Tag Archives: Navarra

Cardos con Foie


Cardos con Foie (2)

Un plato tradicional de la Nochebuena en todo el país diría  yo,  que es el cardo, lo más clásico es con salsa de almendras pero cansada siempre de la misma salsa quería buscar una salsa diferente y dio la casualidad de que en una clase de cocina  de hace muchos años, se hablo del cardo y de la receta del Restaurante Zalacaín de Madrid.

Me gusto  tanto que al día siguiente ya estaba yo probandola, le cogí tal gusto que hasta hoy, ya no hago otra en Navidad, el resto del invierno los sigo haciendo con la salsa de almendras pero añado pasas que me encantan.

El cardo ya fué apreciado por Griegos, Egipcios, Cartagineses y Romanos, se descubrió que ya lo conocían los habitantes de Sicilia y otras islas griegas y del Mediterráneo, se cree que había llegado del Norte de África donde actualmente en el Magreb, aún se utiliza para acompañar el cuscús de verduras.

Su consumo se extendió por toda Europa llegando a ser considerada en Alemania una especie exótica, pero a la vez su consumo es algo muy habitual en este país. También se consumía en Inglaterra, se sabe que fue uno de los alimentos favoritos de uno de sus Reyes más famoso, Enrique VIII de Inglaterra.

El salto a Sudamérica llego con la conquista de los españoles cuando llegaron a territorios Argentinos y una vez que la planta se asentó en tierras de La Pampa, extender su cultivo a otros países fue cosa de poco tiempo .

Es un producto estacional se consume en otoño e  invierno, su siembra y crecimiento es laborioso y largo.  Para conseguir ese color blanco sinónimo de calidad, hay que tapar con tierra durante su crecimiento las plantas, estas  pueden llegar a medir hasta 3 metros, el motivo no es otro que evitar que la luz solar de lleno a la planta, esto haría que el cardo se volviera de color verde lo que origina que su sabor sea muy amargo y otro motivo de esta practica de cultivo es que la tierra evita que el viento fuerte tumbe las plantas al suelo.

Actualmente las planta se van tapando según van creciendo con plásticos, el trabajo resulta más sencillo y se consigue una planta sin tierra ni impurezas pues hoy en día nos gusta ir al mercado y encontrar las verduras limpias y con un nivel de higiene mucho más alto que hace 30 años por ejemplo.

En Zaragoza son famosos los de la huerta de Cadrete localidad Zaragozana a las orillas del rio Huerva, como no también  son muy famosos los Cardos de Navarra, en concreto los de Tudela.

Quiero citar una variante o clase de cardo que es el cardo rojo, es especial para consumir en ensaladas, es muy apreciado y su  producción se centra en la población de Ágreda en la provincia de Soria.

Un consejo:

Si el cardo es blanco o rojo solo necesitará un lavado con agua y limón, pero si el cardo tiene el color verde subido os recomiendo que al añadir el cardo al agua hirviendo, cuando esta agua vuelva a hervir, lo mejor es tirarla  y cambiarla por otra limpia.

Mi experiencia es que hay que comprar solo cardo blanco y si os regalan un cardo verde no lo desdeñéis, con 10 minutos de lavado en agua acidulada es más que suficiente para que luego no amarguen, pues a más tiempo de remojado pierden vitaminas.

Para otra ocasión dejo las muchas recetas que hay repartidas por la Geografía española.

Cardos con Foie

Vamos con la receta

Ingredientes para 2 personas:

  1. 500 gr. de Cardo blanco
  2. 1 Limón
  3. 1 cucharada de harina
  4. 1 cucharada de aceite de oliva
  5. 1 Puerro
  6. 2 chalotas
  7. 2 cucharadas de harina
  8. Caldo de la cocción del Cardo
  9. Sal y Pimienta blanca
  10. 100 gr. de pasas
  11. 200 gr. de foie micuit
  12. 50 gr. de mantequilla con sal

Elaboración:

  • En primer lugar preparar un bol con abundante agua fría y zumo de medio limón
  • Pelar el cardo, limpiando los costados para eliminar los pinchitos que tiene y despues quitar las hebras que tiene a lo largo de la penca, igual que si estuvierais limpiando acelgas e ir añadiéndolo inmediatamente al agua fría para evitar que se oscurezca,  recordar debe quedarnos  muy blanco.
  • Poner una olla al fuego y añadir al agua una mezcla que habremos hecho con una cucharada de harina y otra cucharada de aceite de oliva más la sal, esto tambien ayuda a conseguir un cardo más blanco, cocer 15 minutos y pinchar; cocer hasta que esté tierno.
  • Sacar de la olla y escurrir el exceso de agua sin tirarla, hay que reservarla para hacer la salsa.
  • Cortar en brunoise el puerro y las 2 chalotas, añadir la mantequilla (si se prefiere puede hacerse  con aceite de oliva) y pochar la verdura.  Cuando estépochada añadir 2 cucharadas de harina para hacer un roux, cuando tengamos la harina tostada ligeramente, añadir caldo de la cocción de los cardos poco a poco, hay que medir el espesor de la salsa a gusto de cada uno.
  • Añadir las pasas y los cardos, remover en la salsa y dejar cocer 2 minutos más.
  • Añadir a la sarten de los cardos la mitad del foie micuit y remover hasta que el foie se disuelva en la salsa y quede una salsa ligada y aterciopelada, con un grado de espesor medio.
  • Al tiempo de servir los cardos calientes ( sobre todo deben estar calientes) añadir el resto del foie cortado en un trozo en cada plato, justo en el momento de servirlos, para que el calor disuelva poco a poco el foie en la mesa delante del comensal.

Es una receta al menos para mí, nada complicada y exquisita, muy apropiada para servirla en Navidad.

Espero que os guste así es como yo la recuerdo y así es como la hago cada Navidad y algún día más del invierno.

 

 

 

 

 

Culeca o Mona de Pascua

 
  Esta torta es la clásica Mona que se consume en toda España para el domingo de Pascua.
  En esta ocasión y en este lugar, que es el pueblo de mi marido, le llaman Culeca, por ser el pan dulce acompañado de huevos duros, con el que se celebraba la llegada de la primavera y se honraba el día 25 a San Marcos, al que se le pedía ante todo, que fuera generoso con la lluvia, para que las cosechas dieran el fruto necesario para hacer la vida más feliz y tranquila.
  En la época de nuestros abuelos,  había que alimentar muchas bocas en cada casa y se dependía de la generosidad de la tierra.   Los trabajos eran mucho más duros que ahora y en tierras de secano la lluvia es muy necesaria, para mantener la economía de cada familia.  De esa necesidad surge la tradición de las rogativas a San Marcos. 
  Hace tiempo estas tierras dejaron de ser zona de secano pero la tradición de las rogativas se sigue manteniendo, el objetivo de las mismas ya no es pedir lluvia.  Sino darnos un buen homenaje, disfrutando de la compañia de familia, amigos, comida y la música.
 Comida que nos tiene ocupados hasta el mediodía, despues hay juegos para niños y mayores y por la tarde se celebra un encierro de vaquillas para diversión de vecinos y forasteros.  Los encierros son espectaculos muy arraigados en todo el valle del Ebro incluyendo a los pueblos de La Rioja y Navarra.

  En el grupo de familia con quien nos reunimos, todos llevamos la comida que nos apetece, pero luego en la mesa compartimos lo que llevamos.  Pongo parte de la mesa, faltaban los dulces y el café, es un día fantastico, muy divertido, día muy especial en el que me reencuentro con compañeras de colegio, con tías y primas, de encuentro con amigos que hace tiempo que no ves, un día feliz.
   

INGREDIENTES:
Masa de arranque
  1. 35ml. de leche
  2. 65 gr de harina
  3. 1 cucharadita de Azúcar
  4. 5 gr. de levadura
Masa final:
  1. 30 ml. de leche
  2. 35 gr. de mantequilla
  3. 1 huevo grande
  4. 60 gr. de azúcar, glass o molido en la batidora
  5. 10 gr. de levadura fresca.
  6. Ralladura de una naranja
  7. 10 ml. de agua de azahar.
  8. 225 gr. de harina.
  9. Una pizca de sal
ELABORACIÓN:
  • Preparar el prefermento, mezclamos la leche tibia con la levadura y añadimos la harina, mezclamos bien y formamos una bola con la masa le hacemos un corte con una cuchilla en forma de cruz.
  • Llenamos un bol con agua templada y metemos dentro la bola de masa, esta caerá al fondo, pasados 10 minutos, cuando la masa suba a la superficie ya podemos empezar a hacer la masa de la Culeca o Mona en la  máquina .
  • Hay que poner en la cubeta de la panificadora la masa madre, el huevo batido, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la leche la ralladura de naranja y el agua de azahar.
  • (Este último ingrediente, para mi es indispensable en este tipo de masas, me encanta su aroma y sabor, lo utilizo  muy a menudo en los brioches.)
  • Programo la panificadora en el número 7, con un amasado de 15 minutos, cuando ya empiezan a mezclarse estos ingredientes, añado la harina y cuando lleva diez minutos de trabajo añado la levadura  desmenuzada.
  • Una vez terminado el amasado, la dejo reposar diez minutos dentro de la cubeta de la panificadora, para aprovechar el calor residual de la maquina, de esta manera se acelera el primer proceso de levado de la masa.
  • Sacar la masa, aplastarla para sacar el gas que tiene y darle forma redonda.
  • Colocar el huevo duro en el centro y con dos tiritas de masa adornar y sujetar el huevo para que no se mueva.
  • Tapar con un paño blanco de algodón y dejar que la masa doble su volumen.
  • Pintar con huevo batido y poner azúcar por encima, también se puede adornar con azucares de colores, queda más alegre y vistosa y está riquisimaaaaaaa.  
  •  Si mirais bien la foto, vereis que la masa crecio tanto que casi hay que adivinar que el huevo esta escondido en el centro de la torta o Culeca.

Borrajas con almejas

Hay una verdura que se identifica solamente con Aragón,aunque también se produce y se consume en Navarra y La Rioja, en la ribera del Ebro; esta es la Borraja, por eso quiero dejar en este blog una receta tan nuestra como las Borrajas con almejas.

En el resto de España es desconocida y tengo noticias de que en Madrid se vende como producto exclusivo de Navarra, pero es en nuestra tierra donde se da su mayor producción y consumo, alcanzando el 90% de la producción.

Fue en la escuela agraria de Movera donde se mejoro la planta, ya que la borraja rastrera es una planta más irregular y con mucha pelusilla y en la escuela de Movera, consiguieron una planta con tallos más largos y menos pelusilla y el resultado fue del agrado de los consumidores.

Su limpieza puede parecer complicada pero no es así, solamente se necesita un cuchillo tamaño puntilla y un poco de paciencia para quitar los filamentos exteriores y cortarla en bastones.

En el año 1988 Manuel Berbegal dueño el restaurante Gayarre, gran amante de las verduras de nuestra huerta y sobre todo de la borraja, junto a su jefe de cocina Miguel Ángel Revuelto crean este plato, una conjunción de productos que aunque parezca rara resulto perfecta, tanto es así, que dicho plato sigue vigente en muchos restaurantes de fama y sobre todo, sigue en la carta del Gayarre, uno de los restaurantes más refutados de la ciudad, por su magnífica cocina, por su situación privilegiada ya que es un chalet rodeado de jardines y esta situado en la carretera del Aeropuerto, si visitáis Zaragoza, os recomiendo que no dejéis de pasar por el.

Este plato en sí, es un homenaje a todos los buenos productos que se cultivan aquí en el valle el Ebro.

Los ingredientes de la receta son de la tierra, son aragoneses cien por cien, ya que en el Somontano de Huesca se cosecha un arroz de mucha calidad, de la marca Brazal y es el que yo uso siempre en mi cocina, la borraja, el aceite del bajo Aragón de clase Empeltre y cebolla dulce de Fuentes de Ebro.

 Las almejas son de Galicia, a cada uno lo suyo.

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:

  1. Arroz bomba marca Brazal del Somontano de Huesca
  2. Borrraja
  3. Almejas
  4. Cebolla dulce de Fuentes de Ebro
  5. 2 ajos tiernos
  6. ¼ de pimiento verde
  7. Perejil
  8. Aceite de oliva virgen extra del bajo Aragón
  9. ½ litro de fume de pescado
  10. En esta ocasión el fumé lo hice con cabeza y espina de merluza y galeras.

ELABORACIÓN:

  • Limpiar la borraja y cortarla en bastones, lavarla dejarla en agua fría.
  • Lavar en agua con sal las almejas y reservar.
  • Cortar en brunoise la cebolla, los ajos y el pimiento verde.
  • Rehogar en aceite de oliva V.E. las verduras, cuando están pochadas, añadir 2 cucharadas de harina, removerla bien y añadir el fume de pescado, el arroz y las borrajas.
  • Cocer 10 minutos, añadir las almejas, el perejil y la sal.
  • El tiempo de cocción del arroz será de 18 minutos en total.
  • Debe quedar caldoso por lo tanto es mejor preparar más cantidad de fume de la que indico al principio, por si se ha de añadir más cantidad.

Recomiendo que lo hagáis, estoy segura que os gustara mucho.