Tag Archives: Naranja

Ensalada de Salpicón con vinagreta de naranja

Ensalada de Salpicon con vinagreta de naranja

» Ensalada de Salpicón con salsa vinagreta de naranja

La palabra Salpicón siempre la he asociado al Salpicon de Marisco, receta tipicamente mediterránea, que hemos visto toda la vida, en las barras de los muchos bares de tapeo que tenemos en cualquier pueblo o ciudad; dicen las malas lenguas? o veraces lenguas, quien sabe, que el salpicón nacio de la necesidad de aprovechar las sobras  de pescados que quedaban a diario en las cocinas de bares y restaurantes, puede ser, desde luego fue un acierto, es un entrante o tapa estupendo.

   Despues de investigar un poco en la red y consultarlo con mi marido, gran lector y gran aficionado a los autores del Siglo de Oro; encuentro datos de este plato, tan español y tan antiguo, el cual ha quedado inmortalizado en la literatura del Siglo de Oro por diferentes escritores, como Cervantes, Calderon de la Barca, Quevedo y algunos más.

   Declaro mi ignorancia sobre este tema, ya que descubro, que lo que conocemos actualmente como salpicón: en el Siglo de Oro era un plato generalmente hecho de diferentes carnes picadas (tradicionalmente era elaborado con carne de vaca: salpicón de vacay algunas veces de cerdo)  aderezado generalmente con pimienta, sal, rociado con una vinagreta de perejil, cebolletas, etc., que se comía frío.

   Existen referencias literarias en autores como Covarruvias a finales del siglo XVI que definen en su diccionario: «“la carne picada y aderezada con sal”.

Algunos como Cervantes la hacen aparecer en su Don Quijote de la Mancha, en el que al identificar los rasgos de Alonso Quijano, menciona lo que come a diario:

«Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón, las más noches, duelos y quebrantos los sábados,…»
Don Quijote de la Mancha, Cap. I, Libro I

Aparece otra referencia a este plato en la misma obra: «salpicón de vaca con cebolla» indicando la forma tradicional de servirla. Otras referencias a este plato las hace el poeta español Francisco de Quevedo en su Obra Poética

«con mondadientes en ristre y jurando de aquí yace perdiz, donde el salpicón tiene por tumba el gaznate»...

Algunos estudiososs mencionan que a finales del siglo XVIII el plato de salpicón de vaca era muy típico en las clases humildes españolas, por ser fácilmente asequible a la mayoría de la población, así lo demuestran las referencias literarias de la época.

Esta información esta en Wikipedia y la incluyo textualmente para vuestra información.

  Y paso a la receta de casa;  siempre hemos tomado salpicón pero como un aperitivo, hoy he pensado que algo tan rico quedaría muy bien como plato entrante servido como ensalada y ha sido un acierto más; he utilizado la receta Andaluza, Gambas, Langostinos y Pulpo y como no, hortalizas: cebolla, pimientos, tomates y aguacate; también he añadido cuadros de patata cocida para aumentar el volúmen de la ensalada.

   Nuestras tapas y raciones son famosas en todo el mundo, la cocina española vuelve loco a todo el que la prueba, incluyendo a los famosos actores de la más famosa todavía serie de HBO «Juego de Tronos» a los que he visto hacer declaraciones en Televisión, acerca de su estancia en nuestro País, cuando filmaron la 5ª Temporada de la serie, y todos recuerdan con satisfacción sus experiencias personales y gastronomícas en España, sobre todo en Andalucía.

    Os invito a preparar esta deliciosa ensalada y a degustarla ante el televisor viendo un capítulo de esta famosa serie, estoy enganchada a ella, me encantan esos personajes y sus historias aunque a veces sea brutal, la manera de defender sus territorios, sus castillos y su vida.  Tiene mucho realismo.

Ensalada de Salpicon con vingreta de naranja

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 patatas medianas
  • 1 pimiento verde
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 1 pepinillo agridulce grande o dos medianos
  • 8 palitos de surimi frescos (no congelados)
  • 150 gr. de gamba pequeña pelada
  • 4 langostinos grandes
  • 1/2 cebolleta tierna o en vinagre
  • 1 pata de pulpo cocido
  • 1 aguacate pequeño
  • tomates cherry al gusto
  • 6 cucharadas de aceite de aceituna arbequina
  • la piel rallada de media naranja y el zumo de media naranja

Elaboración

  1. Lavar las patatas y cocerlas cubiertas de agua unos 25 ó 30 minutos, según tamaño, pincharlas con un palillo y cuando estén cocidas, sacarlas del agua caliente, refrescarlas en el grifo y una vez frías cortarlas en cubos y reservar.
  2. Pelar el aguacate, sacarle el hueso y pasarle un poco de limón para evitar que se ponga negro por motivo de la oxidación, cortarlo en cubos como las patatas y reservar en un bol tapado con flim.
  3. Lavar y cortar en rodajas los tomates cherry y reservar.
  4. En ese momento sacamos las gambas del agua e introducimos las gambas en un recipiente con agua fría e hielo para enfriarla, con este proceso conseguimos que la carne quede más tersa y jugosa. Esperar un poco sacarlas del agua de hielo, dejarlas escurrir en un colador e ir quitando cabezas y pieles, reservar.
  5. Cortar el Surimi en rodajas, los pimientos, la cebolleta ( yo aconsejo las cebollitas que venden en vinagre)  y los pepinillos en cuadraditos y reservar.
  6. Poner en  un cazo agua y sal, a razón de 70 gr. de sal por litro de agua y se espera a que rompa a hervir.
  7. Una vez hirviendo se introducen la gambas y esperamos a que vuelva a hervir el agua otra vez.
  8. Para cocer los langostinos grandes,, utilizamos la smismas proporciones de agua y de sal que con las gambas, el proceso será poner a hervir el agua y cuando empiece a hervir añadir los Langostinos dejar hervir 3 minutos y sacat al bol de agua helada, dejar un par de minutos, sacar y pelar, reservándolos para la decoración.
  9. Si preferís servir la Ensalada de Salpicón a la manera usual debéis mezclar todos los ingredientes en un bol y salsear con la vinagreta de naranja, dejándola reposar un hora en el frigorífico para que tomen el aroma de la naranja todos los ingredientes.
  10. Si váis a servirla en copa o en un bol de servicio individual, os aconsejo utilizar un recipiente de cristal, así podremos disfrutar del colorido que tendrá nuestra ensalada de Salpicón, una vez vayamos formando capas con los ingredientes.
  11. En primer lugar la patata
  12. En segundo lugar el aguacate
  13. El tomate en rodajas encima del aguacate y en los laterales de la copa o bol, para finalizar la mezcla de salpicón, salseando todo con unas cucharadas de vinagreta  de naranja.

Vinagreta de naranja:

  1. Mezclar 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, la ralladura de media naranja y el zumo de media naranja.
  2. Batir y una vez este bien mezclado salsear el salpicón, servir y disfrutar.

Espero que este entrante os agrade y ayude a pasar mejor estos días tan calurosos.

Ensalada de Bacalao y naranja

 Ensalada de Naranja y Bacalao 002

Siempre busco  nuevas mezclas de sabor y color para mis ensaladas y el resultado puede ser infinito, tanto como permita la imaginación.  Lo que más me gusta a la hora de cocinar es buscar dentro de la gastronomía  nacional y en esta ocasión me decanto por una ensalada desconocida para mí, pero que tengo en cartera desde  hace tiempo pues sus ingredientes básicos están en mi lista de alimentos estrella, estos son las Naranjas y el  Balacao… no se quien tuvo la genial idea de juntarlos, pero el resultado es sin lugar a dudas es excelente.

Esta ensalada tiene sus orígenes en La Alpujarra, tierra andaluza por antonomasia, situada en las faldas de la ladera sur de Sierra Nevada, en las provincias de Granada y Almería.  Al situar su procedencia en una zona geográfica tan concreta creo que ha tenido que llegarnos a través de la cultura árabe por la mezcla tan singular de ingredientes;  la naranja la trajeron a Andalucía los árabes, por tanto es una fruta asequible y abundante en la zona y el bacalao, un alimento de larga duración gracias a su conserva en sal,que llevaron a los puertos de todos los países los marineros que hacían grandes travesías, sobre todo nuestros vecinos los Portugueses.

Otro argumento más en favor de  la expansión y  consumo del bacalao es que era un producto con un precio bajo y por lo tanto,  apto para el consumo de personas con pocos recursos económicos, hasta que hace unos años paso a ser articulo de lujo.

Como todas las recetas tradicionales sus variaciones pueden ser  múltiples, cada cocinera personalizara la receta según los  ingredientes y condimentos que tenga en ese momento o según el gusto personal, aunque  los ingredientes básicos siempre serán las : naranja y bacalao.

Aquí os dejo mi interpretación personal del plato, añado verdura fresca y una vinagreta de frutos secos, también el bacalao lo he desalado y marinado unas horas en AOVE para potenciar más el sabor, no lo ha cocido al microondas o en la vitroceramica; en algunas zonas de Andalucía, el bacalao lo añaden lavado para quitar la primera capa de sal, pero sin desalar en un baño de agua, lo añaden con toda su sal.  En otros lugares añaden huevo duro o aceitunas negras.

Me gusta tener  una nueva visión de las ensaladas, no siempre nos vamos a ceñir a la receta original ni vamos a servir siempre consabida ensalada de lechuga, tomate y cebolla.

Las ensaladas crudas nos aportan más vitaminas, más frescura y más hidratación y  sobre todo, consumir ensaladas en esta época del año nos ahorra tiempo y dinero ya que no hay que encender los fogones; esta ensalada tan sencilla y llamativa a la vez, os gustará  y os dejara sorprendidos por su sencillez y por su sabor.

 Ensalada de Naranja y Bacalao 001

Ingredientes para 2 personas:

  1. 2 naranjas
  2. 2 trozos de lomo de bacalao sin espinas
  3. Espinacas frescas
  4. Piñones
  5. Aceite de Oliva Virgen Extra
  6. Vinagre a la miel de La Chinata

Elaboración:

  • Desalar el bacalao una noche, sacar del agua quitar la piel y deshacer el bacalao en lascas, extenderlas en una fuente y rociar con Aceite de Oliva Virgen Extra. dejar marinar con el aceite dentro de el frigorífico y  reservar hasta montar el plato.
  • Media hora antes de servir el plato, pelar la naranja dejándola libre de la parte blanca, cortar en discos, reservando el jugo que suelten.
  • Lavar las espinacas y centrifugar para dejar la verdura libre de agua.
  • En una sartén con una cucharada de aceite, freír los piñones hasta que veáis que tienen un ligero color dorado, reservar en un bol pequeño.

Vinagreta:

  • Mezclar en un bol o biberón de cocina 6 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra, el jugo de la naranja que nos ha quedado al cortarlas (2 cucharadas más o menos) y 1 cucharada de vinagre a la miel de La Chinata.
  • Agitar el biberón para mezclar los ingredientes o batirlos en un bol.

Montaje del plato:

  1. En primer lugar colocar la rodajas de naranja en el fondo del plato, encima colocar una capa de Espinacas añadir la sal y unas gotas de aceite y de vinagre a la miel,
  2. La próxima capa es de bacalao y también añadiremos unas gotas de aceite y vinagre a la miel.
  3. En el segundo paso volvemos a colocar los ingredientes por el mismo orden que hemos citado en los pasos anteriores, coronado el plato con un poco de aceite, vinagre y los piñones fritos.

Resulta una ensalada exquisita, muy fresca

 

 

 

 

Galletitas de naranja y especias

 

  Llevo muchos días sin hacer cosas dulces, tampoco panes y ya tengo el gusanillo metido en el cuerpo que no me deja en paz,  por lo tanto me he metido en faena y ha valido la pena, el resultado muy bueno, pero muy peligroso, las galletitas están !riquisimas!  bueno, estaban, porque han desaparecido de inmediato.

Son muy sencillas de hacer, no llevan huevo, ni leche o nata, por lo tanto menos calorias.  El tiempo de elaboración, aproximadamente 30 minutos, pero quiero explicaros que yo las amase por la noche y deje la masa en el frigorifico hasta la mañana siguiente, ya que con el calor que hacese cortan mejor y no se estropean al colocarlas en la bandeja de horno.

Estas galletas se las recomiendo a mi amiga Laura, le gustaran mucho a su familia, a sus nietos sobre todo y su elaboración no le quitara mucho tiempo libre.
Espero que las probeis porque desde luego, enganchan.

INGREDIENTES:

  • 175 gr. de mantequilla fría

  • 250 gr. de harina

  • ½ cucharadita de especias, jengibre molido, canela, nuez moscada

  • La ralladura de una naranja

  • 75 gr.  de azúcar blanquilla

  • 2 cucharadas de agua fría

ELABORACIÓN:

  1. En un bol poner la harina, la mantequilla, la piel rallada de la naranja y la cucharadita de especias.
  2. Trabajar todos los ingredientes de igual manera que la masa quebrada, mezclando con los dedos hasta conseguir que quede como migas
    de pan finas.
  3. Incorporar el azúcar y el agua y seguir amasando hasta formar una bola con la masa, con todos los ingredientes bien integrados , en este paso
    se puede utilizar el robot o batidora con barillas de amasar.
  4. Formar con  la un par de rollos y envolverlos en papel film, meter en la nevera una hora.
  5. Cuando vayamos a cortar y cocer las galletas, al estar la masa esta dura por efecto del frio, solo necesitaremos un cuchillo bien afilado para
    cortar la masa en discos, que colocaremos en la bandeja, no hace falta pintarlas con huevo o clara, van al horno tal cual.
  6. Meter al horno precalentado a 200º y cocer durante 12 minutos o hasta que empiecen a coger color.
  7. Sacar del horno y con una espátula pasarlas con cuidado a una rejilla para que no se rompan y se enfríen.
  8. Coger un colador pequeñito y espolvorear con azúcar glass y cacao en polvo encima.

!Ummmm! están riquisimas, crean adicción.  Con té frio o una horchata fresquita están de muerte, espero que os gusten.

Culeca o Mona de Pascua

 
  Esta torta es la clásica Mona que se consume en toda España para el domingo de Pascua.
  En esta ocasión y en este lugar, que es el pueblo de mi marido, le llaman Culeca, por ser el pan dulce acompañado de huevos duros, con el que se celebraba la llegada de la primavera y se honraba el día 25 a San Marcos, al que se le pedía ante todo, que fuera generoso con la lluvia, para que las cosechas dieran el fruto necesario para hacer la vida más feliz y tranquila.
  En la época de nuestros abuelos,  había que alimentar muchas bocas en cada casa y se dependía de la generosidad de la tierra.   Los trabajos eran mucho más duros que ahora y en tierras de secano la lluvia es muy necesaria, para mantener la economía de cada familia.  De esa necesidad surge la tradición de las rogativas a San Marcos. 
  Hace tiempo estas tierras dejaron de ser zona de secano pero la tradición de las rogativas se sigue manteniendo, el objetivo de las mismas ya no es pedir lluvia.  Sino darnos un buen homenaje, disfrutando de la compañia de familia, amigos, comida y la música.
 Comida que nos tiene ocupados hasta el mediodía, despues hay juegos para niños y mayores y por la tarde se celebra un encierro de vaquillas para diversión de vecinos y forasteros.  Los encierros son espectaculos muy arraigados en todo el valle del Ebro incluyendo a los pueblos de La Rioja y Navarra.

  En el grupo de familia con quien nos reunimos, todos llevamos la comida que nos apetece, pero luego en la mesa compartimos lo que llevamos.  Pongo parte de la mesa, faltaban los dulces y el café, es un día fantastico, muy divertido, día muy especial en el que me reencuentro con compañeras de colegio, con tías y primas, de encuentro con amigos que hace tiempo que no ves, un día feliz.
   

INGREDIENTES:
Masa de arranque
  1. 35ml. de leche
  2. 65 gr de harina
  3. 1 cucharadita de Azúcar
  4. 5 gr. de levadura
Masa final:
  1. 30 ml. de leche
  2. 35 gr. de mantequilla
  3. 1 huevo grande
  4. 60 gr. de azúcar, glass o molido en la batidora
  5. 10 gr. de levadura fresca.
  6. Ralladura de una naranja
  7. 10 ml. de agua de azahar.
  8. 225 gr. de harina.
  9. Una pizca de sal
ELABORACIÓN:
  • Preparar el prefermento, mezclamos la leche tibia con la levadura y añadimos la harina, mezclamos bien y formamos una bola con la masa le hacemos un corte con una cuchilla en forma de cruz.
  • Llenamos un bol con agua templada y metemos dentro la bola de masa, esta caerá al fondo, pasados 10 minutos, cuando la masa suba a la superficie ya podemos empezar a hacer la masa de la Culeca o Mona en la  máquina .
  • Hay que poner en la cubeta de la panificadora la masa madre, el huevo batido, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la leche la ralladura de naranja y el agua de azahar.
  • (Este último ingrediente, para mi es indispensable en este tipo de masas, me encanta su aroma y sabor, lo utilizo  muy a menudo en los brioches.)
  • Programo la panificadora en el número 7, con un amasado de 15 minutos, cuando ya empiezan a mezclarse estos ingredientes, añado la harina y cuando lleva diez minutos de trabajo añado la levadura  desmenuzada.
  • Una vez terminado el amasado, la dejo reposar diez minutos dentro de la cubeta de la panificadora, para aprovechar el calor residual de la maquina, de esta manera se acelera el primer proceso de levado de la masa.
  • Sacar la masa, aplastarla para sacar el gas que tiene y darle forma redonda.
  • Colocar el huevo duro en el centro y con dos tiritas de masa adornar y sujetar el huevo para que no se mueva.
  • Tapar con un paño blanco de algodón y dejar que la masa doble su volumen.
  • Pintar con huevo batido y poner azúcar por encima, también se puede adornar con azucares de colores, queda más alegre y vistosa y está riquisimaaaaaaa.  
  •  Si mirais bien la foto, vereis que la masa crecio tanto que casi hay que adivinar que el huevo esta escondido en el centro de la torta o Culeca.