Tag Archives: Romero

Pan de queso, aceitunas y tomates secos de Caspe

Hace ya más de un mes, Irmina, nuestra querida y experta pastelera de El zurrón de los postres, organizo un concurso sobre la nueva colección de fasciculos que ha sacado al mercado Planeta DeAgostini, en el cual solo había que hacer un comentario y tuve la suerte de conseguir el 2º premio, que consistió, en los dos primeros fasciculos de la colección Delicias al horno, los cuales van acompañados de un molde rectangular de silicona de 900 gr. y 6 capsulas para magdalenas.

También quiero dar las gracias a Planeta DeAgostini porque su regalo ya está en mis manos desde hace unos días. Me ha gustado tanto el molde del pan, que no he podido esperar ha hacerle la foto antes de usarlo, para que vierais lo bonito que es.   Dicho molde, ya lo he utilizado dos veces: la primera para hacer el bizcocho de limón que viene en el 2º fasciculo y hoy lo he utilizado por segunda vez, para hacer el Pan de queso y aceitunas con tomates secos de Caspe.

Este mes he participado por primera vez en El recetario Mañoso con una Focaccia de tomate seco de Caspe con tomillo y romero y el hecho de utilizar los tomates secos me ha animado a cambiar estos por el pimiento asado que incluía la receta que hoy veis aquí como ingrediente, el resultado muy satisfactorio, pero el cambio lo dejo a vuestra elección.

Ingredientes:

  1. 75 gr. de aceitunas rellenas de anchoa
  2. 75 gr. de tomate seco de Caspe (la receta indica Pimiento morrón)
  3. 1 cucharadita de tomillo picado
  4. 1 cucharadita de cebollino picado
  5. 1 cucharadita de romero picado (la receta no lo lleva)
  6. 80 gr. de queso Parmiggiano  ( la receta indica 125 gr.)
  7.  500 gr de harina (la receta indica 350 gr de harina)
  8. 9 gr. de levadura fresca ( 2 cucharaditas de levadura seca)
  9. 1/2 cucharadita de bicarbonato
  10. 1 y 1/2 cucharadita de sal y pimienta negra
  11. 1 cucharadita de mostaza Maille (la receta indica la misma cantidad de mostaza seca)
  12. 2 huevos grandes batidos
  13. 3 cucharadas de aceite de oliva
  14. 125 ml de suero de leche
  15. 125 gr. de yogurt natural  (en la receta la cantidad es de 300 ml de suero de leche)

Para el glaseado final 

  1. 1 huevo batido
  2. Ramitas de tomillo ( según la receta se pueden añadir tiras de pimiento morrón) 
  3. Sal Maldon

Utensilios

1 molde rectangular de 900 gr.

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 180º. Untar el molde con mantequilla y espolvorear con harina, reservar
  • Picar las aceitunas, los tomates secos, el tomillo, el cebollino, rallar el queso, reservar.
  • Batir los huevos en un recipiente junto junto al suero de leche, el yogurt y el aceite de oliva, añadir la mostaza, la sal, la pimienta y remover.
  • Añadir al batido las aceitunas picadas, los tomates secos, el tomillo, el cebollino, el romero y el queso.
  • Tamizar la harina con el bicarbonato sobre un cuenco grande, hacer un volcán con la harina y añadir la levadura disuelta en un poco de leche y el resto de ingredientes.
  • Remover hasta conseguir una masa trabada pero algo pegajosa.
  • Extender la mezcla en el molde de hornear, alisar con una cuchara la parte superior, pintar con el huevo batido, añadir unas ramitas de tomillo y sal Maldon (en caso de usar pimiento morrón puede adornarse el pan con unas tiras de pimiento)
  • Hornear 40-45 minutos, en caso de que tome demasiado color, tapar con papel de horno.
  • Para saber si está bien cocido probar a clavar una brocheta en el centro, si es así, la brocheta saldrá limpia, 
  • Dejar el pan en el molde durante 10 minutos y después colocarlo en una rejilla para que enfríe  Cortar en rebanadas y servir
Esta es mi interpretación particular de la receta que viene en el fasciculo nº 2 de Delicias al horno.
Como se puede apreciar, he puesto entre paréntesis las medidas de la receta del fasciculo, yo he necesitado más harina, por el tamaño de los huevos que eran muy grandes y por la harina que he utilizado, ya que no todas reacionan igual con la misma cantidad de ingredientes húmedos.

Lo que sí afirmo es que !esta riquísimo! y no creo que llegue a ponerse duro, al menos en mi casa desaparecerá muy rápidamente,  estoy segura que sorprenderéis a vuestro comensales con este pan y será un éxito en vuestra mesa.

 

 

 

 

Focaccia con tomates secos de Caspe, romero y tomillo

 

La receta de hoy es uno de mis panes favoritos, la Focaccia, en esta ocasión enriquecida con tomates secos hidratados en aceite del bajo Aragón y romero y tomillo del monte del Castellar, más aragonés imposible.

La razón de esta receta es que quiero participar en el recetario mañoso por primera vez y con una de mis recetas favoritas, el pan.

Aunque la comida del domingo estaba presidida por una buena paella con ensalada y no se come mucho pan, hice esta Focaccia de tomates secos de Caspe, para ir picando antes de comer, ya que por si sola esta estupenda, llena de sabores muy nuestros.

 

Ingredientes:

  1. 450 gr. de harina de fuerza de Harimsa
  2. 2 cucharadas de levadura seca rápida
  3. 4 cucharadas de aceite de oliva V.E. Arboleda
  4. 1 cucharadita de hojas de romero frescas y picadas
  5. 1 cuharada de tomillo fresco y picado
  6. 3 tomates secos de Caspe hidratados y conservados en aceite
  7. 250 ml. ó 300 ml. de agua tibia
  8. sal marina

Salmuera para glasear la focaccia:

  1. 2 partes de agua por una de aceite
  2. Sal marina, una pizca
  3. 2 tomates secos en trocitos
  4. Sal Maldon

En un vaso o tazón mezclar y batir el agua con el aceite y la pizca de sal, reservar para pintar la focaccia cuando esté a media cocción y al final.
Elaboración:

  • En un bol poner la harina cernida junto a las hierbas picadas, el aceite, la sal y la levadura seca(sin mezclarse con la sal)
  • Añadir el agua poco a poco y mezclar con una cuchara o con batidora de varillas amasadoras hasta conseguir una pasta suave.
  • Sacar la masa del bol extenderla con las manos y añadir los tomates secos cortados en trocitos, doblar la masa y trabajarla durante 10 minutos en la encimera.
  • Una vez tengamos la masa, bolearla y dejarla reposar en un bol untado de aceite, tapada con un paño de algodón húmedo hasta que doble su volumen, aproximadamente 1 hora.
  • Poner nuevamente la masa en la encimera, desgasificarla y con un rodillo o los cantos de las manos, aplanarla hasta dar la forma deseada.
  • Pasarla a una bandeja de horno previamente engrasada con unas gotas de aceite.
  • Hacer unos hoyos en la masa con los dedos, pintarla con la salmuera y añadir la sal Maldon y unas hojitas de romero, tomillo y mas tomate seco troceado.
  • Tapar con un papel film y dejar en un rincón de la cocina donde no haya corrientes de aire, hasta que doble su volumen.
  • Precalentar el horno a 180º y meter la focaccia, durante 25 minutos, a media cocción pasar la brocha con la salmuera por encima y repetir esta acción antes de sacarla del horno.
  • Pasarla a la rejilla del horno y dejar 3 minutos dentro con horno apagado, el calor residual hace que quede más crujiente

Consejos:

Los tiempos de horno son los que me valen a mí, cada uno debe adaptarlos a su horno y al grado de tostado que más le guste.

Este pan es mejor consumirlo en el día, pero si os sobra lo mejor es meter al congelador. Al día siguiente, dejarla a temperatura ambiente y descongelara sola, está igual de buena que el día anterior.

Muy rica, en casa se come más, sola, que acompañando cualquier comida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conejo con setas al aroma de tomillo y romero

 

Conejo con setas al aroma de tomillo y romero.

Ya estamos terminando el otoño y a las puertas del duro invierno y lo que apetece en la cocina son platos guisados y más condimentados por eso de aportar más calorías al cuerpo; también es tiempo de setas, frutos secos, que con hierbas aromáticas, todo ello como acompañamiento de cualquier carne nos proporcionara un plato contundente y lleno de sabores que disfrutaremos a tope para cargar pilas y afrontar los cambios de tiempo que esta época del año nos trae.

Tengo muchas recetas de conejo que a lo largo de los años he ido elaborando y que voy a ir colocando en el blog poco a poco. Esta es una carne muy apreciada por aquí, pues estaba presente en los montes cercanos y en las pequeñas granjas que había en cada casa de mi pueblo y que eran la base de la alimentación de cada familia, junto con gallinas, pollos y cerdos.

El tomillo también es traído y posteriormente secado y guardado en un frasco, del monte cercano a mi pueblo.

Cuando se vive lejos del mar la dieta es eminentemente carnívora  siempre acompañada de verduras, hortalizas y frutas endémicas de la zona en la que se vive.  Eso cambio ya hace muchos años desde que se propago el cultivo de verduras etc. en invernaderos y así podemos disfrutar todo el año de más variedad de vegetales.

 

INGREDIENTES:

  1. 1 conejo cortado en trozos medianos
  2. chalotas o cebollita francesa
  3. 250 gr. de setas variadas, Champiñón, Níscalo,Seta de cardo etc..
  4. 1 tomate grande pelado y sin pepitas, triturado
  5. 2 zanahoria
  6. Aceite de oliva V.E.
  7. Sal, pimienta negra
  8. 1 bouquet garnie (laurel, tomillo, romero)
  9. 1 copita de brandy
  10. 2 cucharadas de harina

PICADA:

  1. 6 almendras, una cucharadita de piñones
  2. 1 rebanada de pan frito

ELABORACIÓN:

  • Limpiar la zanahoria y cortarla en rodajas gorditas.
  • Limpiar las setas y trocearlas.
  • Para facilitarnos la tarea de pelar las cebolletas, poner un cazo con agua a hervir, añadir las cebolletas  dejarlas dentro un minuto.
  • Retirar el cazo del fuego y cuando estén tibias peladlas.                                                                                                                                                                                                                                                  Salpimentar los trozos de conejo y envolverlos ligeramente en harina, poner aceite de oliva en una sartén, freír y dejar que cojan un color doradito, a fuego no muy alto, pues hay que evitar que el aceite se queme ya que lo aprovecharemos para freír las setas y el resto de los vegetales .
  • Retirar los trozos de conejo a un plato y añadir a la sartén las cebollitas , la zanahoria y las setas rehogar  unos minutos.
  • Añadir el tomate triturado,seguir rehogando unos minutos más y añadir la copita de vino de brandy y dejar evaporar el alcohol.
  • Añadir el ramillete de hierbas aromáticas y rectificar de  sal y pimienta si hace falta.
  • Freír la rebanada de pan y las almendras y piñones, sacar de la sartén a un mortero, majarlo todo junto, añadir 250 ml. de agua caliente removerlo bien y añadirlo a la cazuela donde hemos puesto el conejo con el sofrito de verdura y setas .
  • Tapar y cocer a fuego bajo 40 minutos, removiendo de vez en cuando y si es necesario añadir más liquido a la cazuela, poco a poco.
  • El conejo debe estar muy tierno y la salsa reducida y con cuerpo.

Acompañarlo de  un buen vino tinto de la tierra y !QUE APROVECHE! os parecerá estar comiendo en el monte absorbiendo esos olores y sabores.

Conejo escabechado

 

El conejo escabechado es una receta muy común en muchas otras páginas web, porque esta en el recetario español de todas las comunidades autónomas de este país  era y es, una de las mejores maneras de conservar algunas piezas de caza, junto a las terrinas o embutidos.  Hay pueblos y restaurantes que es su especialidad, aunque ya no son conejos cazados en el monte, si no criados en granjas debido a la gran demanda de esta carne tierna y blanca.

La forma de elaborar la receta de hoy es al estilo que tenían mi madre y otras tías  amigas etc.. el más conocido y el más popular en todas las cocinas, pero hay un pueblo en la provincia de Zaragoza el cual es famoso por que el proceso para elaborar esta receta es diferente pero con unos resultados exquisitos, eso lo dejaré para una próxima receta.

Además de la acidez del vinagre de Jerez  lo que me encanta de esta receta es el sabor y el aroma a las hierbas de monte que lo acompañan, me recuerda a los olores del monte del Castellar, plagado de romero y tomillo donde tenemos a nuestra patrona en su ermita  pero desgraciadamente es un lugar al que no se puede acceder cuando uno quiere, hace unos años se convirtió en campo de maniobras de la  OTAN.

Lugar cargado de historia.   Todavía quedan las ruinas del castillo que  se levanto como fortaleza en el año 1080 en lo alto del monte, ante la confluencia del río Jalón con el río Ebro.

En el año 1091 se le concedió la carta de pueblo  ya que a su cobijo, se acogió una población numerosa; en el año 1111 fue prisión para la reina Doña Urraca, reina de Castilla y León, esposa de  ALfonso I el Batallador fue el mismo rey quien la recluyo tras sus muros por cuestiones de poder y sucesión.   Fue rescatada por sus fieles vasallos los gallegos,  tras ese acontecimiento el rey enfermó y murió sin descendencia, dando lugar a unos hechos y a una  época apasionante y muy interesante de la historia de Aragón y del resto de España.

Espero no aburriros con estas informaciones, pues este blog se trata de recetas de cocina, pero a veces mi imaginación se va dispersando hacia otros derroteros que directa o indirectamente tienen algo que ver con el tema principal.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

1 Conejo

2 zanahorias

1 cebolla

1 ramillete de hierbas aromáticas( laurel, romero, tomillo)

4 dientes de ajo sin pelar

1/2 l. de aceite de oliva virgen extra

125 ml. de vino blanco

125 ml. de vinagre de Jerez

sal, pimienta negra en granos

agua la suficiente para cubrir el guiso.

ELABORACIÓN:

Cortar el conejo en trozos no muy grandes, salpimentar y poner en una sarten a fuego vivo y freír  cuando estén dorados , retirarlos a una fuente y reservarlos.

En la misma sartén o cazuela que hemos frito el conejo, sofreiremos la cebolla, la zanahoria, y los dientes de ajos enteros y sin pelar.

Una vez sofrita la verdura, añadimos el laurel, el romero y el tomillo más  los granos de pimienta.

Cuando tengamos la cebolla y la zanahoria pochadas añadimos el vino blancos  el vinagre.

Ponemos los trozos de conejo en la cazuela, los cubrimos de agua, tapamos y dejamos a fuego suave 40 minutos.

Este guiso hay que dejarlo reposar 24 horas mínimo para que la carne adquiera todo el sabor del vinagre y de las hierbas aromáticas.

La cantidad de vinagre que pongo es menor de la que he visto poner a tías o amigas, pues en casa a la mayoría no le gusta que el guiso este demasiado fuerte.

Si el conejo queréis guardarlo más días, se puede poner en botes con cierre hermético y guardarlo más tiempo.

Espero que os guste y que lo disfrutéis  hay quien dice que es plato de invierno. Sinceramente creo que es un plato para disfrutarlo cualquier día del año.

 

 

Focaccia de tomate y cebolla

 

  En las comidas familiares siempre me gusta hacer yo el pan,  por eso hoy he preparado un asado de costillas de cerdo con patatas y de paso he utilizado el horno para dos cosas a la vez, al asado y esa focaccia de tomate y cebolla, así que mi cocina hoy olía a gloria.

  Esta receta es del libro 365 recetas de pan, de Anne Sheasby, libro que me encanta porque hay panes de todas clases, colores y sabores. 
  En este libro hay un apartado especial “Panes para panificadoras” en el cual los ingredientesson exactos para el amasado en máquina, el resto de recetas, las recetas  elaboradas a mano, algunas  llevan indicaciones o modificaciones, por si algún lector o lectora decide amasarlas en la panificadora, todo un detalle de la escritora.
  Una de las recetas que hago habitualmente y que está en este blog, son los panecillos de chapata al romero, que ya puse con unas hamburguesas y que están muy ricos.
  La focaccia de hoy ha salido estupenda, como podéis ver en la foto ha salido bien alta o gordita, la miga esponjosa pero la capa superior o corteza estaba crujiente.  A quien le guste más delgada puede utilizar un molde más grande o bien dividir la masa para dos moldes medianos.

  1. INGREDIENTES:
  2. 500 gr. de harina de fuerza
  3. 325 ml. de agua
  4. 1 cucharadita de azúcar
  5. 1 cucharadita de sal
  6. 3 cucharadas de aceite de Oliva Virgen Extra
  7. 1 cucharadita de café de levadura seca rápida Vahine
  8. 2 tomates medianos
  9. 1 cebollita tierna
PARA GLASEAR LA FOCACCIA:
3 cucharadas de agua y una de aceite con una pizca de sal, batirlo y pintar con un pincel.
ELABORACIÓN:
  • En la cubeta de la panificadora,pongo en primer lugar el agua y el aceite.
  • Pongo el azúcar en una esquina de la cubeta y en el lado opuesto pongo la sal.
  • Añado la harina y en el centro de la harina hago un hueco para poner allí la levadura seca.
  • Pongo el programa nº 7 con un amasado de 15 minutos, cuando termina mirar que no haya quedado la masa demasiado blanda en cuyo caso añadiréis un puñadito más  de  harina.   Vuelvo al programa nº 7 y lo dejo amasar 10 minutos más.
  • Parar la maquina, dejar la masa dentro hasta que doble de volumen, sacar y desgasificar la masa formando un pan plano. 
  •  He utilizado toda la masa para un molde de 30×30  ctms.
  • Si os gusta más podéis dividir la masa en dos y utilizar dos moldes redondos de unos 16 cm. de diámetro, aplanar la masa con un rodillo a una altura de 2,5 cm. de grosor, colocar en los moldes o bandejas y dejar tapado fuera de corrientes de aire hasta que doble su volumen.
  • Precalentar el horno a 200º y pintar los panes con el preparado para glasearlos, colocar encima las rodajas de tomate y los aros de cebolla y espolvorear con albahaca seca, meter al horno.
  • Hornear unos 25 minutos o hasta que veáis que ya está cocida, pinchando con una brocheta para saber si la miga está  cocida.
  • Sacar del horno y colocar en una rejilla, cortar en porciones y servir templada.
¡Muy rica!  La receta original lleva tomates secos cortados en trocitos, pero a mí me gusta hacer y probar otras cosas.