompañada de una ensalada, puede ser el plato principal de una cena.

Masa quebrada

Receta básica de la quiche

Ingredientes:

  1. 225 gr. de harina de todo uso
  2. 100 gr. de mantequilla
  3. Sal
  4. 8 cucharaditas de agua

Elaboración:

  • Poner en un bol la harina cernida junto a la sal, cortar con un cuchillo la mantequilla en trozos muy pequeños, todos deben quedar cubiertos por la harina.
  • Amasar la grasa y la harina con los dedos, desmenuzándola hasta que nos quede convertida en grumos como el serrín.
  • Añadir el agua a cucharadas de dos en dos hasta conseguir una masa uniforme.
  • Poner sobre la mesa y amasarla ligeramente hasta que quede suave y manejable.
  • Taparla con un flim y llevarla al frigo 30 minutos.
  • Cuando hayan pasado los 30 minutos sacar del frigo y preparar un molde engrasado y enharinado, aplanar la masa con el rodillo y forrar el molde con la masa.
  • Pinchar el fondo de la masa con un tenedor para que no se ahueque al cocer vacio. Poner encima de la masa un papel de aluminio y cubrirlo con legumbres secas para evitar que se ahueque la masa.
  • Cocerla en blanco durante 15 minutos, bien tapados los bordes para evitar que tomen mucho color.
  • Sacar del horno, quitar el papel y las legumbres y reservar.
  • Si queremos que quede la masa más crujiente debemos poner la mitad de mantequilla y la mitad de manteca de cerdo.

Relleno de la Quiche:

  1. 1 manojo de espárragos trigueros, reservar 6 espárragos para adornar la quiche
  2. Setas de cardo
  3. 1 chalota
  4. El blanco de un puerro
  5. Bacón ahumado
  6. 150 gr. de nata de 35% de grasa
  7. 2 huevos grandes
  8. Sal, pimienta y nuez moscada recién rallada

Elaboración:

  • En una sartén rehogar el puerro y la chalota cortados en brunoise, cuando estan empezando a tomar color, añadir los espárragos, las setas troceados y el bacón.
  • Cuando están rehogados escurrir el aceite sobrante y reservar.
  • Batir la nata con los huevos, salpimentar y añadir la nuez moscada rallada.
  • En el fondo de masa quebrada añadimos el salteado de verduras y bacón, lo extendemos bien y añadimos el batido de huevos y nata.
  • Colocar unos espárragos cocidos al vapor por encima como adorno.
  • Meter al horno a 180º hasta que los huevos estén cuajados aproximadamente 25-30 minutos.
  • Esta es la  proporción habitual de ingredientes para un molde de 20 ctms.
  • Si queréis que el relleno sea más espeso quitar las claras o añadir una yema más a los huevos que indico en la receta.

Yo prefiero las cantidades arriba indicadas pues queda muy jugosa.

Mantecados

mantecados
Hoy toca dulces típicos de Aragón, mi tierra. Los mantecados, una maravilla de pasta.En mi casa, esta receta era una de las que se hacían a diario, para vender a los clientes cada mañana, cuando venían a comprar el pan.También hacíamos magdalenas bollos suizos, tortas de manteca en otoño y primavera, Brevas, almojábanas,Tortas Mallorcas o dormidas, nombre que le dan en otras zonas o pueblos, roscones de anís, Roscones de Reyes.   Los roscones también se hacen en mi ciudad para el 29 de Enero que es San Valero, y para el 3 de Febrero que es San Blas, en este día se llevaban a bendecir para que el santo nos protegiera del mal de garganta, las famosas «tetas» o reliquias de Sta. Águeda y el famoso corazón de San Valentín.

img-mantecados

 

Los mantecados el tiempo en que se hacían era en invierno, cuando se mataban los cerdos en cada casa, se aprovechaban los recortes de grasa, friéndolos en la sartén, despacito hasta sacar la grasa, cuando esta se enfriaba y solidificaba, se convertía en la manteca con la que se hacen estos mantecados.

Aunque la forma tradicional de presentarlos es pintados con huevo batido y azúcar antes de ir al horno, también pueden cocerse al natural y al salir del horno espolvorear azúcar glass con un pequeño colador, quedan buenisimos y más bonitos a la hora de presentar en bandeja.

Una vez escurrida o colada la manteca, los trocitos que quedaban retorcidos y crujientes, eran los chicharros o chicharrones.

Estos chicharros, los traían las clientas a la panadería, y se amasaban con masa de pan, se formaban tortas y después se pintaban con huevo, se añadía mucho azúcar por encima, como sabeis del pobre cerdo se aprobecha todo, y era el sustento de la familia durante todo el invierno.

Estas tortas eran una delicia para todos, en esta zona desaparecieron, dejaron de hacerse, ya que también dejaron de hacerse las matanzas del cerdo en la casas particulares, por comodidad e incluso por exigencias sanitarias, y se perdió un día de fiesta en que toda la familia se reunía para trabajar los embutidos y otras viandas que servían de alimento a la familia durante todo el invierno.

mantecados-2

Mantecados

Ingredientes:

  1. 450 gr. de Harina
  2. 125ml. de aceite de oliva
  3. 150 gr. de azúcar
  4. 125 gr. de manteca de cerdo ibérico de El Pozo
  5. 40 gr. de almendra molida
  6. 1 huevo
  7. ½ copita de anís o unas gotas de esencia de anís

Elaboración:

  • En un bol se vierte la manteca de cerdo y el azúcar, se trabaja a mano o con robot hasta que esté el azúcar bien integrado con la manteca, añadir el huevo y el anís.
  • Seguir trabajando mientras vamos añadiendo la almendra molida y la harina tamizada hasta conseguir una masa homogénea pero no dura.
  • Espolvorear la mesa de trabajo con harina y extender la masa sobre ella con un rodillo, yo lo hago con la mano pues no he olvidado la costumbre o el método que aprendí hace muchos años y me salen todos con el mismo grosor.
  • Precalentar el horno a 180º.
  • Preparar una de las bandejas del horno limpia y sin papel ni nada sobre ella.
  • Con un cortapastas de metal cortar los mantecados y colocarlos en la bandeja, pintarlos con huevo batido y espolvorear el azúcar por encima.
  • Introducir en el horno a temperatura media durante 30 minutos.

Están riquísimos con café con leche, con vino dulce divinos y a solas de pecado, espero que os gusten.